Lee nuestra guía detallada sobre la ventilación del cannabis.


La ventilación es una parte importante y a menudo ignorada del cultivo interior de cannabis. Sin una ventilación adecuada, tus plantas podrían sufrir un retraso en el crecimiento, enfermedades y plagas. En esta guía te mostramos todo lo que hay que saber para ventilar de forma adecuada tu cuarto/armario de cultivo.

¿Por qué es tan importante la ventilación para cultivar marihuana?

Las plantas de marihuana necesitan aire fresco por dos motivos principales:

  • Para hacer la fotosíntesis: las plantas necesitan aire fresco para favorecer el proceso de la fotosíntesis, que les permite convertir la luz, el agua y el dióxido de carbono en alimento.
  • Para respirar: cuando respiran, las plantas transforman la glucosa y el oxígeno de la fotosíntesis en energía que estimula su crecimiento.

Sin aire fresco, tus plantas de marihuana se morirán, literalmente, de hambre. Pero, antes de que eso ocurra, la falta de aire limpio será un semillero de patógenos y plagas. Sin una ventilación adecuada, el aire caliente y viciado se acumulará alrededor de las plantas, creando un ambiente cálido y húmedo que es ideal para muchos insectos y plagas.

Conceptos básicos sobre la ventilación de los armarios de cultivo

Muchos cultivadores novatos se sienten confundidos y abrumados en lo que respecta a la ventilación. Sin embargo, los principios básicos para ventilar los espacios de cultivo son muy sencillos: sacar el aire viejo y enrarecido del cuarto/armario, y reemplazarlo con aire limpio y fresco procedente del exterior.

Tras leer esto, puede que te preguntes qué hace que el aire de un armario/cuarto de cultivo se vuelva caliente y húmedo en primer lugar. Vayamos por partes:

Transpiración

Las plantas de marihuana transpiran (o sudan) de manera natural. De hecho, este proceso es fundamental para llevar el agua y los fertilizantes del sustrato a sus ramas, hojas y flores. Las plantas de cannabis transpiran a través de los estomas y cutículas de las hojas y de las lenticelas (unos poros que están presentes en el tejido exterior de la planta, como el de los tallos), lo que genera un impulso que envía el agua desde las raíces al resto de la planta. El agua que las plantas transpiran se evapora en el aire del espacio de cultivo, haciendo que la humedad relativa aumente de forma gradual.

Calor generado por las lámparas de cultivo

Todas las luces de cultivo emiten alguna forma de calor. Y, aunque los LED modernos son más fríos que las lámparas HID clásicas, muchos cultivadores siguen optando por estas últimas (ya sean de halogenuros metálicos, de sodio de alta presión, o ambas) porque suelen producir mayores rendimientos. Sin una ventilación adecuada, estas lámparas aumentarán la temperatura del armario/cuarto de cultivo.

La mejor forma de mantener la zona de cultivo ventilada es con la ayuda de un sistema de extracción que saque el aire viejo y viciado por la parte superior del cuarto/armario, y expulse aire fresco desde la parte inferior y a través del dosel de las plantas. Dependiendo del tamaño de tu espacio de cultivo, también puedes usar ventiladores normales para que circule el aire. Sigue leyendo para obtener más información sobre el uso de extractores y ventiladores.

Calor generado por las lámparas de cultivo

Herramientas esenciales para una mejor ventilación del cuarto de cultivo

Aquí tienes una lista de todo lo que vas a necesitar para ventilar adecuadamente tu espacio de cultivo.

  • Extractores

Los extractores sacan el aire viejo del espacio de cultivo. Dado que el aire caliente se eleva de forma natural, deberás instalar tu extractor en la parte superior del cuarto/armario. Algunas lámparas y reflectores vienen con un accesorio para fijar un sistema de extracción.

Ten en cuenta que hay muchos extractores distintos en el mercado, y que la potencia del que elijas deberá corresponder con el tamaño del espacio de cultivo. La potencia de los extractores de interior se suele medir en CFM: pies cúbicos por minuto. Y así es cómo se calculan los CFM que vas a necesitar para ventilar de forma adecuada tu cuarto/armario de cultivo.

Extractores

Conceptos básicos sobre los CFM

Para calcular el volumen de tu cuarto/armario de cultivo, multiplica la longitud por la anchura y la altura (lo ideal es hacerlo en pies). Para un armario estándar de aficionado de 4×2 pies, por ejemplo, este cálculo tendría el siguiente aspecto:

4 pies (longitud) × 2 pies (anchura) × 5 pies (altura) = 40 pies³

Con un armario de este tamaño, tendrás que elegir un extractor de al menos 40CFM. Como regla general, te recomendamos optar por un extractor con un CFM igual al volumen de tu cuarto/armario. Con esto te asegurarás de que el extractor reemplace todo el aire del espacio de cultivo cada minuto.

El equivalente métrico de esta ecuación es en metros cúbicos por hora, y se puede calcular con este práctico convertidor.

  • Filtros de carbón

Los filtros de carbón están diseñados para eliminar los contaminantes del aire. Si se fijan al sistema de extracción, también absorberán los terpenos que desprenden tus plantas al limpiar el aire que estás extrayendo de la zona de cultivo. Debido a que el carbón es muy denso (un gramo de carbón activado tiene una superficie de 3000m²), los filtros de carbón activado son muy eficaces para acabar con el olor de un cuarto de cultivo de cannabis.

Filtros de carbón
  • Ventiladores oscilantes

Los ventiladores oscilantes son la pieza final del rompecabezas de la ventilación. Aunque pueden parecer simples y baratos, unos ventiladores estratégicamente colocados favorecen el flujo de aire en toda la zona de cultivo. Esta brisa no solo fortalecerá los tallos de tus plantas, sino que además impedirá que el aire viciado se acumule en la estancia, reduciendo el riesgo de que una infestación arruine tu cosecha.

Ventiladores oscilantes

Cómo elegir entre una admisión pasiva y activa

La admisión de aire hace referencia a la forma en que aportas aire a tu cuarto de cultivo. La admisión pasiva consiste en un flujo de aire natural que pasa a través de unos orificios o respiraderos situados en las paredes del cuarto/armario de cultivo. La admisión activa, por otro lado, funciona introduciendo aire en el espacio de cultivo con la ayuda de un ventilador de entrada. Esto garantiza una circulación de aire mucho más alta, lo que convierte a esta opción en la mejor forma de ventilar un cuarto de cultivo. El CFM de tu ventilador de entrada deberá ser ligeramente inferior al del extractor para garantizar una presión de aire negativa en el cuarto/armario.

Cómo elegir entre una admisión pasiva y activa

La importancia de una presión de aire negativa

Como cultivadores de interior, nuestra labor consiste en recrear las condiciones de la madre naturaleza y ofrecer a nuestras señoritas el mejor entorno de cultivo posible. Calcular la presión del aire del armario de cultivo proporciona un mayor control del ambiente en el que crecen tus plantas y, más concretamente, ayuda a garantizar un flujo de aire óptimo.

Lo ideal sería que la presión del aire en tu espacio de cultivo fuera negativa; esto significa que sale más aire del que entra, lo que hace que sea más fácil controlar la temperatura, la humedad y el CO₂ de una plantación; y además reduce el olor (ya que el aire viejo no se acumula).

Diferentes configuraciones con extractores y filtros de carbón

Como cabría esperar, los sistemas de extracción con ventiladores y filtros de carbono se pueden montar de diferentes formas; y todas ellas tienen el mismo objetivo: mantener unas plantas sanas y reducir el olor al mínimo. Veamos las distintas opciones con sus pros y contras.

Filtro de carbón > extractor > salida de aire

Posiblemente la forma más habitual de instalar un extractor, un ventilador y un filtro dentro de un armario de cultivo. Al instalar el filtro de carbón al principio del sistema, purifica el aire antes de ser empujado a través de los tubos para ser expulsado al exterior.

Pros

  • El aire se filtra antes de que llegue al ventilador, evitando los daños producidos por contaminantes aéreos.

Contras

  • Ocupa mucho espacio y podría no ser adecuado para cuartos/armarios de cultivo pequeños.
Filtro de carbón > extractor > salida de aire

Filtro de carbón > iluminación > extractor > salida de aire

Para cultivadores que dispongan de un sistema de ventilación cerrado con luces de cultivo. Instala el filtro antes de las luces, y el ventilador y extractor después.

Pros

  • Es un sistema de extracción sólido y sencillo.

Contras

  • Solo funciona con luces con una ventilación cerrada.
Filtro de carbón > iluminación > extractor > salida de aire

Extractor > salida de aire > filtro de carbón

Algunos cultivadores instalan los filtros al final del sistema de extracción. De esta forma, el aire del cuarto/armario se purifica antes de ser expulsado al exterior.

Pros

  • Un buena solución para cultivadores con espacio limitado, ya que el filtro de carbón se puede instalar fuera del cuarto/armario, si es necesario.

Contras

  • Conduce el aire contaminado a través del extractor, lo que podría causar daños.
Extractor > salida de aire > filtro de carbón

¿Deberías instalar el extractor dentro o fuera del armario de cultivo?

Una duda muy habitual entre los cultivadores novatos. En general, recomendamos instalar el extractor y todas las partes del sistema de extracción dentro del armario de cultivo, para reducir al mínimo la contaminación acústica. Pero, si dispones de poco espacio o te cuesta controlar el calor de dentro del armario, no dudes en instalarlo por fuera. Independientemente de donde elijas instalar tu extractor, es fundamental que el sistema de extracción sea hermético.

Cómo ventilar un armario de cultivo

La mayoría de los cultivadores de interior optan por los armarios de cultivo. Por suerte, la mayoría de estos dispositivos modernos tienen orificios o puertos para instalar un sistema de ventilación. Estos son los fundamentos básicos a la hora de instalar un sistema de extracción en un armario de cultivo.

  • Coloca el filtro y el extractor

Instala el filtro de carbón, seguido del extractor. Te recomendamos instalar ambos antes de las luces, ya que colocar el sistema de ventilación alrededor de las lámparas de cultivo puede ser difícil.

  • Instala las luces de cultivo

Cuando hayas colocado el filtro y el extractor, instala las luces con trinquetes de sujeción.

Instala las luces de cultivo

  • Conecta todo con tubos

Una vez que las luces, el filtro y el extractor estén instalados dentro del armario, conéctalo todo con tubos. Acuérdate de usar abrazaderas para que todo se mantenga en su sitio, y ten un poco de cinta adhesiva a mano para tapar cualquier posible desgarro.

  • Saca los tubos fuera del armario de cultivo

Desde fuera del armario, coloca un tubo que dirija el aire del ventilador hacia una ventana (o donde quieras que vaya a ir el aire caliente). Intenta que la trayectoria sea lo más recta y corta posible para maximizar su eficiencia.

  • Elige una admisión activa o pasiva para introducir aire nuevo en tu armario de cultivo

Si prefieres la admisión pasiva, asegúrate de que las rejillas de ventilación de tu armario estén abiertas. Abre una ventana cerca del cuarto de cultivo para ayudar a reemplazar el aire caliente del armario.

Si optas por la admisión activa, instala el ventilador de entrada sobre la rejilla de ventilación del armario.

Cómo ventilar un microcultivo

Los cultivadores que tengan una o dos plantas en un armario ropero pueden crear un sistema de ventilación muy simple. De hecho, se puede ventilar un microcultivo sin apenas gastar dinero. Bastará con abrir una ventana cercana al armario de cultivo/ropero varias veces al día, y usar ventiladores oscilantes según sea necesario. Quienes usan sistemas LED, CFL o HID de baja potencia (250W o menos) no deberían tener problemas de calor. Además, controlar la humedad de un microcultivo puede ser tan fácil como usar un deshumidificador.

Cómo ventilar un invernadero

Los cultivadores de invernadero deberán asegurarse de tener múltiples respiraderos que se puedan abrir y cerrar según sea necesario. La mayoría de invernaderos básicos con cubiertas de plástico llevan aletas de ventilación que se abren y cierran manualmente. Y en el peor de los casos, siempre puedes abrir un poco las puertas o extraer uno de los paneles de los invernaderos de vidrio.

Dejar que entre la brisa influye mucho de forma positiva. Los invernaderos pueden tener una humedad muy alta, especialmente si están llenos de plantas frondosas de marihuana transpirando. Tanto en interior como al aire libre, las plantas en proceso de maduración expelen una gran cantidad de vapor de agua y aumentan la humedad relativa de la zona. Un buen flujo de aire es fundamental para todo espacio de cultivo. Durante la floración tardía, la mayoría de los cultivadores de invernadero abren todos los respiraderos, y algunos incluso perforan unos orificios extra para evitar que se pudran los cogollos.

Cómo ventilar tu cuarto/armario de cultivo de forma discreta

Es recomendable invertir en persianas de mimbre y colocarlas en la ventana que vayas a usar para ventilar. Ocultarán lo que ocurre en el cuarto de cultivo, y también dejarán pasar el aire. A continuación, ya podrás empezar a conectar los tubos. Muchas personas simplemente cubren la ventana con una placa de yeso o madera con un agujero para que pase el tubo. ¡Es buena idea hacer el agujero antes!

Control de olores

El trío más fiable a la hora de eliminar el olor del cannabis es el compuesto por un ventilador de entrada, un extractor y un filtro de carbón. Si ya has invertido en ventiladores y tubos, tiene sentido usarlos también para esto. Es el mejor sistema para el cultivador que quiere tener el olor bajo control.

Existen unos dispositivos muy prometedores que dispensan agentes neutralizantes durante todo el día. Dicho esto, estos productos son tecnologías no probadas.

Reflexiones finales sobre la gestión del flujo de aire en una plantación de marihuana

Gestionar el flujo de aire de un cuarto de cultivo parece complicado, pero no tiene por qué serlo. Siempre que sigas los consejos de esta guía y te centres en renovar de forma constante el aire de tu armario o cuarto de cultivo, tus plantas disfrutarán de unas condiciones ideales para florecer.

¿TIENES MÁS DE 18 AÑOS?

El contenido de RoyalQueenSeeds.com es únicamente apto para adultos y está reservado para personas mayores de edad.

Asegúrate de conocer las leyes de tu país.

Al hacer clic en ENTRAR, confirmas
que tienes
18 años o más.