Revolucionario es una palabra bastante fuerte, pero se puede aplicar a las lociones y bálsamos con cannabis, ya que proporcionan beneficios medicinales sin el efecto psicoactivo del THC.

La rutina diaria de muchos aficionados al cannabis se basa en triturar hierba y colocarla en un bol, bong o vaporizador. Fumar un canuto bien hecho es igual de satisfactorio, pero con el paso del tiempo, aparecen otras formas de consumo. No hablamos de concentrados ni comestibles, la última moda son las cremas o pomadas con cannabis, que proporcionan un nuevo método de aprovechar el sistema endocannabinoide sin tener que fumar ni ingerir marihuana directamente.

¿QUÉ SON EXACTAMENTE LAS LOCIONES CON CANNABIS?

Cada vez más gente con problemas de salud utiliza lociones de cannabis por los beneficios terapéuticos que ofrece esta planta pero sin el efecto psicoactivo del THC. Esto se consigue por medio de lociones, bálsamos y aceites infundidos con cannabis. Son transdérmicos, es decir, son absorbidos por la piel. Esta forma de usar el cannabis medicinal podría significar una gran mejora para los pacientes que confían en la eficacia del tratamiento.

lociones marihuana

CÓMO FUNCIONAN LAS LOCIONES CON MARIHUANA

Los métodos transdérmicos con cannabis activan los receptores CB2 que se encuentran en todo el cuerpo. Estos receptores son estimulados por el sistema endocannabinoide en sí, pero también responden al CBD y THC cuando estos se aplican directamente sobre la piel. La persona que utilice una loción con cannabis, que en la mayoría de los casos suelen llevar algo de THC, para curar un dolor de rodilla, por ejemplo, no sentirá el típico "subidón" que se produce al consumir cannabis de otra forma.

La mayoría de lociones con cannabis no entran en el torrente sanguíneo y, por lo tanto, los cannabinoides no llegan a los correspondientes receptores del cerebro. Lo que parece una desventaja para el fumeta aficionado es en realidad una revolución para las personas que usan la marihuana como tratamiento alternativo.

Estar colocado no es el peor efecto secundario que existe, pero hay que pensar en la gente que desea usar cannabis en un contexto médico, ya que desean llevar una vida normal, conducir, trabajar y cuidar de sus familias. Este ha sido el objetivo desde el principio. Hasta los fumetas empedernidos han de admitir que a veces es mejor hacer las cosas sin estar colocado. Las lociones con cannabis nos dan a elegir cuándo queremos medicarnos y cuándo queremos colocarnos, ¿por qué no darles una oportunidad?

¿QUÉ SÍNTOMAS TRATAN ESTAS LOCIONES?

No tiene sentido aplicar un bálsamo o una loción de cannabis a una herida de bala. No es que nos vayamos a encontrar con este problema a diario, pero hay que concretar el valor medicinal de esta planta. En términos generales, una loción se utiliza para aliviar un dolor localizado. Hay muchas enfermedades y problemas de salud menores que se pueden tratar con éxito a base de cremas y aceites. Esto no significa que el cannabis sea el método de tratamiento ideal para todos esos trastornos. Tenlo en cuenta.

Trastornos y síntomas:

• Dolor localizado (dolor crónico incluido)

• Tensión e inflamación (causa del dolor de la artritis)

• Dolor muscular

• Psoriasis y dermatitis (problemas de piel)

• Picores

• Dolores de cabeza

• Calambres

GUÍA RÁPIDA PARA HACER UNA LOCIÓN CON CANNABIS

¿Por qué esperar a la industria farmacéutica cuando podemos hacer una loción con cannabis nosotros mismos? Aunque no tenemos las mismas herraomientas que una multinacional para producir medicamentos, podemos intentarlo. Desde un punto de vista técnico, su producción es muy parecida a la de la mantequilla con cannabis. Si sabes hacer cannabutter, sabes cómo preparar una loción. No uses este bálsamo para tratar enfermedades serias que deban ser examinadas y tratadas por un especialista.

Aquí tienes un enlace a un blog que explica mejor la producción de cannabutter.

https://www.royalqueenseeds.es/blog-como-hacer-mantequilla-de-cannabis-de-alta-potencia-n208MANTEQUILLA DE CANNABIS

INGREDIENTES, UTENSILIOS Y PROCESO

• 250-500ml de aceite de coco (o cualquier otro aceite rico y grueso).

• 15-30g de cannabis seco

• Cazuela

• Una malla fina

• Cera de abejas, manteca de karité u otro aceite medicinal (¡personaliza la textura y el sabor!).

• Recipiente para almacenar

Los que ya saben cómo hacer una deliciosa cannabutter casera, solo tienen que sustituir la mantequilla por aceite. El proceso en sí es muy sencillo: vierte el aceite de coco en la cazuela y aumenta poco a poco la temperatura. Tritura el cogollo y mézclalo con el aceite caliente. Deja que cueza a fuego lento durante 1-12 horas.

Es decir, a una temperatura baja durante un largo periodo de tiempo. Como mínimo una hora, para que los cannabinoides se adhieran a la grasa. ¡Cuanto más tiempo, mejor! Es un proceso de prueba y error, y cada vez obtendrás mejores resultados.

Cuando creas que el aceite es bastante potente, déjalo enfriar y fíltralo con una estameña u otro tipo de malla fina para separar la materia vegetal del aceite.

La última parte es la personalización. Cuando vayas a añadir ese ingrediente extra a tu loción, lo mejor es ser creativo. Algunas personas usan cera de abejas, manteca de karité y otros ingredientes que suavizan y tratan la piel.

Sé el científico que siempre has querido ser y recuerda que hay gente que sabe lo que hace en lo que respecta al tratamiento de enfermedades, por lo menos la mayoría del tiempo. ¡No dudes en consultar con un médico si va a peor!

Carrito

Artículos GRATUITOS incluidos

Sin producto

Transporte € 0.00
Total € 0.00

Confirmar