Si estás interesado en aprender a hacer hachís con hielo seco (o dry ice hash), nosotros estamos encantados de guiarte con el proceso. La calidad y el poder absoluto del hachís con hielo seco te harán cuestionar tus decisiones previas de vaporizar con hierba seca. Te presentamos una guía paso a paso para hacer un buen hachís con hielo seco, que produzca colocones suaves pero excepcionales. ¡Adentrémonos en materia!

LO BÁSICO

Primero, vamos a empezar por lo básico. Hay muchos tipos de hachís diferentes, que se elaboran siguiendo varios métodos. El hachís es un concentrado de cannabis, que se produce con o sin disolventes. El método de hielo seco produce un hachís sin disolventes, ya que no se usa ninguna substancia para extraer químicamente los cannabinoides de la planta. El hachís sin disolventes siempre se considera un producto “más puro”, ya que su proceso de elaboración está libre de compuestos químicos.

Hachís Con Hielo Seco

PASO A PASO

  1. El primer paso para hacer hachís con hielo seco es conseguir hielo seco. Puedes comprarlo en un supermercado, y si no puedes buscar en Google “dónde comprar hielo seco”. El hielo seco es muy frío, y suele encontrarse a aproximadamente -78,5°C. Tendrás que comprar unos guantes gruesos para manejarlo. ¡Nunca toques el hielo seco directamente con la piel! El siguiente producto en la lista de la compra es una bolsa de malla, una bolsa de tamizado especial para hacer hachís con hielo seco. Simplemente busca "bolsas de extracción con hielo seco" y eso es lo que necesitas. Existen bolsas de extracción con diferentes diseños, pero lo más importante es la malla, principalmente el tamaño de los agujeros del tamiz. Cuantas menos micras, se obtendrá un hachís de mejor calidad. Una bolsa de 73 micras producirá kief dorado de alta calidad (resina en forma de polvo, que se usa para hacer hachís). Con una bolsa de 160 micras, se obtendrá una mezcla de kief con algo más de material de la planta, pero aun así será hachís de gran calidad. Algunas bolsas de filtrado están selladas por los laterales, mientras que otras permiten el tamizado por toda la bolsa. Para un mayor control, recomendamos las primeras. También deberías comprar un recipiente de plástico donde puedas agitar la bolsa de malla cómodamente. Realmente puedes tamizar en cualquier superficie seca y plana, pero no querrás que el polvo de kief caiga fuera de la zona designada. También puedes comprar una prensa de polen para convertir el kief en un trozo de hachís compacto. Una vez ya tengas todo el equipo preparado, ¡es el momento de hacer hachís con hielo seco!

Micron Bag Marihuana Hielo Seco

  1. Introduce el material vegetal (restos del manicurado y/o cogollos) en la bolsa de malla, ponte los guantes y mete unos trozos de hielo seco en la bolsa. Por motivos logísticos, o para mejorar el proceso de enfriamiento, puedes trocear el hielo seco con un martillo y meter trozos más pequeños en la bolsa. Cuando el hielo seco y los restos de la planta entran en contacto, la planta se congela ligeramente y entonces los tricomas se vuelven muy quebradizos y se separan fácilmente de la planta. Por esta razón es tan necesario usarlo. A continuación, sujeta la bolsa de malla con las manos sobre el recipiente de plástico, o sobre una superficie plana de donde puedas recolectar el kief fácilmente.

Artículo relacionado
Cómo preparar hachís
  1. Empieza a agitar la bolsa controladamente, y verás un polvo dorado espolvoreándose por la superficie: ¡eso es tu valioso kief! Agita la bolsa durante 10 segundos, espera 5 segundos y comienza a agitar de nuevo, y repite. Esto permitirá que el frío se distribuya de forma más uniforme. Cuando ya no salga más kief, introduce todo el material en otra bolsa de malla, con agujeros de mayor tamaño, y repite el proceso de cribado. Puedes separar el kief procedente de las diferentes bolsas, o puedes juntarlo todo, según tus preferencias.

Dry Ice Hash Kief

Hagas lo que hagas, es recomendable que no haya corrientes de aire en la zona donde extraigas el kief, ya que en caso contrario, ¡el polvo de kief se esparcirá por el aire y por toda la habitación!

  1. Una vez hayas rascado el kief con una tarjeta de crédito, o una herramienta similar, recógelo donde consideres oportuno. Puedes saltarte el proceso de hacer hachís y directamente espolvorear un poco de kief en un porro, aumentando su potencia exponencialmente. Pero ten paciencia y completa el proceso de convertir el kief en hachís de hielo seco. Confiamos en ti.
  1. Introduce el kief en la prensa para polen, cierra la tapa, aprieta la prensa, ¡y ya deberías tener unos preciosos bloques de hachís de hielo seco de gran calidad! Así que, aquí lo tienes. Asegúrate de organizar previamente cada paso para garantizar una buena extracción. ¡Esperamos que esta guía te haya ofrecido toda la información necesaria para elaborar un hachís de hielo seco excelente!

Carrito

Artículos GRATUITOS incluidos

Sin producto

Transporte € 0.00
Total € 0.00

Confirmar