Cientos de coffeeshops ocupan las calles de Ámsterdam y otras ciudades holandesas, atrayendo a millones de turistas aficionados al cannabis todos los años. Otros países europeos también tienen sus propios puntos de venta de cannabis. Barcelona cuenta con unos clubes de cannabis muy acogedores, mientras que los consumidores de marihuana de París y Londres dependen de cultivadores y vendedores de la zona para obtener hierba sin despertar sospechas.

Comprar marihuana en coffeeshops y otros establecimientos es una forma rápida y sencilla de conseguir cogollos. Sin embargo, las cosas pueden ponerse bastante caras. Dos o tres visitas semanales a estos sitios pueden afectar seriamente al presupuesto del mes.

¿Qué puedes hacer para ahorrar dinero? Muchos consumidores de cannabis optan por cultivar en casa. Pero, este hobby conlleva unos costes iniciales en lo que respecta a utensilios y semillas, y en algunos países está completamente prohibido cultivar marihuana.


Cosecha propia vs coffeeshop: ¿cuál deberías elegir?

La diferencia entre la hierba cultivada en casa y la de los coffeeshops no está solo en el precio. Muchos fumadores afirman que su marihuana casera supera con creces la calidad de la que venden estos locales. Otros dicen lo contrario, y opinan que nunca se han colocado tanto como en aquel viaje a Ámsterdam.

Aunque algunos cultivadores no tienen problemas para instalar un armario de cultivo interior, otros se niegan a correr el riesgo de sufrir acciones legales, y prefieren la posibilidad de comprar una gran variedad de cepas en una tienda o dispensario.

Comparación de la marihuana casera con la de los coffeeshops

  • Coste

Vamos a responder a la duda más apremiante, ¿se ahorra más dinero cultivando cannabis en casa o visitando un coffeeshop?

- Cosecha propia

Cultivar tus propios cogollos sin duda te ahorra dinero a largo plazo. Pero, para montar un armario de cultivo en casa, hace falta una inversión inicial.

Algunos cultivadores tienen suficiente dinero como para tirar la casa por la ventana a la hora de cultivar sus propias plantas de marihuana. Invierten en (des)humidificadores, caros sistemas de riego automatizado, politúneles, y equipos de extracción.

Pero, ¿cuánto cuesta cultivar hierba? Para simplificar las cosas, vamos a ver las cifras de un cultivo minimalista. Poner en marcha este sistema no cuesta mucho. Después, calcularemos el valor de la cosecha en relación con los precios de los coffeeshops para hacer una comparación justa.

¿Qué necesitas?

Ahí lo tienes. Puedes conseguir los artículos más importantes para cultivar tu propia hierba por unos 258-288€. Lo más probable es que también quieras comprar otras herramientas útiles a medida que el cultivo avanza, como una regadera, tijeras de podar, un ventilador, y tal vez un neutralizador de olores. Aunque no son esenciales, estos objetos te harán la vida mucho más fácil. Prepárate para gastar unos 30-50€ en este equipo adicional.

Los utensilios de arriba te proporcionarán suficiente abono, espacio y luz para cultivar dos plantas autoflorecientes ultra sanas. También puedes optar por una variedad índica o sativa fotoperiódica grande, pero las autos son más compactas y producen cosechas mucho más rápidas.

¿Con qué rapidez amortizarás tu equipo? Vamos a usar la Royal Kush Automatic como ejemplo. Esta variedad ofrece unos 150g por planta con una iluminación adecuada. Así que, con dos plantas, se puede conseguir alrededor de 300g de cogollos, unas 10-11 semanas a partir de la siembra.

En términos de los coffeeshop de Ámsterdam, acabas de producir 3600€ en cogollos. No solo has cubierto los costes de la inversión inicial, sino que además ahorrarías dinero si hubieses comprado otros elementos y utensilios para tu plantación. Este ejemplo no tiene en cuenta los armarios de cultivo grandes, los invernaderos, ni el cultivo al aire libre, donde es posible lograr cosechas mucho más grandes.

A medida que vayas avanzando, desarrollarás otras habilidades que harán que seas más autosuficiente. Puedes aprender a preparar tus propios fertilizantes con técnicas de cultivo natural coreanas, crear tu propio abono y humus de lombriz, y ahorrar dinero a la vez que mejoras la salud del sustrato y la calidad de los cogollos.

Coste

- Coffeeshop

El coste de la marihuana varía en función de la fuente. Cuando visites distintos coffeeshops o clubes de cannabis, comprobarás que hay una gran variedad de precios. Puedes comprar cogollos de baja calidad por unos 5€ el gramo, y unas flores de mejor calidad te costarán alrededor de 12€ el gramo. Si buscas porros ya liados o un cogollo decente, tendrás que pagar unos 15€ o más por cuatro conos.

También encontrarás hachís de calidad en la mayoría de coffeeshops y clubes de cannabis. Una vez más, el precio puede variar dependiendo del establecimiento, pero por lo general se paga unos 12€ por gramo.

Estos precios parecen razonables al principio, especialmente a los ojos de un turista. Si viajas a Ámsterdam una o dos veces al año con la intención de colocarte, es probable que no te importe desembolsar esas cantidades.

Pero, si te gusta consumir hierba a diario, estos precios se convierten en un importe bastante elevado. Cuando termine el mes, habrás pagado más por cogollos y hachís de lo que te gastarías en comida y otros productos básicos. En comparación, el coste de cultivar marihuana resulta mucho menor con el paso del tiempo.

Coste
  • Dificultad

Está claro que es más fácil visitar un coffeeshop que dedicar meses a cultivar tu propio material.

- Cosecha propia

Cultivar tu propia hierba por primera vez nunca es como te imaginas. Probablemente empezaste imaginándote unas hojas verdes frondosas, cogollos grandes y resinosos, y frascos repletos hasta el borde.

Aunque algunos novatos aprenden muy rápido, otros acaban con hojas amarillas, cosechas pequeñas, y enfrentándose a un montón de retos por el camino. Lo cierto es que quienes cultivan hierba tienen que superar numerosos obstáculos antes de adquirir suficiente experiencia como para conseguir cosechas uniformes. Estos problemas incluyen:

Sin embargo, una vez que domines los fundamentos, comprobarás que cada vez te resulta más fácil.

Dificultad

- Coffeeshop

Lo más difícil de comprar hierba en un coffeeshop es probablemente la "parálisis por el análisis"; es posible que te agobies ante tantas opciones. Pero, los coffeeshops suelen contar con un personal amable y experto que te podrá explicar el menú y ayudarte a encontrar lo que estás buscando. En estos locales, no es nada difícil comprar marihuana. Tendrás una gran variedad de cogollos, hachís, canutos ya liados y comestibles a tu disposición.

Dificultad
  • Calidad

La calidad varía entre la hierba de cosecha propia y la de los coffeeshops. En ambos casos puede haber cogollos alucinantes y hierba horrible.

- Cosecha propia

La calidad de la marihuana casera depende del cultivador. Mientras aprendes los entresijos, no deberías esperar unos cogollos nivel dispensario cuando llegue el momento de la cosecha. Pero, más adelante, verás cómo la calidad de tus flores mejora.

Pero, ¿a qué nos referimos cuando hablamos de la calidad del cannabis? Los efectos de la marihuana son muy subjetivos, y cada persona tiene sus preferencias. Pero hay unos factores que influyen en la calidad del cannabis de forma más objetiva, como:

Una vez que domines todo esto, podrás llevar tu cultivo un paso más allá seleccionando las variedades que mejor se adapten a tus preferencias. De esta forma, tendrás control sobre el sabor, la potencia, los efectos, y el estado final de tu marihuana; desde comestibles hasta extractos, etc.

- Coffeeshop

Los coffeeshops holandeses son famosos en todo el mundo por un motivo en especial. Sí, las leyes locales permiten su existencia, pero también sirven unos cogollos alucinantes. Sin embargo, como en todo sector, la calidad depende del proveedor.

Los establecimientos de primer nivel, como los coffeeshops Boerejongens, combinan un excelente servicio al cliente con un ambiente muy acogedor y cogollos de calidad, proporcionando una experiencia inolvidable. Además de los Boerejongens, hay muchos coffeeshops que ponen al cliente primero y ofrecen una hierba realmente buena.

Pero también hay manzanas podridas. No tardarás mucho en encontrar opiniones negativas en internet, que hablan de un personal desagradable, cogollos mal manicurados, y perfiles cannabinoides débiles.

Calidad
  • Comodidad

Es posible que des por sentado que los coffeeshops se llevan otro punto en lo que respecta a la comodidad. Pero hay ciertas cosas que deberás tener en cuenta antes de elegir al ganador de esta categoría.

- Cosecha propia

La marihuana tarda un mínimo de 8-10 semanas en producir cosechas. A lo que hay que añadir unas cuantas semanas más para secar y curar los cogollos de forma adecuada. Si estás pensando en cultivar plantas sativas enormes al aire libre, necesitarás mucha más paciencia.

Esto puede parecer un montón de trabajo, pero la recompensa merece la pena. Cuando tengas un armario lleno de frascos con hierba, no te será nada incómodo abrir uno de ellos. Además, vivimos en una era de posibles confinamientos y escenarios legales cambiantes. Si se desmorona el castillo de naipes, dispondrás del método más cómodo para conseguir cannabis.

- Coffeeshop

Los coffeeshops son muy prácticos, pero solo si vives en los Países Bajos. Si vives fuera de estas fronteras, tendrás que tomarte la molestia de reservar billetes de avión, trenes y hoteles solo para fumar un poco de hierba. Incluso si vives en este país, podrías tardar hasta una hora en llegar al punto de venta más cercano. Pero si tienes la suerte de vivir cerca de un coffeeshop, dispensario o club de cannabis, esta opción te tentará solo por la comodidad.

,

  • Legalidad

Tanto los coffeeshops como la marihuana casera existen en un entorno legal complicado, tanto en los Países Bajos como en otros países. Descubre qué opción supone menos riesgos.

- Cosecha propia

En algunos países, cultivar hierba conlleva un riesgo considerable. Sin embargo, en los Países Bajos, el gobierno permite el cultivo de hasta cinco plantas[1], y presupone que esta cantidad descarta cualquier otra operación comercial.
hasta cinco plantas - https://www.holland.com/es/turista/informacion/general/politica-sobre-drogas-de-los-paises-bajos.htm

Los cultivadores españoles también disfrutan de la despenalización a la hora de cultivar hierba. Si cultivas plantas para consumo personal[2], te evitarás problemas legales.

Sin embargo, los cultivadores del Reino Unido y otros países, se enfrentan a una situación distinta. Si cultivan cualquier cantidad, pueden ser condenados a pagar una multa o incluso a ser encarcelados.

Legalidad

- Coffeeshop

Es posible que te sientas como una persona respetuosa con la ley fumando un porro en un coffeeshop. Sin embargo, aunque está permitido vender hierba en estos establecimientos, para el gobierno holandés, la venta de drogas blandas es un delito[3]. Los coffeeshops holandeses impulsan el turismo, pero un cambio repentino de la ley podría suponer el fin del sector.

La marihuana tanto casera como de coffeeshop ofrece ventajas (e inconvenientes)

Conseguir marihuana con tus propias plantas o de los estantes de un coffeeshop, ofrecen distintos beneficios. Los coffeeshops te ofrecen comodidad, una gran variedad de cogollos, una experiencia inolvidable, y un ambiente social. Sin embargo, el coste de cultivar marihuana es mucho menor a largo plazo. Además, cultivar tu propia hierba te permite desarrollar una habilidad útil, elegir la genética que quieres fumar, y sentir orgullo del producto final.

Fuentes Externas
  1. Am I committing a criminal offence if I possess, produce or deal in drugs? | Drugs | Government.nl https://www.government.nl
  2. CANNABIS LAW AND LEGISLATION IN SPAIN https://cms.law
  3. Am I committing a criminal offence if I possess, produce or deal in drugs? | Drugs | Government.nl https://www.government.nl
Descargo de responsabilidad:
Este contenido está destinado únicamente a fines educativos. La información ofrecida procede de investigaciones recopiladas por fuentes externas.

¿TIENES MÁS DE 18 AÑOS?

El contenido de RoyalQueenSeeds.com es únicamente apto para adultos y está reservado para personas mayores de edad.

Asegúrate de conocer las leyes de tu país.

Al hacer clic en ENTRAR, confirmas
que tienes
18 años o más.