Cáñamo y marihuana: ¿cuál es la relación entre ambos? Esta pregunta ha desconcertado a los amantes del cannabis durante décadas. ¿Tiene algo que ver con el sexo de la planta, el contenido de THC, o algún otro factor misterioso?

Si eres uno de los confundidos, no te preocupes: ha llegado el momento de aclarar este asunto. Estamos aquí para profundizar en la relación entre cáñamo y cannabis. Pero, antes de obtener respuestas, debemos formular algunas preguntas.

¿Son la misma planta el cáñamo y la marihuana?

El cáñamo y la marihuana pertenecen al mismo género, Cannabis, y a la misma especie, Cannabis sativa. Para entender la diferencia entre cáñamo y marihuana es necesario saber un poco sobre los subtipos, o cultivares, de la planta de cannabis. Los cultivares son variedades de una especie vegetal desarrolladas con varias finalidades. Los tres tipos de cultivares del cannabis son:

  1. Cultivares desarrollados principalmente con fines industriales, con tallos más grandes y menos ramas
  2. Cultivares desarrollados principalmente para obtener semillas, que pueden comerse crudas o prensarse para hacer aceite de cáñamo
  3. Cultivares desarrollados principalmente por los cannabinoides activos de sus cogollos, que pueden consumirse con fines recreativos o medicinales

Vale, ¿los dos primeros tipos son cáñamo, y el tercero es marihuana? No exactamente. Es más acertado decir que el 1 y 2 suelen ser cáñamo, mientras que el 3 suele ser cannabis.

Entonces, ¿dónde trazamos el límite? ¿Cómo podemos saber con certeza que estamos ante una planta de cáñamo o de marihuana?

¿Cuál es la verdadera diferencia entre cáñamo y cannabis?

A nivel legal, el cáñamo y el cannabis se definen por la concentración de THC presente en la planta. En los EE.UU. y Canadá, el cáñamo se define como una planta de cannabis con niveles de THC inferiores al 0,3%. En la UE, el cáñamo se define como una planta de cannabis con menos de un 0,2% de THC. Muchas empresas europeas están descontentas con esta diferencia; de hecho, la Asociación Europea de Cáñamo Industrial (EIHA) ha pedido que se estandaricen estos porcentajes, para garantizar una competencia justa.

Situación Jurídica

En Estados Unidos, la Ley de Tasación de la Marihuana de 1937 fue la primera restricción legal impuesta al cultivo de cannabis. Pero no se penalizó hasta 1970, momento en el que el Cannabis sativa en todas sus formas pasó a ser ilegal. Sin embargo, esto ha cambiado en la mayor parte del mundo

  • Ley Agraria De 2018

La ley de Reforma de la Agricultura de 2018 (conocida como Farm Bill) legalizó la producción de cáñamo con un contenido bajo de THC (menos del 0,3%) con fines industriales. Esta ley fue aprobada a nivel federal y, por lo tanto, se aplica en todos los estados. Como consecuencia, el aceite de cáñamo está ahora disponible en unas cantidades y variedades enormes. Pero no es lo mismo que el aceite de CBD, y tampoco se utiliza la misma planta para producir fibra/semillas de cáñamo y flores ricas en CBD.

  • Europa

En Europa, es más difícil citar fechas exactas, ya que cada país tiene sus propias leyes. Dicho esto, a nivel de la UE, la producción de cáñamo con un contenido bajo de THC (menos del 0,2%) con fines industriales es legal como parte del Reglamento No 1307/2013. Sin embargo, en algunos países (como Portugal) han llegado al extremo de despenalizar también la marihuana recreativa.

Ley Agraria De 2018
Auvergnefarm

¿Qué importancia tiene el THC?

Las plantas de cáñamo ¿son simplemente plantas de cannabis con menos THC? De nuevo, la realidad es mucho más compleja. Las plantas de cáñamo, especialmente las cultivadas con fines industriales, suelen tener un aspecto, un crecimiento y un comportamiento diferente al de las plantas de marihuana. Las plantas de marihuana tienden a ser bajitas y “esbeltas”, con muchas ramas y gran abundancia de hojas pequeñas y cogollos gruesos. Las plantas de cáñamo industrial suelen ser más altas, con hojas delgadas, tallos gruesos y menos ramas.

Las plantas de cáñamo industrial pueden plantarse con poco espacio entre sí, algunas cepas a tan solo 10cm de distancia, y tienen un ciclo de cultivo de 108-120 días. El cáñamo suele cultivarse en parcelas industriales, grandes pero austeras. En cambio, la marihuana es una planta que requiere mayor mantenimiento y una mano más delicada. La marihuana tiende a cultivarse en ambientes cálidos, cuidadosamente controlados, donde cada planta recibe un espacio de un metro, como mínimo. Generalmente, el ciclo de cultivo de la marihuana dura entre 45 y 90 días. La marihuana también es delicada, en cuanto a otro asunto crucial: si una parcela de marihuana se expone al polen del cáñamo, podría echarse a perder toda la cosecha.

Artículo relacionado
¿Qué es el THC?

Usos de la planta de cáñamo vs la planta de marihuana

A pesar de pertenecer a la misma especie, el cáñamo y la marihuana tienen usos muy distintos. El cáñamo suele cultivarse por la fibra, así que se intenta conseguir una planta alta y poco tupida. La fibra se utiliza para elaborar una gran variedad de productos, como ropa y papel.

Los principales usos del cáñamo son:

Textiles

Materiales de construcción

Papel

Cuerdas y cordones

Semillas

Aceites (principalmente de CBD)

La marihuana, por otro lado, se cultiva por los compuestos químicos que están presentes en sus cogollos, es decir, cannabinoides y terpenos. El THC solo se encuentra en grandes cantidades en la marihuana, por lo que los consumidores con fines recreativos (y a veces holísticos) eligen esta variante de la planta.

Los principales usos de la marihuana son:

Disfrute recreativo

Uso holístico

Producción de extractos

Infusión de aceites (THC, CBD o CBG)



¿Qué partes de la planta se utilizan?

Todas las partes de la planta tienen sus usos, pero el cáñamo y la marihuana cuentan con sus propias especialidades. En el caso del cáñamo, se suelen cosechar y utilizar las partes más fibrosas. La fibra de cáñamo es un material robusto y maleable que se puede triturar y alterar para hacer diversos materiales, o también se puede entretejer.

Desde hace poco, las semillas de cáñamo también se cultivan por su valor nutritivo. Entre otros usos, son una de las numerosas alternativas veganas a la leche, ya que son ricas en ácidos grasos.

Las raíces del cáñamo también se pueden utilizar para sanear un sustrato contaminado, un proceso que se conoce como fitorremediación. Dado que el cáñamo es muy robusto, es capaz de crecer donde otras plantas no pueden, y sus raíces pueden absorber toxinas. Por lo tanto, si se planta en zonas con suelos tóxicos o de mala calidad, los mejorará de forma efectiva.

La planta de marihuana también se puede utilizar en su totalidad (aunque es cierto que es menos habitual). Técnicamente, podría usarse con los mismos fines que el cáñamo, pero proporcionaría mucho menos material. Por lo tanto, la marihuana se cultiva para que desarrolle diferentes características; concretamente, flores ricas en cannabinoides. Pero, si quieres disfrutar de todos los compuestos de la marihuana, no debes limitarte a fumar solamente los cogollos.

Aunque el THC es más abundante en las flores, también hay numerosos alcaloides, terpenos y cannabinoides en el resto de la planta, especialmente en las "hojas de azúcar" que rodean los cogollos. Así que, prepara cannabutter con las hojas y los tallos, o realiza extracciones para aprovechar todo lo bueno.

Cáñamo para producir CBD

La situación del CBD en el debate “cáñamo vs marihuana” es un tema controvertido. Legalmente, las plantas con CBD suelen incluirse en la categoría de cáñamo. Pero, en casi todo lo demás, estas plantas son mucho más parecidas a la marihuana. Sin embargo, si nos fijamos en la definición legal de cáñamo, entonces sí, el cáñamo se utiliza para producir la mayor parte de los productos de CBD del mundo.

¿Se puede fumar el cáñamo?

Sí. Si es agradable o no, dependerá del tipo de cáñamo que fumes. Si fumas cáñamo cultivado para producir cogollos de CBD, la experiencia será muy parecida a fumar hierba recreativa (pero sin colocarte). En cambio, si fumas cáñamo cultivado por su fibra, es posible que te resulte desagradable. Además, podrías tener problemas para encontrar una cantidad suficiente de flores para fumar.

¿Dónde entra el CBD?

Para entender la relación entre cáñamo y CBD, debemos reconocer de nuevo que la palabra “cáñamo” puede aplicarse a diversas variedades diferentes de plantas de cannabis. Técnicamente, el cannabis desarrollado para producir flores ricas en CBD para uso medicinal podría considerarse cáñamo, si su contenido de THC está por debajo del límite legal. Pero estas plantas tendrían un aspecto mucho más similar a las plantas de marihuana, que al cáñamo industrial.

Hoy en día, algunos productores de cáñamo industrial extraen CBD del material sobrante y lo comercializan como “aceite de CBD”. Generalmente, estos productos se consideran de menor calidad (con menores concentraciones y mayor riesgo de contaminación) que el aceite de CBD extraído de plantas cultivadas específicamente para uso medicinal.

¿Dónde entra el CBD?

¿En qué se diferencian el aceite de CBD y el aceite de cáñamo?

Si el cáñamo es rico en CBD, ¿significa esto que el aceite de cáñamo es aceite de CBD? En realidad, no. El aceite de cáñamo se obtiene mediante el prensado en frío de semillas de cannabis, mientras que el aceite de CBD (o cualquier aceite con cannabinoides) debe extraerse de las flores. Aunque el aceite de cáñamo no contenga CBD, sigue siendo especial; contiene la proporción dorada 3:1 de ácidos grasos omega-6 a omega-3, una combinación que combate la inflamación y ayuda a desarrollar tu cerebro. También es rica en vitamina E, que ha demostrado tener propiedades antienvejecimiento.

Si estás decidido a tomar aceite de cáñamo con un poco de CBD, puedes probar el aceite de cáñamo mezclado con CBD, para combinar las múltiples ventajas de la planta de cannabis. Como veremos, las flores y las semillas están muy relacionadas con otro factor que resulta esencial para entender la diferencia cáñamo-cannabis.

Aceite de CBD 15% (1500mg)
THC: 0.2%
CBD: 15%
CBD por gota: 7,5mg
El portador: Olive Oil

Comprar Aceite de CBD 15% (1500mg)

¿Qué tiene que ver el sexo con la diferencia cáñamo-cannabis?

Contrariamente a la creencia popular, el cáñamo no es simplemente la versión masculina de la planta de marihuana. Es cannabis desarrollado específicamente para contener niveles bajos de THC. Dicho esto, la planta de cannabis masculina comparte muchas características con el cáñamo, incluyendo niveles bajos de THC y otros cannabinoides. Los usos recomendados para las plantas macho de cannabis pueden coincidir con los del cáñamo.

¿Cómo se eligen las variedades de cáñamo vs de marihuana?

Estos cultivos requieren de características diferentes para desempeñar con éxito las funciones que se espera de ellos. Es poco probable que el cannabis que se cultiva para colocarse proporcione materiales de construcción, y que el cáñamo cultivado para obtener materiales de construcción produzca cogollos psicoactivos.

Las plantas de cáñamo industrial se eligen en base a su capacidad para producir grandes cantidades de fibra y semillas. Las características que buscan sus cultivadores son:

Altura, mucho tallo, pocas ramas

Capacidad para crecer muy cerca unas plantas de otras

Alta producción de semillas

Crecimiento vigoroso y resistente

Para la marihuana (y las plantas de CBD), estas características son muy diferentes:

Alta producción de cogollos

Crecimiento rápido

Contenido cannabinoide alto

Así que a pesar de ser la misma especie, está claro que las características deseadas dan lugar a plantas muy diferentes.

Prevención de la polinización cruzada entre el cáñamo y la marihuana

La polinización cruzada en cultivos industriales, tanto de cáñamo como de cannabis rico en THC, puede causar estragos. Para quienes cultiven marihuana, la polinización por parte de una planta macho de cáñamo puede reducir a más de la mitad la producción y potencia de la cosecha final. Las plantas de cannabis hembra son las únicas que producen cogollos ricos en cannabinoides, y esto se reduce considerablemente en las plantas que han sido fertilizadas.

En los cultivos de cáñamo, el objetivo final suele ser las semillas, pero no son semillas con ADN de marihuana rica en THC. Si las plantas de cannabis polinizan por accidente una plantación de cáñamo, lo más probable es que todo el cultivo quede arruinado. De hecho, en algunos países es ilegal incluso intentar germinar estas semillas.

La polinización cruzada se puede dar por accidente con mucha facilidad, especialmente cuando se cultiva al aire libre. En su mayoría, las plantas de cannabis aseguran su polinización por medio del viento, lo que significa que liberan el polen en el aire, que luego es transportado donde vaya el viento. Esto hace que sea difícil de controlar. En las plantaciones comerciales se pueden tomar ciertas medidas.

Se calcula que una separación de unos 15 km entre cultivos es suficiente para impedir que se produzca la polinización cruzada. Del mismo modo, una barrera compuesta de plantas más altas podría evitar que el polen de un cultivo llegue a otro.

Pero, puede ocurrir algo tan sencillo como que una planta de un cultivador casero polinice otras plantas como consecuencia de dejar una ventana abierta, lo que podría acabar con una cosecha entera. Cultivar únicamente semillas de marihuana feminizada es una forma ideal de impedir que ocurra esto.

Cáñamo y marihuana: el futuro

Las leyes sobre el cáñamo y la marihuana parecen estar relajándose en todo el mundo. De hecho, el cáñamo con un contenido bajo de THC tiene casi tan pocas restricciones como cualquier otro cultivo. Y la marihuana rica en THC podría seguir sus pasos (aunque lentamente).

En la mayoría de países del mundo se ha legalizado (hasta cierto punto) el cannabis con fines médicos. Dependiendo de dónde miremos, la despenalización del cannabis, de una forma u otra, está ganando velocidad.

En España hay clubes sociales de cannabis, en Portugal todas las drogas están despenalizadas para consumo personal, y en el Reino Unido, algunos cuerpos de seguridad están despenalizando de forma extraoficial el cultivo y consumo personal de marihuana. En EE.UU., las cosas han ido un paso más allá, y ahora el cannabis es legal en muchos estados, incluso con fines recreativos. Y luego está Canadá, donde la marihuana recreativa es legal en todo el país.

Es probable que el auge del CBD sea en parte responsable de estos cambios relativamente rápidos. Gracias a que el cáñamo se empieza a utilizar por sus compuestos, en lugar de solamente por su fibra y semillas, se ha reducido la distancia entre el cáñamo legal y la marihuana ilegal, haciendo que esta última nos parezca mucho menos intimidante.

No sabemos cuánto tardará cada país del mundo a eliminar las leyes penales que rodean al consumo y cultivo de marihuana, pero, tal y como están las cosas, es inevitable que suceda con el tiempo.

¿TIENES MÁS DE 18 AÑOS?

El contenido de RoyalQueenSeeds.com es únicamente apto para adultos y está reservado para personas mayores de edad.

Asegúrate de conocer las leyes de tu país.

Al hacer clic en ENTRAR, confirmas
que tienes
18 años o más.