Cáñamo y marihuana: ¿cuál es la relación entre ambos? Esta pregunta ha desconcertado a los amantes del cannabis durante décadas. ¿Tiene algo que ver con el sexo de la planta, el contenido de THC, o algún otro factor misterioso?

Si eres uno de los confundidos, no te preocupes: ha llegado el momento de aclarar este asunto. Estamos aquí para profundizar en la relación entre cáñamo y cannabis. Pero, antes de obtener respuestas, debemos formular algunas preguntas.

¿SON LA MISMA PLANTA EL CÁÑAMO Y LA MARIHUANA?

El cáñamo y la marihuana pertenecen al mismo género, Cannabis, y a la misma especie, Cannabis sativa. Para entender la diferencia entre cáñamo y marihuana es necesario saber un poco sobre los subtipos, o cultivares, de la planta de cannabis. Los cultivares son variedades de una especie vegetal desarrolladas con varias finalidades. Los tres tipos de cultivares del cannabis son:

  1. Cultivares desarrollados principalmente con fines industriales, con tallos más grandes y menos ramas
  2. Cultivares desarrollados principalmente para obtener semillas, que pueden comerse crudas o prensarse para hacer aceite de cáñamo
  3. Cultivares desarrollados principalmente por los cannabinoides activos de sus cogollos, que pueden consumirse con fines recreativos o medicinales

Vale, ¿los dos primeros tipos son cáñamo, y el tercero es marihuana? No exactamente. Es más acertado decir que el 1 y 2 suelen ser cáñamo, mientras que el 3 suele ser cannabis.

Entonces, ¿dónde trazamos el límite? ¿Cómo podemos saber con certeza que estamos ante una planta de cáñamo o de marihuana?

¿CUÁL ES LA VERDADERA DIFERENCIA ENTRE CÁÑAMO Y CANNABIS?

A nivel legal, el cáñamo y el cannabis se definen por la concentración de THC presente en la planta. En los EE.UU. y Canadá, el cáñamo se define como una planta de cannabis con niveles de THC inferiores al 0,3%. En la UE, el cáñamo se define como una planta de cannabis con menos de un 0,2% de THC. Muchas empresas europeas están descontentas con esta diferencia; de hecho, la Asociación Europea de Cáñamo Industrial (EIHA) ha pedido que se estandaricen estos porcentajes, para garantizar una competencia justa.

¿QUÉ IMPORTANCIA TIENE EL THC?

Las plantas de cáñamo ¿son simplemente plantas de cannabis con menos THC? De nuevo, la realidad es mucho más compleja. Las plantas de cáñamo, especialmente las cultivadas con fines industriales, suelen tener un aspecto, un crecimiento y un comportamiento diferente al de las plantas de marihuana. Las plantas de marihuana tienden a ser bajitas y “esbeltas”, con muchas ramas y gran abundancia de hojas pequeñas y cogollos gruesos. Las plantas de cáñamo industrial suelen ser más altas, con hojas delgadas, tallos gruesos y menos ramas.

Las plantas de cáñamo industrial pueden plantarse con poco espacio entre sí, algunas cepas a tan solo 10cm de distancia, y tienen un ciclo de cultivo de 108-120 días. El cáñamo suele cultivarse en parcelas industriales, grandes pero austeras. En cambio, la marihuana es una planta que requiere mayor mantenimiento y una mano más delicada. La marihuana tiende a cultivarse en ambientes cálidos, cuidadosamente controlados, donde cada planta recibe un espacio de un metro, como mínimo. Generalmente, el ciclo de cultivo de la marihuana dura entre 45 y 90 días. La marihuana también es delicada, en cuanto a otro asunto crucial: si una parcela de marihuana se expone al polen del cáñamo, podría echarse a perder toda la cosecha.

Cáñamo Marijuana

¿DÓNDE ENTRA EL CBD?

Para entender la relación entre cáñamo y CBD, debemos reconocer de nuevo que la palabra “cáñamo” puede aplicarse a diversas variedades diferentes de plantas de cannabis. Técnicamente, el cannabis desarrollado para producir flores ricas en CBD para uso medicinal podría considerarse cáñamo, si su contenido de THC está por debajo del límite legal. Pero estas plantas tendrían un aspecto mucho más similar a las plantas de marihuana, que al cáñamo industrial.

Hoy en día, algunos productores de cáñamo industrial extraen CBD del material sobrante y lo comercializan como “aceite de CBD”. Generalmente, estos productos se consideran de menor calidad (con menores concentraciones y mayor riesgo de contaminación) que el aceite de CBD extraído de plantas cultivadas específicamente para uso medicinal.

¿EN QUÉ SE DIFERENCIAN EL ACEITE DE CBD Y EL ACEITE DE CÁÑAMO?

Si el cáñamo es rico en CBD, ¿significa esto que el aceite de cáñamo es aceite de CBD? En realidad, no. El aceite de cáñamo se obtiene mediante el prensado en frío de semillas de cannabis, mientras que el aceite de CBD (o cualquier aceite con cannabinoides) debe extraerse de las flores. Aunque el aceite de cáñamo no contenga CBD, sigue siendo especial; contiene la proporción dorada 3:1 de ácidos grasos omega-6 a omega-3, una combinación que combate la inflamación y ayuda a desarrollar tu cerebro. También es rica en vitamina E, que ha demostrado tener propiedades antienvejecimiento.

Si estás decidido a tomar aceite de cáñamo con un poco de CBD, puedes probar el aceite de cáñamo mezclado con CBD, para combinar las múltiples ventajas de la planta de cannabis. Como veremos, las flores y las semillas están muy relacionadas con otro factor que resulta esencial para entender la diferencia cáñamo-cannabis.

¿QUÉ TIENE QUE VER EL SEXO CON LA DIFERENCIA CÁÑAMO-CANNABIS?

Contrariamente a la creencia popular, el cáñamo no es simplemente la versión masculina de la planta de marihuana. Es cannabis desarrollado específicamente para contener niveles bajos de THC. Dicho esto, la planta de cannabis masculina comparte muchas características con el cáñamo, incluyendo niveles bajos de THC y otros cannabinoides. Los usos recomendados para las plantas macho de cannabis pueden coincidir con los del cáñamo.

LAS PERSPECTIVAS PARA EL CÁÑAMO Y LA MARIHUANA

Ahora que conocemos la diferencia entre el cáñamo y la marihuana, podemos preguntarnos: ¿por qué debería importarnos?

Pues en realidad, esta diferencia tiene un gran significado a nivel político. Históricamente, el cáñamo se ha criminalizado debido a su asociación con la marihuana, a pesar de no producir la psicoactividad por la que fue prohibida la marihuana. Criminalizar la marihuana por dejar colocada a la gente fue una decisión lamentable, pero criminalizar el cáñamo fue totalmente ilógico.

Afortunadamente, ambas formas de la planta de cannabis están avanzando hacia la legalidad. La legalización del cannabis para fines medicinales y recreativos avanza rápidamente por todo el mundo. En el 2018, EE.UU finalmente despenalizó el cáñamo a escala nacional.

Si las cosas siguen así, tal vez llegue el día en que todo el mundo pueda fumarse un porro cubierto de aceite de CBD, en una casa construida con hormigón de cáñamo (hempcrete), mientras lleva un pijama hecho de cáñamo. No perdamos la esperanza.

¿TIENES MÁS DE 18 AÑOS?

El contenido de RoyalQueenSeeds.com es únicamente apto para adultos y está reservado para personas mayores de edad.

Asegúrate de conocer las leyes de tu país.

Al hacer clic en ENTRAR, confirmas
que tienes
18 años o más.

Carrito

Artículos GRATUITOS incluidos

Sin producto

Transporte € 0.00
Total € 0.00

Confirmar