Si usas tierra para cultivar tus preciosas plantas de marihuana, hay muchos factores a considerar. Uno de ellos es la fertilización. Al decidir los productos a comprar o si usar estiércol o no, puede que te plantees si podrías haberlo hecho mejor. No podemos resolver todas tus dudas relacionadas con el cultivo en un mismo artículo, pero intentaremos explicarte un tema importante: el humus de lombriz.

¿QUÉ ES EL HUMUS DE LOMBRIZ?

El cannabis es una planta cuya genética es anterior a la civilización. Las plantas se han desarrollado y adaptado a ciertos entornos. El mayor reto para los cultivadores de hoy en día es intentar replicar estas condiciones lo mejor posible.

El humus de lombriz es muy útil para esto. Las lombrices están presentes por todo el suelo, y a veces se pasa por alto su importante contribución. Los procesos de digestión y excreción que realizan a diario juegan un rol muy importante en la salud del suelo, de modo similar al estiércol normal. Las lombrices son beneficiosas porque sus sistemas corporales descomponen la materia orgánica. Básicamente, el humus de lombriz es el material que ha sido consumido y luego excretado por el sistema digestivo de las lombrices.

Los fertilizantes a base de humus de lombriz proporcionan los nutrientes necesarios para que las plantas se desarrollen bien, y también están completamente cargados de bacterias, hongos y nematodos beneficiosos que revitalizarán el suelo.

Humus De Lombriz Descomposición Orgánica

CÓMO FUNCIONA EL HUMUS DE LOMBRIZ

Las bacterias y protozoos contribuyen a la salud del suelo y ayudan a prevenir enfermedades dañinas que podrían matar tu cultivo. Además, también descomponen el amonio del suelo para formar nitrato. El nitrógeno es uno de los 3 macronutrientes esenciales para las plantas, y si está en forma de nitrato las plantas pueden asimilarlo con mayor facilidad.

Las bacterias y los hongos también estimulan el crecimiento en la zona de las raíces, contribuyendo a la resistencia de la planta a enfermedades. Los nematodos son unos micro-animales que se alimentan de sustancias no deseadas presentes en el medio de cultivo y, por lo tanto, ayudan a mantener un suelo sano y equilibrado.

LOS BENEFICIOS

Por ahora, ya conoces algunos de los múltiples beneficios que aporta el humus de lombriz. Esta es una de las opciones ecológicas disponibles, posiblemente la que más,. Mientras las lombrices van comiendo y excretando, se mueven por el suelo buscando comida. Gracias a esto, la tierra recibe una aireación constante, algo que a veces puede ser difícil de conseguir en el suelo. Una buena aireación es muy importante, ya que ofrece cierta resistencia a la sequía al permitir que la tierra conserve humedad y consistencia por toda la maceta o contenedor. En función de cómo alimentes a las lombrices, pueden ser capaces de producir estiércol de buenísima calidad. No produce olor, y sus resultados se manifiestan en plantas muy vigorosas.

Uno de los principales problemas para los cultivadores son las deficiencias nutricionales de las plantas. Si alguna vez te ha pasado, o si has leído alguna de nuestras numerosas publicaciones al respecto, sabrás que el pH es un factor predominante responsable de las deficiencias. Cuando el pH no es el adecuado, no provoca que se eliminen los nutrientes, sino que dejen de estar en forma asimilable para las plantas, que los bloquean. El humus de lombriz puede corregir esto prácticamente de manera inmediata tras introducirlo en el medio. Por eso muchos cultivadores usan este método incluso como estrategia preventiva. Permite tratar las deficiencias nutricionales con mayor confianza y precisión.

Si quieres cultivar marihuana de forma natural, obviamente el humus de lombriz es una gran opción. Ya sea para ti mismo, o para tus clientes, cultivar plantas de cannabis verdaderamente ecológicas es una gran idea. Cada vez es más importante que los cultivadores utilicen métodos respetuosos con el medio ambiente. Aunque exista cierto debate sobre si el cultivo ecológico afecta al sabor y colocón de los cogollos, no existen pruebas serias que relacionen directamente estas variables.

CÓMO USAR EL HUMUS DE LOMBRIZ

El humus de lombriz es demasiado caro para usar a lo largo de todo el medio de cultivo. Por eso nos referimos al humus como fertilizante, en lugar de considerarlo un sustrato. Algunos cultivadores lo usan para todo su medio de cultivo, ya que aporta los nutrientes suficientes, aunque no recomendamos necesariamente este método.

Usado como fertilizante, el estiércol de lombriz puede aumentar la tasa de germinación de las semillas y mantener el medio equilibrado. Este es el tipo de ambiente en el que las plantas de marihuana acostumbran a crecer de forma natural. El humus de lombriz raramente produce demasiado estrés en las plantas, ya que llevan relacionándose de forma simbiótica durante generaciones.

Si cultivas en un sistema hidropónico, ahora existe una solución líquida de humus de lombriz. Puede usarse durante todas las diferentes fases del ciclo de vida de la planta. Pero antes de usarla, asegúrate de que sabes lo que haces. Añade un poco a tu depósito de agua y seguro que obtendrás buenos resultados.

Cultivo De Marihuana Fertilizante De Humus De Lombriz

CÓMO HACER TU PROPIO HUMUS DE LOMBRIZ

Ahora que entiendes mejor la importancia de este tipo de fertilizante, es momento de aprender a hacerlo tú mismo. Suena más difícil de lo que parece. Necesitarás pocos ingredientes y la mayoría del proceso consiste en esperar, así que tampoco te dará mucho trabajo; las lombrices lo harán por ti.

Busca un contenedor o recipiente grande. Hoy en día puedes encontrar muchos tipos de contenedores para lombrices en internet, pero no hace falta que compres uno específico ni te gastes el dinero. Un contenedor de plástico normal servirá, siempre y cuando tenga el tamaño adecuado y pueda almacenar el material hasta que finalice el proceso. El siguiente paso es conseguir las lombrices. Necesitarás unas 1000 lombrices, así que te compensa comprarlas a granel en lugar de ir buscándolas por tu jardín.

Una vez tengas a tus pequeñas compañeras, es el momento de crear el que será su hogar durante los próximos dos meses. Trocea un poco de periódico o cartón para crear una base en el fondo del contenedor. Para que tenga más consistencia, puedes añadir sustrato de coco, serrín o un material similar. Ahora es el momento de añadir los restos orgánicos: puedes añadir trozos de fruta o verdura. Esta es una forma barata, fácil y respetuosa con la naturaleza de usar las sobras de la cocina. También puedes añadir los restos del café molido, pan o cereales. Pero no uses carne ni lácteos, ya que atraerían bacterias indeseadas.

Ahora deja que repose durante 2 meses, mientras las lombrices hacen su trabajo. Tras ese período, retira las lombrices. El producto resultante es tu fertilizante de humus de lombriz. Recuerda que este sistema es reutilizable. Las lombrices continuarán reproduciéndose y mientras las vayas alimentando sobrevivirán. Al mezclar el producto final, sugerimos usar entre ¼ o incluso ⅕ de humus de lombriz por volumen para tu medio de cultivo.

Carrito

Artículos GRATUITOS incluidos

Sin producto

Transporte € 0.00
Total € 0.00

Confirmar