Para tener plantas sanas y buenas cosechas, la clave está en la calidad de las semillas. Aunque es obvio que una correcta fertilización/riego y una buena iluminación también afectan a la salud y potencial de producción de tus plantas, comenzar un cultivo con una genética de primera calidad es igual de importante, o incluso más. Pero, ¿cómo se distinguen exactamente las semillas de marihuana de calidad del resto? En este artículo te mostraremos exactamente cómo detectar semillas de marihuana de alta calidad, evitar las que no son viables y comenzar tu cultivo correctamente.

Apariencia y sensación: comprueba el color, tamaño y forma de tus semillas

A diferencia de otros cultivos agrícolas (como el de verduras, frutas o cereales), la marihuana no se ha sometido a técnicas de cría rigurosas para garantizar cosechas estables. Esto significa que a veces se siembra un paquete de semillas técnicamente etiquetadas como la misma "variedad", pero puede que den lugar a plantas con un aspecto muy diferente. También significa que las semillas individuales que compras en un banco de semillas pueden variar en apariencia.

El hecho de que las semillas de marihuana puedan tener distinto aspecto ha hecho que algunos cultivadores piensen que el tamaño, la forma o el color de una semilla dicta su calidad.

Nosotros no consideramos que el tamaño o la forma de una semilla sean signos de su calidad. Algunas variedades simplemente producen semillas más pequeñas que otras y, a veces, la misma planta puede producir semillas de diferentes tamaños y formas. Nunca descartes una semilla solo porque es más pequeña o diferente a otra.

Por otro lado, el color y la textura de una semilla pueden darte más información sobre su madurez y potencial para germinar o convertirse en una plántula saludable.

Semillas De Cannabis Germinadas

Las semillas de marihuana maduras suelen tener una cáscara exterior dura que puede variar en color, desde muy oscuro (o casi negro) hasta un gris muy claro, e incluso pueden tener rayas. También deberías poder presionar firmemente estas semillas entre los dedos sin que se rompan.

Las semillas de marihuana sin madurar, por otro lado, suelen ser verdes y tienen una cáscara exterior suave que se rompe cuando aplicamos cualquier tipo de presión.

Ten en cuenta que el simple proceso de envasado y almacenamiento de las semillas de marihuana también puede afectar a su apariencia. Los cambios bruscos de humedad, temperatura o exposición a la luz pueden hacer que algunas semillas parezcan más oscuras o más claras que otras, pero en realidad no afecta a su calidad.

Recuerda, al igual que los animales y otros seres vivos, las semillas de marihuana son biológicamente diferentes entre ellas (incluso si técnicamente son la misma variedad) y, por lo tanto, mostrarán características físicas diferentes. No dejes que estas diferencias naturales te engañen y te hagan pensar que una semilla más grande, más redonda y más oscura (por ejemplo) es de mejor calidad que una más clara, más pequeña y más ovalada.

¿Puedes saber el sexo de las semillas de marihuana por su apariencia?

Esta pregunta es una constante entre nuestros clientes y principiantes en cultivo, y la respuesta es un NO rotundo. Simplemente, no hay forma de saber el sexo de una semilla de marihuana con solo mirarla.

Si haces una búsqueda rápida por internet descubrirás todo tipo de mitos sobre cómo distinguir las semillas de marihuana femeninas de las masculinas. Uno de los más extendidos es un gráfico donde aparecen 5 semillas diferentes, y que afirma que las semillas femeninas tienen "una depresión perfectamente redonda, similar a un volcán, en la parte inferior (desde donde la semilla va unida a la planta)".

Esto es absolutamente falso. Como hemos explicado antes, las semillas de marihuana son diferentes por naturaleza, y no hay ningún rasgo físico que pueda decirte si su genética es masculina o femenina. La única forma de distinguir una planta de marihuana hembra de un macho es mirando sus flores cuando comienza a aparecer el sexo. No te dejes engañar por un gráfico de internet y termines tirando semillas perfectamente sanas.

Cultivar semillas del fondo de la bolsa

Algunos fumadores se alegran cuando se encuentran semillas en el fondo de su bolsa de marihuana, y piensan que han tenido mucha suerte. Sin embargo, encontrarse semillas en una bolsa es negativo por varias razones. Por un lado, significa que el productor se equivocó y permitió que sus plantas fuesen polinizadas por un macho invasor. Cuando las flores se polinizan, dejan de producir resina con THC y desvían su energía para producir semillas. Y por otro lado, esas semillas estaban incluidas en el peso de la bolsa, lo que significa que te dieron menos hierba de la que pagaste.

Dicho esto, también puede ocurrir que efectivamente hayas tenido suerte y que la variedad de hierba fuese de primera. En ese caso, podrías hacer la siguiente prueba para ver si vale la pena plantarlas o no.

Germinar todas las semillas igualmente

El método que verdaderamente te revelará el potencial genético de una semilla es simplemente plantarla. No tardarás mucho en salir de dudas. Si cultivas en casa y tienes tiempo y espacio de sobra, esta es la mejor opción para un proyecto arriesgado. Los productores de cannabis a nivel comercial seguramente no tendrán tanto tiempo para dedicar.

Video id: 484382081

Conseguir semillas de fuentes fiables

Lo mejor que puedes hacer para asegurarte de que vas a tener semillas de calidad, es recurrir a un banco de semillas de buena reputación. Estas empresas pueden presumir de sus habilidades para la cría y se aseguran de que sus clientes reciban exactamente lo que han anunciado. Tienen reputación de cubrir todo tipo de necesidades, por lo que su imagen se vería dañada si no cumplen tus expectativas.

La alternativa que tienes es arriesgarte y comprar semillas de un aficionado. No significa que los aficionados no puedan producir una genética fantástica, pero si no conoces su experiencia ni sus habilidades, nadie te puede asegurar que esas semillas vayan a crecer.

La prueba de flotación

Si tras analizar la apariencia y dureza de las semillas, aún no estás seguro de su calidad, es el momento de ponerte la bata de laboratorio y las gafas protectoras. Bueno, no exactamente. La prueba de flotación es extremadamente sencilla y solo tiene dos posibles resultados. Llena un vaso o tarro con agua (preferiblemente agua destilada o de manantial) y coloca tus semillas en la superficie del agua.

Este método, simple y de bajo coste, es una gran forma de diferenciar la buena genética de la mala; las semillas se hundirán o flotarán, literalmente. Las semillas que floten en la superficie probablemente sean de mala calidad y deben desecharse. Las semillas que se hundan hasta el fondo, como una bala de cañón botánica, probablemente estén sanas y germinarán.

Sin embargo, realizar la prueba de flotación requiere un poco de paciencia, ya que los resultados no son inmediatamente evidentes. Tendrás que esperar 1-2 horas, aproximadamente, antes de poder confirmar los resultados. Algunas semillas de buena calidad necesitan cierto tiempo para absorber la cantidad de agua suficiente para hundirse. Aprovecha este tiempo para ir a regar tus plantas o hacer una poda. Cuando vuelvas, las semillas que floten en la superficie probablemente sean inviables, por lo que no vale la pena dedicarles más tiempo y esfuerzo.

Es importante realizar esta prueba únicamente si piensas germinar las semillas inmediatamente después. Las semillas viables que se hayan hundido habrán absorbido agua; el agua cruzará la membrana de la semilla indicando que es el momento de cobrar vida - activando la germinación.

Calidad de las semillas de marihuana: conclusión

La calidad de las semillas afecta directamente a la calidad de la cosecha. Teniendo esto en mente, no olvides poner en práctica los consejos anteriores para probar la calidad de las semillas que compres. Dicho esto, recuerda que cada planta de marihuana es diferente y, por lo tanto, producirá semillas ligeramente diferentes.

¿TIENES MÁS DE 18 AÑOS?

El contenido de RoyalQueenSeeds.com es únicamente apto para adultos y está reservado para personas mayores de edad.

Asegúrate de conocer las leyes de tu país.

Al hacer clic en ENTRAR, confirmas
que tienes
18 años o más.