Aprende todos los detalles sobre cómo usar té de compost para nutrir y proteger tus plantas de marihuana.

Índice:

El té de compostaje es una forma de compost líquido macerado que puede aportar gran cantidad de nutrientes de alta calidad a tu cultivo de marihuana, contribuyendo a la salud y el vigor de las plantas, e incluso a las defensas contra patógenos. A pesar de sus múltiples efectos beneficiosos, el té de compost es muy fácil de hacer y requiere un esfuerzo y un coste mínimos. El principal requisito es simplemente tener un poco de paciencia.

TÉ DE COMPOST BACTERIANO VS. FÚNGICO

Cuando preparas un té de compost, estás alimentando los microorganismos del compost para crear un brebaje enriquecido con millones de bacterias y hongos beneficiosos, que no solo ayudan a fertilizar tus plantas, sino que también pueden protegerlas de los patógenos.

El té de compost puede ser bacteriano o fúngico, dependiendo de los ingredientes usados para prepararlo. Un té bacteriano está hecho a partir de azúcares (como la melaza), mientras que un té fúngico se hace con hidrolizado de pescado y ácido húmico. El proceso de elaboración es similar para ambos, pero los tés fúngicos suelen tardar más tiempo, ya que las colonias de hongos crecen a un ritmo más lento.

EMPIEZA CON UN BUEN COMPOST

La clave para hacer un buen té de compost es, obviamente, usar un compost de buena calidad. El compost se obtiene mediante la degradación lenta de los residuos orgánicos, como las pieles de la fruta o verdura, cáscaras de huevo, papel o restos de poda.

Para hacer tu propio compost en casa, necesitarás una compostera, que puedes comprar en tiendas de jardinería o internet, aunque también puedes montarla tú mismo. A partir de aquí, tendrás que ir añadiendo a la compostera una buena combinación de materiales “verdes” y “marrones”. Para obtener los mejores resultados, recomendamos añadir un 25-50% de materiales verdes y un 50-75% de materiales marrones. Para ver ejemplos de materiales “verdes” y “marrones”, echa un vistazo al infográfico de arriba.

EMPIEZA CON UN BUEN COMPOST

Con el tiempo, los microorganismos de la compostera descompondrán estos materiales, transformándolos en compost. El compost no solo es un abono rico en nutrientes y microorganismos, sino que también mejora la estructura del suelo. Si no tienes tu propio compost para preparar el té, puedes adquirirlo en una tienda de jardinería, o puedes hacer un té con ingredientes comprados. Estos son algunos de los ingredientes habituales para hacer té de compost:

INGREDIENTESTÉ DE COMPOSTAJE BACTERIANO

TÉ DE COMPOSTAJE FÚNGICO

TÉ DE COMPOSTAJE BACTERIANO Y FÚNGICO
Hidrolizado de pescado X
Alga kelp X
Excrementos de insectos X
Alfalfa X
Roca glacial X
Azomita X
Bokashi X
Ácido húmico/fúlvico X
Melaza X
Yucca X
Guano X


Ten en cuenta que los ingredientes escogidos para hacer tu compost determinarán si será fúngico o bacteriano.

LOS DIFERENTES TIPOS DE TÉ DE COMPOST

Básicamente, hay seis tipos diferentes de té de compost: té aireado, té no aireado, té anaeróbico, té de estiércol, lixiviado de compost y té de plantas fermentadas. El más usado por los cultivadores de cannabis, ya sean aficionados o profesionales, es el té de compost aireado (TCA).

TÉ DE COMPOST AIREADO

Como su nombre sugiere, el té de compost aireado utiliza oxígeno durante el proceso de elaboración, creando así el entorno perfecto para el desarrollo de microorganismos beneficiosos. Puedes hacer tu propio TCA en casa usando un cubo de 20 litros, una bomba de aire/piedra difusora, y los siguientes ingredientes base:

• Compost de alta calidad
• Humus de lombriz

Los ingredientes básicos para cualquier té de compost son el compost y el humus de lombriz. Estos ingredientes son ricos en microorganismos, que irán creciendo a medida que alimentas el té. Recuerda que para obtener el té de mejor calidad y unos resultados más limpios, hay que usar ingredientes ecológicos.

Nutrientes

Para que las bacterias y hongos puedan crecer en tu compost, necesitas alimentarlos con los nutrientes adecuados. En internet hay muchas recetas diferentes de té de compost; al final de este artículo hemos incluido una de nuestras favoritas.

Oxígeno

El té de compost aireado necesita oxígeno para el desarrollo de bacterias y hongos beneficiosos. Para oxigenar el té de compost, los cultivadores caseros pueden simplemente dejar los ingredientes en un cubo con una bomba de aire. En cambio, las plantaciones a gran escala, con mayor presupuesto, suelen utilizar sondas de oxígeno para controlar completamente el nivel de oxígeno en el té.

Tiempo y temperatura

El TCA se prepara a temperaturas entre 18-30°C. Las temperaturas más bajas dificultan la reproducción de los microorganismos, mientras que las temperaturas más elevadas pueden promover el crecimiento de patógenos en el té.

El tiempo ejerce un efecto similar en el té de compost. Los microorganismos tardan cierto tiempo en crecer; pero si el té se deja reposando demasiado tiempo, se crea un caldo de cultivo para bacterias y hongos patógenos. Para ir sobre seguro, recomendamos dejar el té en preparación durante exactamente 24 horas.

HERRAMIENTAS PARA MEDIR LA CONDUCTIVIDAD DEL TÉ DE COMPOST

En lugar de preparar el té de compost a ciegas, tienes que medir la conductividad del brebaje para tener una idea más clara de su contenido. Utiliza el medidor de pH y medidor de conductividad de RQS, para asegurarte de estar beneficiando a tus plantas.

TÉ DE COMPOST EN SISTEMAS HIDROPÓNICOS Y AEROPÓNICOS

Aunque solemos pensar que el té de compost se usa en los cultivos de cannabis en tierra, también puede usarse en sistemas hidropónicos o aeropónicos; simplemente hay que ajustar la dosis. Para las plantas cultivadas en tierra, recomendamos usar aproximadamente 120ml de té de compost por litro de agua. En hidroponía, recomendamos usar 1 litro de té de compost por cada 30l de agua del depósito.

A diferencia de los fertilizantes químicos, con el té de compost es mucho más difícil fertilizar las plantas en exceso.

TÉ DE COMPOST EN SISTEMAS HIDROPÓNICOS Y AEROPÓNICOS

LAS VENTAJAS DE USAR TÉ DE COMPOST

El té de compost contiene millones de bacterias y hongos beneficiosos. Al aplicarlo a las raíces de las plantas, o rociarlo sobre las hojas, estarás favoreciendo el desarrollo de las plantas de muchas maneras.

Estas son algunas de las principales ventajas del té de compost:

POTENCIA EL CRECIMIENTO DE LAS PLANTAS

El té de compostaje puede ayudar al cultivador de marihuana y a sus plantas de diversas formas. Una de sus principales ventajas, que probablemente sea la más importante para los cultivadores, es que fomenta el crecimiento de las plantas, un factor muy importante para quienes buscan una cosecha de cogollos grandes y resinosos.

La enorme cantidad de nutrientes que contiene el té de compostaje contribuye muchísimo a la salud de las plantas, asegurando un desarrollo adecuado y vigoroso. Esta potente dosis de nutrientes ayuda a prevenir la aparición de deficiencias, que podrían reducir la cosecha e impedir el buen crecimiento de las plantas.

INTRODUCE MICROORGANISMOS BENEFICIOSOS

Además de incorporar nutrientes al suelo, el té de compost también aporta microorganismos beneficiosos, que incluyen formas de vida como los hongos micorrícicos y los nematodos depredadores.

Los hongos micorrícicos pueden ayudar a potenciar el sistema de raíces de las plantas de cannabis, permitiéndoles extraer nutrientes de zonas más alejadas y por tanto aumentando su absorción. Estos hongos también pueden ayudar a defender las raíces contra los parásitos microbianos. Los nematodos depredadores también actúan como una defensa natural, alimentándose de los microorganismos que devoran las raíces de la marihuana.

Con el té de compostaje, puedes introducir estos nematodos depredadores en la rizosfera de tu jardín. Estas pequeñas criaturas, una especie de gusanos, ayudan a proteger las plantas contra una serie de microbios, incluyendo otros tipos de nematodos.

Si aplicas el té de compostaje como pulverizador foliar, los nematodos contenidos en este líquido pueden atacar a las plagas de insectos de las hojas y tallos, como los minadores de hojas, defendiendo así a las plantas.

ELIMINA LA NECESIDAD DE SUSTANCIAS QUÍMICAS TÓXICAS

Usar té de compost puede eliminar la necesidad de aplicar productos químicos a tu cultivo, que son perjudiciales para ti y para la naturaleza. El té de compostaje es un elixir nutritivo que puede sustituir el uso de fertilizantes químicos, que a veces pueden quemar las raíces.

RECETA DE TÉ DE COMPOSTAJE

La receta de compost a continuación fue formulada por la Dra. Elaine Ingham, una investigadora y microbióloga del suelo de Soil Foodweb Inc.

PASO 1

Para empezar, llena un recipiente con 95 litros de agua. Si tu fuente de agua está clorada, airea el agua para eliminar esta sustancia química. Añade 2 cucharaditas de solución de ácido húmico directamente al agua. Puedes comprar el ácido húmico o puedes extraerlo de tu propio compost.

PASO 2

A continuación, diluye 1 o 2 cucharadas soperas de ácido húmico en 2 tazas de agua, antes de añadirlo al té de compost. Como alternativa, puedes usar hidrolizado de pescado. Si este producto contiene conservantes ácidos, también debería diluirse previamente para neutralizarlos.

RECETA DE TÉ DE COMPOSTAJE

PASO 3

Mezcla media taza de kelp en 5 tazas de agua. Cuando esté bien mezclado, añádelo al té de compostaje para crear una solución altamente nutritiva.

PASO 4

Ahora es el momento de añadir el compost. Pero antes de hacerlo, asegúrate de que tu compost se haya descompuesto correctamente y tenga un aspecto saludable y biodiverso. Debería ser aeróbico, así que su olor debería ser rico y agradable, como la tierra de un bosque. Esta será la fuente de bacterias, hongos y protozoos beneficiosos. Añade 2,3kg de compost.

Para asegurarte de que la mezcla contiene bacterias beneficiosas y está lista para aplicar a las plantas, puedes usar un microscopio. Si puedes conseguir uno, analiza la mezcla usando una disolución de compostaje 1:5, con un aumento de 400 veces. Tendrías que poder detectar miles de bacterias en cada campo de visión, un filamento de hifas fúngicas en cada 5 campos de visión, un flagelo o ameba en cada 5-10 campos de visión y 1 nematodo beneficioso por cada gota.

Si al té de compost le faltan hongos, puedes añadir ciertos alimentos para potenciar su crecimiento, como 1 taza de avena cortada, salvado de trigo o cáscaras de gambas. Si las plantas necesitan un aporte extra de nitrógeno, puedes sustituir el ácido húmico por una cantidad equivalente de hidrolizado de pescado.

LOS BENEFICIOS DEL TÉ DE SEMILLAS GERMINADAS

Al igual que el té de compost, el té de semillas germinadas (SST) es un fertilizante de cannabis bastante barato y rico en nutrientes. El SST es una preparación muy popular entre la gente que cultiva de forma ecológica, por su simplicidad y efectividad, ya que utilizan plantas de crecimiento rápido como el centeno, la cebada o el maíz.

Una vez germinadas, estas semillas contienen una gran cantidad de nutrientes que estimulan el crecimiento de las raíces y cumplen funciones fisiológicas fundamentales. Entre ellos hay un montón de proteínas, aminoácidos y enzimas. Las semillas germinadas también contienen ácidos giberélicos, unas hormonas de crecimiento que intervienen en el crecimiento de brotes, hojas y flores. El SST sirve tanto para empapar las raíces como para la pulverización foliar.

RECETA DE TÉ DE SEMILLAS GERMINADAS

Es bastante evidente por qué muchos cultivadores recurren a este método de fertilización barato y natural. Lo único que se necesita es una bolsa de semillas, un poco de agua y tiempo. A continuación, puedes aprender cómo hacer tu propio fertilizante SST.

RECETA DE TÉ DE SEMILLAS GERMINADAS

QUÉ NECESITAS

• 56 gramos de semillas de cebada
• Agua limpia
• Cuenco grande
• Frasco
• Tamiz
• Licuadora
• Cubo

INDICACIONES

PASO 1

Coloca las semillas de cebada en un cuenco grande y cúbrelo con agua. Déjalo en remojo durante ocho horas.

PASO 2

La mayoría de las semillas flotarán en la superficie. Tócalas suavemente y comprueba si se hunden hasta el fondo. Notarás una capa de residuos flotando en la parte superior. Quítala o tírala en el fregadero.

PASO 3

Cuela las semillas limpias que haya en el agua con un tamiz y pásalas al frasco para que broten. Deja que broten durante un total de tres días, y enjuágalas cada mañana y cada tarde. En 24 horas, notarás las pequeñas radículas blancas que emergen de las semillas. Aquí es donde reside todo ese valor nutricional. Al tercer día, estas estructuras serán bastante más largas.

PASO 4

Coloca las semillas germinadas en la licuadora y llénala con agua hasta la mitad. Mantenlo en la licuadora durante unos 20 segundos para que se forme una mezcla blanca jabonosa.

PASO 5

Llena un cubo de unos 20 litros con agua limpia. Cuela la mezcla a través del tamiz para que caiga en el cubo. Mezcla bien la solución.

PASO 6

Aplica el SST como pulverización foliar o directamente en la tierra. ¡Buen cultivo!

¿TIENES MÁS DE 18 AÑOS?

El contenido de RoyalQueenSeeds.com es únicamente apto para adultos y está reservado para personas mayores de edad.

Asegúrate de conocer las leyes de tu país.

Al hacer clic en ENTRAR, confirmas
que tienes
18 años o más.