Los cultivadores de cannabis novatos pueden sentirse confusos, y hasta un poco intimidados, ante la cuestión de qué productos deberían comprar y usar durante las diferentes fases del ciclo de cultivo. Hoy en día, el mercado está totalmente saturado con diferentes productos, químicos y correctores de pH. Parece casi imposible obtener una cosecha abundante sin una pócima secreta diferente para cada día de la semana.

Pues bien, esto no es del todo cierto. Las plantas de marihuana necesitan un aporte variable de nutrientes para asegurar un crecimiento adecuado, pero no es necesario que todos estos nutrientes salgan de una botella carísima. Quienes cultiven al aire libre, o quienes lo hagan en un cuarto o armario de cultivo, pueden hacer su propio fertilizante en casa a un coste muy bajo.

El té de compostaje es una forma de compost líquido macerado que puede aportar gran cantidad de nutrientes de alta calidad a tu cultivo de marihuana, contribuyendo a la salud y el vigor de las plantas, e incluso a las defensas contra patógenos. A pesar de sus múltiples efectos beneficiosos, el té de compost es muy fácil de hacer y requiere un esfuerzo y un coste mínimos. El principal requisito es simplemente tener un poco de paciencia.

EMPIEZA CON COMPOSTAJE DE BUENA CALIDAD

Si aún no tienes un compostado, ¡ahora sería un buen momento para empezar a crear tu propia fuente de abonos para tus plantas! Si piensas que este proceso puede ser muy largo, no te preocupes, siempre puedes conseguir un poco de té de compostaje de algún vecino o en algún centro de jardinería mientras esperas que tu propio compost esté listo para poder fertilizar tu cultivo.

El componente principal del té de compostaje es un compost bien refinado y de buena calidad. El compost está formado fundamentalmente por desechos orgánicos, que de lo contrario hubieran acabado directamente en la basura, lo cual contribuye a que esta operación no sea nada cara económicamente. Puedes usar desechos de la cocina, cáscaras de huevo, bolsitas de té, hierbas o restos de poda del jardín, o restos de césped cortado.

Los compostadores pueden estar hechos de una serie de materiales diferentes. La madera no tratada tal vez sea la opción más respetuosa con el medio ambiente. Deberían ubicarse en un lugar donde no haya fluctuaciones extremas de temperatura y humedad, ya que esto afectaría a los microorganismos que descomponen la materia orgánica transformándola en compost de gran calidad. Colocar el compostador directamente sobre la tierra, en lugar de ponerlo sobre cemento, facilitará el drenaje del líquido del compost.

Aunque puedes añadir muchos materiales al compost, es importante hacerlo de manera equilibrada. Para el desarrollo óptimo de los microorganismos beneficiosos en el compostaje, es necesario que haya una buena mezcla de materiales “verdes” y “marrones”. Deberías aportar un 25-50% de materiales “verdes”, que serían los desechos de verduras, las malas hierbas o la hierba cortada. El resto del compost debería consistir de materiales “marrones”, como paja, hojas secas o virutas de madera.

Una vez empieces a llenar tu compostador, tendrás que revolver su contenido a menudo. Esto contribuirá a la aireación de los materiales, acelerando su descomposición.

El compostaje no es un proceso rápido. El compost puede tardar entre 6 meses y 2 años en descomponerse y crear una tierra fina y lista para usar. Pero mientras esperas siempre puedes conseguir el compost por otro lado.

Té De Compostaje

LAS VENTAJAS DEL TÉ DE COMPOST

Ahora que ya sabes cómo preparar tu propio compost para hacer tés en el futuro, es hora de ponernos manos a la obra. El té de compostaje consiste básicamente en lo que su nombre sugiere. Del mismo modo que la preparación de un té o una infusión herbal, el té de compostaje implica remojar y macerar el material en agua. Así de simple.

Sin embargo, antes de explicar la receta, veamos por qué este proceso vale tanto la pena. ¿Qué ventajas ofrece realmente el té de compostaje?

POTENCIA EL CRECIMIENTO DE LAS PLANTAS

El té de compostaje puede ayudar al cultivador de marihuana y a sus plantas de diversas formas. Una de sus principales ventajas, que probablemente sea la más importante para los cultivadores, es que fomenta el crecimiento de las plantas, un factor muy importante para quienes buscan una cosecha de cogollos grandes y resinosos.

La enorme cantidad de nutrientes que contiene el té de compostaje contribuye muchísimo a la salud de las plantas, asegurando un desarrollo adecuado y vigoroso. Esta potente dosis de nutrientes ayuda a prevenir la aparición de deficiencias, que podrían reducir la cosecha e impedir el buen crecimiento de las plantas.

Racines Sanas de Planta de Cannabis

INTRODUCE MICROORGANISMOS BENEFICIOSOS

Además de incorporar nutrientes al suelo, el té de compost también aporta microorganismos beneficiosos, que incluyen formas de vida como los hongos micorrícicos y los nematodos depredadores.

Los hongos micorrícicos pueden ayudar a potenciar el sistema de raíces de las plantas de cannabis, permitiéndoles extraer nutrientes de zonas más alejadas y por tanto aumentando su absorción. Estos hongos también pueden ayudar a defender las raíces contra los parásitos microbianos. Los nematodos depredadores también actúan como una defensa natural, alimentándose de los microorganismos que devoran las raíces de la marihuana.

Con el té de compostaje, puedes introducir estos nematodos depredadores en la rizosfera de tu jardín. Estas pequeñas criaturas, una especie de gusanos, ayudan a proteger las plantas contra una serie de microbios, incluyendo otros tipos de nematodos.

Si aplicas el té de compostaje como pulverizador foliar, los nematodos contenidos en este líquido pueden atacar a las plagas de insectos de las hojas y tallos, como los minadores de hojas, defendiendo así a las plantas.

ELIMINA LA NECESIDAD DE SUSTANCIAS QUÍMICAS TÓXICAS

Usar té de compost puede eliminar la necesidad de aplicar productos químicos a tu cultivo, que son perjudiciales para ti y para la naturaleza. El té de compostaje es un elixir nutritivo que puede sustituir el uso de fertilizantes químicos, que a veces pueden quemar las raíces.

RECETA DE TÉ DE COMPOSTAJE

La receta de compost a continuación fue formulada por la Dra. Elaine Ingham, una investigadora y microbióloga del suelo de Soil Foodweb Inc.


PASO 1

Para empezar, llena un recipiente con 95 litros de agua. Si tu fuente de agua está clorada, airea el agua para eliminar esta sustancia química. Añade 2 cucharaditas de solución de ácido húmico directamente al agua. Puedes comprar el ácido húmico o puedes extraerlo de tu propio compost.

PASO 2

A continuación, diluye 1 o 2 cucharadas soperas de ácido húmico en 2 tazas de agua, antes de añadirlo al té de compost. Como alternativa, puedes usar hidrolizado de pescado. Si este producto contiene conservantes ácidos, también debería diluirse previamente para neutralizarlos.

PASO 3

Mezcla media taza de kelp en 5 tazas de agua. Cuando esté bien mezclado, añádelo al té de compostaje para crear una solución altamente nutritiva.

PASO 4

Ahora es el momento de añadir el compost. Pero antes de hacerlo, asegúrate de que tu compost se haya descompuesto correctamente y tenga un aspecto saludable y biodiverso. Debería ser aeróbico, así que su olor debería ser rico y agradable, como la tierra de un bosque. Esta será la fuente de bacterias, hongos y protozoos beneficiosos. Añade 2,3kg de compost.

Para asegurarte de que la mezcla contiene bacterias beneficiosas y está lista para aplicar a las plantas, puedes usar un microscopio. Si puedes conseguir uno, analiza la mezcla usando una disolución de compostaje 1:5, con un aumento de 400 veces. Tendrías que poder detectar miles de bacterias en cada campo de visión, un filamento de hifas fúngicas en cada 5 campos de visión, un flagelo o ameba en cada 5-10 campos de visión y 1 nematodo beneficioso por cada gota.

Si al té de compost le faltan hongos, puedes añadir ciertos alimentos para potenciar su crecimiento, como 1 taza de avena cortada, salvado de trigo o cáscaras de gambas. Si las plantas necesitan un aporte extra de nitrógeno, puedes sustituir el ácido húmico por una cantidad equivalente de hidrolizado de pescado.

Carrito

Artículos GRATUITOS incluidos

Sin producto

Transporte € 0.00
Total € 0.00

Confirmar