El consumo energético de los cultivos interiores es un tema delicado. ¿Por qué? ¡Porque los rendimientos reflejan la energía utilizada! La eficiencia es la clave.

El cultivo de cannabis puede ser un hobby caro. A menudo no es la tierra, los fertilizantes ni las semillas, lo que más cuesta. Es la engorrosa factura de la luz que recibimos cada mes que estamos produciendo. En este artículo se asume que la mayoría cultivamos a una escala relativamente pequeña y en un entorno doméstico. Nos gusta cultivar marihuana porque es lo mejor y más seguro si tenemos en cuenta los riesgos legales y para la salud.

El Acuerdo de París, negociado en la Conferencia sobre el Cambio Climático del 2015 en las Naciones Unidas, estableció el objetivo de limitar el calentamiento global a menos de dos grados centígrados. Esto puede considerarse un paso en la dirección correcta para salvar este maravilloso planeta azul en el que vivimos nosotros, plantas y animales.

Los cultivadores de marihuana van un poco por delante en la historia; si a nosotros no nos preocupa el suelo, el agua y el aire de nuestro planeta, ¿a quién le va a importar? Que nos de igual también es otra opción, pero no es la única.

Este artículo ofrece información básica sobre cómo reducir el consumo de energía y cultivar la mejor planta de todas: la Marihuana.

CONVIÉRTETE EN UN ELECTRICISTA AFICIONADO Y HAZ TUS PROPIAS MEDICIONES.

Si cultivas marihuana en el interior, lo más probable es que ya tengas los conocimientos de un electricista cualificado. Saber conectar de forma correcta todo el equipo son conocimientos básicos. Puedes llevar las cosas al siguiente nivel con un medidor digital para medir todo lo que necesitas: vatios, amperios, voltios, KWH y otros parámetros.

Lo más fácil es visitar una web de cannabis que ofrezca una calculadora del consumo de energía online. Solo tienes introducir tus dispositivos eléctricos de cultivo y la cantidad de horas que los usas, y ella calculará los costos.

TRES FORMAS DE REDUCIR EL CONSUMO DE ENERGÍA

1. Calcula el tamaño adecuado de tu cultivo.

Es, con diferencia, la forma más efectiva de reducir los costes de energía. Seguramente no empezaste a fumar marihuana hace dos semanas, por lo que no te será un problema calcular cuánto brote necesitas más o menos al mes. Aquí tienes un ejemplo para que te hagas una idea de cómo hacerlo:

Imaginemos que un cultivador quiere consumir unos 30 g de brote al mes. Una sola planta autofloreciente es capaz de producir esa cantidad en 8 semanas. Esto significa una posible cosecha de 120g tras dos meses, si cultiva solamente cuatro pequeñas plantas autoflorecientes. Suficiente para unos 4 meses, en este caso. Este hipotético cultivador de hierba podría cultivar durante 2 meses, tomarse 2 meses de descanso y volver a cultivar.

Lo que hay que tener en cuenta es que las variedades autoflorecientes necesitan un ciclo de luz de 18/6, 20/4, o 24/0. Esto reduce su eficiencia energética global, porque las variedades "regulares" o "feminizadas" solo necesitan 12 horas de luz artificial cuando se cultivan en el interior. Este artículo no pretende abrir un debate sobre el emocional tema de la "mejor" forma de producir brotes de la forma más eficiente. Hay demasiados factores en la ecuación.

La cuestión es hacer compaginar la cantidad de energía que inviertes en las plantas con la cantidad de brote que vas a necesitar para fines personales.

control de la energía cultivo de cannabis interior

2. Considera el tema de la iluminación.

Las tecnologías comunes de iluminación son un poco problemáticas desde el punto de vista de la eficiencia. Estas lámparas tienen una potencia muy alta, de 250-1000w. Pero ese no es el problema. La cantidad de brote siempre va a estar relacionada con la cantidad de energía invertida en la "ecuación del cultivo". Pero dependerá mucho de la calidad del ratio entre rendimientos y energía.

Hay que empezar por la relación gramo/vatio. Este ratio no es ideal porque no tiene en cuenta el número total de horas de luz que se utiliza. Los periodos de floración largos necesitan más horas de luz para obtener la calidad deseada.

El problema de estas lámparas de sodio de alta presión es que la energía, que pagas tú de tu bolsillo, se convierte en calor, que luego debe ser extraído utilizando más energía, que también pagas. El calor es beneficioso si vives en una región fría como Alaska, pero la mayoría de las veces hay que bajar la temperatura, no subirla.

Utilizar la tecnología de luz "vieja" es lógico, porque ha demostrado excelentes resultados en muchas ocasiones. Pero las nuevas tecnologías de luces LED, son una buena opción para reducir los costos de energía sin dejar de producir brotes de calidad.

Las luces LED emiten menos calor y con frecuencia tienen un espectro de luz especialmente adaptado a las necesidades de las plantas. Esto se traduce en una mayor eficiencia, porque menos energía se convierte en calor y en un espectro de luz que la planta no aprecia plenamente. En el futuro haremos una entrada sobre las luces LED para darte una idea general sobre la tecnología y los últimos avances en este campo.

3. Instala un sistema de ventilación controlable.

La mayoría de cultivadores expertos están de acuerdo en que lo mejor es sobredimensionar el sistema de ventilación de un cuarto o tienda de cultivo. Por el siguiente motivo: digamos que tienes la sensación de que tus plantas de cannabis prosperan mejor a una temperatura de 26 °C. Tu lámpara emite una buena cantidad de calor y hace calor afuera, unos 30 °C. El sistema de ventilación está funcionando a tope para reducir la temperatura. ¿Qué pasa si hace 16 °C fuera? ¿Necesitas que el sistema funcione a plena potencia? ¡Probablemente no! Es el momento de bajarlo y ahorrar energía.

Una buena idea es instalar un transformador eléctrico para reducir la tensión del tubo de extracción. Si tienes un transformador como este, solo tienes que dejar que la ventilación funcione a distintas velocidades para ahorrar energía cuando el clima lo permita.

Puedes utilizar un sencillo transformador eléctrico de 5 niveles que se suele utilizar para regular ventiladores de techo, es la alternativa más barata a los de las grow shops. No te fies de los "controladores de velocidad" o "reguladores" baratos, tienden a producir un ruido molesto y no son nada aptos para cultivos discretos.

LISTA DE ACCIONES PARA AHORRAR ENERGÍA DURANTE EL CULTIVO DE CANNABIS

• Piensa en el tamaño adecuado de tu cultivo.

• Cambia el balasto tradicional por uno digital.

• Investiga sobre las LED y decídete. ¡Funcionan muy bien!

• Ahorra energía durante el período vegetativo con luces CFL de "día" con un espectro azul claro, y quizás en combinación con un poco de luz directa del sol.

• Comprueba que toda la luz de tu tienda de cultivo se está utilizando con eficacia. De lo contrario, plantéate usar otros métodos de cultivo como el SCROG (pantalla verde) u otras técnicas que supongan una distribución más homogénea de la luz.

• Pon el sistema de ventilación a la velocidad que necesitas.

• Piensa en formas de intercambiar el cultivo interior y el exterior durante todo el año.

• Acuérdate de divertirte a la vez que optimizas. Considera el cultivo un hobby con muchos beneficios. Convertirse en electricista es uno de ellos.

Carrito

Artículos GRATUITOS incluidos

Sin producto

Transporte € 0.00
Total € 0.00

Confirmar