Cómo ocultar el olor de tus plantas de marihuana.


La marihuana tiene uno de los olores más fácilmente reconocibles, y es genial, hasta que tienes que camuflarlo...

Cada variedad ofrece un cóctel distinto de terpenos, pero ese aroma terroso y a gas que tanto nos gusta es lo que más destaca en todas ellas. Ese olor inconfundible hace del consumo de hierba una experiencia muy agradable, pero también llama mucho la atención, atrayendo miradas y narices no deseadas.

Mantener el olor bajo control es difícil, pero posible, y a continuación te mostramos cómo. Aprende a mantener tus plantas de marihuana en secreto con los siguientes consejos.

¿Por qué es tan importante controlar el olor?

Lamentablemente, el cannabis sigue siendo ilegal en muchos países.

Cultivar hierba en casa tiene muchas ventajas, como la satisfacción de fumar tu propio cannabis y ahorrarte un montón de dinero durante el proceso. Pero también viene con un riesgo importante, dependiendo de donde residas.

Algunos cultivadores viven en zonas en las que solo recibirán una reprimenda y un tirón de orejas si son descubiertos. Pero otros se enfrentan a unas consecuencias mucho más graves, como ser desalojados por el casero o acabar en la cárcel.

Por eso, quienes cultivan marihuana suelen adoptar medidas creativas para esconder su pasión botánica clandestina. Algunos cultivadores tapan sus ventanas para ocultar el obvio resplandor de unos LED rosas y azules. Otros llegan al extremo de convertir armarios y torres de ordenador en mini cuartos de cultivo, para que sus plantas permanezcan ocultas y seguras.

Estas técnicas son muy eficaces a la hora de ocultar un cultivo, pero el olor de la marihuana en floración sigue siendo la señal más obvia con diferencia. Si no se controlan, los terpenos del cannabis son lo suficientemente potentes como para apestar todo un edificio de apartamentos. Si no quieren ser descubiertos, quienes cultiven marihuana deberán hacer todo lo posible para evitar que los terpenos se escapen fuera de la plantación.

¿Por qué es tan importante controlar el olor?

¿Cuándo empiezan a oler las plantas de marihuana?

Afortunadamente, las plantas de cannabis no huelen durante todo el ciclo de crecimiento. De hecho, durante las fases de plántula y vegetativa no huelen a nada. En estas etapas, las plantas concentran toda su energía en adoptar el mayor tamaño posible para poder albergar los futuros cogollos.

Pero la fase vegetativa acaba llegando a su fin y, dependiendo del tipo de planta, de si se produce un cambio en las horas de luz diurna, o de un mecanismo genético interno, la marihuana comenzará la etapa de floración. Durante las siguientes semanas, notarás que tus plantas se estiran y presentan las primeras señales de floración: unos pequeños pistilos en los nudos. A medida que estos pelos se vayan convirtiendo en flores que se transformen en cogollos de gran tamaño, empezarán a oler cada vez más.

Este aumento de intensidad del olor está causado por otro proceso clave, concretamente, el desarrollo de unas pequeñas estructuras cristalinas sobre la superficie de las flores. Conocidas como tricomas, estas glándulas en forma de hongo producen una resina rica en cannabinoides y terpenos aromáticos. Esta resina, a su vez, protege a las plantas de los insectos y los cambios de temperatura. Tus cogollos empezarán a oler tan pronto como tus plantas comiencen a producir resina, y seguirán oliendo hasta mucho después de la cosecha.

¿Qué camufla mejor el olor del cannabis?

Cultivar marihuana sin ningún método de control de olor es un poco peligroso. Si vives en un lugar aislado, es posible que puedas hacerlo. Pero si habitas en una zona residencial, te arriesgarás mucho; sobre todo si se trata de un bloque de apartamentos.

Por suerte, los cultivadores de marihuana son gente innovadora. Después de enfrentarse a medidas draconianas durante décadas, estos amantes del cannabis con un don para la jardinería han desarrollado varias técnicas para enmascarar el evidente aroma de la hierba.

Filtros de carbono y extractores

Las plantas de marihuana necesitan respirar. Por lo que deberás asegurarte de que en tu espacio de cultivo haya un flujo constante de aire fresco. Sin embargo, el aire que abandona el cuarto estará lleno de terpenos, salvo que lo proceses antes.

La combinación de un filtro de carbono y un extractor desvía y limpia el aire que sale del cuarto liberándolo de esos terpenos de aroma a skunk. Tanto si cultivas en una sala abierta como en un armario, deberás colocar un extractor junto al orificio de ventilación de tu espacio de cultivo. Este dispositivo extrae el aire y forma una corriente que impide que el aroma apestoso salga por las puertas o ventanas.

Al conectar un filtro de carbón con el extractor, capturarás los terpenos a medida que el aire vaya saliendo del cuarto de cultivo. Estos filtros funcionan haciendo uso del principio de adsorción. Cuando el aire pasa a través del dispositivo, las moléculas de los terpenos se adhieren a la superficie de las moléculas de carbono.

Los filtros de carbono caseros son baratos y fáciles de hacer. Solo tienes que asegurarte de que el filtro sea compatible con el extractor.

Filtros de carbono y extractores

Purificadores de aire

Los purificadores de aire funcionan succionando el aire a través de una serie de filtros finos. Cuando el ventilador aspira el aire, las partículas y pequeños contaminantes quedan atrapados en los filtros, y el aire limpio sale por el otro lado. Los filtros crean un flujo de aire constante y proporcionan un ambiente puro y fresco para tus plantas.

Y en lo referente al olor, los purificadores de aire influyen un poco en el resultado, pero no son una panacea. Te recomendamos incluirlos como parte de una estrategia de prevención de olores, y no depender de ellos como solución independiente.

Variedades de marihuana con poco olor

Algunas cepas no huelen tanto como otras. Así como los criadores de cannabis han creado variedades con un nivel alto de terpenos, estos maestros de la botánica también han generado cepas poco olorosas diseñadas para cultivos encubiertos. Algunas de las mejores genéticas poco aromáticas son:

Northern Lights

Blue Mystic

Royal Jack Auto

Royal Creamatic

Quick One

Cultivos asociados

La asociación de cultivos consiste en sembrar especies beneficiosas cerca de tus plantas de marihuana. Aunque se practica más en exterior, los cultivadores de interior también utilizan el poder de los cultivos asociados para proteger sus cosechas y tapar olores sospechosos. La asociación de cultivos aporta una gran variedad de beneficios. Varias especies generan terpenos propios que ayudan a repeler las plagas hambrientas con un gusto especial por la hierba. Otros cultivos despiden olores que atraen insectos beneficiosos que a su vez ayudan a reducir las poblaciones de plagas.

Muchas especies de plantas asociadas tienen un olor casi tan fuerte como el cannabis. Por ejemplo, una mezcla de lavanda, albahaca y manzanilla hace una estupenda labor de camuflaje de los terpenos que de otra forma se descontrolarían. Los cultivos asociados también hacen maravillas en exterior, al ocultar las plantas de cannabis además de enmascarar su olor. Las especies altas como la milenrama o el girasol mantendrán tus plantas escondidas.

Generadores de ozono

Los generadores de ozono ayudan a reducir el olor al reaccionar con sustancias químicas olorosas (terpenos incluidos). Estos dispositivos crean ozono mediante la descomposición de las moléculas de oxígeno por medio de la radiación UV o una descarga eléctrica, lo que permite que los átomos individuales se unan a otras moléculas de O₂. Sin embargo, la falta de pruebas ha llevado al escepticismo a ciertos sectores de la comunidad del cultivo. La posibilidad de que estos dispositivos creen subproductos dañinos también ha hecho que muchos cultivadores dejen de utilizarlos.

Generadores de ozono

Geles y neutralizadores de olor

Los geles, bloques y neutralizadores de olor funcionan especialmente bien a la hora de eliminar el olor a hierba. Estos productos son fáciles de usar, apenas ocupan espacio, y funcionan casi al instante. Los neutralizadores de olor no enmascaran el aroma de la marihuana, sino que lo erradican del aire por medio de los mecanismos de absorción, adsorción y reacción química.

A pesar de su eficacia, quienes cultivan cannabis deberán usar estos productos con precaución. No los pongas nunca en el mismo cuarto o armario que tus plantas, ya que con el tiempo podrían alterar el sabor y el aroma de los cogollos. Colócalos fuera del espacio de cultivo para que intercepten los olores que escapen.

Cuartos y armarios de cultivo cerrados

Cultivar tus plantas en un cuarto o armario cerrado ayuda a evitar que se produzcan fugas a través de grietas y huecos, y que el olor llegue al vestíbulo o al exterior. Todas las acciones anteriores funcionan hasta cierto punto, ya que las fugas pueden hacer que dejen de ser efectivas. Asegúrate de disponer de una zona de cultivo segura antes de que tus plantas comiencen la etapa de floración.

Planifica tu cultivo

Evalúa tu situación respecto al cultivo antes de sembrar las semillas. ¿De cuánto espacio dispones? ¿Qué repercusiones habrá si te descubren? ¿Puedes permitirte tener fugas de vez en cuando? ¿O solo con olisquear un poco se habrá acabado todo?

Tienes que decidir qué puedes permitirte antes de empezar a cultivar. Las plantas grandes producen un olor más intenso, pero ofrecen cosechas abundantes si te atreves a cultivarlas. Si tu situación es especialmente arriesgada, cíñete a un cultivo pequeño y elige plantas menudas que sean fáciles de ocultar.

Cómo controlar el olor de tu marihuana: reflexiones finales

Unos terpenos olorosos son una de las principales razones por las que se descubre a un cultivador. Deberás desarrollar tu estrategia de control de olor antes de germinar las semillas, para que tengas tiempo de conseguir todos los utensilios y montarlos. Aunque hacer un esfuerzo especial para atrapar el olor pueda parecer una molestia al principio, te aportará tranquilidad a lo largo de todo el cultivo.

¿TIENES MÁS DE 18 AÑOS?

El contenido de RoyalQueenSeeds.com es únicamente apto para adultos y está reservado para personas mayores de edad.

Asegúrate de conocer las leyes de tu país.

Al hacer clic en ENTRAR, confirmas
que tienes
18 años o más.