Por qué no deberías utilizar Potenciadores o Suplementos de Nutrientes

Published :
Categories : cultivo de Cannabis

Por qué no deberías utilizar Potenciadores o Suplementos de Nutrientes

A menudo, las personas que empiezan a cultivar cannabis por primera vez (o incluso las que ya tienen algo de experiencia) tienden a depender de “potenciadores del crecimiento” o suplementos de nutrientes pensando que esto promoverá el crecimiento y el sabor de sus plantas.


No obstante, el uso de estos métodos puede ser más dañino que beneficioso. Un equilibrio inadecuado o un exceso de nutrientes puede provocar toda una serie de problemas, incluyendo una “quemadura de raíz” o una “quemadura por nitrógeno o nutrientes”. Esto hace que las raíces y los bordes de las hojas parezcan quemados (de un color entre el amarillo y el negro). Si ya has presenciado este problema como cultivador y estás utilizando “potenciadores del crecimiento” o nutrientes suplementarios, deberías parar de inmediato y regar la(s) planta(s) con agua para eliminar el exceso.
Nutrient Burn
Lo que deberíamos tener en cuenta a este respecto es que estas plantas tan mágicas lo que quieren es justamente crecer, y lo harán sin requerir potenciadores o nutrientes suplementarios. Al cultivar cannabis, es importante tener en cuenta que la forma de cultivo natural siempre será la más beneficiosa. Al igual que el cuerpo humano se nutre de elementos naturales, lo mismo sucede con estas plantas. Además, el uso de “potenciadores del crecimiento” y/o nutrientes suplementarios para promover el sabor del cannabis puede tener el efecto opuesto. A menudo, estos métodos hacen que el sabor se haga muy fuerte o amargo, mientras que un cultivo más natural hace que la planta desarrolle todo el cuerpo y la potencia de su sabor auténtico.
PH and cannabis
Con el fin de cultivar de forma más sabia, sólo has de tener en cuenta unas pocas cosas. En primer lugar, asegúrate de estar utilizando una maceta de 11 a 18 litros de tamaño (3-5 galones de agua). La mayor parte de ferreterías cuentan con cubos de 3 a 5 galones que resultan ideales. Asegúrate de que el cubo o la maceta donde vayas a cultivar las semillas esté limpio ara convertirse en un hogar sano antes de echar la tierra. Seguidamente, verifica que el suelo contenga un equilibrio adecuado de NFP (Nitrógeno, Fósforo y Potasio). Cada uno de estos nutrientes le aporta algo distinto a la planta. El Nitrógeno garantiza el crecimiento de la planta. El Fósforo es esencial en el desarrollo de las raíces, las hojas y por último los cogollos. El Potasio garantiza que la planta sea fuerte y resistente a los hongos y las enfermedades. Un equilibrio adecuado de NFP se basa en la fórmula Nitrógeno-12, Fósforo-14 y Potasio-24 (N-12 P-14 K-24).

Cannabis Growmix

Por último está el agua. Si te es posible, desarrolla un sistema para recoger agua de lluvia, ya que es la mejor para las plantas. Si no es posible, cualquier tipo de agua estará bien, siempre y cuando tenga un PH equilibrado. Este Ph debería estar entre el 6.0 y 6.3 para alcanzar resultados últimos. Una de las formas en las que los “potenciadores del crecimiento” pueden dañar las plantas es cuando repercuten en el equilibrio adecuado del PH. Puedes comprar tiras de prueba de PH a precios asequibles que te permitirán evaluar la calidad del agua con la que riegas tus plantas. Las plantas de cannabis son fuertes, y testarudas en su crecimiento y podrán crecer en cualquier clima o entorno. Si sigues estos tres pasos sencillos, obtendrás plantas que crezcan fuertes y sanas, con un rendimiento de cogollos potentes y repletos de sabor sin necesidad alguna de “potenciadores de crecimiento” o nutrientes suplementarios.

Comprar Semillas de Marihuana AutoflorecientesComprar Semillas de Marihuana FeminizadasComprar Medical Cannabis Seeds