Product successfully added to your shopping cart.
Check out
 

Parte 1 - Intro
Antes de que podamos desviar nuestra atención a la fase de floración, tenemos que estar seguros de que hemos cultivado ejemplares grandes y sanos durante un periodo vegetativo lo más corto posible. Su tamaño y su salud determinarán una gran parte de nuestra posible cosecha.

La idea es que los brotes germinados crezcan lo más rápido posible durante su periodo de crecimiento y se conviertan en arbustos fuertes y robustos. Para garantizar que desarrollan un tallo fuerte, es aconsejable disponer de un ventilador en funcionamiento en la sala de cultivo. Al mezclarse el aire frío con el aire más caliente, obtendremos un clima uniforme y una suave brisa que circulará por encima de nuestras plantas.
ventilador para el cultivo de cannabis
Estos son los factores que estimulan las plantas para que refuercen sus tallos. Es importante tener en cuenta que cuanto más grueso sea el tallo, podrá soportar buds más gruesos y más pesados. Pronto verás los resultados de utilizar un ventilador. Las plantas se adaptan increíblemente rápido. Sólo tienes que instalar el ventilador y girarlo hacia las plantas; verás que se mueven de un lado a otro. Al cabo de un par de días, verás que ya no se mueven; las pequeñas plantas se han adaptado perfectamente, sin que la brisa las afecte.

Prueba positiva de que la planta ha superado rápidamente los pasos necesarios para fortalecer su tallo. Si quieres, y la configuración del ventilador lo permite, puedes aumentar su intensidad. Intensifica la brisa hasta que las plantas vuelvan a moverse. Al cabo de un tiempo, las plantas habrán reforzado sus tallos lo bastante como para volver a detener el estrés que les provoca el viento.

En lugar de obtener tallos flacuchos y delgados, el resultado final serán unas plantas fuertes y robustas, parecidas a un arbusto. Una buena brisa en la fase vegetativa es una técnica muy económica de aumentar las cosechas. Al cultivar debajo de lámparas, puedes obtener buds realmente enormes; de hecho, tan pesados que las ramas laterales de las planas no sean lo suficientemente fuertes para soportarlos, y te arriesgas a perder parte de la cosecha.

Como ya habrás comprobado anteriormente, si ya has obtenido alguna otra cosecha de tu jardín, normalmente son las plantas con los tallos más gruesos las que producen más buds, aunque siempre existen excepciones a esta norma.

Parte 2 - Alimentación
Al cabo de poco tiempo, tendrás que empezar a alimentar tus plantas para que puedan soportar su rápido crecimiento debajo de las lámparas. Cuanto mayor sea la calidad de la tierra que utilizas para cultivar, es decir, cuantos más nutrientes contenga, más tiempo podrás esperar para darles su primer suplemento. Pero es aconsejable que ya desde buen principio les des un poco de nutrientes, aunque las plantas crezcan en un sustrato bien fertilizado.

Al alimentarlas regularmente, garantizas que el medio no se empobrezca de repente ya que lo fertilizas constantemente. En circunstancias normales, cabo de unas tres semanas de crecimiento, una buena mezcla de sustrato necesitará un suplemento de nutrientes; si lo añadimos regularmente, tardará entre cinco y seis semanas en agotar los nutrientes del sustrato. De esta manera te ahorrarás problemas, ya que si no cuidas el sustrato desde buen principio, tendrás que empezar a añadir grandes cantidades de nutrientes líquidos.

No es necesariamente un problema, pero podría llegar a serlo para los cultivadores novatos que no saben muy bien cómo alimentar sus plantas, y en poco tiempo, podrían acabar con todas las hojas amarillas si se pasan con las cantidades. La alimentación es algo que debe hacerse gradualmente ya que la planta pasa por diferentes fases. Las pequeñas plantas de semillero no necesitan alimentación adicional y es aconsejable que esperes una semana y media antes de empezar a darles su primera comida.
marihuana de interior crezca primera semana
En este momento, deberías darles la mitad de lo que indica la botella. La EC de la mezcla de nutrientes debería situarse alrededor del 1,4 en función de la marca de nutrientes que utilices. Cuando las plantas ya crezcan un poco más, puedes aumentar la dosis. De esta manera, añadirás gradualmente los nutrientes al agua. Si siempre utilizamos la misma cantidad de nutrientes, es posible que las plantas desarrollen alguna deficiencia.

La planta cada vez crece más pero con la misma cantidad de nutrientes y, por lo tanto, puede utilizar (o necesitar) más; esto es algo que todos los cultivadores deberían tener en cuenta. Esta es la razón por la que no me considero un gran aficionado a los "planes generales de cultivo" ya que cada espacio y cada planta son diferentes. Observa tus plantas y decide, por ti mismo, qué es lo mejor para ellas.

Parte 3 – Deficiencias comunes
Las deficiencias más comunes que puedes experimentar son de nitrógeno, potasio o fósforo. Es especialmente durante la fase de cultivo que las plantas son más susceptibles a las deficiencias en nitrógeno y potasio. Por mi experiencia, normalmente es una deficiencia de potasio. Una deficiencia de nitrógeno es fácil de detectar ya que las hojas empiezan a amarillear.La planta obtiene todo el nitrógeno de estas hojas porque recibe la cantidad suficiente.

Así que las hojas viejas se secan y todos sus nutrientes se van hacia donde nacen de nuevas. Según mi experiencia, una deficiencia de potasio es la más común; es reconocible por el hecho de que las hojas empiezan a amarillear desde el filo exterior hasta el centro de la hoja. Es fácil de distinguir de una deficiencia de nitrógeno. A veces, puedes observar ambas a la vez y, entonces, la hoja amarillea simultáneamente en los bordes y en las puntas de las hojas.

Durante la floración es cuando existen más posibilidades de que aparezca una deficiencia de fósforo y/o potasio. Una deficiencia de fósforo es más difícil de reconocer, aunque la planta desarrolla un aspecto de color púrpura oscuro. La floración también se interrumpe y no crecen tanto. Pero es importante saber que estas deficiencias, a corto plazo, no son perjudiciales para las plantas.En definitiva, las deficiencias son fáciles de reconocer y fáciles de remediar.

Si les das nutrientes adicionales a las plantas, observarás que las hojas amarillas vuelven a verdear. Se atiborran con un aporte fresco de nitrógeno, fósforo y potasio. Esta es la razón por la que como novato es mejor que empieces dándoles poca alimentación. De esta forma podrás descubrir los límites de la planta cuando sufra carencias mínimas.

Empieza siempre con poca cantidad y aumenta gradualmente hasta que mejoren. Y si te encuentras con algún problema cuya causa no puedes reconocer, entonces, la situación ya es un poco más grave. Si sabes reconocer una determinada deficiencia, la podrás descartar inmediatamente y buscar otras causas del problema.Por eso es una buena idea empezar a experimentar con una sola planta y no darle ningún tipo de alimentación adicional para observar sus deficiencias.
una planta de cannabis necesita ayuda
Si lo haces, intenta solucionar las deficiencias que observas publicando los síntomas en foros en línea y pidiendo consejo, o hablando con amigos o con alguien que pueda ayudarte. Cuando ya domines todos estos aspectos, entonces las futuras cosechas serán mucho más fáciles.

Parte 4 – Reconocimiento de colores
Cualquier novato puede llegar a ser un cultivador excelente a menos que sea daltónico. Para ajustar la alimentación correctamente, tienes que pasar tiempo con las plantas y observarlas atentamente. Es así de simple. Cuando las plantas tengan todas sus necesidades satisfechas, tendrán un color verde brillante y un aspecto saludable.

Es la situación óptima de crecimiento y floración para la planta.Si poco tiempo después de esta observación no empiezas a aumentar los niveles de nutrientes, entonces, empezarán a aparecer las deficiencias. Simplemente mira las hojas de tus plantas y observarás que pronto adquieren un tono verdoso más claro. Cuando esto suceda, es una indicación de que podrían necesitar alimentación adicional y, si no prestas atención y esperas demasiado, las hojas se volverán amarillas.Así que es realmente fácil saber cuando tenemos que actuar.

Algunas hojas más viejas que reciben menos luz automáticamente se vuelven amarillas. La planta ya no necesita estas hojas viejas y les retira todos los nutrientes útiles. Así que no asumas que tus plantas sufren una deficiencia sólo porque unas cuantas hojas se vuelven amarillas. Un exceso de fertilización ocurre cuando las sales se acumulan en la mezcla de sustrato o porque las plantas reciben una dosis demasiado elevada de nutrientes.

Las sales pueden eliminarse utilizando una preparación de enzimas. Este producto garantiza que se eliminan las sales de las sustancias que hemos aplicado y los restos de raíces muertas, un buen producto ya que las plantas constantemente producen nuevas raíces y dejan morir las viejas. No elimina toda posibilidad de sobrefertilización pero la reduce y permite que el medio de cultivo sea más sano, lo que las plantas apreciarán con un mejor crecimiento y floración.

Parte 5 - Exceso de alimentación
Cuando consigas unas preciosas plantas de un verde muy oscuro, ha llegado la hora de prestar mucha atención. Ahora, si les das demasiados nutrientes, podrás provocar un exceso de fertilización. Después de todo, las plantas tienen alimento suficiente en sus platos. Es mejor que esperes para alimentarlas hasta que veas que las plantas empiezan a desarrollar de nuevo un color más pálido. Anota cuántos días tarda en suceder.
lo que debe hacer por la sobrealimentación de una planta de cannabis?
Si tarda un par de días, por ejemplo, anótalo mentalmente, aliméntalas de nuevo y volverán a conseguir su color verde oscuro. Una vez establecido este patrón, ya puedes alimentarlas cada dos días. En definitiva, has experimentado cuántos días pueden esperar antes de que necesiten otra dosis de alimento. Si aún no estás seguro de si tus plantas necesitan alimento o no, entonces, es mejor que esperes unos días más.

Para facilitar las cosas a los cultivadores, existen dispositivos como los medidores de EC y de pH. El pH es el nivel de acidez del medio, el cual determina la facilidad con que la planta puede absorber determinadas sustancias y en qué cantidades. Con un medidor de EC, puedes obtener el nivel exacto de nutrientes que vas a dar a las plantas. Gracias a estos dispositivos, puedes establecer, gradualmente y de manera fácil, la dosis de tus plantas.

Son útiles si quieres conseguir la perfección, pero no son imprescindibles. Esta también es la razón por la que recomendamos que un novato empiece a cultivar en sustrato, ya que estos instrumentos no son necesarios. El sustrato actúa como un parachoques. Cuando asimiles las técnicas básicas de cultivo, vale la pena que sólo utilices los medidores de EC y de pH para facilitarte el trabajo a la hora de conseguir plantas aún mejores.

Parte 6 - Estilos de cultivo
Los dos métodos más comunes de cultivar plantas reciben el nombre de SOG y SCROG. SOG (acrónimo de 'Sea of Green') significa que disponemos de muchas plantas por metro cuadrado y sólo les damos unos pocos días antes de inducirlas a la floración. El resultado es que las plantas producen pocas ramas laterales y limitan su crecimiento en altura. Con este método, obtendremos un tallo lleno de buds de arriba a abajo. Este método es especialmente apreciado por los cultivadores comerciales. Si les damos un poco más de tiempo de crecimiento, desarrollarán ramas laterales y obtendremos unos arbustos compactos.

Este método es utilizado por la mayoría de cultivadores. Si sólo tienes unas cuantas plantas por metro cuadrado, puedes decidirte por la técnica SCROG. Significa que eliminaremos el brote superior de la planta. Principalmente es una forma de "podar". El brote principal está en el centro de la planta, en el tallo principal. La planta produce nuevas hojas y nuevas ramas.

Si cortamos la parte superior de la planta, deja de crecer en altura. Lo que sucede a continuación es que la planta distribuye su energía por el resto de ramas laterales. Por lo tanto, todas las ramas laterales crecen más fuertes. De esta forma, consigues una planta con muchas ramas laterales de la misma altura. La mayoría de los buds crecen en la parte superior de la planta, donde cae la mayor parte de la luz. No crecerá en altura pero sí en anchura.

Es aconsejable que realices la poda pronto, al cabo de unas dos semanas de crecimiento, y como mínimo una semana antes de que empiece la floración si quieres disfrutar de todas estas ventajas. Debes dar tiempo a la planta para que se acostumbre con el proceso. De esta forma, con sólo unas cuantas podrás conseguir una enorme cosecha.

Parte 7 - El efecto net
Si eres un cultivador SCROG experto instalarás una red por encima de tus plantas, para que las ramas laterales crezcan con forma y de manera uniforme, y para maximizar la cantidad de luz que reciben. En la etapa de floración, conseguirás una gran cantidad buds. Con el método SOG se obtiene un sólo bud enorme con buds medianos y pequeños en la planta. Con el método SCROG se consigue una gran cantidad de buds de tamaño medio.

Una ventaja de esto es que la posibilidad de infección por moho se reduce ya que las plantas producen muchos buds pequeños en lugar de uno de grande. Así que si vives en un entorno húmedo o la humedad del aire es demasiado elevada dentro del espacio de cultivo, entonces, el método SCROG es adecuado para evitar que las raíces se pudran. El rendimiento de ambos métodos de cultivo es casi el mismo si los aplicas correctamente. Depende principalmente de la variedad de planta que utilices. Cada tipo de planta es adecuado para un estilo de cultivo particular.

Si utilizas el método SOG, es mejor que te decidas por una planta que produzca un enorme bud principal, algunos buds alargados y pocas ramas laterales.
Si optas por el método SCROG, deberás cultivar una planta que produzca muchas ramas laterales y muchos buds, con un tallo muy resistente. Si te decides por el SCROG, es aconsejable que elimines la mayoría de ramas inferiores de la planta.

Queremos estar seguros de que toda la energía se concentra en las ramas superiores, donde cae la luz de la lámpara. Las ramas inferiores, al obtener poca luz, producen buds más pobres. Al eliminar estas ramas, obtenemos una mejor circulación del aire en la parte inferior de las plantas y toda la energía disponible se envía a los buds de la parte superior. También puedes aplicarlo al método SOG si observas que el follaje es demasiado denso.

Al eliminar las ramas inferiores de las plantas en una cosecha SOG, las ramas situadas en la parte superior se desarrollan mejor, se estiran y se acerca más a la fuente de luz, fortaleciéndose aún más. Evidentemente, puedes experimentar con muchas variaciones de estos métodos. Algunos cultivadores, podan todas las ramas laterales durante la fase de crecimiento y sólo dejan las 4 o 6 ramas laterales más desarrolladas.
crecer estilo SCROG cannabis
Para que nuestras plantas se sientan estupendamente, es aconsejable que el agua de riego siempre esté a unos 23 grados. Para nosotros, en realidad, es bastante fría, pero el agua fría puede producir un shock a las raíces y retardar el proceso de crecimiento y floración de la planta. Para terminar, me gustaría añadir que el periodo de crecimiento es tan importante, o más, que el periodo de floración.

Es la base para un periodo de floración saludable. Cuanto mejor sea el crecimiento, más rápidamente podrán conseguir las plantas su tamaño óptimo, ahorrando tiempo en el periodo de crecimiento y, evidentemente, también electricidad.

Buy Autoflowering Cannabis SeedsBuy Feminized Cannabis SeedsBuy Medical Cannabis Seeds