ALERTA ROJA: MOHO EN LOS COGOLLOS

No queremos sonar alarmistas, pero en nuestra opinión, la hierba con moho es el enemigo público número 1. Entre todas las pestes, plagas, podredumbres y calamidades de la madre naturaleza que podrían afectar una plantación de marihuana, el moho en la marihuana podría suponer la amenaza más tóxica y desoladora para cualquier fumeta.

La hierba con moho no es sólo una mala justificación para un material pobre, en realidad es un desperdicio tóxico y así debería ser tratado. Si tienes la mala suerte de consumir maría con moho, ya sea ingiriéndola, fumándola o vaporizándola, estarás consumiendo miles, posiblemente decenas de miles de esporas microbianas nocivas.

En el mejor de los casos el propio sabor desagradable te impedirá consumirla y decidirás echar a la basura el resto del material contaminado rápidamente, sin mayores consecuencias.

En el peor de los casos, podrías terminar hospitalizado con una grave infección pulmonar y tú único visitante habitual será un repelente activista antimarihuana intentando conseguir los derechos de la historia de la primera muerte provocada por la marihuana jamás registrada. Y para ello no le importaría tener que terminar el trabajo él/ella mismo/a, probablemente con una almohada durante el breve cambio de turno de las enfermeras.

CÓMO DETECTAR HIERBA CON MOHO CUANDO LA ESTÁS COMPRANDO

Si sólo compras el material que fumas en un club de cannabis fiable, un coffee shop o un dispensario de marihuana, realmente no deberías tener que preocuparte por el moho. Pero por desgracia, esto no es así, porque el moho no discrimina entre profesionales y aficionados, sólo necesita unas condiciones idóneas, incluso después de la cosecha.

Un curado chapucero o un almacenamiento inadecuado por parte del distribuidor de marihuana pueden convertir un tarro de vidrio lleno de hierba en un desastre lleno de hongos. La hierba húmeda es el campo de cultivo ideal para los hongos y una invitación al moho.

Incluso tras un secado lento y cuidadoso, preferiblemente en bolsas de papel, el curado es el paso final y en muchas ocasiones todo sale terriblemente mal.

Otra característica desagradable de la hierba con moho, es su olor. A veces puede recordar más al heno, pero siempre hay algo sospechoso en el aroma de un cogollo mohoso. Además de una primera inspección ocular, siempre vale la pena olisquear el material que estás comprando.

La mayoría de distribuidores de marihuana decentes no suelen permitir que los clientes manoseen demasiado la carta de hierba.

Siempre sería ideal probar un porro o una calada en pipa, ya que permite catar una impresión de primera mano y siempre que haya confianza con la persona que te suministra la hierba, será totalmente aceptable. Si te dan la oportunidad, aprovéchala siempre, además las mejores caladas son las que salen gratis.

CÓMO DETECTAR HIERBA CON MOHO MIENTRAS LA CULTIVAS

Hemos visto demasiados vídeos en YouTube metiendo directamente en tarros material vegetal recién cortado y sin manicurar de manera adecuada. Se trata de un error enorme y obviamente no deberías imitarlo. Un cogollo bien manicurado también es menos susceptible al moho, ya que los tallos y las hojas pueden retener mucha humedad.

cultivo con moho pudrición cannais

Básicamente, la humedad es un enemigo par el cultivador, pero también necesario, porque niveles de humedad relativa demasiado bajos dan lugar a cogollos resecos que se desmenuzan, aunque eso sí, probablemente libres de moho. Aunque no estarán tan ricos como si la humedad relativa se hubiese mantenido en la franja ideal (30-50% para secar y 55-65% para curar).

La hierba con moho suele presentar un aspecto similar a un algodón de azúcar grisáceo o blanquecino con crecimiento fúngico alrededor de los cogollos o quizás el tallo haya podrido la cola de adentro hacia afuera, dándote una desagradable sorpresa cuando lo abres. Los mohos pueden tomar cualquier tipo de color y las peores infestaciones fúngicas pueden convertir los cogollos en una pasta marrón.

Los cultivadores de marihuana pueden encontrarse moho en sus cogollos en cualquier momento y generalmente se debe a una combinación de problemas en el entorno de cultivo. Las primeras señales de moho en hojas y tallos no deberían ignorarse. El olor nauseabundo a podredumbre y moho será evidente.

Es recomendable invertir en un microscopio de bolsillo. No sólo son útiles para obtener primeros planos de la resina, sino que también es una gran manera de detectar patógenos que se instalan en tus plantas de marihuana. Puede ser un descubrimiento horroroso, pero nunca podrías empezar a combatir un enemigo invisible. Un diagnóstico a tiempo permite al cultivador una oportunidad para pelear por salvar su plantación de hierba.

Descartar las plantas infectadas es un sacrificio necesario por el bien de todo el cultivo de marihuana. La primera afectada debe ser eliminada si se quiere evitar una invasión fúngica. Mantener un entorno en condiciones óptimas y no regar en exceso o someter a las plantas a otro tipo de estrés son los mejores remedios preventivos.

LAS CONSECUENCIAS DEL MOHO PARA CULTIVADORES, DISTRIBUIDORES Y CONSUMIDORES

Una sola planta infectada con moho es suficiente para contaminar todo tu cultivo. Absolutamente todo, desde el resto de tus plantas hasta el medio y las macetas. Si estás cultivando en interior, el cuarto o armario de cultivo necesitará una limpieza en profundidad para garantizar que ninguna espora sobrevive e infecta la siguiente plantación.

En caso de convertirse en una pesadilla, puedes intentar combatir la infección con diferentes agentes anti-fúngicos, pero las probabilidades de supervivencia de las plantas serán mínimas en cualquier caso. El moho en la marihuana es una amenaza que el cultivador tendrá que vigilar en todas las etapas, desde la siembra al porro.

La hierba con moho es basura, y ningún fumeta debería atreverse a consumirla conscientemente mediante ningún método. A su vez, ningún cultivador o distribuidor debería ofrecer intencionadamente hierba con moho. Destruiría su reputación por completo.

El consumidor debería evitar el material contaminado a toda costa y con una inspección rutinaria al menos podrás confirmar si está limpia o no antes de soltar tu pasta.

Evidentemente, nosotros recomendamos cultivar tu propia hierba orgánica, añadiendo silicio líquido para fortalecer a las plantas y usando siempre sustrato de la mejor calidad, con buena aireación y drenaje.

 

Carrito

Artículos GRATUITOS incluidos

Sin producto

Transporte € 0.00
Total € 0.00

Confirmar