Hay muchos motivos por los que usar tu balcón (o terraza) para cultivar buena marihuana. El primero y principal es que el sol no te envía facturas a final de cada mes. Si llueve, recibes agua de gran calidad, de forma gratuita. Y no es necesario invertir en sistemas de ventilación, ya que el aire en movimiento repone los niveles de CO₂ continuamente.

Cultivar en una terraza es una gran forma de que los novatos se inicien en este hobby tan gratificante. También puedes usar un balcón para complementar tu operación de cultivo interior; según la época del año, puedes usar el balcón/terraza como zona de crecimiento vegetativo, mientras el cuarto de cultivo interior está en fase de floración. Los cultivadores avanzados también podrían disfrutar del ciclo más largo, de la siembra a la cosecha, de las plantas cultivadas al aire libre.

Sea cual sea la situación, hay ciertas reglas de oro que deberías conocer antes de empezar a cultivar en un balcón. Algunas pueden ser evidentes para los cultivadores más veteranos, mientras que otras podrían sorprender incluso a cultivadores de guerrilla experimentados.

PRINCIPIOS BÁSICOS DEL CULTIVO EN BALCÓN

¿Recibe suficiente luz directa tu balcón? Las terrazas suelen ser lo suficientemente grandes para recibir la luz del sol necesaria a lo largo del día. Pero algunos balcones, según su orientación, podrían recibir únicamente la luz de la mañana.

En este caso, hay una solución perfecta. Las autoflorecientes. Si cultivas variedades fotoperiódicas en esta situación de luz limitada, obtendrás plantitas débiles que no producirán ningún cogollo considerable.

Las autoflorecientes producen resultados significativamente mejores en este caso, ya que su fase de floración no depende de los cambios en el fotoperiodo. Para los novatos es muy recomendable plantar autoflorecientes, ya que su nivel de dificultad es mucho más bajo, y aun así producen cosechas comparables a las de algunas cepas fotodependientes.

Cannabis En Un Balcón

LA SEGURIDAD ANTE TODO. PARTE 1: OCULTA TUS PLANTAS

Independientemente de si vives en una zona tolerante o intolerante con el cannabis, siempre deberías tratar tu cultivo como el tesoro más valioso del mundo. ¿Realmente quieres que las miradas curiosas puedan ver tu plantación?

Haz lo posible para ocultar tus plantas y que no queden a la vista. En lugar de dejar que tu marihuana crezca en todo su esplendor, tal vez sea prudente aplicar algunas técnicas de entrenamiento a tu cultivo. Hay muchas opciones para esto. Si se aplican correctamente, cada una de ellas controlará el crecimiento de la planta, promoverá el crecimiento lateral, y si se hacen de forma experta podrían aumentar la cosecha considerablemente. Así que la pregunta es, ¿por qué no entrenar a tus plantas?

Estas son algunas de las posibles opciones:

  • FIM: esta técnica, que significa “Joder, he fallado” (Fuck I Missed), básicamente implica cortar con los dedos los tallos de dominancia apical, para provocar la formación de varias colas dominantes.
  • Supercropping: implica pellizcar el tallo y doblarlo a 90º, causando una lesión. Si se hace tempranamente antes de la floración, esta lesión estresante se convertirá en un nudillo grande y fuerte, proporcionando un apoyo extra.
  • ScrOG (Screen of Green): este método consiste en doblar y entretejer las ramas a través de una malla horizontal, forzando el crecimiento lateral de las plantas. Esto aumenta al máximo la penetración de luz y controla el crecimiento.
  • SOG (Sea of Green): esta es una técnica más avanzada, que no es muy adecuada para el cultivo en balcón/terraza. Se basa en cultivar muchas plantas pequeñas, colocando las macetas una al lado de la otra.
  • Mainlining: este método tiene un enfoque similar al ScrOG, pero sin malla. Solo puede aplicarse a plantas de semilla; no es apto para esquejes, ya que estos crecen asimétricamente. Corta con los dedos el brote de dominancia apical, para multiplicar la cola principal por 2. Entonces, convierte esos 2 brotes en 4, y repite el proceso hasta que estés satisfecho. Esto creará varios tallos, que puedes atar al lateral de la maceta para fomentar una canopia nivelada.
  • Topping o poda apical: similar al FIM, pero en lugar de pellizcar con los dedos los brotes superiores, esta técnica requiere cortarlos del todo. Así se estimula la formación de dos nuevas colas dominantes.
  • LST (entrenamiento de bajo estrés): esta técnica implica doblar y atar las ramas cuidadosamente, para fomentar el crecimiento lateral, y aumentar la exposición a la luz.

Main Lining Técnica de Cultivo

LA SEGURIDAD ANTE TODO. PARTE 2: OCULTA EL OLOR DEL CANNABIS

La marihuana es conocida por su intenso olor, que puede percibirse a una distancia considerable. Aunque esto quizás solo sea un inconveniente cuando las plantas están en plena floración, sigue siendo un factor de alto riesgo. Y aunque no puedes usar filtros de carbón o generadores de ozono para ocultar el olor, puedes hacer exactamente lo contrario: incrementar el olor que desprende tu jardín.

¿Confundido?

Llena tu terraza o balcón de hierbas, flores o plantas muy aromáticas, conocidas como “cultivos asociados”. Gardenias, lirios stargazer, jazmín, madreselva, fresia, rosas... estas son solo algunas de las opciones de flores olorosas que tienes a tu disposición. Incluso las tomateras emiten un olor fuerte, y tienes la ventaja añadida de comer los frutos de tu trabajo una vez maduren. Sin duda, esto aumentará la diversión en tu pequeño jardín.

USA LA GENÉTICA ADECUADA

Esto está más enfocado hacia los cultivadores sin experiencia. Ciertas genéticas (como las de dominancia sativa) tienden a presentar un gran crecimiento vertical, mientras que otras (de dominancia índica) se convierten en arbustos pequeños y compactos. Y luego hay multitud de opciones intermedias

Evita las variedades sativas puras a todo coste. Es probable que no seas capaz de controlar su crecimiento. La Royal Madre, la Royal Moby, la Royal AK, y otras plantas de gran rendimiento, serán demasiado grandes. Algunas cepas Haze también crecen muchísimo. Y por otra parte, tardan más en madurar.

Escoge variedades de fuerte dominancia índica, sobre todo las que incluyen genética Kush. Las cepas Bubble Kush, Pineapple Kush, OG Kush y BubbleGum XL son un gran punto de partida.

Cannabis En Una Maceta Con Balcón

USA MACETAS DEL TAMAÑO ADECUADO

Hay una correlación directa entre el tamaño de la maceta y el potencial de crecimiento de la planta. Así que un gran truco es reducir ligeramente el tamaño de la maceta para limitar el crecimiento vertical. En este caso, podrías optar por cultivar unas cuantas plantas pequeñas, en lugar de un par de plantas grandes.

Pero debes tener en cuenta que en ciertas legislaciones no se preocupan por la cantidad de marihuana que estás cultivando, sino más bien por el número de plantas. Aunque esto sea totalmente ilógico, no te arriesgues y consulta las leyes locales.

PROTEGE TUS PLANTAS

Si se acerca una tormenta, ten cuidado con los vientos fuertes, especialmente si vives en una de las plantas más altas de un edificio. Los vendavales pueden romper los tallos fácilmente o derribar las macetas. Los largos períodos de lluvias pueden limitar el crecimiento de las plantas, ya que la tierra quedará saturada de agua. Además, si la humedad elevada dura demasiado tiempo, puede causar la podredumbre del cogollo y destruir tus flores.

Lo mismo pasa con el calor del verano. Las plantas pueden beber agua con gran rapidez y la marihuana es muy sedienta. Si te marchas el fin de semana y olvidas regar tus plantas antes de salir, al volver podrías encontrarte con una planta completamente seca. El cannabis es muy resistente, pero no inmortal.

Mantente siempre atento a las plagas. Cultivar al aire libre implica inspeccionar las plantas con regularidad. El mejor método es la prevención. Puedes incluir en tu cultivo docenas de cultivos asociados, que repelen ciertas plagas y te ayudarán enormemente a mantener tu cultivo libre de infestaciones:

  • Albahaca: repele trips, escarabajos, pulgones y moscas en general
  • Ajo: repelente de plagas y potente fungicida
  • Caléndulas: los insectos prefieren esta planta a la marihuana, así que plantarla alrededor de tu cultivo mantendrá a los bichos distraídos
  • Petunias: efectivas contra las chinches de las calabazas, escarabajos y pulgones

Cultivos Asociados Cannabis

No uses pesticidas químicos. Son dañinos para la naturaleza y, si se fuman, son un riesgo potencial para la salud. El uso frecuente (cada 2 semanas o 1 vez al mes) de aceite de neem e insecticida a base de piretro, mezclado con própolis, es muy efectivo contra los ácaros araña, la mosca blanca, los pulgones e incluso las enfermedades fúngicas.

Carrito

Artículos GRATUITOS incluidos

Sin producto

Transporte € 0.00
Total € 0.00

Confirmar