La descarboxilación puede sonar complicada pero lo más probable es que ya la hayas probado. Simplificando, consiste en calentar tu marihuana y es la única manera de aprovechar al máximo tus comestibles.

Si alguna vez te has fumado un porro o usado un vaporizador, nos complace comunicarte que ya has descarboxilado tu marihuana antes. El proceso es simple, pero esencial (especialmente en lo referente a comestibles).

Al cocinar alimentos aderezados con cannabis sin el proceso de descarboxilación, los cannabinoides contenidos en los cogollos no se activarán, dejando tus platos sin apenas gracia. Si horneas con hierba, este proceso ocurrirá naturalmente, hasta cierto punto, ya que el propio proceso de calentar la marihuana produce su activación (por tanto fumar y vaporizar funcionan al instante). Sin embargo, si no se hornea, o incluso haciéndolo, siempre es una buena idea descarboxilar previamente tu maría para sacarle el máximo partido.

Éste es el proceso de descarboxilación del que hemos estado hablando.

DESCARBOXILACIÓN: ¿QUÉ ES?

La descarboxilación es una reacción química que ocurre cuando la marihuana se hornea y que elimina el grupo de ácidos carboxílicos de la composición de la hierba, haciéndola mucho más potente. La presencia de este grupo carboxílico es la razón por la que consumir marihuana cruda no te coloca demasiado, ya que actúa como barrera para las propiedades psicoactivas de la planta.

Como veis, todo depende de la composición química. Por la misma razón que la hierba se seca y se cura antes de ser fumada, cocinada o vaporizada, se debe calentar para activarla. Al quemar los ácidos carbóxilos, los compuestos THCA (una sustancia que no coloca) se convertirán en THC (una sustancia que sí tiene efectos).

CÓMO DESCARBOXILAR TU MARIHUANA

La manera más efectiva de hacer esto cuando cocinas con marihuana es picarla bien hasta que es lo suficientemente maleable para distribuirla uniformemente sobre una superficie. Necesitarás una lámina o papel para horno y colocarlo sobre una bandeja, luego simplemente extiende la marihuana y distribúyela con los dedos hasta que quede bien repartida en el papel.

Una vez tienes esa fina capa de marihuana, tendrás que colocar la bandeja en el horno ya precalentado a 110ºC, dejándola hornear durante 60 minutos. Esta técnica suele ser el estándar aceptado, aunque puedes incrementar la temperatura y, por tanto, disminuir el tiempo de cocción, pero normalmente se considera que bajas temperaturas durante períodos largos es la mejor forma de potenciar la hierba sin quemar ninguna parte interesante.

descarboxilación CANNABIS

¿POR QUÉ LOS COMESTIBLES TIENEN EFECTOS DISTINTOS A LOS DE FUMAR?

Los alimentos basados en el cannabis te pueden ofrecer algunos de los efectos estimulantes de fumarlo, sin ninguno de sus efectos negativos. Dado que el THC se absorbe a través del tracto gastrointestinal en vez de los pulmones, la marihuana se metaboliza en el hígado transformándose en 11-hydroxy-THC, un químico aún más potente y capaz de atravesar la barrera de la sangre al cerebro con mayor facilidad que el equivalente producido al fumarla.

Al fumar marihuana, el THC llega directo al cerebro del fumador, haciendo que el colocón suba mucho más rápido pero a menudo con menos intensidad que el obtenido al comerla. Los alimentos de cannabis proporcionan un colocón que puede durar hasta 4-6 horas dependiendo de la dosis, y se ha comprobado que provoca efectos psicodélicos agudos.

Vamos, que si no hemos conseguido que te esté entrando ya el apetito, no sé qué otra cosa puede conseguirlo.

Además, gracias a que cada vez más gente empieza a experimentar con marihuana en la cocina, ya no tenemos porqué limitarnos a consumir cannabis sólo con bizcochos o galletas. Ahora existen alternativas para acompañar los dulces y tartas, como una taza calentita de café con infusión de hierba o quizás un té preparado con marihuana.

Las bebidas parecen ser una nueva forma de consumo de una planta tan versátil como el cannabis, pero el té hecho a partir de marihuana se ha consumido tradicionalmente desde hace miles de años.

Los indios han utilizado un preparado de mantequilla cannábicadisuelta en té para ceremonias y medicina homeopática durante siglos. ¿Qué mejor prueba se necesita que siglos de uso?

Si quieres descubrir el Brahman que llevas dentro o simplemente te intriga el encanto cremoso de un té de cannabis con leche, tenemos una receta para ti, que demuestra que te lo puedes hacer tú mismo fácilmente.

> TÉ DE CANNABIS

Carrito

Artículos GRATUITOS incluidos

Sin producto

Transporte € 0.00
Total € 0.00

Confirmar