Con la complejidad de las técnicas de cultivo actuales, la calidad del agua es un factor que es fácil pasar por alto. Sin embargo, el agua es un elemento fundamental de la vida, tanto para las plantas como para las personas.

En las plantas de cannabis, el agua limpia es responsable de transportar los nutrientes, activar la transpiración y hacer que la fotosíntesis funcione. Sin embargo, elegir el suministro de agua adecuado para tus plantas puede ser complicado, especialmente si cultivas dentro de un presupuesto.

QUÉ TENER EN CUENTA CUANDO SUMINISTRAS AGUA

El agua de buena calidad es un ingrediente crucial para producir cannabis de buena calidad. Utilizar agua de poca calidad podría obstaculizar seriamente la salud de la planta y su capacidad para producir unos buenos cogollos.

Aparte de la calidad del agua en sí, quien cultiva también tiene que tener en cuenta su presupuesto y estar dispuesto a gastar en este recurso. Además de los gastos iniciales de instalar y establecer ciertos tipos de suministros de agua, también existe el coste a largo plazo de mantener el flujo de agua. Además, ciertos suministros de agua pueden ser más lentos y engorrosos en lo que respecta al funcionamiento que otros.

La fuente de agua que elijas va a afectar indudablemente a la calidad del agua que alimentará tus plantas de cannabis. Aunque existen muchas formas de obtener agua para tus plantas, algunas son mucho más caras o complicadas que otras.

Empezando por los más caros, aquí tienes 4 suministros de agua que deberías tener en cuenta para tu cultivo de cannabis.

SISTEMAS DE FILTRACIÓN DE AGUA

Si el dinero no es un problema, los sistemas de filtración de agua son el camino a seguir. Existen un montón de sistemas de filtración, sin embargo, quien cultiva cannabis normalmente opta por un sistema de ósmosis inversa. Estos sistemas funcionan forzando a las moléculas de agua a atravesar una membrana semipermeable para filtrar los contaminantes durante el proceso.

La principal ventaja de un sistema de filtración de agua es que tienes acceso a un suministro ilimitado de agua limpia. Además, los sistemas de ósmosis inversa generalmente se consideran la opción más segura y pura para la filtración de agua a gran escala. Aun así, el coste inicial de crear un sistema de este tipo suele asustar a la mayoría de la gente que cultiva. Incluso el sistema de ósmosis inversa más básico puede tener un precio de venta de varios cientos de euros.

SISTEMAS DE CAPTACIÓN DE AGUA/LLUVIA

El agua de lluvia se considera limpia y pura, lo que la hace especialmente buena para la hidroponía. Sin embargo, debido a la contaminación de la actualidad, el agua de lluvia puede que no sea tan limpia como nos gustaría a la mayoría de nosotros. Además, recogerla y utilizarla puede ser bastante complicado.

El agua de lluvia suele recogerse mediante un sistema de captación de agua. Los colectores de agua de lluvia varían en estructura, tamaño y forma. Aunque algunos pueden ser más caros y difíciles de instalar y utilizar, otros se pueden construir en casa utilizando materiales que solemos tener a disposición. Además, la mayoría de estos sistemas se pueden mantener con muy poco tiempo y esfuerzo.

Algunos sistemas de filtración de agua se pueden incluso modificar para recolectar “aguas grises” recicladas y no contaminadas de otros suministros locales. Sin embargo, algunas jurisdicciones han decidido prohibir o limitar la recogida de agua de lluvia o aguas grises. Por ello, es mejor asegurarse de que la recogida de agua de lluvia sea legal en tu jurisdicción antes de invertir en un sistema de captación.

La clave para cultivar de forma segura con agua de lluvia es, como con el agua del grifo, probarlo antes de usarlo. Puede que se necesiten algunos ajustes en el valor del pH y contenido mineral.

Water

AGUA DESTILADA EMBOTELLADA

El agua destilada es un gran suministro de agua pura y no contaminada. Especialmente para cultivos pequeños. A diferencia del agua del grifo, puedes estar seguro de que el agua destilada no necesitará ningún filtro adicional. Las botellas de agua destilada se pueden comprar normalmente en las tiendas de comestibles locales, o en algunas zonas incluso hacen entrega a domicilio.

Sin embargo, aunque una botella puede parecer relativamente barata, a la larga el coste aumenta, sin duda. Además, algunos cultivadores argumentan que el agua del grifo filtrada puede ser igual de pura. Por lo tanto, el agua destilada puede que no sea lo mejor para cultivos grandes o si cultivas con un presupuesto ajustado.

AGUA DEL GRIFO SIN FILTRAR

El agua del grifo sin filtrar es uno de los suministros de agua más accesibles para quien cultiva marihuana. Es relativamente barato y muy fácil de conseguir. Y, a pesar de la opinión popular, en realidad no es tan malo para tus plantas.

Sin embargo, la calidad del agua del grifo es diferente en cada ayuntamiento. Es posible que el agua del grifo en algunas zonas contenga más contaminantes que en otras. En el agua del grifo suele haber cloro, magnesio y calcio, en niveles diferentes. Un exceso de estos elementos no va a matar a tus plantas, pero puede afectar seriamente a su actividad biológica.

Antes de usar el agua del grifo, la tienes que probar siempre. No solo descubrirás lo que hay dentro exactamente, sino que podrás organizar una estrategia de filtración. Por ejemplo, el cloro tiende a evaporarse de forma natural si se deja en agua durante 24 horas. Por otro lado, las cloraminas se pueden filtrar con un filtro de carbón activo, y el fluoruro se puede filtrar con un filtro de alúmina activada.

¿TIENES MÁS DE 18 AÑOS?

El contenido de RoyalQueenSeeds.com es únicamente apto para adultos y está reservado para personas mayores de edad.

Asegúrate de conocer las leyes de tu país.

Al hacer clic en ENTRAR, confirmas
que tienes
18 años o más.