Uno de los principales aspectos del cultivo de marihuana en interior es controlar todos los factores del ambiente de las plantas. Si no mantienes la zona limpia, no tendrás mucho control sobre el ambiente. Vamos a ver los motivos.

POR QUÉ ES IMPORTANTE MANTENER TODO LIMPIO

Debería ser evidente que la falta de higiene aumenta las probabilidades de sufrir plagas o enfermedades en la habitación de cultivo. Si mantienes la zona limpia, no será un ambiente atractivo para bichos, arañas o ácaros. Las plagas pueden destrozar completamente tus plantas. Y es probable que permanezcan en la zona y ataquen a tu próximo cultivo. Una vez encuentran un hogar a su gusto, sobreviven bajo las condiciones más duras. Y aunque limpies entre las plantas, esto no bastará para mantenerlas fuera.

Otra gran consecuencia de la falta de limpieza es el mantenimiento extra. Permitir la acumulación de polvo sobre las superficies y la formación de charcos de agua en el suelo no te ayudará mucho. Básicamente provocará que se estropeen los sistemas de ventilación y que el material del suelo empiece a pudrirse. Limpiar vale la pena, aunque solo sea para ahorrar dinero. Por no mencionar lo mucho que te lo agradecerán tus plantas.

LIMPIAR ANTES DE EMPEZAR EL CULTIVO

Es importante que todo esté limpio y esterilizado antes de poner las plantas en el cuarto de cultivo, incluso cuando los productos son nuevos y los sacas directamente de la caja. La lejía es una buena opción, pero no te pases. Con 1 cucharadita de lejía, más o menos, por cada 3 litros de agua es suficiente. Aunque también tienes la opción de algunos productos de lejía ecológicos. Usa esto para limpiar las superficies de tu cuarto o armario y los ventiladores. Lo que último que querrás es que el sistema de ventilación libere impurezas sobre tus plantas. Una vez limpio, deja que todo se seque antes de llevar las plantas a su entorno.

Cuando acabes un cultivo y empieces otro, asegúrate de limpiar todas las macetas y materiales. Si quedaran restos de materia orgánica, podrían convertirse en hongos en tu nuevo cultivo.

Una vez hecho esto, estarás listo para poner las plantas en la habitación. Es recomendable que tú también estés limpio cuando entres. No estamos diciendo que tengas que ducharte cada vez que entres, pero seguro que no te hará ningún daño. Y al menos, cámbiate la ropa y cubre tus zapatos. O simplemente puedes llevar calcetines limpios.

Estos son los primeros pasos para mantener tu espacio de cultivo lo más pulcro posible. Lo que nos lleva a la siguiente sección.

Sistema De Ventilación De Ventilador Limpio

CÓMO MANTENER EL CUARTO DE CULTIVO LIMPIO

Una de las primeras cosas en las que deberías fijarte es en la materia vegetal muerta. Si ves una hoja muerta, ya sea en el suelo o aún unida a la planta, retírala. Su descomposición podría atraer a invitados no deseados. Otra forma de prevenir esto es mediante la poda. Además de contribuir a que las plantas puedan centrar sus nutrientes en las cosas buenas, la poda eliminará el problema antes de que se produzcan daños.

No almacenes la materia vegetal muerta en la habitación. Siempre deberías sacarla fuera y tirarla. Si la dejas dentro de la habitación, es como si no hubieras hecho nada. También deberías limpiar a menudo las bandejas o platos inferiores. Y si no tienes, hazte con unos. Ayudan a mantener todo limpio y seco.

Mantén el suministro de agua limpio. A menudo esto se pasa por alto, con la idea absurda de que el agua no se ensucia. Sí, lo hace. De la misma forma que de vez en cuando tienes que fregar tu baño, también debes limpiar los depósitos de agua y las tuberías. Desinfecta todas las superficies que entren en contacto con el agua. El agua irá directamente a las plantas, así que necesitas estar seguro de lo que contiene.

Compra filtros de entrada, que ayudan a filtrar el aire que entra en la habitación de cultivo. Este es otro paso más para evitar la entrada de plagas perjudiciales a través del sistema de ventilación, como suele ocurrir.

Otro aspecto a menudo olvidado es mantener limpias las bombillas y reflectores. Estos objetos permanecen inmóviles durante todo el proceso y acumulan polvo fácilmente. Asegúrate de sacarlos una vez al mes aproximadamente y darles una buena limpieza.

Limpieza De Bulbos Y Reflectores Growroom Cannabis

MÁS ALLÁ DE LA LIMPIEZA: LA ESTERILIZACIÓN DEL CUARTO DE CULTIVO

Barrer y pasar la aspiradora por el cuarto de cultivo proporciona una limpieza profunda, siempre y cuando elimines cuidadosamente todos los restos, hojas y cualquier cosa visible del suelo, las paredes y los aparatos del espacio de cultivo. De este modo, la mayoría de microorganismos, huevos de insectos y otros patógenos deberían desaparecer de la habitación; pero no todos. Para eliminar completamente toda la vida microbiana (incluidos los hongos, bacterias, esporas, virus y cualquier otro patógeno) es necesario un proceso de esterilización, que generalmente requiere productos de limpieza químicos. Esterilizar con regularidad es especialmente recomendable para los sistemas hidropónicos, las macetas y las zonas de reproducción de esquejes.

Dos esterilizadores químicos usados comúnmente en horticultura son la lejía y el agua oxigenada. Ambos pueden pulverizarse por todo el espacio de cultivo con un pulverizador de bomba manual. Asegúrate de rociar todas las superficies y limpiar el exceso de líquido pasado un rato.

  • LEJÍA

La lejía deja un residuo que debe enjuagarse cuidadosamente con agua para evitar el contacto con las plantas o la tierra. Podría dañar algunos materiales delicados, y sus gases pueden irritar los ojos y los pulmones, así que ten cuidado al usar este producto.

  • AGUA OXIGENADA

El agua oxigenada, o peróxido de hidrógeno, funciona muy bien contra cualquier patógeno y, después de ejercer su efecto esterilizante, se convierte químicamente en agua y oxígeno. Esto es muy práctico para los cultivadores, al no haber sustancias tóxicas que puedan contaminar las plantas o el medio de cultivo. Puedes rociarlo por todo el cuarto de cultivo, y también puedes usarlo en un trapo para esterilizar los depósitos, el equipamiento para sacar esquejes, los ventiladores, las luces, todos los componentes del sistema hidropónico, y cualquier otro lugar o aparato potencialmente contaminado.

Tras hacer una limpieza profunda, esterilizar con lejía o agua oxigenada al final de cada cosecha es una buena forma de asegurar que los patógenos no proliferarán al empezar tu próximo cultivo. Pero recuerda que tanto la lejía como el agua oxigenada pueden causar quemaduras químicas. Al usar un esterilizador químico, siempre es buena idea proteger tus pulmones y tu piel usando guantes, máscaras y gafas protectoras.

ORGANIZACIÓN

Otro factor que te ayudará a mantener tu espacio impoluto es la forma en que lo organizas. Si lo montas todo de forma correcta y ordenada, te será mucho más fácil limpiarlo.

Coloca las macetas de forma organizada y accesible. Deberías poder llegar a todos lados fácilmente para poder limpiar cualquier derrame o eliminar la materia vegetal muerta. También deberías colocar el máximo de materiales posibles en soportes de pared. Sobre todo los ventiladores y sistemas de extracción, pero también puedes hacerlo con las herramientas. Las superficies despejadas son más fáciles de limpiar y siempre tendrás las herramientas a mano.

Por último, lo único que necesitarás es la actitud y la motivación adecuadas. Una vez comprendas que la calidad de tu cosecha será superior si cuidas tu plantación correctamente, entonces harás el esfuerzo de dar un paso extra. Buena suerte con tu cultivo.

¿TIENES MÁS DE 18 AÑOS?

El contenido de RoyalQueenSeeds.com es únicamente apto para adultos y está reservado para personas mayores de edad.

Asegúrate de conocer las leyes de tu país.

Al hacer clic en ENTRAR, confirmas
que tienes
18 años o más.