La marihuana, como otras plantas, puede proceder de una raza pura o ser un híbrido de distintas variedades. A medida que el sector se ha profesionalizado, tanto las variedades puras como los híbridos ya existentes se siguen cruzando y combinando continuamente. Estas nuevas plantas son conocidas como híbridos.

Los híbridos son un intento del ser humano para conseguir plantas personalizadas con características concretas, normalmente presentes en variedades ruderalis, índica o sativa. Los híbridos exitosos heredan las mejores cualidades de sus padres.

Este artículo es una guía para que los principiantes puedan entender de dónde vienen los híbridos.

¿QUÉ TIPOS DE VARIEDADES HÍBRIDAS EXISTEN?

Generalmente, se considera que hay cuatro tipos de cepas:

  1. Sativa x sativa: el cruce de dos variedades sativa.
  2. Índica x índica: el cruce de dos variedades índica.
  3. Sativa x índica: una cepa descrita así es un híbrido con cualidades sativa dominantes. Sin embargo, tiene aspectos de ambas familias de cannabis. Podría ser una planta alta con cogollos violetas, por ejemplo.
  4. Índica x sativa: esta variedad tendrá características de ambas, pero es índica dominante.

Además, los híbridos autoflorecientes son especies que en algún momento de su evolución fueron cruzadas con genes ruderalis.

Clones De Cannabis

CRUZAR NUEVAS CEPAS DE CANNABIS

Cruzar cualquier planta se reduce al mismo proceso básico. La marihuana no es diferente. Una planta hembra debe polinizarse con polen masculino. Esto ocurre de forma natural. Sin embargo, en la creación de híbridos, los expertos desarrollan una cría selectiva en un entorno controlado. En otras palabras, escogen una planta femenina y una masculina para conseguir una cualidad o cualidades determinadas.

Las semillas germinadas mediante este proceso serán la primera generación de híbridos a partir de sus padres macho y hembra. Los ejemplares que presenten las cualidades deseadas se volverán a cruzar. Y una vez estos atributos se hayan conseguido, los criadores estabilizarán la variedad. En otras palabras, cruzarán un híbrido joven con una cepa madre para reforzar las cualidades. Normalmente se repite el proceso a lo largo de tres o más generaciones para lograr estas cualidades.

El cannabis también se puede reproducir "sexual" o "asexualmente". El proceso de reproducción sexual consiste en la combinación de distintos padres. Sin embargo, los métodos vegetativos pueden incluir los esquejes o la división de raíces. La reproducción asexual permite que la misma planta idéntica se pueda multiplicar una y otra vez.

VARIEDADES DE CANNABIS PURAS

Las variedades silvestres se conocen como variedades de cannabis puras. Se refieren a plantas que crecen en la naturaleza y parecen haberse desarrollado por sí solas sin intervención humana. Las especies silvestres adoptan alguna de estas tres variedades:

Índicas

Estas variedades son bajitas y frondosas. El efecto que proporcionan estas plantas normalmente es un fuerte "colocón corporal".

Sativas

Las cepas sativas son conocidas por su crecimiento alto, más similar al de un árbol, y por sus efectos cerebrales.

Ruderalis

Se trata de una variedad de marihuana pobre en THC y originaria de Rusia y Europa Central y del Este. Todavía existe cierto debate sobre si la ruderalis es una subespecie de sativa. A día de hoy, la mayoría de los expertos aceptan que la ruderalis ya es una familia diferenciada. La principal razón por la que estas cepas son tan importantes es porque se trata de marihuana autofloreciente. Esto significa que florecerá independientemente del ciclo de luz, a diferencia de las variedades fotoperiódicas. Por lo tanto, esta cualidad se ha cruzado con cepas índicas y sativas, que normalmente exigen periodos concretos de fotosíntesis. Si tienes una cepa autofloreciente, en algún momento ha sido cruzada con una variedad ruderalis.

HÍBRIDOS

Como el nombre sugiere, las cepas de marihuana híbridas son el resultado de cruzar variedades puras u otros híbridos para crear una cepa nueva. Uno de los primeros híbridos fue bautizado como "Skunk". Se trata del primer cruce que se conoce entre una índica y una sativa, pero sin duda no sería el último.

Las variedades se cruzan fundamentalmente por:

Un contenido de cannabinoides concreto

Muchos híbridos son una mezcla de "padres" índica y sativa. Esto permite a los criadores determinar el tipo de efecto que la cepa tendrá. ¿Quieres algo relajante? Prueba una variedad índica dominante. ¿Buscas creatividad mental? Escoge cepas con dominancia sativa. ¿Necesitas una variedad autofloreciente? Entonces tendrá que ser un híbrido de ruderalis y otra cepa. A medida que la investigación médica aumenta, cada vez más se crean más cruces para que produzcan una determinada concentración de ciertos cannabinoides. Muchas variedades de cannabis maximizarán el THC o el CBD. El cannabis medicinal para niños, por ejemplo, se cruza a partir de cepas híbridas concretas que siempre contienen niveles de THC bajos y grandes concentraciones de CBD.

Tamaño

Cultivar en interior o exterior supone ciertas restricciones para el cultivador. Las sativas crecen mucho y con estructura de árbol. Las índicas suelen parecerse más a un arbusto. Sin embargo, los híbridos se pueden seleccionar en función de su tamaño, frondosidad y otras características. Es decir, algunos híbridos sativa pueden confundirse con plantas índicas.

Autofloreciente

Todas estas cepas fueron cruzadas en algún momento con un padre ruderalis. Esto significa que las plantas florecerán sin tener en cuenta las horas de exposición a la luz.

Planta De Cannabis Púrpura

Resina

Algunas plantas son más resinosas que otras. Los híbridos se cruzan específicamente para mejorar su producción de resina. Las índicas suelen ser más resinosas que las sativas, pero los híbridos pueden cambiar las reglas del juego también en este aspecto.

Terpenos y flavonoides

Conforme vamos entendiendo mejor la medicina herbal, el papel de los aceites esenciales está siendo reevaluado. En el mercado están apareciendo híbridos que combinan aceites esenciales, aunque todavía en fases preliminares.

Cosecha

La cantidad que una planta puede producir dependerá de sus orígenes genéticos.

Tolerancia climática (y color)

Algunas variedades de cannabis, especialmente índicas, proceden de zonas del mundo donde las temperaturas son bajas y los días cortos. La resistencia a estas condiciones se puede puede trasladar a los híbridos, incluyendo la capacidad para volverse violetas. La marihuana lila está entre las favoritas de los entendidos. Actualmente, este atributo se puede conseguir sin estresar a la planta con aire frío durante el proceso de cultivo.

Resistencia a enfermedades y plagas

Al igual que con los humanos, algunas variedades de plantas son más resistentes a sus entornos y a sus depredadores naturales.

Variedad Inestable Cannabis

NO TODOS LOS HÍBRIDOS SE CREAN IGUAL

Desarrollar un híbrido con éxito requiere de tiempo y trabajo. No todos los híbridos son realmente iguales.

Cepas exclusivas por esquejes

Se trata de plantas que han desarrollado ciertas características. El cultivador puede sacar esquejes genéticamente idénticos de la planta y distribuirlos. Un esqueje es la única forma de garantizar que se conserva la composición genética exacta de un ejemplar determinado. Sin embargo, las condiciones de cultivo pueden afectar enormemente al producto final.

Cepas estables por semillas

El cultivador selecciona plantas masculinas y femeninas y las cruza una y otra vez para estabilizar características concretas. La semilla estable definitiva tendrá esos atributos cada vez que se cultive, aunque es cierto que siempre existirá cierta variación genética.

Cepas inestables por semillas

Aunque se pueden producir más rápido que las variedad estables por semilla, sus cualidades se mueven por todo el espectro de posibilidades. Los bancos de semillas decentes no venden variedades inestables.

Carrito

Artículos GRATUITOS incluidos

Sin producto

Transporte € 0.00
Total € 0.00

Confirmar