RESACA DEL BLACK FRIDAY - HASTA UN 60% DE DESCUENTO EN CEPAS SELECCIONADAS COMPRAR AHORA


Mientras algunos cultivadores sencillamente cultivan las plantas en la tierra, otros buscan técnicas de cultivo más elaboradas, como la hidroponía. La Deep Water Culture (cultura del agua profunda o DWC) es un método hidropónico de cultivo de cannabis que puede tener múltiples ventajas. Descubre por qué esta técnica es tan gratificante, ¡y cómo puedes montar tu propio sistema DWC!

¿Qué es la deep water culture?

La Deep Water Culture es un estilo de cultivo hidropónico que no utiliza un sustrato de cultivo. En un sistema DWC, las plantas están suspendidas en macetas o redes especiales, con sus raíces estirándose hacia abajo y sumergidas en un depósito de agua aireada y rica en nutrientes. Cultivar marihuana en un sistema DWC puede ofrecer muchas ventajas en comparación con otros métodos de cultivo.

Sistema DWC (Deep Water Culture)

Bubbleponics o Top-Fed DWC

Estos sistemas hidropónicos a base de burbujas (también conocidos como DWC de alimentación superior) son muy parecidos a los DWC normales. Sin embargo, presentan una pequeña diferencia que mejora la aireación de las raíces, la absorción de nutrientes, y la velocidad de crecimiento al comienzo de la etapa vegetativa.

Llevan una bomba de agua en el depósito, que está conectada a unos tubos de irrigación pequeños. Estos tubos se insertan en las macetas de malla que cuelgan de la parte superior del sistema, justo en la parte por la que asoman las raíces jóvenes de los tacos de germinación. De esta forma, las plántulas recibirán una buena dosis de oxígeno y nutrientes antes de que sus raíces alcancen el depósito de abajo, lo que resultará en un crecimiento más rápido y en unas plantas mejor establecidas.

DWC vs RDWC

Ahora ya conoces todos los aspectos del cultivo DWC, pero, ¿has oído hablar del sistema de recirculación en aguas profundas (RDWC)? Mientras que las plantas cultivadas con DWC crecen directamente en un depósito situado debajo, los sistemas RDWC cuentan con un recipiente independiente que contiene la solución nutritiva. Debido a la gravedad, esta solución pasa a otro depósito equipado con una piedra difusora que airea el agua. Una bomba impulsa el líquido a través de los tubos que conectan varios recipientes, cada uno de ellos con una sola planta, antes de regresar al depósito principal.

Los sistemas RDWC son más adecuados para cultivos con muchas plantas, ya que eliminan la necesidad de comprar una piedra difusora y una bomba para cada recipiente individual.

¿Cuales son las ventajas de un sistema DWC?

Rápido crecimiento vegetativo y cosechas superiores

Las plantas que crecen según este método acceden más fácilmente al oxígeno y los nutrientes, lo que significa que gastan menos energía buscando alimento y desarrollando raíces. Como resultado, las plantas te recompensan con un crecimiento vegetativo rápido y cosechas excelentes. En un sistema DWC bien montado, con la variedad y la fertilización adecuadas, ¡la marihuana puede llegar a crecer 10cm en un solo día!

Ten en cuenta que este crecimiento acelerado no significa que se adelante la fecha de la cosecha. El crecimiento vegetativo rápido resultará en plantas más grandes con cogollos más gordos, pero aun así necesitarán pasar por una fase de floración normal.

Disminución del riesgo de plagas

Dado que el sistema DWC no utiliza ningún sustrato, no hay mucho riesgo de invasiones por parte de bichos y otras plagas que afectan al cannabis.

Las plantas pueden crecer más

The lack of growing medium in a DWC allows your plants to take advantage of all the available space and nutrients to grow as large as possible.

Bajo mantenimiento

Una vez que el sistema DWC esté montado y funcionando, requiere muy poco mantenimiento diario. Incluso puedes dejarlo solo durante más de 24 horas.

El riego es más fácil

Los sistemas DWC están totalmente automatizados, lo que significa que no tienes que preocuparte por el exceso o la falta de riego. Una vez está montado correctamente, este sistema aporta la cantidad adecuada de agua y nutrientes a tus plantas.

Inconvenientes de los sistemas DWC

Los sistemas DWC funcionan muy bien la mayor parte del tiempo. Los cultivadores producen continuamente plantas sanas y de rápido crecimiento con cosechas excelentes. Pero estos sistemas también presentan algunos inconvenientes que desaniman a algunos cultivadores. Echa un vistazo a los principales inconvenientes a continuación.

Fallos de la bomba de aire

Aunque los cultivadores tomen medidas para automatizar sus sistemas DWC, a veces ocurren accidentes. Si hay un apagón o la bomba falla, tus plantas se deteriorarán rápidamente por falta de aire fresco. La ausencia de oxígeno dará lugar a un entorno anaeróbico (sin oxígeno), lo que resultará en un crecimiento más lento y una mayor cantidad de microbios perjudiciales.

Mantenimiento de la temperatura

Los cultivadores hidropónicos deben mantener su solución nutritiva a una temperatura de 18-20°C para que se produzca un crecimiento óptimo. Pero el calor generado por la bomba podría dificultar esto. Ten un termómetro a mano, y utiliza bolsas de hielo o enfriadores de agua para hidroponía cuando las cosas se calienten demasiado para tus plantas.

Fluctuaciones de los parámetros

Quienes cultiven con sistemas DWC también deberán comprobar y corregir las fluctuaciones de las concentraciones de nutrientes, el nivel del agua y el pH. Comprobar y solucionar de forma constante estos problemas puede ser un rollo.

¿Es apto para cultivadores sin experiencia?

Aún circula el mito de que el método DWC es “difícil”, pero esto queda lejos de la realidad. Realmente no es mucho más complicado que el resto de técnicas de cultivo, ya que todas tienen sus trucos y dificultades. De hecho, el sistema DWC podría ser uno de los métodos para cultivar marihuana más fáciles, ya que requiere muy poco tiempo y mantenimiento.

Sin embargo, si no tienes mucha experiencia cultivando marihuana, es recomendable que primero practiques con una plantación hidropónica usando un sustrato como el coco. El motivo es que el coco puede ser más tolerante, permitiendo un mayor margen de error en el cultivo. Pero, dicho esto, hay muchos cultivadores que han empezado directamente con un sistema DWC y han obtenido buenos resultados a la primera.

Cómo montar un sistema DWC

Para cultivar marihuana en un sistema DWC, necesitarás lo siguiente:

  • Depósito de agua y fertilizante (compartido o individual para cada planta)
  • Macetas de malla o red DWC para sostener las plantas
  • Fertilizantes hidropónicos
  • Bomba de aire (y piedras difusoras) para airear la mezcla fertilizante

Ahora veamos detalladamente cada uno de estos componentes.

1. El depósito

Una de las principales diferencias entre un sistema DWC y el cultivo en tierra es el depósito. En un sistema DWC, las plantas están suspendidas sobre un depósito que contiene la solución nutricional. Entonces las raíces se estiran para abajo quedando totalmente sumergidas en el “agua profunda”, rica en nutrientes. Las raíces no deberían recibir ningún tipo de luz (para prevenir problemas como la aparición de algas), por lo que estos depósitos suelen ser contenedores a prueba de luz.

Existen varios tipos de sistemas DWC: algunos montajes pueden tener un único depósito grande compartido entre varias plantas. Otros montajes pueden tener varios depósitos más pequeños e individuales para cada planta. Los depósitos separados ofrecen la ventaja de permitir un mayor control sobre cada planta. Cultivar varias plantas compartiendo un solo depósito puede resultar complicado, si tienes variedades diferentes o si las plantas florecen a diferentes ritmos. Por tanto, si tienes un sistema con un único depósito grande, deberías limitarte a una sola variedad.

Los sistemas de recirculación DWC usan un tanque grande, que está conectado a una serie de depósitos individuales más pequeños para cada planta. La solución de nutrientes pasa del tanque más grande a cada una de las plantas y se recircula de nuevo al tanque. Puede que algunos sistemas solo tengan una bomba de aire y una piedra difusora en el tanque grande, mientras que otros pueden tener una piedra difusora en cada uno de los depósitos individuales. Las piedras difusoras crean burbujas para garantizar un intercambio de gas adecuado.

Los sistemas más simples para plantas individuales pueden consistir de un depósito, una bomba de aire pequeña y una piedra difusora para una sola planta. Dado el crecimiento extraordinario de las plantas mediante este método, un sistema DWC pequeño para una sola planta podría bastar para llenar una tienda de cultivo pequeña en tan solo unas semanas.

El depósito

2. Macetas de malla DWC

En growshops bien surtidas que ofrezcan productos para hidroponía, puedes encontrar las llamadas "macetas de rejilla", aptas para los sistemas DWC. Comparadas con las macetas normales, tienen una malla amplia para que las raíces puedan alcanzar fácilmente el agua que está por debajo de ellas.

También puedes hacer tus propias macetas de malla DWC, haciendo una serie de agujeros grandes en recipientes o macetas de plástico. Pero esto puede ser difícil, ya que los agujeros cortados o taladrados pueden tener los bordes afilados y podrían dañar las sensibles raíces. Una buena forma de hacer esto es usando una soldadora, de modo que quemarías los agujeros, en lugar de cortarlos o taladrarlos (haz esto al aire libre, ya que la quema de plásticos produce humos tóxicos). Para el sistema DWC también puedes usar cestas o redes.

Llena las macetas de rejilla con un medio de cultivo inerte con baja retención de agua, como perlita, bolitas de arcilla (hydroton) o piedras de lava. Pero, para empezar, es mejor germinar las semillas en lana de roca y pasados unos días transferirlas al sistema DWC.

Nota: cuando las semillas acaban de germinar y ya están en las macetas DWC, las raíces no son lo suficientemente largas para alcanzar el depósito. Hasta que sean capaces de hacerlo, tendrás que regar las plantas desde arriba. Algunos montajes DWC más elaborados incluyen un sistema de riego/fertilización por goteo desde la parte superior, gracias al cual el agua del depósito gotea directamente sobre las raíces de las plántulas. Pero esto solo supone una ventaja en las primeras dos semanas aproximadamente, cuando las plantas acaban de brotar, por lo que muchos cultivadores no se molestan en añadir esto a su instalación.

Macetas de malla DWC

3. Fertilizantes hidropónicos y aditivos para el sistema DWC

Además de usar fertilizantes hidropónicos de buena calidad en las dosis adecuadas para tu depósito en concreto, uno de los aspectos más importantes de la hidroponía es el pH. La mayoría de las veces, cuando hay algún problema con un cultivo DWC, suele ser por un desequilibrio en el pH. Para un sistema DWC, el pH ideal se sitúa alrededor de 5,8. Asegúrate de no desviarte del intervalo entre 5,5 y 6,5.

Una de las ventajas del sistema DWC es que requiere menos abonos que otros métodos de cultivo. No obstante, deberás controlar regularmente el pH de la solución de nutrientes. Para corregir cualquier problema de pH, puedes adquirir productos preparados, como correctores de pH en tiendas de productos hidropónicos. En la mayoría de casos, solo necesitarás unas gotitas de estos reguladores de pH.

Fertilizantes hidropónicos y aditivos para el sistema DWC
  • ¿Con qué frecuencia se debe renovar el depósito?

No hay ninguna regla establecida sobre la frecuencia con que deben renovarse los depósitos DWC. Hay quienes drenan y cambian el agua cada 1-2 semanas, pero hay quienes lo hacen con menor frecuencia. La decisión de si renovar o no el contenido del depósito o llenarlo de nuevo hasta arriba, y con qué frecuencia, dependerá de la cantidad de fertilizantes que consuman tus plantas.

En este sentido, una de las herramientas más importantes del sistema DWC es un buen medidor de ppm/EC. Con este medidor puedes estar al tanto de las fluctuaciones. Con un poco de experiencia, y controlando la ingesta de fertilizantes por parte de las plantas, podría ser posible completar un ciclo de cultivo sin necesidad de cambiar el depósito hasta realizar el lavado de raíces final. Puede que solo tengas que rellenar el depósito con fertilizante para mantener el valor de ppm deseado.

4. Aireación del sistema dwc usando una bomba de aire

Las plantas de marihuana necesitan oxígeno para crecer, por lo que la bomba de aire es uno de los componentes más importantes. De hecho, muchos cultivadores tienen una bomba de aire de repuesto/emergencia, por si acaso la primera dejase de funcionar. Si pasa un solo día en que la bomba no funciona, las plantas pueden morir, por lo que tener una de repuesto es una medida inteligente y te quedarás más tranquilo.

  • Escoger una bomba de aire adecuada

Si buscas por internet, encontrarás muchas bombas de aire a precios asequibles. Hoy en día, puedes conseguir bombas bastante potentes por menos de 30€. Pero el problema puede estar en escoger la adecuada para tu sistema DWC. La principal diferencia ente las bombas de aire es la cantidad de aire que pueden bombear por hora.

Como regla general, deberías adquirir una bomba de aire que pueda proporcionar al menos el doble de litros por hora del volumen de tu depósito. Por ejemplo, si tienes un tanque de 100 litros, busca una bomba que pueda bombear 200 l/h. Ten en cuenta que una bomba de aire que no cueste más que unos euros probablemente no te dure toda la vida, así que compra también una de repuesto. Y ya que estás en ello, compra también algunas piedras difusoras extras. ¡Más vale prevenir que curar!

Aireación del sistema dwc usando una bomba de aire
  • Piedras difusoras y ruido

Las piedras difusoras modernas pueden ser bastante silenciosas, pero el sonido general de un sistema DWC producido por partes en vibración puede suponer una preocupación, sobre todo si quieres que tu plantación sea discreta y pase desapercibida. La bomba de aire probablemente sea la parte más ruidosa del montaje, pero hay algunas cosas que puedes hacer para que sea más silenciosa. Puedes colgar la bomba, en lugar de colocarla directamente sobre el suelo, para minimizar vibraciones y ruidos no deseados. También puedes pegar con pegamento cualquier pieza suelta o que se esté moviendo en tu sistema DWC, como tubos o algún elemento que se agite o traquetee. Las bombas más grandes pueden introducirse en cámaras que aíslan el ruido, siempre y cuando asegures que la bomba aún puede funcionar correctamente.

Las mejores variedades para deep water culture

Si lo mantienes todo cuidadosamente vigilado, puedes usar prácticamente cualquier variedad en un sistema DWC. Pero, por otro lado, algunas variedades son menos susceptibles a las fluctuaciones que pueden producirse en un sistema DWC, por lo que suponen una mejor opción para la hidroponía.

Al escoger las variedades para tu cultivo DWC, puede que prefieras usar plantas que ya han sido probadas en sistemas hidropónicos con buenos resultados.

Aquí tienes una lista de variedades de Royal Queen Seeds que pueden tolerar las fluctuaciones de fertilización o pH.

ROYAL MOBY

La Royal Moby de Royal Queen Seeds es un híbrido potente de dominancia sativa, que puede tolerar cantidades elevadas de fertilizante sin que se provoque un exceso de nutrientes. Por tanto es una gran candidata para este método. Prepárate para un colocón potente, ¡gracias a su 21% de THC!

Royal Moby

Royal Moby
Haze x White Widow
550 - 600 gr/m2
80 - 140 cm
9 - 10 Semanas
THC: 21%
Sativa 65% Indica 35%
650 - 700 gr/plant
200 - 300 cm
Finales de Octubre
Colocón, Equilibrado, Lúcido

Comprar Royal Moby

AMNESIA HAZE

La Amnesia Haze, de Royal Queen Seeds, fue creada a partir de genética Haze de la vieja escuela y muchos la consideran una de las mejores variedades Haze. Esta sativa (70%) es súper potente y produce un colocón mental realmente psicodélico. Se desarrolla bien en sistemas hidropónicos, incluyendo el DWC.

Amnesia Haze

Amnesia Haze
Original Amnesia Haze
600 - 650 gr/m2
80 - 140 cm
10 - 11 Semanas
THC: 22%
Sativa 70% Indica 30%
650 - 700 gr/plant
175 - 210 cm
Finales de Octubre
Duradero, Potente, Relajación corporal

Comprar Amnesia Haze

BLUE CHEESE

La mítica variedad Cheese del Reino Unido se combinó con el aroma afrutado de la Blueberry, pero la Blue Cheese de Royal Queen Seeds no solo tiene un sabor increíble. Esta variedad crece especialmente bien cuando se cultiva siguiendo el método SOG o DWC.

Blue Cheese

Blue Cheese
Original Cheese x Oregon Blueberry Blend
500 - 550 gr/m2
100 - 160 cm
8 - 9 Semanas
THC: 19%
Sativa 40% Indica 60%
500 - 550 gr/plant
140 - 200 cm
A partir del 15 hasta finales de Septiembre
Colocón, Lúcido, Relajación corporal

Comprar Blue Cheese

SKUNK XL

Un verdadero clásico, la Skunk XL es la versión moderna de la legendaria Skunk #1, de Royal Queen Seeds. Este híbrido sativa/índica al 50% produce un efecto bien equilibrado, que combina un subidón mental estimulante con un colocón corporal relajante. Se desarrolla bien en varias condiciones, incluyendo la hidroponía, y es especialmente apta para el sistema DWC.

Skunk XL

Skunk XL
Skunk 1 x Afghan
600 - 650 gr/m2
60 - 100 cm
8 - 9 Semanas
THC: 17%
Sativa 50% Indica 50%
625 - 675 gr/plant
160 - 200 cm
Octubre
Colocón, Equilibrado, Lúcido

Comprar Skunk XL

PURPLE QUEEN 

La Purple Queen de Royal Queen Seeds es una variedad de dominancia índica, que combina las cualidades de fenotipos morados de variedades de las montañas Kush. A esta bellísima dama le encanta mostrar sus preciosos colores y te recompensa con una fumada profundamente relajante. Tiene una tolerancia elevada a los fertilizantes, por lo que es muy apropiada para un cultivo DWC.

Purple Queen

Purple Queen
Hindu Kush x Purple Afghani
450 - 500 gr/m2
80 - 120 cm
8 - 9 Semanas
THC: 22%
Sativa 25% Indica 75%
650 - 700 gr/plant
175 - 210 cm
Octubre
Calmante, Eufórico

Comprar Purple Queen

Preguntas frecuentes a la hora de montar un sistema DWC

En Royal Queen Seeds recibimos muchas consultas sobre los sistemas DWC. Lee las respuestas a algunas de las dudas más frecuentes.

💧 ¿Con qué frecuencia debo cambiar el agua de mis sistema DWC?
Procura cambiar el agua de tu sistema DWC cada 1-2 semanas. Si no tienes tiempo, no esperes más de 3 semanas para renovar la solución nutritiva. Cambiar el agua con frecuencia ayuda a nutrir las plantas y mantiene las enfermedades a raya. Saca las plantas del depósito y ponlas en un recipiente temporal. Limpia todo con una solución de agua oxigenada del 3%, echa la solución nutritiva nueva, y vuelve a colocar tus plantas en el sistema.
🌡️ ¿Qué temperatura debe tener mi sistema DWC?
Deberás tener en cuenta la temperatura del aire y del agua. Coloca un termohigrómetro en la habitación; esta práctica herramienta mide tanto la temperatura como la humedad. Procura que haya una temperatura ambiente de 24-27°C., que podrás regular con ventiladores y aparatos de aire acondicionado. Coloca un termómetro hidropónico en el depósito. El agua deberá estar a una temperatura de 18-20°C. Utiliza bolsas de hielo o enfriadores hidropónicos si es necesario.
🕘 ¿Con qué frecuencia debo abonar las plantas de mi sistema DWC?
Las plantas de marihuana hidropónica se alimentan de nutrientes puros, y absorben estas moléculas rápidamente para potenciar su crecimiento. Tendrás que reponer la solución nutritiva cada 1-2 semanas para satisfacer sus necesidades. Dado que los nutrientes hidropónicos se disuelven en agua, estarás renovando el suministro cada vez que cambies el agua. Así matarás dos pájaros de un tiro.

Conclusión

Cultivar marihuana con el método Deep Water Culture no tiene por qué ser difícil. Puede que requiera algunos ajustes iniciales para que todo funcione bien, pero lo mismo sucede con cualquier otra técnica de cultivo. Una vez que tengas tu sistema DWC montado y funcionando correctamente, cultivar marihuana será más fácil y rápido que nunca.

¡Buena suerte con tu primer cultivo DWC!

¿TIENES MÁS DE 18 AÑOS?

El contenido de RoyalQueenSeeds.com es únicamente apto para adultos y está reservado para personas mayores de edad.

Asegúrate de conocer las leyes de tu país.

Al hacer clic en ENTRAR, confirmas
que tienes
18 años o más.