La marihuana es una planta llena de valiosísimos terpenos y cannabinoides y de sabrosa resina. En este blog te mostramos distintas formas de extraer estos compuestos.

Los extractos y concentrados de cannabis son sumamente eficaces para colocarse, o medicarse, si prefieres decirlo así. Existen pruebas de que la humanidad lleva utilizando extractos de cannabis desde el siglo XVIII, aunque el hombre ha usado el cannabis como medicina desde muchísimo antes.

Las clases altas y la realeza usaban a menudo tinturas de cannabis. Por ejemplo, la reina Victoria, monarca del Reino Unido e Irlanda, usaba extractos de cannabis para tratar diversas afecciones médicas, y para gobernar su imperio de forma tranquila y relajada, claro. Su majestad habría sido uno de los mejores clientes de Royal Queen Seeds si hubiésemos lanzado nuestro aceite de CBD unos cuantos siglos antes. Más vale tarde que nunca.

Debido al movimiento de la marihuana legal en EE.UU. está permitiendo que esta industria florezca y, literalmente, crezca, se han creado nuevos tipos de concentrados. En este blog ofrecemos una rápida introducción a los diferentes tipos de concentrados de cannabis que hay.

¿QUÉ SON LOS CONCENTRADOS DE CANNABIS?

Puede que parezca una pregunta tonta, pero mejor definir de qué estamos hablando antes de pasar a los detalles. El proceso de extracción de ingredientes activos, como THC y CBD, de la planta de cannabis, es más o menos el mismo para todos los concentrados. La mayoría de las veces la temperatura desempeña un papel muy importante, porque la materia vegetal queda expuesta a temperaturas altas o bajas con el fin de acumular tantos tricomas o glándulas como sea posible.

Hay una gran variedad de concentrados, dependiendo del material portador y los métodos de extracción que se utilicen. El portador elegido, junto con el método, influirá en el sabor, potencia, textura y apariencia del extracto.

cannabis concentrados

BREVE INCISO: TRICOMAS

Tenemos que hablar de los tricomas en este contexto de producción de extractos. Lo mejor es comprar una buena lupa para observar cómo se desarrollan los en los cogollos. Las que usan los joyeros para examinar los diamantes funcionan bastante bien.

De vuelta a los tricomas, hay tres tipos distintos:

1. Tricomas bulbosos

Son los tricomas más pequeños, de 25-30 micras de altura. Su tallo y cabeza están formados por solo 1-4 células. Cuando las plantas están a punto de llegar a la madurez, suelen formar una pequeña burbuja con resina.

2. Tricomas capitados sesiles

Estos tricomas se encuentran en mayor cantidad que los bulbosos. Parece que no tienen tallo y crecen directamente sobre la planta. Esta glándula suele estar formada por 8-16 células, por lo que tiene un diámetro de 25-100 micras.

3. Tricomas capitados entallados

Estos tricomas también se conocen como tricomas glandulares, y son perfectos para todo tipo de producción de extractos o concentrados. Son los de mayor tamaño, de 150-500 micras, y los responsables de la creación de la mayoría de los cannabinoides. La producción de extractos suele funcionar gracias a un fenómeno mediante el cual la cabeza de los tricomas capitados entallados se separa con mucha facilidad del tallo. El motivo de que esto ocurra es una capa de células que separa la cabeza del tallo de un tricoma; esta capa se descompone y las cabezas de los tricomas pasan al material portador.

tricomas

TIPOS DE CONCENTRADOS Y EXTRACTOS

1. BHO (Butane Hash Oil) Aceite de Hachís

El aceite de hachís, o BHO, es el nombre genérico de productos como el shatter, la cera/budder, crumble o pull-and-snap, sobre los que hablaremos más adelante. Los "dabbers" se usan con BHOs para obtener el efecto deseado sin tener que fumar grandes cantidades de cogollo. El butano (C4H10) se utiliza para extraer los terpenos, el CBD y el THC de la materia vegetal. Es muy inflamable, por lo que se necesita bastante pericia para producir BHO, pero los obstáculos están para superarlos. Un nivel de THC de más del 80% es una buena motivación.

2. Hachís al agua y hielo (Bubble Hash)

Es la forma más común de producir un delicioso hachís de calidad. Existen todo tipo de kits que funcionan sumergiendo los cogollos y recortes en agua muy fría con cubitos de hielo o hielo picado. Las temperaturas bajas ayudan a separar los tricomas del material vegetal y, al filtrar este líquido lleno de cannabinoides con mallas de distintos tamaños, se puede elaborar hachís casero. El hachís al agua y hielo es una estupenda alternativa a la cannabutter, para cuando tenemos que procesar montones de recortes tras la cosecha.

3. Hachís Fresh Frozen (Resina Viva)

El hachís fresh frozen o resina viva es un fenómeno nuevo entre los fabricantes de hachís. Es otra opción con algunas ventajas sobre el clásico método del agua y hielo y muy exitoso porque se obtienen cantidades parecidas de hachís con el mismo material vegetal, aunque con una calidad mucho mayor. El sabor es más parecido al aroma de la planta, porque se utilizan plantas recién cosechadas. Cuando las flores se someten a una temperatura de 4°C, sin que se congelen, no se forman cristales de hielo dentro de las células de la planta. Al no haber cristales de hielo que rompan las paredes celulares, con lo que se produce una mayor liberación de clorofila, la calidad es más pura y el sabor es mucho mejor. Aquí tienes un enlace a un blog que ofrece más información sobre la resina viva.

4. Kief (o tamizado en seco)

El método de extracción para producir kief es muy sencillo y funciona de forma mecánica, sin material portador ni disolventes. Es para lo que la mayoría de grinders tienen un compartimento en la parte inferior. Al pasar el material vegetal seco por filtros de distintos tamaños, los tricomas se desprenden de los cogollos. Está muy bien tener un poco de "polvo de ángel" para animar un canuto de vez en cuando.

5. Cera (o Budder)

La cera es genial para fumarla. El nombre se deriva de la consistencia blanda y cerosa de estos extractos. El butano se empuja a través de la materia vegetal para extraer grandes cantidades de aceites esenciales e ingredientes activos; una vez evaporado, se obtiene una cera muy potente con un nivel de THC de hasta un 90%. Los fumetas y pacientes que tengan problemas de tolerancia al THC debido a un consumo frecuente, solo tienen que fumar mínimas cantidades de cera para obtener los efectos deseados.

6. Shatter

Este tipo de aceite de hachís se obtiene con el mismo método de extracción que la cera o budder. La única diferencia es que el producto final tiene una consistencia parecida al vidrio. Se puede romper en trozos pequeños, como un cristal hecho añicos. El shatter se elabora empleando temperaturas más altas al final del proceso, con lo que se libera más humedad y se obtiene mayor potencia.

7. Aceite de CO2 (a menudo llamado aceite de CBD)

También se pueden extraer los compuestos del cannabis con CO2. El CO2, junto con una buena cantidad de presión, obliga a compuestos como el THC, el CBD y los terpenos a salir de las células vegetales. Royal Queen Seeds tiene un excelente Aceite de CBD del 5% elaborado por expertos, que verifican y controlan el proceso de forma constante para garantizar la mejor calidad del mercado actual europeo. Es una estupenda opción si quieres probar el aceite de CBD antes de invertir grandes cantidades de dinero en un equipo para hacer el tuyo propio. ¡La reina Victoria habría hecho lo mismo!

cannabis shatter

Carrito

Artículos GRATUITOS incluidos

Sin producto

Transporte € 0.00
Total € 0.00

Confirmar