Trustpilot

A veces, es aconsejable iniciar un cultivo interior para luego trasladarlo al exterior, como para que las plantas florezcan o sigan creciendo al aire libre. Es posible trasladar plantas de marihuana al exterior teniendo en cuenta ciertas advertencias. Aspectos importantes para comenzar un cultivo interior y trasladarlo más tarde al exterior.

Puedes comenzar a cultivar tus plantas de marihuana en el interior y trasladarlas más adelante al exterior. Para, por ejemplo, iniciar el cultivo en un entorno seguro y controlado y, cuando llegue el momento de la floración, trasladarlo al aire libre para que pueda disfrutar del sol y produzca unos rendimientos óptimos. El traslado de la planta al exterior también puede ser una opción si te quedas sin espacio de cultivo pero quieres cultivar tus plantas con su máximo potencial al aire libre.

El traslado de las plantas de marihuana al exterior, como cuando quieres que florezcan o que continúen creciendo al aire libre, debe efectuarse teniendo en cuenta ciertas advertencias. Veamos qué necesitas saber para trasladar tus plantas al exterior de forma segura.

ADVERTENCIAS PARA EL TRASLADO DE PLANTAS DE MARIHUANA AL EXTERIOR

A menos que cultives una variedad autofloreciente, a la que no le importa las horas de sol ni los programas de luz, la principal advertencia para trasladar una planta de marihuana al exterior tiene que ver con las horas de luz natural. A diferencia de en el interior, no vas a poder controlar la duración de la iluminación. Como las variedades no autoflorecientes dependen de los ciclos de luz para saber si tienen que crecer o florecer, deberás tener en cuenta la luz natural del exterior.

Hay varias situaciones en las que querrás trasladar tus plantas al exterior, y para todas ellas deberás saber cómo influye la luz natural en tu cultivo.

SITUACIÓN 1: CRECIMIENTO VEGETATIVO INTERIOR Y TRASLADO AL EXTERIOR PARA LA FLORACIÓN

Imagina que tienes un típico cultivo de interior con una iluminación artificial de 18/6, en un armario de cultivo o un invernadero con temporizador.

creciminento vegetativo interior traslado exterior cannabisEn teoría, las plantas pueden permanecer indefinidamente bajo un ciclo de luz de 18/6. Mientras éste no cambie, seguirán creciendo felizmente.

En este caso, si quieres trasladar tus plantas al exterior para que florezcan, podrías hacerlo cuando alcancen cierta altura, como por ejemplo, 50cm.

Deberás colocar las plantas en el exterior para que comiencen a florecer de forma ininterrumpida hasta el momento de la cosecha, es decir, unas 7-8 semanas. La duración de la luz natural deberá ser lo bastante corta como para que no entren en lo que se denomina "proceso revegetativo", que podría influir de forma negativa en su crecimiento y producción.

A partir del 21 de junio, la duración de la luz natural comienza a disminuir de forma gradual hasta el solsticio de invierno, el 21 de diciembre. Las horas de luz natural disponibles comenzarán a aumentar de nuevo a partir de diciembre, llegando otra vez a su máximo alrededor del 21 de junio.

Hay varias opciones para que la marihuana florezca en el exterior después de haber crecido en el interior:

  • Trasladar las plantas a finales de verano o principios de otoño, cuando la duración de la luz solar es lo bastante breve como para provocar la floración de forma inmediata.
  • Trasladar las plantas al exterior a principios de primavera. Aunque en esta época las horas de luz natural van en aumento, su duración todavía es lo bastante corta como para que las plantas florezcan sin riesgo de comenzar un proceso revegetativo. (¡Es muy importante hacerlo en el momento adecuado! Si las sacas demasiado tarde, volverán al período vegetativo antes de la cosecha).

Cuando trasladas las plantas al exterior en primavera, deberás evitar que dejen de florecer y regresen a la fase vegetativa. (Porque la luz natural dura más a medida que avanza la primavera). Si las plantas regresan a su fase vegetativa, su rendimiento se verá afectado de forma negativa.

Por eso, deberás trasladarlas lo más pronto que puedas para que acaben de florecer y estén listas para su cosecha a mediados de mayo. Esta fecha es crítica, ya que de lo contrario la planta comenzaría de nuevo el proceso vegetativo.

  • Esperar a finales de junio para trasladar las plantas. De esta forma, tus plantas seguirán creciendo durante algunas semanas más, pero comenzarán a florecer a finales de verano o principios de otoño, cuando los días son más cortos.

cultivo interior y exterior cannabisSITUACIÓN 2: CRECIMIENTO INTERIOR Y TRASLADO AL EXTERIOR PARA SEGUIR CRECIENDO

Si quieres que tus plantas sigan creciendo en el exterior, tendrás que tener en cuenta algo parecido al caso anterior, con la excepción de que deberás trasladarlas para que sigan creciendo sin que florezcan de forma prematura.

En este caso, deberás asegurarte de que la duración de la luz natural sea lo bastante larga como para que siga induciendo la fase vegetativa.

  • Muchos cultivadores esperan hasta finales de junio para hacer esto. En ese momento, poco después del equinoccio de primavera, es cuando hay más horas de luz natural, lo que significa que no se correrá el riesgo de que ocurra una floración prematura al cambiar el ciclo de luz.

Si las trasladas en otra fecha, como a principios de primavera o finales de otoño, comenzarán a florecer en lugar de seguir creciendo.

  • Otra opción para trasladar tus plantas al exterior es ajustar la iluminación interior para prepararlas para el traslado. Esto significa comenzar a cultivar en el interior con el fotoperiodo del exterior. Digamos que hay 14 horas de luz natural al día, tendrás que ajustar la iluminación interior en consecuencia y proporcionar a tus plantas 14 horas de luz artificial. Este ajuste se debe hacer de forma gradual cada pocos días, para que ambos ciclos de luz (interior y exterior) estén sincronizados. Esto te permitirá trasladar tus plantas al exterior sin que sufran los efectos negativos de un cambio repentino en la duración de la luz.

Hay muchas razones por las que podrías querer comenzar un cultivo de marihuana en el interior y trasladarlo al exterior más tarde. Por ejemplo, podrías germinar los plantones en el interior para que estén a salvo y protegidos del frío del otoño e invierno. En la primavera, las plantas estarán listas para ser trasladadas al exterior y disfrutar de la luz del sol con el fin de crecer al máximo de su potencial. Si conoces los ciclos de luz natural y cómo pueden influir en el crecimiento de las plantas, podrás trasladarlas al aire libre sin sorpresas.