Hay muchas opciones a elegir cuando exploras nuestro catálogo de semillas de cannabis. Una especie de cannabis que a menudo genera tantas preguntas como interés, es la marihuana autofloreciente. En este artículo, exploraremos qué es, además de sus ventajas e inconvenientes.

CANNABIS AUTOFLORECIENTE

La planta de marihuana es una criatura diversa y genéticamente flexible, presentando multitud de variedades que han desarrollado características totalmente diferentes, como resultado de haber evolucionado en distintas partes del mundo. La especie conocida como cannabis ruderalis es autóctona de zonas septentrionales del planeta, donde los veranos son más cortos, y por ello, tienen menos luz disponible anualmente. Habiéndose adaptado a esas condiciones, el cannabis ruderalis generó la capacidad de florecer en función de su edad, en lugar de depender de un cambio de fotoperiodo. Ésta es una diferencia única en relación a otros tipos de cannabis, ya que todos los demás necesitan un cambio en las horas de luz para florecer.

Esta característica es lo que ha permitido e inspirado a los criadores a cruzar la genética ruderalis con variedades de cannabis índica y sativa, creando híbridas que mantienen el contenido de cannabinoides de sativas e índicas, pero que florecen basados en la edad de la planta.

La ruderalis raramente se cultiva en su forma genética pura, puesto que sus cosechas son pequeñas, y su contenido de cannabinoides se ve claramente superado por sus equivalentes índica y sativa.

Autofloreciente Cannabis Planta compacta

VENTAJAS DEL CULTIVO DE LAS VARIEDAD DE CANNABIS AUTOFLORECIENTES

Exploremos primero las ventajas de cultivar variedades autoflorecientes, que son bastantes.

COSECHAS RÁPIDAS Y PERIODO DE FLORACIÓN

Ésta es una enorme ventaja para los cultivadores que quieren recoger su preciada cosecha tan pronto como sea posible. También representa una inmensa ventaja para aquellos que cultivan en ciertas partes del mundo en donde ser discreto y rápido a la hora de cosechar son requisitos imprescindibles.

Normalmente, las variedades autoflorecientes crecen mucho más rápido que las variedades índica y sativa. Algunas cepas autoflorecientes pueden pasar de semilla a cosecha en tan sólo dos meses. Un ejemplo de ese crecimiento tan rápido y eficiente lo encontramos en una variedad autofloreciente que recibe un nombre muy apropiado, la “Quick One”.

La Royal Dwarf es otro buen ejemplo de variedad de marihuana autofloreciente de rápido crecimiento, con cosechas que pueden estar listas en alrededor de 8 y 9 semanas.

LAS PLANTAS AUTOFLORECIENTES SON PEQUEÑAS Y COMPACTAS

Otra posible ventaja de las variedades de cannabis autoflorecientes – aunque es bastante subjetiva dependiendo del cultivador – es que crecen hasta un tamaño bastante pequeño y limitado en altura. Este factor se debe también a la introducción de genes del cannabis ruderalis.

Las plantas sativa son conocidas por sus inmensas alturas y hojas finas, capaces de crecer, si se les permite, hasta convertirse en enormes arbustos en exterior. Por otro lado, las índicas tienen una talla inferior, aunque son más densas, con hojas en forma de abanico. A diferencia de las anteriores, las plantas 100% ruderalis, realmente parecen malas hierbas. Son pequeñas y poco voluminosas, pero resistentes y adaptables.

Esta característica hace que las variedades autoflorecientes sean pequeñas y compactas. Este hecho es una enorme ventaja para algunos cultivadores, que o bien buscan aprovechar al máximo su espacio de cultivo, o bien viven en zonas legalmente desfavorables para el cultivo de cannabis.

De hecho, el rápido ciclo de crecimiento y tamaño compacto de las variedades de cannabis autofloreciente, las convierte en la mejor elección para cultivar en espacios furtivos y secretos.

Las dos variedades de cannabis autofloreciente previamente mencionadas son buenos ejemplos de esta baja estatura. Lo habitual es que la Quick One crezca entre 50 y 60cm en interior, tamaño que aumenta hasta entre 60 y 100cm en exterior. Por otro lado, la Royal Dwarf puede alcanzar alturas de entre 40 y 70cm en cultivos de interior y grandes envergaduras de entre 50 y 90cm en cultivos de exterior.

Autofloreciente Cannabis al aire libre

NO ES NECESARIO CAMBIAR EL FOTOPERIODO

Una de las principales ventajas de las variedades autoflorecientes es que no requieren un cambio en el ciclo de luz para comenzar a florecer, sino que pasan a la floración en función de la edad de la planta.

Las variedades autoflorecientes florecerán automáticamente, sea cual sea el ciclo de luz que reciban. Por ejemplo, pueden mantenerse en un ciclo de luz de 16/8, es decir, 16 horas de luz y 8 horas de oscuridad cada día, a lo largo de ambas fases de su vida, crecimiento y floración. Esto difiere del cannabis común, que requiere de un cambio en los ciclos de luz para provocar la floración del mismo.

Esta peculiaridad le da al cultivo de exterior una gran ventaja potencial - es posible cultivar múltiples cosechas cada temporada. Y si olvidas plantar tus semillas de marihuana a tiempo, con una auto aún puedes sembrar con la estación ya avanzada y cosechar antes de que llegue el frío.

DESVENTAJAS DEL CULTIVO DE VARIEDADES DE CANNABIS AUTOFLORECIENTES

A continuación, vamos a ahondar en cualquier posible desventaja o inconveniente de cultivar variedades de cannabis autofloreciente. Es importante advertir que las desventajas en este caso son totalmente subjetivas y cambiarán dependiendo de las opiniones de cada cultivador. Lo que para muchos puede resultar un inconveniente, para otros podría ser visto como una ventaja.

EL TAMAÑO DE LAS VARIEDADES AUTOFLORECIENTES

Aunque ya lo hemos mencionado anteriormente, abordamos de nuevo el tema del tamaño de las variedades autoflorecientes. Como hemos recalcado, las cepas de cannabis autofloreciente se encuentran en el lado más pequeño de la escala.

Los cultivadores con un gran cuarto de cultivo o espacio exterior privado, quizás prefieran concentrarse en variedades que pueden alcanzar enormes proporciones con cosechas igualmente enormes. Aunque se pueden aplicar diferentes estrategias para maximizar la cosecha con cualquier variedad de cannabis auto, genéticamente son más pequeñas, y por lo tanto no pueden alcanzar los gigantescos rendimientos de una variedad de sativa pura, que parece más un árbol que una planta de cannabis.

Fotoperíodo de luz Cannabis Indoor

ILUMINACIÓN

Como hemos aclarado previamente, las plantas autoflorecientes pueden exponerse a mucha más luz durante la fase de floración. Esto puede ser útil para maximizar la fotosíntesis y por lo tanto aumentar la producción de energía en las variedades de marihuana autofloreciente, aunque tener las luces encendidas elevará la factura eléctrica. Así que algunos cultivadores pueden considerar esto como una desventaja.

MENOR CONTENIDO THC

Además de un rendimiento inferior en relación a otro tipo de cepas, el contenido de cannabinoides de esa cosecha, puede ser menor en comparación con las variedades regulares. Los cogollos de las variedades de cannabis autofloreciente, normalmente producen menos THC debido a su genética ruderalis. Aún así pegan bastante fuerte, pero para quienes buscan la mayor cantidad posible de THC, las autos quizás todavía no estén a la altura.

 

Carrito

Artículos GRATUITOS incluidos

Sin producto

Transporte € 0.00
Total € 0.00

Confirmar