¿Cuánto tiempo llevas consumiendo marihuana? Si tu interés en el cannabis es relativamente reciente, es probable que te parezca natural ver dispensarios, tarjetas de marihuana medicinal, y cultivadores legales presumiendo de cosechas en redes sociales.

Si fumas hierba desde hace unos 15 años o más, estas cosas te resultarán mucho más chocantes. Se ha producido una revolución de la marihuana ante tus ojos.

Hemos pasado de la prohibición a nivel mundial a una reforma radical en menos de una década. Muchos países tienen ahora un mercado legal de cannabis, y otros cuantos cuentan con distribuidores recreativos y permiten que sus ciudadanos cultiven su propia hierba en casa.

Es cierto que todavía nos queda un largo camino por recorrer para que todo el mundo tenga acceso a la marihuana. La posibilidad de consumir hierba con fines recreativos sin repercusiones legales entusiasma a millones de personas en todo el mundo. Pero el cannabis ofrece mucho más que una agradable experiencia psicoactiva.

Teniendo en cuenta que posiblemente se trate de la planta más versátil del mundo, la legalización integral del cannabis conllevará una gran cantidad de beneficios. La marihuana tiene el potencial de transformar la medicina, ayudar a mejorar el medioambiente, reducir la delincuencia y las adicciones, y catapultar la economía a nuevas cotas.

Está claro que la revolución de la marihuana aportará mucho más que todo esto, pero la siguiente lista destaca las formas más importantes en que la legalización puede ayudar al mundo y a sus habitantes.

1. Avances en el campo de la marihuana medicinal

El ser humano ha utilizado el cannabis con fines holísticos durante miles de años. Los médicos de la antigua China usaban la hierba (a la que llamaban "má") en sus prácticas tradicionales, al igual que los de la India.

La presencia del cannabis en numerosos documentos históricos relacionados con la medicina no es fruto de la casualidad. Aunque nuestros antepasados pudieron haber atribuido el poder curativo de la marihuana a sus propiedades mágicas o espirituales, los científicos modernos han descubierto lo que hace que esta planta sea tan efectiva.

Pioneros del mundo del cannabis, como Raphael Mechoulam (el científico que aisló el THC), trabajaron durante décadas para intentar completar este rompecabezas biológico. Finalmente, descubrieron una red de receptores y moléculas señalizadoras que bautizaron con el nombre de sistema endocannabinoide (SEC).

Al principio, descubrieron que los fitoquímicos del cannabis, como el THC, producen sus efectos al interactuar con este sistema. Pero resulta que el SEC lleva a cabo funciones mucho más importantes que la mera inducción de un subidón. Esta red, que se extiende por todo el cuerpo, influye en numerosos procesos fisiológicos esenciales.

Avances en el campo de la marihuana medicinal

Conocido como nuestro regulador universal[1], el SEC ayuda a mantener el organismo en un estado de equilibrio, u homeostasis. Este mecanismo fundamental podría ayudar a explicar por qué la ciencia continúa desentrañando el potencial del cannabis para diversos trastornos de salud[2].

Lamentablemente, los años de prohibición se han traducido en un retraso de décadas en lo que respecta a la investigación del SEC. Sin embargo, tras varias "revoluciones de la hierba" en varios lugares de todo el mundo, un mayor número de científicos tienen ahora la libertad de explorar este campo. Algunos académicos consideran el SEC como algo más que un objetivo terapéutico para el tratamiento de enfermedades, y lo ven como un sistema que necesita cuidados y sustento.

Las personas que se preocupan por la salud tienen en cuenta todos los sistemas del cuerpo a la hora de optar por un estilo de vida. Corren para conservar la salud del sistema cardiovascular, consumen probióticos para mantener el aparato digestivo bajo control, y toman una gran variedad de suplementos para que su sistema inmunológico siga funcionando de manera óptima.

En el futuro, cuando la legalización del cannabis siga ganando terreno, es probable que adoptemos un enfoque parecido en relación al SEC. La marihuana contiene más de 100 cannabinoides que interactúan con este sistema de distintas formas, y la mayoría de ellos no son psicotrópicos. A medida que la investigación continúe y los científicos descubran los beneficios de los miembros menos conocidos de esta gran familia química, habrá muchos más cannabinoides con un estatus similar al del CBD.

La ciencia también ha analizado cómo los alimentos, el ejercicio y otros factores pueden ayudarnos a favorecer el SEC[3]. Estos enfoques de estilo de vida ganarán más popularidad a medida que avance la revolución de la marihuana.

2. Recursos renovables y biorremediación

El ser humano ha utilizado el cannabis como cultivo industrial durante miles de años para crear productos como papel, cuerdas y alimentos. Para dejar las cosas claras desde el principio, el cannabis y el cáñamo son la misma especie.

El término "cáñamo" generalmente se refiere a las plantas con un contenido bajo de THC que se utilizan principalmente para obtener fibra y semillas, mientras que "cannabis" hace referencia a las plantas con un nivel alto de THC. Sin embargo, muchas variedades de cannabis también contienen niveles altos de CBD, y muy poco THC.

En Europa, la mayoría de los países consideran cáñamo a las plantas que contienen menos del 0,2% de THC. Muchas naciones de todo el mundo permiten el cultivo de cáñamo, pero prohíben el de cannabis. Por ejemplo, el Reino Unido se está quedando muy rezagado en lo que respecta a las leyes del cannabis. Su gobierno permite cultivar cáñamo, pero solo para obtener fibra y semillas, y obliga a destruir las flores y las hojas. China y Rusia también cultivan grandes cantidades de cáñamo, pero prohíben el cannabis.

Aun así, deberíamos celebrar la expansión de la industria del cáñamo por todo el mundo. Esta planta tan versátil nos ofrece un medio para producir formas más sostenibles de papel, cuerda, combustible, y otros recursos importantes.

Recursos renovables y biorremediación

  • Más ecológico para el planeta

El cultivo de cáñamo se traduce en menos pesticidas. Esta planta presenta una fuerte resistencia a una gran variedad de insectos que los agricultores suelen rociar con productos químicos. Estas sustancias también matan a los insectos beneficiosos y polinizadores, y acaban en el agua y los ecosistemas circundantes.

  • Semillas de cáñamo

Muchos agricultores cultivan cáñamo por sus semillas, que ofrecen un agradable sabor a frutos secos, y están repletas de nutrientes[4], como:

Ácidos grasos Proteínas
Aminoácidos Vitamina E
Minerales como potasio, hierro y zinc
  • Biorremediación

El cáñamo puede incluso ayudar a depurar un sustrato de mala calidad. La polución y las malas prácticas agrícolas han destruido tierras de cultivo y zonas silvestres, pero el cáñamo puede ayudarnos a resolver estos problemas. Esta planta tiene la capacidad de regenerar la tierra mediante la eliminación de metales pesados (como plomo, cadmio y níquel) del suelo contaminado por catástrofes nucleares y fugas de aguas residuales.

  • Productos ecológicos

Los fabricantes pueden utilizar el cáñamo para elaborar 25.000 productos distintos. Debido a que esta planta necesita menos sustancias químicas perjudiciales para crecer, y ayuda a regenerar la tierra, es mejor que otras especies vegetales industriales en lo que respecta a su impacto medioambiental. Algunos de esos 25.000 productos son:

Ropa Materiales de construcción
Compuestos plásticos Productos para el cuidado del cuerpo
Papel Cuerda
Biocombustible

3. Reducción de los delitos violentos y el consumo de opioides

Estamos casi seguros de que has escuchado esta frase durante alguna fumada con tus amigos: “Si todo el mundo fumara hierba, el mundo sería un lugar mejor”. Y probablemente también hayas oído a uno de tus colegas comentar que la gente borracha parece querer pelea todo el tiempo, mientras que la gente que fuma maría solo busca relajarse.

Aunque idealista, esta reflexión se acerca bastante a la realidad. Algunas pruebas indican que la reforma de la marihuana conlleva una reducción de los delitos violentos.

Un artículo publicado en el Journal of Economic Behavior & Organization analizó el descenso de la delincuencia tras la legalización del cannabis recreativo[5] en Washington en 2012, y en Oregón en 2014. En general, se comprobó que esta política consiguio una reducción importante de las violaciones, los delitos contra la propiedad, y el consumo de alcohol y drogas duras.

Los autores del estudio mencionan los cuatro mecanismos principales que provocaron este cambio:

  • El efecto psicotrópico directo de la marihuana
  • Personas que sustituyen las sustancias que provocan violencia por el cannabis
  • Reasignación del tiempo y recursos policiales en delitos que no están relacionados con la hierba
  • Reducción del mercado negro del cannabis

Además de influir en el índice de delincuencia, la legalización de la marihuana también ha conducido a una disminución de las muertes relacionadas con sobredosis de drogas duras. Las investigaciones en curso están estudiando si el cannabis podría ayudar a reducir el consumo de opioides[6] en adultos con dolor crónico.

Curiosamente, el acceso al cannabis legal parece reducir las muertes relacionadas con los opioides[7]. Un estudio publicado en el British Medical Journal descubrió una reducción en el índice de mortalidad relacionado con los opioides, junto a un número cada vez más alto de dispensarios de marihuana medicinal y recreativa.

Los autores de este estudio comprobaron que un aumento de entre uno y dos dispensarios de cannabis en un condado tendía a resultar en una reducción del 17% en el número de muertes relacionadas con los opioides.

4. Impacto económico

La marihuana es un negocio gigantesco, y no exageramos. Según un informe de Euronews, los europeos gastaron un mínimo de 11.600 millones de euros en marihuana, solamente en 2017. Mientras el cannabis siga siendo ilegal, estos países se están perdiendo enormes cantidades de intercambios comerciales sujetos a impuestos.

Sin embargo, algunas naciones se han dado cuenta de los beneficios económicos que produce el cannabis, y han actuado en consecuencia. Colorado es un magnífico ejemplo del boom económico que sigue a la legalización de la marihuana. En 2015, este estado generó más de 135 millones de dólares en tasas e impuestos sobre el cannabis. Como es lógico, la oferta de marihuana legal condujo a un máximo histórico en visitas turísticas al estado ese mismo año. La revolución local del cannabis también ha provocado un aumento de puestos de trabajo, desde cultivadores y budtenders hasta equipos de seguridad, contables y obreros de la construcción.

Fuera de Colorado, la marihuana legal continúa beneficiando a los Estados Unidos en general. Según un informe de 2019, el sector del cannabis dio trabajo directamente a 211.000 empleados a tiempo completo.

Impacto económico

5. Investigación y desarrollo

Apenas estamos empezando a entender la planta de cannabis y cómo afecta al cuerpo humano. La legalización ha dado más libertad a los científicos para estudiar los efectos fisiológicos de la marihuana, y ha permitido que los criadores desarrollen nuevos perfiles cannabinoides y terpenoides.

Un conocimiento más profundo de la planta sigue siendo uno de los mayores beneficios de la legalización del cannabis. Cualquier avance en el campo de la investigación repercute en las demás facetas del mundo del cannabis mencionadas arriba. Estos avances potencian un enfoque más informado del cannabis medicinal y los usos del cáñamo, que a su vez resultan en la creación de más productos, más puestos de trabajo, y un mercado en auge.

A continuación, te mostramos algunos de los avances llevados a cabo por la investigación de la marihuana, que están allanando el camino para una comunidad cannábica más educada en general.

Se acabaron las "cepas"

La terminología de la marihuana ha cambiado mucho en las últimas décadas, e incluso en los dos últimos años. Es cierto que se necesita tiempo para que los hallazgos de la ciencia se filtren entre las corrientes principales, pero estos cambios acaban surgiendo muy pronto.

Un ejemplo es la disolución de la clasificación binaria índica-sativa. Durante mucho tiempo, los términos índica y sativa se han utilizado para categorizar las cepas según sus efectos. Sin embargo, el respetado neurólogo e investigador del cannabis, el Dr. Ethan Russo, ha descrito el término "cepa" como un "sinsentido", y sostiene que debería reservarse para las bacterias y los virus.

La palabra "cultivar" caracteriza con mayor precisión los distintos tipos de marihuana. Pero incluso este vocablo tiene sus limitaciones a la hora de describir los efectos de una variedad. Lo cierto es que los niveles de terpenos y cannabinoides pueden variar dentro de la misma cepa en función de factores ambientales.

Aunque unos términos menos precisos podrían funcionar para el marketing y el consumo recreativo, los investigadores reclaman un nuevo sistema de clasificación para el cannabis. Según ellos, el término "quimiovar" (variedad química) ayudará a los consumidores a identificar y comprar los productos deseados.

Si se considera la marihuana desde el punto de vista de los quimiotipos, los dispensarios podrían eliminar por completo los distintos tipos de cepas. Si se empiezan a comercializar los quimiovares en función de sus compuestos químicos, esto podría ayudar a los consumidores, con fines tanto medicinales como recreativos, a localizar el producto ideal para sus necesidades específicas.

Nuevos cannabinoides, terpenos y efecto séquito

  • Nuevos cannabinoides, terpenos y efecto séquito

La revolución de la marihuana legal nos ayudará a entender el potencial fitoquímico de la planta. Sabemos que los cogollos de cannabis contienen más de 100 cannabinoides y 200 terpenos, además de otros muchos compuestos menos conocidos. Y los investigadores apenas han empezado a descubrir la farmacología del cannabis.

Cannabinoides como CBG, CBC, CBN y muchos otros, se muestran muy prometedores en las primeras investigaciones. En los últimos años, también hemos visto un gran cambio de enfoque en lo que respecta a los terpenos. Aunque cannabinoides como el THC y el CBD producen los efectos principales de la hierba, los investigadores han descubierto que los terpenos desempeñan un papel fundamental en el efecto general.

El Dr. Russo también ha ayudado a popularizar la idea del "efecto séquito[8]". Este término describe el efecto sinérgico entre cannabinoides y terpenos. La marihuana legal ha creado un terreno de juego que permite mezclar, emparejar y experimentar con estos compuestos para lograr mejores resultados.

  • Genéticas a medida

A la vez que aumentan nuestros conocimientos sobre los fitoquímicos del cannabis y la fisiología del sistema endocannabinoide, también lo hace nuestra capacidad para adaptar los productos a las necesidades del consumidor. Por ejemplo, los investigadores ya han creado cepas que expresan el 100% de su perfil cannabinoide como CBG, un cannabinoide que no es psicotrópico.

Gracias a estos avances en la cría del cannabis, los científicos creen que los pacientes podrán consumir variedades a medida, con un determinado nivel de cannabinoides, terpenos y otros fitoquímicos que beneficien sus enfermedades. Y este enfoque pionero de la cría también llegará al mundo recreativo de la marihuana.

La legalización de la marihuana tiene el potencial de cambiar de forma positiva muchos aspectos de nuestra existencia. Y con países de todo el mundo finalmente relajando las restricciones sobre la hierba, nunca ha habido un momento más emocionante para seguir los acontecimientos.

Fuentes Externas
  1. The Endocannabinoid System, Our Universal Regulator https://www.jyi.org
  2. Modulating the endocannabinoid system in human health and disease https://febs.onlinelibrary.wiley.com
  3. Care and feeding of the endocannabinoid system: a systematic review of potential clinical interventions that upregulate the endocannabinoid system - PubMed https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov
  4. 6 Evidence-Based Health Benefits of Hemp Seeds https://www.healthline.com
  5. Crime and the legalization of recreational marijuana - ScienceDirect https://www.sciencedirect.com
  6. Medical Marijuana and Opioids (MEMO) Study https://bmjopen.bmj.com
  7. Association between county level cannabis dispensary counts and opioid related mortality rates in the United States https://www.bmj.com
  8. Taming THC: potential cannabis synergy and phytocannabinoid-terpenoid entourage effects https://www.ncbi.nlm.nih.gov
Descargo de responsabilidad:
Este contenido está destinado únicamente a fines educativos. La información ofrecida procede de investigaciones recopiladas por fuentes externas.

¿TIENES MÁS DE 18 AÑOS?

El contenido de RoyalQueenSeeds.com es únicamente apto para adultos y está reservado para personas mayores de edad.

Asegúrate de conocer las leyes de tu país.

Al hacer clic en ENTRAR, confirmas
que tienes
18 años o más.