Hay muchos motivos por los que usar tu balcón (o terraza) para cultivar buena marihuana. El primero y principal es que el sol no te envía facturas a final de cada mes. Si llueve, recibes agua de gran calidad, de forma gratuita. Y no es necesario invertir en sistemas de ventilación, ya que el aire en movimiento repone los niveles de CO₂ continuamente.

Cultivar en una terraza es una gran forma de que los novatos se inicien en este hobby tan gratificante. También puedes usar un balcón para complementar tu operación de cultivo interior; según la época del año, puedes usar el balcón/terraza como zona de crecimiento vegetativo, mientras el cuarto de cultivo interior está en fase de floración. Los cultivadores avanzados también podrían disfrutar del ciclo más largo, de la siembra a la cosecha, de las plantas cultivadas al aire libre.

Sea cual sea la situación, hay ciertas reglas de oro que deberías conocer antes de empezar a cultivar en un balcón. Algunas pueden ser evidentes para los cultivadores más veteranos, mientras que otras podrían sorprender incluso a cultivadores de guerrilla experimentados.

Principios básicos del cultivo en balcón

¿Recibe suficiente luz directa tu balcón? Las terrazas suelen ser lo suficientemente grandes para recibir la luz del sol necesaria a lo largo del día. Pero algunos balcones, según su orientación, podrían recibir únicamente la luz de la mañana.

En este caso, hay una solución perfecta. Las autoflorecientes. Si cultivas variedades fotoperiódicas en esta situación de luz limitada, obtendrás plantitas débiles que no producirán ningún cogollo considerable.

Las autoflorecientes producen resultados significativamente mejores en este caso, ya que su fase de floración no depende de los cambios en el fotoperiodo. Para los novatos es muy recomendable plantar autoflorecientes, ya que su nivel de dificultad es mucho más bajo, y aun así producen cosechas comparables a las de algunas cepas fotodependientes.

Principios básicos del cultivo en balcón

La seguridad ante todo. Parte 1: oculta tus plantas

Independientemente de si vives en una zona tolerante o intolerante con el cannabis, siempre deberías tratar tu cultivo como el tesoro más valioso del mundo. ¿Realmente quieres que las miradas curiosas puedan ver tu plantación?

Haz lo posible para ocultar tus plantas y que no queden a la vista. En lugar de dejar que tu marihuana crezca en todo su esplendor, tal vez sea prudente aplicar algunas técnicas de entrenamiento a tu cultivo. Hay muchas opciones para esto. Si se aplican correctamente, cada una de ellas controlará el crecimiento de la planta, promoverá el crecimiento lateral, y si se hacen de forma experta podrían aumentar la cosecha considerablemente. Así que la pregunta es, ¿por qué no entrenar a tus plantas?

Estas son algunas de las posibles opciones:

  • FIM: esta técnica, que significa “Joder, he fallado” (Fuck I Missed), básicamente implica cortar con los dedos los tallos de dominancia apical, para provocar la formación de varias colas dominantes.
  • Supercropping: implica pellizcar el tallo y doblarlo a 90º, causando una lesión. Si se hace tempranamente antes de la floración, esta lesión estresante se convertirá en un nudillo grande y fuerte, proporcionando un apoyo extra.
  • ScrOG (Screen of Green): este método consiste en doblar y entretejer las ramas a través de una malla horizontal, forzando el crecimiento lateral de las plantas. Esto aumenta al máximo la penetración de luz y controla el crecimiento.
  • SOG (Sea of Green): esta es una técnica más avanzada, que no es muy adecuada para el cultivo en balcón/terraza. Se basa en cultivar muchas plantas pequeñas, colocando las macetas una al lado de la otra.
  • Mainlining: este método tiene un enfoque similar al ScrOG, pero sin malla. Solo puede aplicarse a plantas de semilla; no es apto para esquejes, ya que estos crecen asimétricamente. Corta con los dedos el brote de dominancia apical, para multiplicar la cola principal por 2. Entonces, convierte esos 2 brotes en 4, y repite el proceso hasta que estés satisfecho. Esto creará varios tallos, que puedes atar al lateral de la maceta para fomentar una canopia nivelada.
  • Topping o poda apical: similar al FIM, pero en lugar de pellizcar con los dedos los brotes superiores, esta técnica requiere cortarlos del todo. Así se estimula la formación de dos nuevas colas dominantes.
  • LST (entrenamiento de bajo estrés): esta técnica implica doblar y atar las ramas cuidadosamente, para fomentar el crecimiento lateral, y aumentar la exposición a la luz.

La seguridad ante todo. Parte 1: oculta tus plantas

La seguridad ante todo. Parte 2: oculta el olor del cannabis

La marihuana es conocida por su intenso olor, que puede percibirse a una distancia considerable. Aunque esto quizás solo sea un inconveniente cuando las plantas están en plena floración, sigue siendo un factor de alto riesgo. Y aunque no puedes usar filtros de carbón o generadores de ozono para ocultar el olor, puedes hacer exactamente lo contrario: incrementar el olor que desprende tu jardín.

¿Confundido?

Llena tu terraza o balcón de hierbas, flores o plantas muy aromáticas, conocidas como “cultivos asociados”. Gardenias, lirios stargazer, jazmín, madreselva, fresia, rosas... estas son solo algunas de las opciones de flores olorosas que tienes a tu disposición. Incluso las tomateras emiten un olor fuerte, y tienes la ventaja añadida de comer los frutos de tu trabajo una vez maduren. Sin duda, esto aumentará la diversión en tu pequeño jardín.

Usa la genética adecuada

Esto está más enfocado hacia los cultivadores sin experiencia. Ciertas genéticas (como las de dominancia sativa) tienden a presentar un gran crecimiento vertical, mientras que otras (de dominancia índica) se convierten en arbustos pequeños y compactos. Y luego hay multitud de opciones intermedias

Evita las variedades sativas puras a todo coste. Es probable que no seas capaz de controlar su crecimiento. La Royal Madre, la Royal Moby, la Royal AK, y otras plantas de gran rendimiento, serán demasiado grandes. Algunas cepas Haze también crecen muchísimo. Y por otra parte, tardan más en madurar.

Escoge variedades de fuerte dominancia índica, sobre todo las que incluyen genética Kush. Las cepas Bubble Kush, Pineapple KushOG KushBubbleGum XL son un gran punto de partida.

Usa la genética adecuada

Ventajas de cultivar plantas de marihuana pequeñas

Cultivar marihuana en un balcón puede significar tener solamente una o dos plantas pequeñas. Pero no tiene por qué ser un problema, sino que puede ofrecer muchas ventajas a la hora de cultivar.

  • Mucho más fácil de cuidar

Las plantas más pequeñas dan problemas más pequeños. Te resultará mucho más fácil corregir las deficiencias de nutrientes, las plagas de insectos y otros problemillas que pueden surgir cuando cultivas una planta de hierba pequeña. En lugar de hacer mantenimiento a una canopia gigante, tendrás que preocuparte solamente de una superficie pequeña, y aumentarás bastante las probabilidades de conseguir buenos resultados.

  • Las plantas de marihuana pequeñas no son tan visibles para los vecinos

Tanto si cultivas en una zona donde es legal como en una donde está prohibido, lo mejor es que practiques tu pasatiempo de horticultura con la máxima discreción. Si tus plantas de marihuana son pequeñas, será más difícil que las vean tus vecinos o posibles ladrones.

  • Los cogollos pequeños son más fáciles de secar

El secado es una de las etapas más importantes del proceso después de la cosecha. Si se hace correctamente, tus cogollos estarán preparados para el curado y eliminarás la posibilidad de formación de moho, algo terrible que podría llegar a arruinar toda una cosecha. Las plantas de marihuana pequeñas producen cogollos pequeños, por lo que contienen mucha menos agua, son menos propensos al moho y, en general, son más fáciles de secar.

  • Cultivar una planta de hierba pequeña supone menos gastos

Las plantas de marihuana pequeñas requieren menos recursos. No tendrás que gastar tanto en fertilizantes, macetas, suplementos o frascos de almacenamiento. Y, si tienen que pasar un periodo de sequía en el balcón, tampoco harán mucho daño a la factura del agua.

  • Puedes experimentar con variedades diferentes

Siempre y cuando tengas la posibilidad, si cultivas plantas pequeñas puedes experimentar con varias cepas de marihuana diferentes. Cultiva una selección de variedades de marihuana pequeñas para ver cuál te gusta más. Observa sus rasgos de crecimiento, experimenta sus efectos y decide qué genética quieres cultivar la próxima temporada.

Cultiva marihuana autofloreciente

La marihuana autofloreciente es especialmente adecuada para cultivar en balcones, terrazas u otros espacios pequeños. Esto se debe, en parte, a los siguientes motivos:

  • Las autos suelen crecer a un tamaño mucho más pequeño que las cepas de cannabis fotoperiódicas; algunas plantas solo alcanzan alturas de 40-60cm.
  • El tamaño reducido de las autoflorecientes hace que el cultivo sea más discreto, reduciendo el riesgo de ser detectado.
  • Las autoflorecientes no dependen de un cambio en el ciclo de luz para florecer. Puedes plantarlas y cosecharlas en cualquier momento del año.

A continuación, mostramos una pequeña selección de cepas autoflorecientes ideales para cultivar en un balcón:

Royal Dwarf

La Royal Dwarf es una cepa súper compacta que normalmente no supera los 40-60cm de altura. Este pequeño "bonsái de marihuana", como algunas personas la llaman, no solo es genial si tienes un espacio de cultivo reducido; además, es súper fácil de cultivar, por lo que incluso los principiantes pueden lograr buenos resultados.

Royal Dwarf

Royal Bluematic

La Royal Bluematic es la versión autofloreciente de RQS de la famosa Blueberry. Sus cogollos ofrecen un sabor dulce y exquisito a Blueberry, y un humo suave que produce un colocón agradable y relajante. Con una altura de tan solo 60–75cm, esta es una gran variedad para cultivar en balcones y terrazas.

Royal Bluematic

Purplematic CBD

La Purplematic CBD es una de las favoritas para plantar en balcón para aquellas personas que quieren cosechar cogollos con grandes cantidades de CBD y prácticamente sin THC. Con un enorme contenido de CBD del 17% y menos de un 0,5% de THC, los consumidores pueden disfrutar de una dosis de CBD en cualquier momento, sin tener que preocuparse por quedarse colocados. Aunque no es la auto más bajita (con una altura máxima de 140cm), aun así cabe en la mayoría de balcones.

Purplematic CBD

Utiliza una maceta de tamaño adecuado

El tamaño de la maceta elegida para tu marihuana influirá considerablemente en cómo crecerán tus plantas: ¡una maceta pequeña dará lugar a una planta pequeña! Por lo tanto, si quieres reducir la altura de las plantas de cannabis que cultivas en tu balcón, simplemente puedes reducir el tamaño del tiesto.

Pero cultivar plantas más pequeñas no significa que tengas que hacer sacrificios en lo que respecta a la cosecha. Por ejemplo, en lugar de cultivar unas pocas plantas grandes, simplemente puedes cultivar varias plantas más pequeñas.

Pero debes tener en cuenta una cosa: en algunas regiones, puede haber límites legales sobre la cantidad de plantas que se pueden tener, en lugar de la cantidad de cogollos que se cultivan. Y aunque esto no tenga demasiado sentido, aun así es conveniente consultar la legislación local. ¡Cultiva de forma segura!

¿Qué tipo de macetas son mejores?

Hay diferentes tipos de macetas que varían en tamaño y en el material de que están hechas.

Aunque puede que tu marihuana crezca bien en simples macetas de plástico, si quieres lograr los mejores resultados te recomendamos usar macetas de tela. Están hechas de un tejido geotextil que permite a las raíces respirar, para producir resultados óptimos.

Si quieres cultivar plantas de un tamaño determinado, lo cual es probable si tienes un espacio reducido, puedes controlar la altura de tus plantas eligiendo una maceta de tamaño adecuado. Por tanto, escoge una maceta pequeña para asegurar que tu planta no crezca más alta de lo que realmente quieres. Obviamente, si dispones de espacio, puedes optar por macetas más grandes para cultivar plantas de mayor tamaño.

Aquí tienes una guía aproximada para ayudarte a elegir el tamaño de maceta adecuado para tu marihuana:

  • ½ litro: plántulas y plantas en fase vegetativa con una altura máxima de ~15cm
  • 2-3 litros: para plantas de hasta ~25cm de altura
  • 5 litros: para plantas de hasta ~60cm de altura
  • 11 litros y más: para plantas de estatura media

Protege tus plantas

Si se acerca una tormenta, ten cuidado con los vientos fuertes, especialmente si vives en una de las plantas más altas de un edificio. Los vendavales pueden romper los tallos fácilmente o derribar las macetas. Los largos períodos de lluvias pueden limitar el crecimiento de las plantas, ya que la tierra quedará saturada de agua. Además, si la humedad elevada dura demasiado tiempo, puede causar la podredumbre del cogollo y destruir tus flores.

Lo mismo pasa con el calor del verano. Las plantas pueden beber agua con gran rapidez y la marihuana es muy sedienta. Si te marchas el fin de semana y olvidas regar tus plantas antes de salir, al volver podrías encontrarte con una planta completamente seca. El cannabis es muy resistente, pero no inmortal.

Mantente siempre atento a las plagas. Cultivar al aire libre implica inspeccionar las plantas con regularidad. El mejor método es la prevención. Puedes incluir en tu cultivo docenas de cultivos asociados, que repelen ciertas plagas y te ayudarán enormemente a mantener tu cultivo libre de infestaciones:

  • Albahaca: repele trips, escarabajos, pulgones y moscas en general
  • Ajo: repelente de plagas y potente fungicida
  • Caléndulas: los insectos prefieren esta planta a la marihuana, así que plantarla alrededor de tu cultivo mantendrá a los bichos distraídos
  • Petunias: efectivas contra las chinches de las calabazas, escarabajos y pulgones

No uses pesticidas químicos. Son dañinos para la naturaleza y, si se fuman, son un riesgo potencial para la salud. El uso frecuente (cada 2 semanas o 1 vez al mes) de aceite de neem e insecticida a base de piretro, mezclado con própolis, es muy efectivo contra los ácaros araña, la mosca blanca, los pulgones e incluso las enfermedades fúngicas.

¿TIENES MÁS DE 18 AÑOS?

El contenido de RoyalQueenSeeds.com es únicamente apto para adultos y está reservado para personas mayores de edad.

Asegúrate de conocer las leyes de tu país.

Al hacer clic en ENTRAR, confirmas
que tienes
18 años o más.