El sistema cardiovascular cumple una función fisiológica fundamental en el cuerpo. Este sistema, que consta del corazón, los pulmones y los vasos sanguíneos, es responsable de la tarea vital de transportar nutrientes, hormonas y oxígeno a las células a través del torrente sanguíneo. Además, elimina desechos, como el dióxido de carbono y residuos nitrogenados, mediante los mismos mecanismos.

Dada la importancia del sistema cardiovascular, es obvio que cualquier deficiencia o enfermedad que afecte a este sistema puede tener consecuencias catastróficas. Las enfermedades del sistema cardiovascular se encuentran entre las causas principales de muerte en el mundo. Las afecciones dentro de esta categoría incluyen cardiopatías reumáticas crónicas, hipertensión, cardiopatías coronarias, apoplejías y enfermedades de las arterias, las arteriolas y los capilares.

Las enfermedades cardiovasculares pueden tener diversas causas, pero el estilo de vida es uno de los factores principales. Una dieta saludable y ejercicio frecuente son maneras eficaces de prevenir estas afecciones.

Es posible que otra solución para prevenir y quizás tratar enfermedades cardiovasculares se encuentre en la planta del cannabis. Las investigaciones demuestran que el CBD es un agente terapéutico eficaz para tratar varios problemas de salud, entre ellos, las enfermedades cardiovasculares. La evidencia sugiere que el CBD es beneficioso para el sistema cardiovascular, y varios estudios indican que los efectos antiinflamatorios y antioxidantes del cannabinoide son la clave de su acción terapéutica.

CBD, EL SISTEMA VASCULAR Y EL ESTRÉS

Se ha demostrado que los cannabinoides producen un efecto directo sobre el aparato circulatorio. En este caso, el CBD tiene la capacidad de inducir la vasodilatación o de reducir la tensión de las paredes de los vasos sanguíneos.

Uno de los beneficios cardiovasculares del CBD es su capacidad de reducir la presión arterial en reposo y también ante estímulos estresantes. En un artículo publicado en 2017 en la revista JCL Insight, se investigaron los efectos hipotensores del CBD en seres humanos. En el estudio, participaron nueve voluntarios sanos de sexo masculino que recibieron 600mg de CBD o un placebo.

Los resultados demostraron que el CBD reducía la presión arterial sistólica en reposo (la presión arterial máxima durante la contracción del músculo cardíaco) y un volumen sistólico reducido (volumen de sangre bombeado por pulsación). Estos resultados tienen implicaciones importantes, ya que la hipertensión arterial es un factor que contribuye al desarrollo de cardiopatía isquémica.

Problemas Cardíacos Y Cómo Puede Ayudar Cbd

ESTRÉS Y ANSIEDAD

El estudio también demostró que el CBD es capaz de reducir la respuesta de presión arterial al estrés. Si bien el estrés suele ser considerado un problema de salud mental, puede producir consecuencias fisiológicas profundas con el tiempo. De hecho, el estrés prolongado se asocia al desarrollo de enfermedades cardiovasculares. Este tipo de estrés puede derivar de factores como el aislamiento social, un bajo estatus socioeconómico, la vida laboral y la ansiedad.

Una de las maneras en que el estrés contribuye a la aparición de enfermedades cardiovasculares es mediante la elevación de la presión arterial. La liberación crónica de hormonas del estrés, como la adrenalina y el cortisol, también puede ser un factor contribuyente. Las investigaciones han demostrado que el estrés puede cambiar la forma en que la sangre coagula, lo cual puede incrementar el riesgo de sufrir un infarto de miocardio.

En un artículo de investigación de 2012, se destacan los efectos ansiolíticos del CBD. Como la ansiedad es un factor contribuyente para el estrés, y el estrés puede producir enfermedades cardiovasculares, este podría ser otro mecanismo mediante el cual el CBD beneficia al sistema cardiovascular.

MIOCARDITIS

La miocarditis se define como la inflamación del miocardio, el tejido muscular del corazón. La British Heart Foundation informa de que la afección no se produce por factores del estilo de vida, como fumar y la dieta. La fundación también indica que no existen tratamientos médicos disponibles para prevenir esta enfermedad. Muchos de los que la experimentan logran recuperarse sin complicaciones o con complicaciones mínimas. Sin embargo, en algunos casos, la inflamación es tan grave que puede dañar el corazón.

Las causas principales de la miocarditis son infecciones víricas, bacterianas y fúngicas, y enfermedades autoinmunitarias. Los síntomas de esta afección se pueden manifestar en forma de dolor/presión en el pecho, falta de aliento, dificultad para respirar, síntomas similares a los de la gripe y palpitaciones.

Algunas investigaciones interesantes han demostrado que el CBD puede ser un tratamiento potencial contra la miocarditis. En un artículo de 2016 publicado en la revista Molecular Medicine, se investigaron los efectos del CBD sobre la inflamación, la remodelación y la disfunción en el miocardio en modelos animales de miocarditis autoinmunitaria experimental.

Los resultados del estudio demuestran que el tratamiento con CBD redujo significativamente la miocarditis autoinmunitaria y también produjo una mejoría en casos de disfunción miocárdica e insuficiencia cardíaca. El CBD produjo estos resultados principalmente por sus efectos antiinflamatorios y antifibróticos. Los autores del estudio concluyeron que el CBD tiene un gran potencial como tratamiento contra la miocarditis.

Miocarditis

ARRITMIA E ISQUEMIA MIOCÁRDICA

La isquemia se define como el suministro inadecuado de sangre a un órgano o parte del cuerpo, especialmente, a los músculos cardíacos. Cuando se trata del corazón, la isquemia puede producir arritmia, o pulsaciones irregulares. La bradicardia se caracteriza por pulsaciones cardíacas más lentas de lo normal, y la taquicardia implica pulsaciones más rápidas de lo normal. Las pulsaciones irregulares se denominan "aleteo" o "fibrilación".

Como la sangre transporta nutrientes esenciales y oxígeno a las células, la falta de estos puede producir muerte celular o necrosis. Cuando la isquemia produce falta de sangre en el corazón, se puede producir un infarto; una pequeña zona localizada de tejido muerto por la falta de suministro sanguíneo.

Aparentemente, el CBD ofrece efectos cardioprotectores cuando se trata de isquemia y falta de flujo sanguíneo al corazón. En un artículo publicado en el British Journal of Pharmacology, se indica que la administración aguda de CBD in vivo disminuye las arritmias cardíacas inducidas por isquemia y reduce el área de infarto si se administra durante la revascularización (tratamientos que restauran el flujo sanguíneo).

Además de producir efectos reparadores del tejido al reducir el área de infarto, el CBD también presenta efectos antiarrítmicos.

CBD Y APOPLEJÍAS

La apoplejía es una afección grave que se puede catalogar como enfermedad cardiovascular. Se produce cuando se obstruye el suministro sanguíneo a áreas del cerebro. Cuanto antes se reciba tratamiento para una apoplejía, menor será el daño. Esto se debe a que cuanto más se prolongue la falta de suministro sanguíneo, más tiempo pasan las regiones del cerebro sin recibir oxígeno y nutrientes. Esto puede causar daño cerebral grave e incluso la muerte.

Existen dos causas principales de apoplejía. La apoplejía isquémica se produce cuando se interrumpe el suministro sanguíneo debido a un coágulo que bloquea el flujo. La apoplejía hemorrágica se produce cuando un vaso sanguíneo que suministra sangre al cerebro se rompe.

En una publicación científica en la revista Pharmaceuticals (Basel), se analiza el potencial terapéutico del CBD en caso de apoplejía isquémica. La investigación demuestra las propiedades antiinflamatorias, antioxidantes y neuroprotectoras del CBD. Este cannabinoide tiene una potente acción neuroprotectora, duradera y antioxidante, y, por lo tanto, presenta gran potencial como futuro tratamiento en casos de apoplejías isquémicas.

Carrito

Artículos GRATUITOS incluidos

Sin producto

Transporte € 0.00
Total € 0.00

Confirmar