💥5 SEMILLAS GRATIS si gastas 65€ durante el Black Friday con el código BF227HV💥

By Luke Sumpter


Desde fuera, cultivar marihuana puede parecer difícil. Muchas otras especies de plantas se desarrollan sin problemas con un mínimo de intervención humana; entonces, ¿por qué el cannabis necesita tantos frascos de pociones mágicas para que no se acabe convirtiendo en simple materia vegetal? ¿Son realmente imprescindibles para que tus plantas se mantengan con vida y florezcan?

La marihuana recibe muchos más cuidados y atenciones que, por ejemplo, las zanahorias o las coles. ¡Y con razón! Dado que es un cultivo comercial valioso y con una fitoquímica única, sus cultivadores invierten grandes cantidades de dinero y tiempo en sacar el máximo provecho a sus plantas.

Lógicamente, esta necesidad de conseguir una producción exitosa ha dado lugar al desarrollo de un mercado de productos para el cultivo, que prometen cosechas abundantes gracias a un frasco.

Los potenciadores de floración son unas de las numerosas fórmulas que están disponibles en este sector. Están cargados de nutrientes que ayudan a las plantas de marihuana a producir cogollos grandes y protuberantes, pero también están rodeados de polémica. En este artículo analizamos las características de los estimuladores de floración, y si es verdad que resultan beneficiosos para el cultivo de cannabis.

La polémica que rodea a los potenciadores de floración para la marihuana

¿Cómo pueden ser problemáticos los estimuladores de floración? ¿No están repletos de nutrientes esenciales necesarios para conseguir cogollos resinosos y ricos en cannabinoides? La preocupación en torno a estos productos se puede dividir en dos categorías: acumulación de sales y redundancia. Vamos a profundizar un poco más en ambas.

  • ¿Causan los estimuladores de floración acumulación de sales?

Los potenciadores de floración contienen fertilizantes en forma de sal. Y no nos referimos a la sal de mesa que se añade a una ración de patatas fritas. En química, las sales son unos compuestos formados por una reacción entre un ácido y una base (una sustancia que neutraliza los ácidos), y muchas de ellas son solubles en agua.

Algunos ejemplos de estos compuestos son el fosfato monopotásico y el sulfato de magnesio. Mientras que unos niveles adecuados de estas sales proporcionan nutrientes importantes para desempeñar funciones fisiológicas clave (por ejemplo, el fosfato monopotásico es una fuente de fósforo y potasio), una aplicación excesiva puede conducir a una acumulación de sales en el medio de cultivo.

Al ser solubles en agua, las sales pueden "competir" con las plantas por la humedad, y unos niveles excesivos pueden causar "quemaduras" en los tejidos vegetales. La acumulación de sales también puede afectar al pH del medio de cultivo (la marihuana prefiere un sustrato ligeramente ácido) y bloquear la absorción de nutrientes clave (un estado que se conoce como bloqueo de nutrientes).

Estos problemas potenciales causados por las altas concentraciones de sales llevan a algunos expertos del cannabis a afirmar que la mayoría de las fórmulas contienen demasiado fósforo y potasio.

¿Causan los estimuladores de floración acumulación de sales?
  • ¿Es cierto que las plantas de marihuana necesitan potenciadores de floración?

El marketing consiste, en gran medida, en hacer creer a la gente que necesita un producto, aunque no sea cierto. La cantidad absurda de electrodomésticos de cocina que hay en el mercado es un ejemplo claro de esto. Nadie necesita un “preparador de pimientos” para sacar las semillas de los pimientos morrones, ni un “soporte para tacos” para rellenar los tacos, pero es muy posible que los expertos del marketing nos acaben convenciendo de lo contrario. Al igual que muchos de estos productos, los potenciadores de floración no son completamente inútiles, pero tampoco son necesarios en determinadas circunstancias.

Si te das un paseo por el bosque o atraviesas un prado de flores silvestres, verás como todo crece perfectamente sin que el ser humano esparza abonos químicos por todas partes. Esto es debido a unas interacciones complicadas que tienen lugar entre un gran número de organismos, y que ayudan a mantener el ciclo de los nutrientes de forma eficiente. Todo lo que tiene vida acaba muriendo, y otras criaturas vivientes aprovecharán el material orgánico que queda atrás.

⇢ Ejemplo: nitrógeno

Veamos qué ocurre, por ejemplo, con el nitrógeno (un nutriente necesario en cantidades pequeñas durante la floración). Todo el nitrógeno que está presente en las raíces de las plantas muertas y los tejidos que se encuentran por encima de la superficie, se descompone y es consumido por las bacterias y los hongos. Otros microorganismos, microanimales y gusanos también desempeñan un papel importante en este proceso al alimentarse de la materia orgánica (o de otras formas de vida que a su vez se alimentan de ella).

El nitrógeno queda inmovilizado en los cuerpos de estas criaturas y se mineraliza cuando mueren (o cuando son consumidas y se excretan sus restos). El nitrógeno mineralizado (amoníaco) es convertido en nitratos por la acción de los microorganismos; tanto el amoníaco como los nitratos son formas de nitrógeno disponible en las plantas.

Los sustratos vivos y saludables, llenos de microorganismos de todo tipo y otros eslabones de la cadena trófica del suelo, son capaces de completar el ciclo de los nutrientes una y otra vez, lo que garantiza que las plantas crezcan sin problemas. Los cultivadores también pueden facilitar este proceso manteniendo las raíces en el suelo después de la cosecha, cubriendo el sustrato con mantillo, sembrando cultivos de cobertura, y evitando arar. Cuando se cultiva marihuana en un entorno con tanta vida, los estimuladores de floración son en gran parte redundantes. Sin embargo, establecer estos sistemas puede llevar bastante tiempo si se empieza desde cero.

El papel de los potenciadores de floración para el cannabis

A pesar de todo esto, el mercado de los estimuladores de floración continúa creciendo, y muchos cultivadores siguen consiguiendo resultados fantásticos con estos productos.

Aunque tienen el potencial de dañar el cultivo si se utilizan de forma indebida, y sirven de muy poco en un suelo vivo ya establecido, los potenciadores de la floración contienen nutrientes que las plantas de marihuana necesitan en grandes cantidades durante la etapa de floración. Estos productos son especialmente útiles para los cultivadores que empiezan de cero, los que tienen poca experiencia, y quienes simplemente prefieren usar cócteles químicos ya preparados en lugar de invertir tiempo en establecer un suelo lleno de vida.

  • Contenido de los fertilizantes para el desarrollo de cogollos

Las plantas de marihuana tienen un apetito que va cambiando a lo largo de su ciclo de crecimiento; las plantas en fase vegetativa tienen distintas necesidades que las que ya han empezado a florecer. En general, el cannabis necesita tres nutrientes en proporciones máximas. Estos macronutrientes, nitrógeno (N), fósforo (P) y potasio (K), suelen figurar en los productos comerciales como una proporción N-P-K, por ejemplo, 10-5-7.

Las plantas de cannabis sanas contienen alrededor de un 4% de nitrógeno en los tejidos que se encuentran por encima de la superficie, y utilizan esta molécula para diversos procesos vitales. El nitrógeno es un componente fundamental de la molécula de clorofila (el pigmento implicado en la fotosíntesis), y también ayuda a generar aminoácidos, los componentes básicos de las proteínas utilizadas para crear la estructura y las enzimas de las plantas.

Dado que el nitrógeno ayuda a las plantas a desarrollar su color verde intenso e impulsa el crecimiento foliar, las plantas de marihuana necesitan grandes cantidades de este macronutriente durante la etapa vegetativa. En realidad, también lo necesitan durante la floración, pero en cantidades menores. Al fin y al cabo, las plantas en fase de floración todavía están desarrollando hojas, como las de azúcar y las brácteas (unas hojas especiales que rodean la parte inferior de los estigmas de la flor).

A medida que disminuye la demanda de nitrógeno durante la floración, aumenta la de los otros dos macronutrientes. Los estimuladores de floración ofrecen distintos niveles de estas moléculas para facilitar el estiramiento de las plantas y la formación de cogollos. Muchos productos también contienen una gran variedad de micronutrientes que promueven varios procesos fisiológicos y ayudan a evitar el antagonismo entre los nutrientes.

Contenido de los fertilizantes para el desarrollo de cogollos

Macronutrientes

Se te fijas en la etiqueta de cualquier bote de estimulador de floración, verás que llevan ciertas sales que proporcionan fósforo y potasio. Estos compuestos contienen macronutrientes en formas compactas que, cuando se disuelven en agua, se descomponen en cationes más pequeños para ser absorbidos por las plantas. Vamos a familiarizarnos un poco más con estos dos elementos:

  • Fósforo: ¿Por dónde empezamos con el fósforo? Este elemento hace que las plantas sean cómo son en cuanto a su físico. Es una parte muy importante de la estructura del ácido nucleico: un compuesto químico que actúa como molécula portadora de información en las células. Los ácidos nucleicos desempeñan un papel fundamental en la síntesis proteica, la división celular y el desarrollo de nuevos tejidos. Durante la floración, el fósforo ayuda a las plantas de marihuana a formar raíces, flores y semillas nuevas. La deficiencia de este macronutriente produce un retraso en el crecimiento y un color verde oscuro anómalo en las hojas.
  • Potasio: este elemento facilita muchas de las acciones microscópicas vitales que tienen lugar dentro de las plantas; el potasio contribuye al movimiento del agua, los hidratos de carbono y los nutrientes en los tejidos vegetales. También influye en la actividad enzimática que resulta en la producción de trifosfato de adenosina (TFA), la unidad de energía celular. El potasio también ayuda a controlar la apertura y cierre de esos orificios minúsculos de la superficie de las hojas, conocidos como estomas, que desempeñan un papel fundamental en el intercambio de gases. Además, el potasio favorece el desarrollo de unos tallos fuertes, algo muy importante durante la etapa de floración, ya que las plantas de marihuana adquieren un gran tamaño cuando se estiran durante esta fase.

Macronutrientes secundarios

Además de los tres macronutrientes principales, la marihuana también necesita calcio, magnesio y azufre como macronutrientes secundarios. No los necesita en las mismas cantidades que el trío NPK, pero utiliza un mayor volumen de macronutrientes secundarios que de oligoelementos o micronutrientes traza.

Afortunadamente, muchos productos potenciadores de la floración también contienen macronutrientes secundarios. A menudo encontrarás calcio y magnesio en forma de bicarbonato de calcio y sulfato de magnesio. Además de para ayudar a la marihuana en floración a llevar a cabo procesos biológicos importantes, estos nutrientes también se añaden a los estimuladores de floración para evitar el antagonismo entre nutrientes, un fenómeno que se produce cuando la alta concentración de un nutriente inhibe la absorción de otro.

El potasio, el calcio y el magnesio tienen unas propiedades químicas similares, y las plantas los absorben de forma parecida. Esto significa que los cultivadores pueden experimentar problemas de deficiencias si no tienen cuidado. La adición de altos niveles de potasio durante la floración, sin magnesio ni calcio adicionales, hará que los micronutrientes sean susceptibles al antagonismo entre nutrientes. Si se añaden junto a los nutrientes que favorecen la floración, se garantiza un nivel nutritivo equilibrado y se impide que ocurra ese fenómeno.

Ventajas de los estimuladores de floración para la marihuana

Los potenciadores de la floración ofrecen importantes ventajas en ciertos contextos. Algunas de las principales razones para utilizar estos fertilizantes son:

Comodidad
Los potenciadores de floración ofrecen una opción fácil a la hora de proporcionar los nutrientes necesarios durante la fase de floración. Son especialmente útiles para los cultivadores ocasionales que buscan cosechas rápidas y no quieren dedicar demasiado tiempo a aprender técnicas para crear un sustrato ecológico vivo.
Precisión
Con los estimuladores de floración, los cultivadores pueden abonar su cultivo con dosis precisas de macronutrientes para esta etapa. Cada producto, ya sea en forma de pastilla o líquido, contiene una cantidad fija de sales que es fácil de medir.
Facilidad de uso
Estos abonos inorgánicos son sencillos y fáciles de aplicar. Mézclalos con agua en la concentración que prefieras, y proporciona a tus plantas una dosis casi instantánea de lo que necesitan.
Opciones ecológicas
Los cultivadores que prefieran usar técnicas ecológicas y regenerativas también pueden administrar potenciadores de floración orgánicos. Los tés de compost aireado elaborados con humus de lombriz proporcionan dosis altas de microbios beneficiosos y buenas raciones de calcio, fósforo y potasio. Las preparaciones de la agricultura natural coreana (KNF), como el fosfato de calcio soluble en agua, también suministran este micronutriente de forma rápida cuando se administra en forma de aerosol foliar.

Inconvenientes de los estimuladores de floración para la marihuana

Los potenciadores de floración también pueden causar problemas para los cultivadores, especialmente si se administran de forma incorrecta. Algunos de los peligros más habituales que plantean incluyen:

Es fácil pasarse
Es muy fácil abonar demasiado las plantas, y los novatos suelen ser especialmente propensos a utilizar cantidades excesivas con demasiada frecuencia.
Bloqueo de nutrientes
Una administración excesiva de estos productos puede causar antagonismo entre nutrientes, bloqueo de nutrientes y fluctuaciones perjudiciales del pH. Afortunadamente, existen técnicas para solucionar el bloqueo de nutrientes antes de que sea demasiado tarde, como el lavado de raíces con agua con un pH equilibrado y aumentando el nivel de micronutrientes como el calcio y el magnesio.
Quemaduras del tejido vegetal
Un exceso de fertilizantes puede quemar las raíces y las hojas, dando lugar a unas plantas de aspecto desagradable que necesitarán tiempo para recuperarse, lo que a su vez podría afectar a la cosecha final.
Impacto microbiano
En lo que respecta a los efectos de los abonos inorgánicos sobre el microbioma del suelo, existen dos opiniones. Algunas personas creen que estas sustancias químicas son letales para la vida del suelo y que alteran el ciclo natural de los nutrientes, especialmente cuando se utilizan en cantidades muy altas. El otro bando sostiene que los fertilizantes químicos en realidad también alimentan a los organismos beneficiosos, y no causan ningún daño si se administran en las cantidades adecuadas.
  • Cuándo usar potenciadores de floración

Los estimuladores de floración se administran una vez que las plantas han iniciado la etapa de floración. Las variedades autoflorecientes dan este paso siguiendo su reloj biológico interno, mientras que las fotoperiódicas dependen de los cambios de iluminación, en forma de menos horas de luz solar o un ciclo de 12/12 en interior.

Ten en cuenta que durante la primera semana (más o menos) de floración suele producirse un estirón final en las plantas, conocido como estiramiento de la floración. Por eso, algunas personas no administran los potenciadores de floración hasta que perciben señales claras de la formación de cogollos. Cuando veas que los cogollos se empiezan a formar en los nudos (los puntos donde las ramas se unen al tallo principal), tendrás que cambiar tu rutina de fertilización a una fórmula adecuada para la floración.

Cuándo usar potenciadores de floración
  • ¿Cómo se utilizan los estimuladores de floración?

¿Cuál es la mejor forma de administrar los potenciadores de floración comerciales? Siguiendo las instrucciones del producto. No hay un enfoque que sirva para todos los casos. Los distintos productos contienen fórmulas y potencias diferentes, que deberán aplicarse en momentos ligeramente distintos y de diversas maneras, dependiendo de su composición. Afortunadamente, cada producto vendrá acompañado de unas directrices claras para aplicarlo correctamente.

En última instancia, los potenciadores de floración se usan con uno de estos dos fines: para mejorar el contenido de nutrientes de un sustrato decente y evitar deficiencias, o para rehabilitar un suelo agotado y corregir deficiencias.

Si empiezas a cultivar con un suelo relativamente sano, puedes usar los estimuladores de floración de forma preventiva para asegurarte de que tus plantas reciban todos los nutrientes que necesitan para desarrollar cogollos saludables y ricos en fitoquímicos, y para evitar que tengan problemas más adelante.

Sin embargo, si comienzas con un suelo de mala calidad, los potenciadores de floración funcionarán menos como medida preventiva y más como una especie de salvavidas. En estas circunstancias, las plantas dependen del cultivador para obtener suficiente abono para la floración, debido a la ausencia de microbios beneficiosos y el ciclo de nutrientes del suelo. Aun así, se pueden conseguir cosechas de calidad, como confirman muchos cultivadores año tras año.

Por último, los estimuladores de floración también se pueden utilizar cuando existan deficiencias nutritivas. Aunque creas que tienes un suelo vivo de calidad, los problemas del pH y el antagonismo entre nutrientes pueden hacer que tus plantas desarrollen síntomas de deficiencias. Después de corregir la "raíz" del problema, una dosis de potenciador de floración puede ayudar a restablecer el equilibrio y a garantizar que las plantas se recuperen rápidamente.

Potenciadores de floración RQS

En RQS nos hemos basado en décadas de experiencia como cultivadores para crear nuestro pack Bio potenciador de floración. Cada paquete contiene tres fórmulas de 75ml completamente veganas. A continuación descubrirás cómo y cuándo administrar cada una de ellas.

  • Thicker Flowers (cogollos más gruesos): como su nombre indica, Thicker Flowers contiene cantidades precisas de fósforo y potasio para impulsar la producción y el tamaño de los cogollos. Aplícalo cuando las plantas comiencen a florecer, administrando 0,1ml por litro de agua con cada riego. Aumenta la cantidad en 0,1ml por semana. Reduce la dosis a 0,5ml en la semana siete de floración, y continúa reduciendo en 0,1ml hasta el lavado de raíces. Si usas Thicker Flowers junto con otros productos de RQS, como Bat Guano o Easy Bloom, busca señales de toxicidad por nutrientes.
  • Bigger Flowers: este envase contiene todo lo que necesitas para conseguir cogollos de gran tamaño. Una mezcla de enzimas, vitaminas y estimulantes del crecimiento que garantiza colas grandes y densas. Esta fórmula se puede aplicar durante todo el ciclo de cultivo para lograr los máximos beneficios. Administra 0,5ml por litro de agua durante la floración, 0,8ml al comienzo de la tercera semana de floración, y 1ml durante el resto de la floración hasta el lavado de raíces. Bigger Flowers es compatible con el resto de los fertilizantes de RQS.
  • Sweeter Flowers: este frasco ofrece varios aminoácidos y potasio para acelerar la producción de terpenos. Solo hay que aplicarlo durante las últimas cuatro semanas de floración para potenciar el aroma de los cogollos. Administra 0,4ml por litro de agua durante la semana cinco de floración. Aumenta la dosis a 0,7ml durante la semana seis, a 0,8ml durante la siete, y a 1ml durante la ocho.

Potenciadores de floración para marihuana: una administración con matices

Como has visto, hay muchos factores que hay que tener en cuenta a la hora de abonar las plantas de marihuana. Los estimuladores de floración no son sustancias esenciales para todos los cultivadores; quienes ya tienen experiencia y han creado un sustrato vivo y sano durante varias temporadas, los suelen evitar. Sin embargo, estos productos ofrecen a los cultivadores novatos y ocasionales una forma fiable de garantizar que sus plantas reciban todo lo que necesitan para producir cosechas satisfactorias.

¿TIENES MÁS DE 18 AÑOS?

El contenido de RoyalQueenSeeds.com es únicamente apto para adultos y está reservado para personas mayores de edad.

Asegúrate de conocer las leyes de tu país.

Al hacer clic en ENTRAR, confirmas
que tienes
18 años o más.