El secado y curado del cannabis llevan a otro nivel el sabor, el aroma y la experiencia de fumar en general. Concretamente, el curado ayuda a eliminar las moléculas que pueden producir un humo más áspero, mejorando el sabor y la suavidad del humo.

Pero algunos cultivadores de marihuana no quieren tener que esperar varias semanas más antes de probar los frutos de su trabajo. En estos casos, el curado al agua es un atajo sencillo. Sin embargo, aunque este método cure los cogollos rápidamente, tiene algunas desventajas.

A continuación, descubre todo lo que necesitas saber sobre el curado con agua.

¿Qué es la marihuana curada al agua?

Como la mayoría de cultivadores sabrán, curar la hierba consiste en poner los cogollos en frascos de vidrio durante varias semanas. Y aunque pueda parecer simple, durante ese tiempo ocurren procesos importantes que mejoran enormemente la calidad de las flores.

Cuando los cogollos curados se mantienen a un nivel óptimo de humedad (los Moisture Fighters te facilitarán enormemente esta tarea), sus propiedades fitoquímicas cambian. Gran parte de la clorofila, azúcares y otras moléculas que hacen que la hierba produzca un humo más áspero o desagradable empezarán a degradarse. Y dado que el producto final contiene una cantidad mucho menor de estas moléculas, se puede apreciar realmente el perfil de terpenos de cada cepa.

Curar la marihuana también aumenta la calidad del propio humo; las caladas duras que irritan la garganta se convierten en caladas suaves, ricas y cremosas que resultan una delicia en un bong, porro o vaporizador.

El curado al agua logra un resultado similar al curado al aire, pero con un mecanismo diferente. En lugar de esperar semanas a que estas moléculas se degraden, el contacto directo con el agua las extrae rápidamente de las flores.

Pero, pese a ser un método mucho más rápido, el curado al agua tiene algunas desventajas importantes que los cultivadores deben tener en cuenta.

A menudo se confunde con la técnica de lavado de cogollos, que es un método diferente (más información sobre esto más abajo).

Cómo funciona el curado al agua

Muchos de los compuestos químicos indeseados de los cogollos son solubles en agua. Esto significa que, mediante el contacto, pasan de la resina y los tejidos de la planta hacia el agua.

Durante el curado al agua, los cogollos de marihuana se sumergen durante un periodo relativamente corto. Entonces, el agua potable y limpia se llenará rápidamente de clorofila, azúcares y otros compuestos químicos potencialmente irritantes.

Cómo funciona el curado al agua

En lugar de esperar durante semanas a que los cogollos digieran los azúcares, y el oxígeno del aire descomponga estos fitoquímicos, el curado al agua puede lograr resultados similares en cuestión de días.

Pero no todas las moléculas del cannabis que son solubles en agua tienen mal sabor. De hecho, algunas de estas son muy valiosas.

Afortunadamente, los cannabinoides como el THCCBD son hidrófobos y solubles en grasa, lo que significa que por mucho tiempo que los cogollos estén en contacto con agua no perderán los tricomas.

Pero los terpenos son otra historia. Estas moléculas aromáticas son la base del característico aroma del cannabis, y contribuyen al perfil de sabor diferente de cada cepa.

Los terpenos incluso determinan el grado de estimulación o apalanque del colocón de una cepa, al establecer sinergias con los cannabinoides.

Dado que los terpenos son solubles en agua, el curado al agua elimina gran cantidad de estas sabrosas moléculas de las flores de marihuana. Esto nos lleva a la mayor desventaja de este método: sacrificar el sabor en favor de la velocidad.

Según algunos fumadores, la hierba curada al agua tiene un sabor herbáceo e insípido. Sin embargo, en el caso de los cultivadores que quieran un humo suave más que ninguna otra cosa, este método puede ser útil.

¿Qué ventajas ofrece el curado al agua del cannabis?

Muchos cultivadores recurren al curado al agua para finalizar su operación de cultivo lo antes posible.

  • Simplicidad

El curado al agua no requiere ninguna habilidad o material concreto. Solo necesitarás un frasco de vidrio, un poco de agua limpia, y una pizca de paciencia.

  • Velocidad

Curar al agua ahorra tiempo. Si necesitas cosechar y procesar tus cogollos lo antes posible, deberías plantearte usar este método. Tanto si quieres fumar tu cosecha lo antes posible, como si quieres mantener la máxima discreción, el curado al agua acelerará las cosas.

  • Menos olor, menos obvio

Al extraer los terpenos de los cogollos, el curado al agua reducirá el aroma y sabor de tu cosecha. Pero la falta de terpenos también significa que tus cogollos tendrán un olor mucho más discreto. Vapear en la ciudad, o fumar un porro durante la pausa del almuerzo, será mucho más disimulable.

  • Humo suave

De modo similar al curado al aire, curar con agua hace que el humo del cannabis sea mucho más agradable. Tras liar un porro o preparar un bong con tus cogollos curados al agua, tus pulmones disfrutarán de unas caladas suaves y sedosas.

¿Qué ventajas ofrece el curado al agua del cannabis?

Curado al agua Vs lavado de cogollos: ¿en qué se diferencian?

Aunque suenen parecidos, el curado al agua y el lavado de cogollos son técnicas diferentes que logran objetivos distintos.

El lavado de cogollos simplemente consiste en lavar las flores rápidamente con agua después de la cosecha. A diferencia del curado al agua, que mantiene la hierba sumergida durante varios días, el lavado de cogollos se hace en cuestión de minutos.

Al lavar los cogollos, los cultivadores sumergen las flores en una serie de cubos, para limpiar los restos o suciedad de la hierba y mejorar su sabor. Tras darles una limpieza rápida, los colocan directamente en la rejilla de secado.

¿Cuándo deberías considerar el lavado de cogollos en lugar del curado al agua?

Estas dos técnicas no son sustituibles entre sí, pero los cultivadores tienen la opción de lavar los cogollos antes de introducirlos en los frascos para el curado al agua.

Básicamente, el lavado de cogollos ayuda a eliminar el polvo, pesticidas, insectos y otras partículas no deseadas de las flores de marihuana, dejándolas impecables y en mejores condiciones. Por tanto, lavar la hierba antes de curarla al agua significa que tus cogollos no estarán flotando en un agua llena de productos químicos desagradables.

Si prefieres el curado al aire, también puedes hacer un lavado de cogollos antes de secar y curar tu cosecha, para eliminar cualquier compuesto químico que podría afectar el sabor del producto final.

Cómo curar la marihuana con agua

Para curar la hierba con agua no necesitarás gran cosa. Solo tienes que reunir los siguientes materiales y seguir las instrucciones.

Material

  • Frascos de vidrio
  • Agua limpia (lo mejor es usar agua de manantial o agua de ósmosis inversa)
  • Flores de cannabis

Instrucciones

Sigue los siguientes pasos:

Paso 1

Tras cosechar tus flores, coge las tijeras de podar y manicura los cogollos (recortando las hojas de azúcar de cada cogollo). Puedes guardar los restos de hojas para hacer hachís o comestibles más adelante.

Paso 2

Introduce los cogollos manicurados en los frascos de vidrio y cúbrelos con agua limpia a temperatura ambiente.

Cómo curar la marihuana con agua

Paso 3

Agita suavemente los frascos y cambia el agua una vez al día. El agua limpia será más eficiente para absorber los fitoquímicos no deseados. Repite este proceso durante los próximos 5–7 días.

Paso 4

Filtra los cogollos con un colador. Después, extiéndelos sobre la rejilla de secado para eliminar completamente los restos de agua antes de fumarlos.

¿Puedes curar al agua los cogollos después de secarlos?

Es posible curar al agua los cogollos secos para eliminar partículas y terpenos, pero luego tendrás que volver a secarlos. Hacer el curado al agua directamente después de cosechar la hierba (antes de secarla) te ahorrará mucho tiempo y evitará que tengas que secarla dos veces.

¿Deberías intentar curar al agua tu marihuana?

Realmente, solo deberías curar al agua en caso de necesidad, ya que hacerlo reducirá el aroma y sabor del cannabis. Pero, por supuesto, si quieres un humo suave (aunque menos sabroso) en cuestión de días, el curado al agua probablemente sea tu mejor opción.

¿TIENES MÁS DE 18 AÑOS?

El contenido de RoyalQueenSeeds.com es únicamente apto para adultos y está reservado para personas mayores de edad.

Asegúrate de conocer las leyes de tu país.

Al hacer clic en ENTRAR, confirmas
que tienes
18 años o más.