La iluminación lateral es una práctica bastante común en los cultivos de marihuana en interior. Básicamente se refiere a colocar las luces a los lados de las plantas, en lugar de encima de ellas. Esta técnica se ha vuelto bastante popular, pero no por las razones que podrías suponer.

Los cultivadores están continuamente buscando el siguiente factor limitante para incrementar su cosecha, y a menudo añadir luces extra les proporciona una recompensa evidente.

Es cierto que al amanecer el sol está bajo en el horizonte; a mediodía, sus rayos inciden perpendicularmente en la Tierra, y por la tarde vuelve a bajar. El cannabis ha adaptado naturalmente sus patrones de crecimiento para poder aprovechar al máximo la luz, y en consecuencia crece de forma triangular, tipo árbol de navidad.

Planta De Cannabis Con Forma De Árbol De Navidad

¡GENIAL! ¡LUCES LATERALES PARA AUMENTAR LA COSECHA!

La selección natural no es algo simple, más bien todo lo contrario. La marihuana, siendo una especie anual de alto rendimiento, es como si fuera una súper-atleta que ha sido preprogramada para morir tras alcanzar la línea de meta. Solo se alcanza el “éxito” cuando la planta hembra es polinizada, desarrolla sus semillas y se propaga. Si no se poliniza, se estresa sexualmente y como consecuencia engorda sus cogollos al máximo antes de que se acabe su tiempo.

El principal objetivo de las plantas es reproducirse antes de morir. Por tanto, las plantas de marihuana hembra producen sus flores lo más elevadas posibles para aumentar las probabilidades de ser polinizadas, al quedar más expuestas. Están programadas hormonalmente para dar preferencia a los cogollos superiores y laterales. Esto se llama dominancia apical. La planta percibe cuáles son los cogollos más elevados y les da ventaja en su desarrollo.

Existen varias técnicas de entrenamiento usadas para explotar este comportamiento. Un ejemplo es la poda apical, donde a principios de la fase vegetativa se corta el tallo principal para dividirlo en dos. Así, el ápice solitario se convierte en dos colas dominantes gemelas.

Teniendo en cuenta este comportamiento de las plantas, si intentas cultivar marihuana usando únicamente luces laterales, las plantas seguirán teniendo un fuerte crecimiento en la parte superior. Las colas superiores serán más grandes y gruesas, mientras que los cogollos interiores o inferiores siempre serán más pequeños y esponjosos. Así es como se han adaptado las plantas de marihuana.

Técnicas De Entrenamiento De Iluminación Lateral De Cannabis

¿ES UN TIMO LA ILUMINACIÓN LATERAL?

La iluminación lateral funciona, pero no según la relación causa-efecto que muchos podrían pensar. Doblar la exposición a la luz lateral e inferior no doblará tus cosechas. Sin duda contribuirá ligeramente, pero las luces laterales no deberían ser tu principal estrategia para aumentar el peso del producto seco final. En cambio, para otras especies de plantas que no presentan dominancia apical, la iluminación lateral tendría un efecto positivo en las cosechas.

Aun así, en el cultivo de cannabis, sobre todo en interior, esta técnica tiene su lugar. Los micro-cultivadores clandestinos tienen espacios de cultivo sorprendentemente pequeños y no les queda otra opción que ser creativos. Lo mismo va para los cultivos de armario, donde el espacio es tan estrecho que no hay lugar para que las luces reboten y alcancen la parte inferior de las plantas. En este caso, las luces laterales son esenciales para mantener un nivel básico de fotosíntesis.

Iluminación Lateral Invernadero De Cannabis

Este principio también se aplica a los cuartos de cultivo más grandes, que por algún motivo tienen una zona donde no llega la luz adecuada. Este tipo de cultivo suele contar con una gran fertilización. Si la mitad de una planta no recibe luz, no será capaz de metabolizar los nutrientes, lo que provocaría toxicidad por nutrientes. La iluminación lateral contribuirá a mantener unas plantas sanas en general.

Algunos sistemas de luces, como CFL o T5, no tienen suficiente poder de penetración. Esto significa que la luz radiada no es capaz de alcanzar las partes interiores e inferiores de las plantas, limitando su crecimiento. En este caso, colocar las luces estratégicamente tendrá sus ventajas.

A veces, los cultivadores se llevan una sorpresa al probar nuevas variedades, sobre todo si estaban acostumbrados a índicas bajitas y de repente prueban con una sativa pura. No es raro ver como las plantas se estiran tanto como les permita el armario de cultivo. Entonces, la única solución del cultivador es mover las luces a los lados.

SCROG Tecnica Cannabis Cultivo

ENTONCES ¿QUÉ DEBERÍA HACER?

Lo primero que deberías hacer es asegurar que tienes control total sobre el medio de cultivo, e identificar correctamente los factores limitantes. Temperaturas diurnas/nocturnas, humedad, niveles de CO₂, densidad y espectro de luz, frecuencia de riego y fertilización: todos estos factores son, con diferencia, mucho más cruciales que añadir luces para iluminar la parte inferior del cultivo.

Antes de considerar la iluminación lateral, prueba entrenando tus plantas. Para esto hay muchas técnicas posibles, aunque no vamos a explicarlas en detalle; simplemente vamos a mencionarlas por si te interesan. Todas comparten el mismo principio: maximizar el crecimiento horizontal y/o romper con la dominancia apical del tallo principal. Con estas técnicas se pueden obtener plantas más frondosas con mayor cantidad de colas. Como resultado, hay un uso más eficiente de la iluminación artificial superior y un aumento considerable de las cosechas.

Ejemplos de técnicas de entrenamiento:

• LST (Low-stress Training)
• ScrOG (Screen of Green)
• SOG (Sea of Green)
Poda apical (topping)
• FIM (usado más para aumentar la cosecha que para controlar la altura)
Main-lining/manifolding
• Supercropping
Defoliación
• Lollipopping

Iluminación Lateral Cannabis

Otro truco ingenioso es usar sistemas de luz en movimiento. Como su nombre sugiere, estos aparatos mueven la luz de un lado a otro del cultivo. Esto tiene un doble objetivo; imitar el movimiento natural del sol, o simplemente tener luz en movimiento por todo el cultivo para maximizar la distribución de luz y reducir las zonas de sombra.

Al mismo tiempo, estos sistemas en movimiento permiten colocar las luces más cerca de la parte superior de las plantas, pero reduciendo significativamente el riesgo de estrés térmico. La luz sigue la ley del cuadrado de la inversa, lo que significa en teoría puedes aumentar la eficiencia en un 30-50% al reducir la iluminación.

¿ES INÚTIL LA ILUMINACIÓN LATERAL PARA LA MARIHUANA?

Desde luego no es inútil. Tiene su función, tanto para cultivar verduras como marihuana. El principal aspecto a tener en cuenta es si el coste extra que supone es justificable. La pregunta definitiva es, ¿quieres añadir un 20% más de peso a tus cogollos débiles y esponjosos, o preferirías un incremento del 20% en la cosecha general?

Si ya tienes bajo control todos los factores limitantes del cultivo y estás seguro de que tu variedad ha alcanzado su máximo potencial genético, entonces por supuesto que puedes añadir luces laterales para llevar las plantas a su límite productivo. De lo contrario, te irá mejor aplicando técnicas de entrenamiento, sin coste alguno, para conseguir el efecto deseado en la cosecha final.

Carrito

Artículos GRATUITOS incluidos

Sin producto

Transporte € 0.00
Total € 0.00

Confirmar