A lo largo de la historia, el ser humano ha consumido sustancias psicoactivas para guiarse en su búsqueda de un propósito, sentido o iluminación espiritual. Junto con los cactus sagrados, las setas mágicas y los brebajes alucinógenos, el cannabis se sigue utilizando en culturas por todo el planeta, donde juega un papel importante en ciertas fes y religiones. Echemos un vistazo a la historia del cannabis para fines religiosos o espirituales.

EL CANNABIS EN EL TAOÍSMO

Uno de los ejemplos más antiguos del uso del cannabis en la religión es el taoísmo, el viejo conjunto de credos chinos que se remonta al siglo IV a.C. La filosofía fundamental del taoísmo es la armonía y el equilibrio de todo en el universo, representado por el símbolo del yin-yang. Antiguos textos taoístas mencionan el uso del cannabis como incienso en rituales, donde era empleado para eliminar el deseo egoísta y poder alcanzar un estado de naturalidad. También se creía que el cannabis podría potenciar la adivinación. Los sacerdotes y chamanes taoístas usaban la hierba para comunicarse con espíritus, tanto buenos como malos.

El hinduismo y el cannabis. Charas, hachís, hojas y brotes

EL CANNABIS EN EL HINDUISMO

El Atharvaveda es una de las Escrituras Védicas del hinduismo, que se remonta al menos 3.000 años. Según las Vedas, la marihuana es una de las 5 plantas sagradas y se cree que en sus hojas tiene un ángel de la guarda. Las Vedas hacen referencia a la hierba como una fuente de felicidad, alegría y liberación, que fue entregada a los humanos, de manera compasiva, para deleitar los sentidos y eliminar el miedo.

Según una descripción, el propio Shiva creó el cannabis a partir de su propio cuerpo para purificar el elixir de la vida, resultando en el calificativo “angaja”, que significa “nacido del cuerpo”. Se cree que la palabra “ganja” tiene su origen en este concepto.

Las prácticas espirituales hindúes utilizan 3 tipos de fórmulas de cannabis: “bhang”, una bebida a base de leche con hojas y cogollos de marihuana; “charas”, un tipo de hachís hecho a partir de la resina; y “ganja”, que son, por supuesto, los cogollos para fumar. Consumir bhang para limpiar y purificar el cuerpo durante los festivales religiosos es considerado como un acto sagrado.

EL CANNABIS EN EL BUDISMO

Como sus vecinos hindúes del sur del Himalaya, los practicantes budistas de Tíbet tienen una larga tradición en el uso de esta hierba para fines religiosos. Se dice que Gautama Buddha, el sabio que estableció la religión del budismo en el siglo V a.C., vivía a base de una semilla de cáñamo al día en su camino hacia la iluminación. A veces se representa a Buddha sosteniendo unas hojas de marihuana. Se creía que consumir la planta puede elevar la conciencia durante las ceremonias y oraciones, ayudando en la meditación.

EL CANNABIS EN EL VIEJO TESTAMENTO

Mientras el uso del cannabis era muy común y extendido en las antiguas religiones orientales, existen pocas evidencias del uso de la marihuana en los principios de la cristiandad hasta el siglo XX. En 1936, la etimóloga polaca Sula Benet publicó una nueva interpretación de antiguos textos del Viejo Testamento. Afirma que hubo un error de traducción en la versión griega original del texto, que daría todo un nuevo significado a muchos textos religiosos. Según su teoría, la palabra hebrea para cannabis, “kaneh bosm”, se confundió con el “cálamo”, una planta que se usaba para elaborar fragancias. Si su teoría es correcta, los libros del Viejo Testamento incluyendo el Éxodo, el Cantar de los Cantares, o el Libro de Isaías, Jeremías y Ezequiel hacen referencia al cannabis en numerosas ocasiones.

La cultura griega y el incienso de cannabis

EL CANNABIS EN LA ANTIGUA RELIGIÓN GRIEGA

El historiador griego Herodotus (484 - 425 a.C.) escribió sobre el uso del cannabis durante las ceremonias religiosas en la antigua Grecia. Describió cómo los escitas quemaban incienso de cannabis usando contenedores o trípodes provisionales sobre una llama abierta. Los participantes se reunirían en carpas, inhalando el humo con fines rituales. Se cree que los antiguos asirios también usaban el incienso de cannabis durante los funerales y para ahuyentar a los malos espíritus.

EL CANNABIS EN EL PAGANISMO

Según la mitología escandinava, la planta de la marihuana contenía la energía femenina de Freyja, la diosa del amor, la belleza y la fertilidad. Al consumir la planta, se permitiría que su esencia entrara en el propio cuerpo. Existen evidencias de la utilización de cáñamo y cannabis a través de diferentes fases de la vida en las antiguas culturas paganas germánicas. La planta se usaba en rituales espirituales o de fertilidad y se le otorgaba tal importancia que las semillas y ropas de cáñamo eran una ofrenda para los muertos. Incluso la cosecha de marihuana era motivo de celebración.

EL CANNABIS EN LA RELIGIÓN RASTAFARI

Creada en Jamaica en los años 30 del siglo pasado, la religión Rastafari implica el uso espiritual de cannabis en varias ceremonias. Según la creencia rastafari, que rechaza todo materialismo y opresión, el cannabis eleva la conciencia, aumenta el placer de la vida, relaja, y elimina las malas energías. Los Rastafaris creen que la planta llevará al ser humano más cerca de su creador, Jah.

A finales del siglo XX, el uso de marihuana por parte de los Rastafaris fue sometido a debate. Después de largos procesos legales, que culminaron con la Ley de Restauración de Libertad Religiosa de 1993, se estableció que consumir marihuana para fines espirituales o religiosos era legal según la legislación estadounidense.

Rastafari religión y cannabis espiritual y religioso

EL CANNABIS EN OTROS MOVIMIENTOS RELIGIOSOS

A pesar de que la marihuana ha sido empleada con fines espirituales y religiosos durante miles de años, en el último siglo han aparecido muchos movimientos modernos y sectas “nueva era” que usan el cannabis como sacramento.

Algunos de estos movimientos modernos incluyen el Ministerio del THC, Templo 420, el Ministerio de la Fe Verde, Cantheismo, la Asamblea del Cannabis, La Iglesia del Universo, la Iglesia de la Marihuana Libre de Honolulu, y la Primera Iglesia del Cannabis. Los Ministerios de la Elevación, una organización religiosa sin ánimo de lucro, abrió su sede oficial el 20 de abril del 2017 en Denver y se conoce como la Iglesia Internacional del Cannabis.

Carrito

Artículos GRATUITOS incluidos

Sin producto

Transporte € 0.00
Total € 0.00

Confirmar