Guía completa para cultivar marihuana de forma ecológica.

Índice:

Cultivar marihuana de forma ecológica significa cultivar esta planta con métodos totalmente naturales. Las variedades nativas de cannabis (o variedades autóctonas) crecen en plena naturaleza por todo el mundo. Esto demuestra que lo único que necesitan las plantas de cannabis para prosperar es biodiversidad y tierra de alta calidad.

El sector del cannabis ha desarrollado muchas fórmulas y técnicas sintéticas para el cultivo, obteniendo grandes resultados. Pero creemos que, al reconectar con la tierra y la naturaleza, se consiguen flores de mejor calidad y plantas más sanas.

Como si fuese una alquimia, el cultivo ecológico implica transformar desechos, o productos de bajo valor, en recursos valiosos. El cultivo ecológico de marihuana no solo produce cosechas increíbles, sino que además resulta beneficioso para nuestros huertos/jardines y para el medio ambiente.

LA TIERRA ECOLÓGICA PERFECTA PARA PLANTAR MARIHUANA

La marihuana ecológica de alta calidad depende de un factor importante: la salud del suelo. En las últimas décadas, los cultivadores han aplicado fertilizantes para solucionar un problema; una visión bastante simplista. Pero, más recientemente, los avances en la ciencia del suelo nos han mostrado que las plantas dependen de las interacciones complejas producidas en la tierra (la cadena trófica del suelo) para mantenerse sanas y desarrollarse.

LA CADENA TRÓFICA DEL SUELO Y LA INTELIGENCIA DE LAS PLANTAS

La cadena trófica del suelo está compuesta por muchos insectos y microorganismos, e incluso aves y mamíferos. Estas criaturas —muchas de las cuales actúan como presas y depredadores— juegan un papel importante en la descomposición de la materia orgánica, al crear nutrientes accesibles para las plantas.

Empezar tu cultivo con una tierra sana y llena de vida te ayudará a evitar posibles deficiencias nutricionales, así como problemas de plagas y patógenos. Al contrario de lo que se suele creer, las plantas no solo absorben nutrientes directamente de la tierra. Además, las plantas también participan en un sistema de producción de alimentos.

Para ello, liberan azúcares (exudados) en la rizosfera —la zona que se extiende unos 2mm alrededor de las raíces— atrayendo bacterias y hongos beneficiosos. Algunos de estos microorganismos se unen a las raíces, permitiendo a las plantas absorber mejor los nutrientes, mientras que otros sirven de alimento para criaturas más grandes.

Los nematodos y protozoos, el siguiente nivel en la cadena trófica del suelo, se comen algunos de estos microorganismos. Y resulta que los hongos y bacterias son muy eficientes a la hora de descomponer la materia orgánica y almacenar los nutrientes.

Por lo que, tras comerse a los hongos y bacterias, los nematodos y protozoos defecan algunas de estas moléculas. Y, finalmente, las plantas se alimentan de estos nutrientes biodisponibles, beneficiándose de este sistema de producción de alimentos. Increíble, ¿verdad?

LA CADENA TRÓFICA DEL SUELO Y LA INTELIGENCIA DE LAS PLANTAS

ELEMENTOS ESENCIALES

Esta interacción no solo proporciona alimento a las plantas. Los organismos atraídos por las plantas también ayudan a formar el suelo y mantenerlo en condiciones óptimas para un crecimiento saludable. A continuación, te mostramos algunos de los organismos más importantes de la cadena trófica del suelo:

Bacterias: estas criaturas diminutas producen sustancias viscosas que mantienen unidas las partículas del suelo, dando estructura a la tierra. También sirven de alimento para los organismos más grandes que excretarán el alimento para las plantas.

Hongos: los hongos producen unas estructuras en forma de red (micelio) que dan forma al suelo y evitan que se desmorone o sea arrastrado por las lluvias. Los hongos "micorrícicos" son unos organismos beneficiosos que se unen a las raíces de las plantas para mejorar la absorción de nutrientes.

Nematodos: los nematodos devoran organismos más pequeños y liberan nutrientes en formas disponibles para las plantas. Algunos nematodos "buenos" también mantienen alejados a los nematodos "malos" (que se comen las raíces de las plantas).

Protozoos: estas criaturas se alimentan de las bacterias del suelo. Los protozoos no solo excretan nutrientes, sino que además, al comerse las bacterias, fomentan que la población bacteriana crezca más rápidamente, en respuesta al ataque.

Lombrices: ¡calma, no te estamos pidiendo que metas lombrices en tu cuarto de cultivo! Pero estas criaturas son muy importantes para el suelo. Transforman la materia orgánica en nutrientes y además sus túneles ayudan a airear el sustrato y llevar agua a las raíces.

CÓMO PRESERVAR LA VIDA DEL SUELO

¿Entiendes por qué el cultivo ecológico de cannabis va mucho más allá de simplemente añadir abono de vez en cuando? Al cultivar preservando los organismos que habitan el suelo, la tierra se vuelve más rica y fértil con cada temporada de cultivo.

¿Pero cómo puedes lograr esto?

Empieza comprando tierra ecológica de buena calidad. Y, cuando la tengas, trátala como si fuera una mascota (o miles de millones de mascotas pequeñas). Con el tiempo, los genios de la horticultura han desarrollado formas de cultivo que implican una destrucción mínima de la vida del suelo.

Estos métodos evitan las siguientes acciones:

Arar: una tierra saludable tarda cierto tiempo en formarse. Arar y cavar la tierra puede destruir rápidamente la vida beneficiosa del suelo. El arado lleva estos organismos a la superficie, exponiéndolos a los rayos UV y a otros factores dañinos, matándolos rápidamente. También rompe las valiosas redes fúngicas.

Usar pesticidas/herbicidas/fungicidas químicos: como su nombre sugiere, estos productos sintéticos matan determinados seres vivos, incluyendo organismos beneficiosos. Pero, realmente, si el suelo goza de una cadena trófica saludable, esta red ayuda a las plantas a defenderse de muchas plagas y enfermedades, sin necesidad de usar productos químicos venenosos.

Usar fertilizantes químicos: estos productos cargados de nutrientes sintéticos perjudican la vida esencial del suelo, incluyendo a nuestras amigas las lombrices.

El método ecológico de la agricultura sin laboreo (o método del no arado) tiene como objetivo evitar las prácticas mencionadas anteriormente. Esta técnica implica crear bancales poco profundos de tierra de alta calidad, permitiendo que las raíces de las plantas penetren el suelo sin perturbar la vida microbiana. Las ventajas del no-arado incluyen:

• Proteger la capa superior del suelo y los organismos beneficiosos
• Ahorrar tiempo y dinero
• Ralentizar la evaporación
• Mantener el carbono atrapado en el suelo

CÓMO PRESERVAR LA VIDA DEL SUELO

¿BANCALES O MACETAS?

Ahora que sabes cómo mantener un suelo vivo y sano, tendrás que decidir cómo vas a cultivar tus plantas de cannabis. Tienes dos opciones principales: bancales o macetas.

Bancales o parterres

Un bancal es un trozo de tierra fértil que permite a las raíces penetrar profundamente en el suelo. Ciertas variedades, como las cepas sativa gigantescas, pueden aprovechar este espacio adicional y alcanzar alturas enormes. Pero los bancales al aire libre están expuestos a los elementos. Puede ser relativamente difícil protegerlos contra las lluvias intensas, las olas de calor repentinas y las primeras heladas.

Macetas

El cultivo en macetas te permite mover las plantas, en caso necesario. Si las condiciones meteorológicas empeoran, puedes trasladarlas al interior o a un invernadero. También puedes moverlas al sol/sombra, según necesiten.

No todas las macetas son iguales. Las de plástico y cerámica cumplen el propósito de contener el sustrato, pero pueden hacer que las raíces se comporten de forma poco deseable. Las macetas de tela ofrecen la mejor solución para este estilo de cultivo; aprovechan la tecnología geotextil para retener el agua, a la vez que promueven la aireación. Esto ayuda a evitar el desarrollo de hongos patógenos, así como la deshidratación de las plantas.

MACRONUTRIENTES Y MICRONUTRIENTES

Las plantas de marihuana requieren una dieta variada y completa para producir los mejores resultados. Al igual que el ser humano, necesitan dos tipos principales de nutrientes: macronutrientes y micronutrientes. Las plantas de cannabis pueden extraer todos los nutrientes necesarios del suelo, con tres excepciones: inhalan dióxido de carbono a través de unos pequeños poros situados en las hojas (llamados estomas), y generan oxígeno e hidrógeno al separar las moléculas de agua durante la fotosíntesis.

MACRONUTRIENTES

Primero, repasemos los tres nutrientes que las plantas necesitan en grandes cantidades, conocidos como macronutrientes. Veamos la función que cumple cada uno, así como algunas fuentes ecológicas de estos nutrientes.

MACRONUTRIENTSSOURCES

NITRÓGENO

• Necesario para el crecimiento vegetativo
• Forma parte de la molécula de clorofila

• Algas marinas
• Estiércol
• Humus de lombriz 

PPOTASIO

• Necesario para la fotosíntesis
• Abre y cierra los estomas
• Regula la absorción de CO₂
• Activa las enzimas necesarias para la producción de trifosfato de adenosina (ATP)

• Harina de algas
• Arenisca verde
• Ceniza de madera

FÓSFORO

• Desempeña un papel importante en la transferencia de energía
• Transforma los azúcares y almidones
• Ayuda a trasladar los nutrientes 
• Transfiere características genéticas a la próxima generación

• Harina de huesos
• Estiércol
• Fosfato de roca

MICRONUTRIENTES

Como su nombre sugiere, los micronutrientes son necesarios para las plantas en cantidades mucho menores. Pero esto no significa que sean menos importantes. La falta de cualquiera de estos minerales y elementos puede provocar deficiencias nutricionales, que impiden el buen desarrollo de las plantas y reducen la cosecha. A continuación, te mostramos los micronutrientes.

MICRONUTRIENTESFUENTES

BORO

• Ayuda a construir las paredes celulares
• Esencial para la división celular
• Importante para la polinización y el desarrollo de semillas

• Compost y materia orgánica

CALCIO

• Ayuda al desarrollo y la fertilización de las plantas
• Contribuye a la deposición de la pared celular
• Reduce la salinidad del suelo
• Mejora la penetración del agua

• Cáscara de huevo 

COBRE

• Activa las enzimas esenciales
• Necesario para la fotosíntesis
• Ayuda a metabolizar los carbohidratos y las proteínas

Compost ecológico
• Estiércol de ganado vacuno

HIERRO

• Esencial para procesos metabólicos importantes
• Síntesis del ADN
• Síntesis de clorofila
• Mantiene la estructura y función de los cloroplastos

Estiércol
• Restos de la cocina
• Arenisca verde
• Algas marinas 

MAGNESIO

• Átomo central de la molécula de clorofila
• Esencial para la fotosíntesis

• Organic compost

MANGANESO

• Ayuda a la fotosíntesis, la respiración y la asimilación de nitrógeno
• Implicado en la germinación
• Contribuye a la elongación de las células de las raíces, así como a la resistencia a las enfermedades radiculares

Compost ecológico

MOLIBDENO

• Convierte el nitrato en nitrito, y luego en amoníaco
• Necesario para las bacterias simbióticas que fijan nitrógeno (en las plantas fijadoras de nitrógeno)

• Harina de algas
• Arenisca verde
• Melaza
• Harina de neem
• Ceniza de madera

AZUFRE

• Ayuda a formar enzimas importantes
• Contribuye a la síntesis de proteínas

• Estiércol
• Heno
• Paja 

ZINC

• Elemento esencial de las enzimas y proteínas
• Ayuda a producir hormonas de crecimiento
• Contribuye al desarrollo de entrenudos más largos

Alga kelp (pulverización foliar)

FERTILIZACIÓN DE LAS PLANTAS

Para que tus plantas tengan acceso a esta variedad de nutrientes, es esencial tener una tierra de alta calidad y llena de vida. Usar una buena tierra, rica en compost y materia orgánica, casi siempre garantiza un buen suministro de estos minerales y elementos.

Sin embargo, para poder acceder a los nutrientes, las plantas dependen del ciclo de vida/muerte de la cadena trófica del suelo. Las raíces no pueden extraer los minerales directamente de la materia orgánica. Pero pueden dirigir la orquesta de la rizosfera, usando los exudados de las raíces.

Al cultivar ecológicamente, solo debes garantizar que tu tierra tenga un buen suministro de materia orgánica en forma de compost/té de compost, humus de lombriz y otras fuentes nutritivas. Siempre y cuando proporciones alimento a tus plantas, estas reclutarán a la cadena trófica del suelo para que preparen su comida.

Los hongos micorrícicos son uno de los principales aliados de las plantas en la rizosfera. Estas especies forman un vínculo físico con las raíces de las plantas: se unen al sistema radicular, formando las micorrizas. Los hongos micorrícicos se alimentan de los exudados de plantas y, a cambio, digieren materia orgánica y transportan nutrientes específicos hacia las plantas.

Otros microbios del suelo también se unen a esta danza sinérgica. Mantenlos bien alimentados con materia orgánica y generarás un ciclo perpetuo de nutrientes bajo tierra.

Buy Easy Roots - Mycorrhiza Mix

100% organic, our unique blend of Glomeromycotan fungus is the natural way to grow healthier, better-quality plants.

Buy Easy Roots - Mycorrhiza Mix

FERTILIZANTES ECOLÓGICOS VS. QUÍMICOS

Los fertilizantes se añaden a la tierra para enriquecer el medio de cultivo con nutrientes. Los fertilizantes ecológicos provienen de materia orgánica, que se descompone lentamente con el tiempo, hasta que la cadena trófica del suelo convierte la materia orgánica natural en nutrientes absorbibles por las plantas.

En cambio, los fertilizantes químicos sintéticos se producen a escala industrial; muchos son subproductos de la industria petrolera y suelen ser de carácter ácido.

Todos los cultivadores necesitan algún tipo de abono. Las plantas extraen los nutrientes del suelo poco a poco; por lo que con el tiempo los nutrientes se agotan, salvo que el cultivador añada más abono a la tierra. Tanto los fertilizantes ecológicos como los químicos ofrecen ventajas y desventajas al cultivar marihuana. Por supuesto, quienes cultiven ecológicamente optarán por los primeros, pero veamos los pros y contras de cada uno.

FERTILIZANTES ECOLÓGICOS

Los abonos orgánicos son materiales naturales con concentraciones elevadas de nutrientes. Muchos de estos materiales contienen elementos y minerales. Algunos ejemplos de fertilizantes naturales son: compost, algas marinas, humus de lombriz y harina de huesos. Estos abonos sirven de alimento para hongos y bacterias, que los descomponen con el tiempo, permitiendo que las plantas puedan absorber los nutrientes.

Dicho esto, los cultivadores pueden hacer preparaciones altamente concentradas, con el objetivo de minimizar el tiempo que tardan en absorberse los nutrientes. Estos incluyen: té de compost, lixiviado de lombriz y preparados de plantas fermentadas.

Pros:

• Imitan la descomposición natural de la materia orgánica
• Alimentan a los organismos del suelo
• Totalmente seguros y libres de productos químicos nocivos
• Los preparados concentrados permiten una absorción más rápida

Contras:

• Una pila de compost puede tardar hasta un año o más en activar el proceso de compostaje.
• Los preparados son una mezcla de muchos nutrientes diferentes, lo que dificulta poder aumentar la dosis de determinados minerales o elementos

FERTILIZANTES ECOLÓGICOS

FERTILIZANTES QUÍMICOS

Los fertilizantes químicos son sustancias sintéticas que contienen muchos de los macronutrientes y micronutrientes necesarios para las plantas. Sin embargo, también contienen muchos aditivos.

Pros:

• Se absorben rápidamente
• Dosis específica

Contras:

• Afectan a los organismos de la cadena trófica del suelo
• Pueden quemar las plantas
• Contaminan el aire y el agua
• Acidifican el suelo
• Agotan los minerales del suelo

CÓMO FUNCIONA EL PH EN EL CULTIVO ECOLÓGICO

Generalmente, quienes cultivan con métodos ecológicos no tienen que prestar demasiada atención al pH del suelo. Sin embargo, pueden surgir algunos problemas. Cada tierra tiene un determinado valor de pH. ¿Recuerdas la escala de 0 a 14 de la clase de ciencias? Los valores de 0-6 significan acidez, 7 representa un valor neutro, y 8–14 significa alcalinidad.

Pero ¿por qué necesitas preocuparte por esto al cultivar? Las plantas de cannabis se desarrollan mejor en suelos ligeramente ácidos, con un pH de 6-7. Si la tierra se vuelve demasiado ácida o demasiado alcalina, las raíces tienen dificultades para absorber los nutrientes, aunque estén presentes en el suelo; este fenómeno se conoce como bloqueo de nutrientes. Con el tiempo, se producirán deficiencias nutricionales, que perjudicarán la salud y productividad de las plantas. Para conocer el pH de la tierra, puedes usar un medidor de pH.

El modus operandi para solucionar los problemas de pH solía ser la aplicación de productos sintéticos para subir o bajar el pH. Pero también hay métodos ecológicos para volver a equilibrar el pH:

Suelo ácido:

• Bicarbonato sódico

Suelo alcalino:

• Limón
• Vinagre

COMPOST

El compost es la base de cualquier cultivo ecológico. Te permite crear tu propio fertilizante, así como un mejorador del suelo, simplemente reciclando los desechos orgánicos de la cocina y el jardín. Las pilas de compost cargadas de microbios descomponen la materia orgánica (desde ramitas y hojas muertas, hasta pieles de patatas) convirtiéndola en “oro negro”.

Cuando el compost esté bien descompuesto, puedes usar el material resultante (cargado de nutrientes) para abonar los bancales o para preparar mezclas de tierra para macetas. El compostaje ofrece más independencia al cultivador y crea un sistema de ciclo cerrado. Hay dos formas principales de compostaje: lento y con lombrices.

COMPOSTAJE LENTO

Algunas de las ventajas más impresionantes del compostaje lento incluyen:

• Reduce la huella de carbono
• Ahorra dinero
• Fertilizante natural potente
• Mejora la salud del suelo

Las pilas de compostaje lento se componen de dos tipos de materiales diferentes: "verde" y "marrón". Los materiales "verdes" aportan nitrógeno, mientras que los materiales "marrones" aportan carbono. Al hacer la pila de compost, procura añadir un 25-50% de materiales verdes y un 50-75% de materiales marrones, para asegurar que el montón de compost reciba suficiente aire para favorecer a los microbios aeróbicos.

Los materiales verdes incluyen: restos de la cocina, hierba recién cortada, algas marinas y estiércol animal. Los materiales marrones incluyen: hojas secas, cartón, paja y astillas de madera. Una pila de compost nueva puede tardar meses en empezar a producir un compost viable. Pero si sigues aportando material, pronto tendrás una fuente de abono infinita.

COMPOSTAJE LENTO

COMPOSTAJE CON LOMBRICES

El compostaje de lombrices ofrece una fuente de nutrientes ecológicos más rápida. Puedes hacer un simple contenedor para lombrices usando un cubo o una bolsa tote de plástico resistente. En este contenedor, añade algunas lombrices de tierra adecuadas para el compostaje, y unos puñados de compost. Luego ve añadiendo restos de cocina a menudo; tus lombrices los devorarán y crearán humus de lombriz.

El humus de lombriz contiene hongos, bacterias y minerales beneficiosos, como potasio, calcio, zinc, cobre y fósforo. Las lombrices solo tardan unas pocas semanas en empezar a producir un suministro constante de humus. Añádelo a los bancales o macetas para nutrir la tierra y las plantas.

El compostaje con lombrices también produce "lixiviado de lombriz", también conocido como humus de lombriz líquido. Instala un grifo de plástico en el lateral de la base del contenedor de lombrices. Drénalo cada pocos días y añade el líquido nutritivo a la tierra, para aportar una buena dosis de minerales y microbios.

ESTIÉRCOL

El estiércol es muy nutritivo y se prepara con los excrementos sólidos y líquidos de ciertos animales. Al contener altos niveles de macronutrientes, es un recurso esencial en cualquier cultivo ecológico. Suele obtenerse de gallinas, vacas, caballos, llamas, conejos y ovejas. Pero ten en cuenta que añadir estiércol fresco al cultivo puede contaminar las plantas y quemarlas por exceso de nitrógeno. Por este motivo, primero debes dejar que se descomponga durante seis meses o un año, para que sea adecuado para las plantas.

De modo similar al compost, el estiércol contiene nutrientes unidos a la materia orgánica. Esto significa que también proporciona alimento a los microorganismos beneficiosos; cuando estos seres hayan digerido el estiércol, las plantas podrán absorber los nutrientes. Puedes usar estiércol para enriquecer la pila de compost, o añadir una capa a la tierra.

Además, el estiércol es fácil de encontrar. Echa un vistazo a los centros de jardinería o granjas de tu zona para encontrar estiércol barato, o incluso gratis. Si es posible, intenta conseguir el estiércol más viejo que tengan, para ahorrarte unos meses de espera.

ESTIÉRCOL

CÓMO FERTILIZAR LA MARIHUANA DE FORMA ECOLÓGICA

Ahora ya conoces las mejores fuentes naturales de nutrientes para tus plantas. A continuación, te mostramos las mejores formas de fertilizar tus plantas de marihuana ecológicamente. Estas técnicas son súper fáciles y todas estimularán el crecimiento de las plantas, a la vez que mantienen intacta la valiosa vida microbiana.

ACOLCHADO

El acolchado, o mantillo, consiste en echar una capa de materia orgánica o materiales naturales sobre la tierra. ¿Recuerdas cuando dijimos que a los microbios del suelo no les gusta la exposición al sol? El acolchado resuelve ese problema y mucho más.

Al pasear por un bosque, ¿qué ves en el suelo? Raramente verás trozos de tierra expuesta, sin ningún tipo de cobertura. Normalmente, la tierra está cubierta por capas de hojas secas, ramitas y materia orgánica, que crean una "piel" para proteger la vida del suelo. Con el tiempo, estos elementos se descomponen lentamente, nutriendo el suelo.

La técnica del mantillo imita este sistema inteligente de la naturaleza. Las ventajas de este método incluyen:

• Fertiliza las plantas lentamente a lo largo de la temporada
• Buen alimento para los hongos
• Suprime el crecimiento de hierbajos
• Retiene la humedad
• Mantiene a raya algunas plagas
• Ofrece un aspecto más limpio y ordenado en tu jardín

Hay muchos tipos diferentes de acolchado ecológico. Los ejemplos mostrados a continuación nutrirán tu cultivo y favorecerán la salud de la tierra:

• Compost de hongos
• Virutas de madera
• Corteza de madera
• Estiércol descompuesto
• Paja
• Algas marinas

También pueden usarse cultivos de cobertura para crear un "mantillo vivo". Al sembrar una mezcla de cultivos de cobertura entre tus plantas de cannabis, crearás una "alfombra viva" que potenciará la salud de la cadena trófica del suelo. Las leguminosas (habas, etc.) fijan el nitrógeno atmosférico en el suelo, por lo que son un gran cultivo de cobertura. A medida que crece el cultivo de cobertura, córtalo y déjalo sobre la tierra para devolver la materia orgánica al suelo.

JUGO DE PLANTAS FERMENTADAS

El jugo de plantas fermentadas (JPF) proviene de la práctica de la Agricultura Natural Coreana. Consiste en cosechar plantas locales cargadas de nutrientes, como dientes de león y ortigas. Estas especies también incluyen organismos beneficiosos en sus hojas, así como hormonas de crecimiento. Así es cómo se prepara este jugo fermentado:

1. Tritura las plantas recién cosechadas y ponlas en un cubo.
2. Añade azúcar moreno, de forma que represente un tercio de la mezcla (el azúcar alimentará a los microbios).
3. Remueve bien, tapa el cubo con papel de periódico y deja reposar durante una hora.
4. Quita el periódico y coloca un ladrillo grueso sobre la mezcla para eliminar el exceso de aire.
5. Cubre el cubo usando un poco de tela y cuerda, y deja reposar la mezcla en una habitación oscura durante dos días.
6. Retira el ladrillo y ventila la mezcla durante una hora antes de volver a cubrirla.
7. Deja el cubo en una habitación oscura durante 2-3 semanas.
8. Tras ese periodo, tu JPF estará fermentado y listo para usar.
9. Aplícalo con un pulverizador o úsalo para empapar las raíces, en una concentración de 0,1-0,2%.

TÉ DE COMPOST

El té de compost es otra herramienta fundamental en el arsenal del cultivador ecológico, que proporciona gran cantidad de nutrientes esenciales y microorganismos beneficiosos (desde nematodos hasta bacterias). Es un preparado a base de compost de alta calidad y agua.

Estas son las razones para usarlo:

• Mejora el crecimiento de las plantas
• Introduce organismos beneficiosos
• Reduce el riesgo de sufrir enfermedades
• Elimina la necesidad de productos químicos tóxicos

¿Hemos despertado tu interés? Aprende a hacer tu propio té de compost aquí.

TÉ DE COMPOST

ABONO DE COBERTURA

El abono de cobertura, o fertilización superficial, es una manera fácil de añadir más nutrientes a la tierra durante la temporada de cultivo. Básicamente, se trata de esparcir el abono sobre la tierra. Añade la primera capa a principios de primavera, y luego otra capa cada tres semanas para que la tierra se mantenga llena de nutrientes y las plantas estén felices.

El alga kelp es una fuente abundante de nutrientes y es un abono de cobertura excelente. Solo tienes que poner una capa sobre los parterres o macetas y regar. ¡Listo!

PULVERIZACIONES FOLIARES

Las pulverizaciones foliares sirven como fertilizante, y también son un método ecológico para controlar plagas. Por tanto, son una forma rápida de tratar las deficiencias nutricionales y eliminar las plagas.

Cuando se aplican sobre la superficie de las hojas, los nutrientes se absorben a través de los estomas, eludiendo completamente las raíces. Las pulverizaciones foliares son especialmente útiles cuando tienes que lidiar con suelos encharcados, desequilibrios de pH u otros problemas que disminuyen la absorción de nutrientes en las raíces. El té de compost, el lixiviado de lombriz y el JPF pueden aplicarse mediante este método.

También puedes hacer pulverizaciones foliares con aloe vera (que ayuda a aumentar la absorción de nutrientes y reducir las plagas y enfermedades) y con otras sustancias naturales como el aceite de neem, para combatir hongos patógenos como el mildiú polvoroso.

Neemazal - Neem Oil

El aceite de neem ofrece una forma completamente natural de proteger tus plantas de marihuana contra las plagas.

Comprar Neem Oil

CONCLUSIÓN

¡Ya estás listo para cultivar marihuana con éxito usando métodos puramente ecológicos! No solo obtendrás unas cosechas brutales, sino que además mejorarás la salud del suelo y tu propio suministro de compost con el tiempo. Pero, antes de ponerte manos a la obra, repasemos los puntos principales que hemos cubierto:

• Utiliza el método del no laboreo para mantener la vida y la estructura de la cadena trófica del suelo.
• ¡Los nutrientes son importantes! Con un compost de alta calidad y abono de cobertura, puedes suministrar todos los nutrientes sin necesidad de productos químicos.
• Comprueba el pH de la tierra de vez en cuando, y usa métodos naturales para ajustarlo.
• Aprovecha los restos de la cocina y el jardín. Haz tu propio abono mediante compostaje lento o con lombrices.
• El estiércol es fácil de encontrar y hará maravillas para tus plantas.
• Imita a la naturaleza mediante el uso de acolchado.
• El té de compost, las pulverizadores foliares y el JPF proporcionan dosis inmediatas de microbios y nutrientes.

Usa estas técnicas para trabajar en armonía con la naturaleza, ¡no contra ella! Ahora, ponte a cultivar, ¡y esperamos que consigas cosechas muy abundantes!

¿TIENES MÁS DE 18 AÑOS?

El contenido de RoyalQueenSeeds.com es únicamente apto para adultos y está reservado para personas mayores de edad.

Asegúrate de conocer las leyes de tu país.

Al hacer clic en ENTRAR, confirmas
que tienes
18 años o más.