By Luke Sholl


Muchas personas tienen "mono de viajar", especialmente tras las restricciones de la pandemia. El deseo de ver sitios nuevos, conocer gente y relajarse es ahora más fuerte que nunca. Si te gusta hacer estas cosas mientras te colocas, estás de suerte. El mercado de las vacaciones cannábicas se está expandiendo, y hay muchos lugares para visitar y muchas actividades para hacer. Echa un vistazo a nuestra guía de las mejores vacaciones, destinos y eventos para fumetas.

El auge del turismo de marihuana

A pesar de ser un sector que ni siquiera existía hace unos años, el turismo cannábico se encuentra en plena expansión, y ha adoptado muchas formas, como festivales, competiciones, concentraciones y las vacaciones de toda la vida.

  • Festivales 420

Los encuentros y festivales relacionados con el cannabis son cada vez más populares. Estos eventos son sin duda las mejores vacaciones cannábicas, ya que proporcionan un entorno seguro para relajarse y disfrutar de la buena gastronomía, música, arte, debates y hierba. Este tipo de reuniones tienen lugar a lo largo de todo el año en Europa y otros países tolerantes con la marihuana, como EE.UU., Canadá, México o Jamaica.

- Copas y competiciones

La Copa Esmeralda es la mayor competición de cannabis orgánico cultivado bajo el sol del mundo. Celebrada cada primavera en Santa Rosa, California, reúne a todos los ámbitos del sector de la marihuana. Esto incluye educadores, cultivadores, empresarios, comerciantes y expertos. Este evento ya consolidado siempre ofrece numerosas actividades para enriquecer tanto la mente como el cuerpo.

- Un viaje para activistas

¿Te apetecen unas vacaciones cannábicas con las que lograr un cambio? El Hempfest de Seattle ya va por su trigésimo año; el lema de este evento es "freedom first and the cannabis plant second". Este festival del cáñamo combina con éxito un mitin político y una manifestación contra la criminalización y el encarcelamiento de quienes consumen hierba, en un ambiente festivo. Cuenta con exposiciones y discursos de expertos del cannabis en todos los campos, así como excelente música en directo, espectáculos y deliciosa comida callejera.

- Ambiente playero de lujo

¿Buscas unas vacaciones de ensueño con la ventaja de poder consumir marihuana? ¿Quieres disfrutar de todos los lujos de un complejo turístico de playa con todo incluido y que además sea tolerante con la hierba? "The Bright Side Festival" en Runaway Bay, Jamaica, es el sitio ideal. Disfruta de esta escapada tropical exclusiva que consiste en cuatro noches de espectáculos con el mar Caribe a tus pies. Este destino vacacional también es famoso por su relación con la hierba. Ofrece tours de Bob Marley y excursiones a lugares de interés para los aficionados a la marihuana.

- La más grande: Spannabis

La Spannabis es una escapada muy completa que nunca decepciona. Esta gigantesca feria va por su decimoctava edición. Celebrada todos los meses de marzo en Barcelona, sus más de 300 expositores junto con una competición entre cultivadores profesionales, premios para los mejores productos por categorías, música, arte, gastronomía y SOL, hacen de este evento una de las mejores vacaciones relacionadas con la marihuana. La Spannabis también incluye la "Conferencia Mundial del Cannabis", que siempre aporta novedades interesantes en los campos de la ciencia, la medicina y la política.

La más grande: Spannabis
  • Bud 'n' Breakfast

¿Y si simplemente quieres disfrutar de la marihuana mientras te relajas en un hostal? Afortunadamente para quienes buscan alojamientos tolerantes con el cannabis, existen los Bud and Breakfast. Cuando estás de vacaciones relajándote, es un bajón arruinar el momento por tener que fumar por la ventana. Estos albergues son una especie de AirBnB para fumetas.

El sector del turismo está empezando a darse cuenta de que para seguir siendo competitivo debe incluir los “viajes 420”. Y por eso, esta web cuenta con alojamientos en EE.UU., Canadá, Jamaica, Holanda, España y Uruguay. Los anfitriones son quienes establecen las reglas en cuanto a cuándo y dónde se puede fumar.

  • No todo vale

Aunque las regulaciones del cannabis son cada vez más permisivas, la posesión y el consumo de hierba siguen estando sujetos a ciertas condiciones. Cuando viajes, ten en cuenta las leyes del lugar de destino. La mejor forma de viajar con marihuana es procurando tener una actitud respetuosa y responsable. Algunos países todavía tienen normas muy estrictas para el consumo de alcohol, por no hablar del de marihuana. Si das por sentado ciertas cosas, podrías acabar teniendo problemas serios.

Los 12 mejores países tolerantes con la marihuana para ir de vacaciones

Con todo eso en mente, aquí tienes una lista con los mejores países para fumetas y los mejores destinos vacacionales 420 dentro de ellos. Además de la oferta cultural, diversión, ocio y relajación que se espera de cualquier vacación.

EE.UU.

El turismo cannábico es cada vez más popular en EE.UU. Sin embargo, las normas son bastante ambiguas, ya que cada estado tiene su propia regulación. En resumen: comprueba siempre las leyes estatales antes de reservar tu viaje.

Colorado Hogar de las Montañas Rocosas y de todos los deportes de invierno que te puedas imaginar, Colorado ya era por sí mismo un estupendo destino de vacaciones. Eso sí, hay que tener 21 años para comprar hierba y no todos los dispensarios venden marihuana recreativa. Además, el consumo de cannabis solo está permitido dentro de un espacio privado, aunque existen varios salones con licencia para turistas.
California ¿Cómo resumir todo lo que ofrece California? La lista es interminable: Hollywood, Rodeo Drive, Malibú, el puente Golden Gate y Coachella. Y además de todo esto, es el centro neurálgico del mercado legal de cannabis de EE.UU. Para comprar marihuana hay que ser mayor de 21 años, y solo se puede consumir en un recinto privado. No está permitido cruzar las fronteras estatales con cannabis, aunque el estado al que te dirijas también permita su consumo.
Alaska Alaska es un destino para los fumetas más valientes. En este estado podrás disfrutar de la aurora boreal, la fauna silvestre y la naturaleza en sí. Una vez más, la marihuana solo es legal para mayores de 21 años, debe adquirirse en un dispensario autorizado y consumirse en privado. En Alaska hay un montón de hostales tolerantes con el cannabis, y algunos incluso sirven desayunos elaborados con hierba.

Canadá

Canadá cuenta con muchas ciudades bulliciosas, llenas de cultura y de maravillas naturales. Al oeste del país se encuentran las Montañas Rocosas, el valle de Okanagan, Vancouver, Victoria y Calgary. En el centro tienes las Cataratas del Niágara, Toronto, Ottawa, Montreal y la ciudad de Quebec. La marihuana recreativa es legal en todo el país, y dependiendo de la región, la edad legal para comprarla es de entre 18 y 21 años.

Viajar con hierba dentro de Canadá es muy fácil, ya que puedes llevarla contigo en los vuelos domésticos. Las principales ciudades son bastante tolerantes con el cannabis. Puedes llevar encima hasta 30g de cogollos. Sin embargo, existen ciertas reglas que hay que respetar. La marihuana se debe comprar en un dispensario autorizado y consumir en privado.

Países Bajos

El origen de las vacaciones de marihuana. Pero ¿sabías que el cannabis no es legal en los Países Bajos? Solo está despenalizado, es decir, se "tolera" su consumo. Puedes comprar y fumar hasta 5 gramos de hierba en un coffeeshop. Salvo que alteres el orden público o fumes en un sitio donde no está permitido, no tendrás ningún problema.

Pero Ámsterdam no es el único lugar en el que se puede fumar hierba. Róterdam, Leiden, Maastricht y Breda también ofrecen mucha historia, cultura y coffeeshops.

Países Bajos

España

Al igual que en los Países Bajos, en España la marihuana solo está despenalizada. Se puede fumar en recintos privados, pero la venta de hierba en la calle es ilegal. Generalmente se compra y consume en los clubs de cannabis privados.

Estos locales son ambientes cerrados, pero España ofrece muchas otras cosas para disfrutar al aire libre, especialmente en Barcelona, como la Sagrada Familia, la playa, el clima, la comida, las compras y la casa museo de Gaudí.

Georgia

Este país tiene mucho que ofrecer a los viajeros que quieran visitar un destino menos conocido. Su capital, Tiflis, situada a orillas del río Kura, cuenta con atracciones turísticas tanto antiguas como modernas. Tiene una gran oferta cultural en forma de salas de conciertos, teatros, gastronomía autóctona y muchísima historia.

Georgia fue el primer estado poscomunista en legalizar el cannabis, aunque su consumo en público sigue siendo ilegal. Se aconseja a los turistas que actúen con cautela, ya que pueden ser blancos fáciles para la policía. Los dispensarios solo venden hierba a consumidores con fines medicinales que dispongan de una receta médica. Para disfrutar del consumo recreativo tendrás que “encontrarte” con un distribuidor. La marihuana comprada en la calle tiene un precio bastante razonable, pero a menudo es de mala calidad.

Dinamarca

Ciudades modernas y elegantes con muchas cosas para hacer. Las cuatro ciudades más importantes son lo suficientemente pequeñas como para poder recorrerlas en bicicleta o a pie. Copenhague, Aarhus, Odense y Aalborg ofrecen la ventaja de estar rodeadas de unos preciosos paisajes naturales, como playas, bosques y parques nacionales. Existen muchos lugares de interés en los que podrás descubrir la herencia vikinga de este país. Las leyes del cannabis danesas dejan mucho margen para la interpretación. Aunque el consumo personal es legal, no ocurre lo mismo con la posesión. Esto significa que técnicamente puedes fumar hierba, pero si te pillan, te procesarán.

Si te descubren con cantidades pequeñas de hierba, es posible que recibas una sanción en forma de multa o advertencia. Sin embargo, en el barrio Freetown Christiania de Copenhague la venta y el consumo de cannabis se toleran de manera extraoficial. Ubicado en el centro de la capital, este distrito es famoso por su ambiente relajado y cultura cannábica. Pero deberás tener cuidado, ya que no se considera un lugar seguro para turistas, especialmente por la noche. Esto se debe a que las pandillas y los narcotraficantes se han vuelto más prominentes en los últimos años.

Australia

Australia es un destino que figura en la lista de deseos de la mayoría de la gente. En el norte de este país se encuentran el "Outback", la herencia aborigen, la agricultura, los ranchos y la Roca de Ayers. Y en la costa este, la Gran Barrera de Coral, la Gold Coast, Sídney y su famosa Ópera House. El consumo y posesión de marihuana son ilegales en todo el país, así como tener cualquier dispositivo relacionado con la ingesta de hierba, como los bongs y los rigs para dabs.

Solo hay una excepción: la aldea Nimbin en Nueva Gales del Sur. Famosa por ser un poblado "hippie" donde se puede fumar hierba abiertamente, sus tiendas aprovechan esta imagen para vender todo tipo de artículos y promover la historia de esta localidad tan pintoresca. En Nimbin la marihuana es ilegal, pero las autoridades locales la toleran. Es muy fácil encontrar hierba; la gente te la ofrecerá abiertamente. Si quieres darte un capricho, hazlo con discreción, ya que correrás el riesgo (aunque bajo) de te pare la policía cuando te vayas.

Australia

Uruguay

Uruguay es uno de los países más seguros de Sudamérica para los turistas. El 60% de los ingresos de esta nación proviene del turismo. Los tres lugares más populares son la capital Montevideo, la Colonia del Sacramento (un popular destino cerca de Buenos Aires que se puede visitar en un día), y el complejo turístico más exclusivo de América del Sur: "Punta del Este".

Uruguay fue el primer país en legalizar el cannabis recreativo en 2013. Sin embargo, los turistas no pueden comprar hierba; hay tener la ciudadanía uruguaya para poder hacerlo. Pero si un residente te regala un poco de la suya, no pasa nada. Lo que es ilegal es venderla. Las personas mayores de 18 años pueden fumar marihuana en cualquier lugar que no sea un espacio público cerrado. Por ejemplo, se puede fumar en las mesas de la terraza de un bar, pero no dentro del local.

Chile

Muy popular entre los amantes de la naturaleza y quienes buscan aventuras, este país sudamericano lo tiene todo: los Andes, playas interminables, bosques verdes y frondosos, y volcanes alucinantes. Podrás hacer senderismo, andar en bicicleta, escalar, montar a caballo, y muchas otras actividades. Su capital, Santiago, está repleta de museos de arte y ofrece una gastronomía exquisita. Y luego está la Isla de Pascua, hogar de los famosos "moáis" de piedra.

Chile es uno de los mayores consumidores de marihuana de América del Sur. La ley permite su consumo privado en casa, pero no se puede comprar, cultivar ni vender. Sin embargo, en Chile existe un clima de bastante tolerancia hacia la hierba, y es habitual ver gente fumando en público. Dado este marco legal tan contradictorio, se recomienda consumirla de la forma más discreta posible. La posesión de una cantidad pequeña de cannabis podría acarrear una multa en el mejor de los casos.

Artículo relacionado
El cannabis en Chile

Costa Rica

Las leyes del cannabis de Costa Rica son igual de confusas y ambiguas. El 25% de este país centroamericano está formado por selvas tropicales. Costa Rica es famosa por sus playas, volcanes, plantas exóticas y fauna silvestre. San José, la capital, es un lugar estupendo para hacer turismo. Según las leyes costarricenses, la venta y el cultivo de marihuana a “gran escala” son ilegales, así como llevar encima más de una “cantidad pequeña" de hierba. Sin embargo, no está muy claro qué cuenta como "gran escala" y "cantidad pequeña".

La interpretación general es que no pasa nada por tener o consumir un poco de cannabis en un recinto privado. Pero no des por sentado que fumar hierba no tiene ninguna consecuencia. Si te pillan con 1-8 gramos encima, te los confiscarán, y si llevas más, pueden arrestarte. Todo depende de con qué policía te encuentres y del humor qué esté. Esta ambigüedad de la ley les permite aplicar penas mucho más duras si les apetece. Lo mejor es actuar con cautela y discreción.

Alemania

Berlín es una capital moderna, progresista y tolerante, en la que puedes encontrar el mismo tipo de arte contemporáneo, entretenimiento y oferta gastronómica que en Londres o Nueva York. Además, cuenta con una larga lista de importantes lugares históricos para visitar, como la Puerta de Brandemburgo, el Reichstag y el Muro de Berlín.

En estos momentos, Alemania está a punto de legalizar la marihuana recreativa. Aunque la situación general ya era de por sí bastante tolerante. En Berlín, la posesión de hasta 10 gramos de hierba se suele pasar por alto. La policía tiene una actitud muy permisiva ante el consumo en público; siempre que no estés dando la nota, incomodando a la gente o vulnerando los derechos de otras personas.

Lo que prima es el sentido común. Fuma en lugares discretos o abiertos donde no molestes a nadie. Dado que la hierba aún no es legal oficialmente, no existen dispensarios, por lo que tendrás que preguntar en bares o parques para conseguir un poco; algo que no te resultará demasiado difícil.

Alemania

Austria

Viena es la capital de Austria y una de las ciudades más visitadas de Europa. El encanto y esplendor histórico de esta ciudad se deriva de su magnífica ubicación a orillas del Danubio. Viena cuenta con museos extraordinarios y exquisitas salas de conciertos, entre las que se incluye uno de los mejores teatros de ópera del mundo. A pesar de su prestigiosa historia y maravillosa arquitectura, Viena ofrece el ambiente cosmopolita de una ciudad moderna.

En 2016, Austria despenalizó la posesión de cantidades pequeñas de marihuana para consumo personal. Al igual que en Berlín, la policía de Viena no presta demasiada atención a quienes consumen cannabis, salvo que estén llamando la atención o causando problemas. Los ciudadanos austriacos pueden cultivar un número pequeño de plantas de marihuana para consumo recreativo (lo que equivaldría a una cantidad de hasta 20 gramos). Pero la venta y distribución de hierba siguen estando prohibidas.

La primera infracción relacionada con el cannabis no suele tener consecuencias, pero las siguientes pueden acarrear sanciones que van desde una multa hasta seis meses de cárcel, dependiendo de la cantidad que tenga en posesión la persona. Una vez más, es importante actuar con sentido común. En general, esta ciudad es tolerante con la marihuana, especialmente en los ambientes nocturnos. Como en Berlín, tendrás que encontrar a alguien que te indique dónde conseguir un poco. Respeta a la gente y no te expongas mientras fumas, y no tendrás ningún problema.

El futuro de los viajes relacionados con la marihuana

Esta lista de destinos vacacionales tolerantes con la hierba no es en absoluto exhaustiva. Muchos lugares están adoptando un enfoque más permisivo ante el cannabis, y es posible que acaben siendo grandes focos turísticos relacionados con la marihuana. Como Jamaica, Portugal, Estonia, México, Belice e incluso Sudáfrica; aunque en Sudáfrica es más peligroso, ya que solo se permite es el consumo a escondidas. Si te descubren, el castigo podría ser muy severo.

Como hemos mencionado varias veces, lo mejor es actuar con precaución. Investiga y sé respetuoso/a. Si sigues esta regla de oro, lo pasarás genial en cualquier destino que elijas.

¿TIENES MÁS DE 18 AÑOS?

El contenido de RoyalQueenSeeds.com es únicamente apto para adultos y está reservado para personas mayores de edad.

Asegúrate de conocer las leyes de tu país.

Al hacer clic en ENTRAR, confirmas
que tienes
18 años o más.