Es posible que hayas visto el acolchado, también llamado mantillo o mulching, en parterres, huertos o debajo de los árboles. Pero, ¿sabías que las plantas de marihuana también pueden beneficiarse de este sustrato? El acolchado no solo ayuda a aislar el suelo y a reducir el riego, sino que además alimenta a tus plantas y crea un entorno saludable que atrae a hongos, bacterias e insectos beneficiosos a tu plantación.

¿Qué es el acolchado y cómo beneficia a tu plantación de marihuana?

El acolchado es una capa de material que se aplica sobre la superficie del suelo. Aunque pueda parecer simple, es una técnica de jardinería probada que ayuda a cultivar plantas más sanas y a producir mejores cosechas.

El acolchado funciona en muchos sentidos como una barrera que protege la capa superior del suelo del medio ambiente. Algunos de los principales beneficios del acolchado son:

1. Mejor aislamiento

El acolchado ayuda a aislar la tierra, manteniéndola más caliente en invierno y más fresca en verano. Esto no solo crea el ambiente perfecto para las raíces, sino que también ralentiza la evaporación del agua del suelo y reduce enormemente la necesidad de regar las plantas.

2. Mejor calidad del sustrato

El acolchado ayuda a que la arcilla se deshaga en el sustrato, favoreciendo el movimiento de aire y agua alrededor de las raíces de tus plantas. Además, a medida que el mantillo se descompone, proporciona nutrientes a la tierra y favorece el desarrollo de microbios beneficiosos que mejoran aún más la calidad del suelo, y protegen las plantas de patógenos y plagas.

3. Facilita el desbrozo

El mantillo ayuda a prevenir el crecimiento de maleza y hace que los hierbajos que brotan sean mucho más fáciles de arrancar. Esto lo hace ideal para los cultivadores al aire libre cuyas plantas de marihuana tienen más probabilidades de quedar expuestas a las malas hierbas.

4. Reduce la erosión/compactación del suelo

El suelo se compacta y erosiona de forma natural con el paso del tiempo. El acolchado ayuda a frenar este proceso y mantiene un sustrato sano y fresco durante más tiempo.

5. Reduce la amenaza de plagas y patógenos

Al conservar una temperatura adecuada del sustrato, el mantillo ayuda a proteger tu plantación de plagas y bacterias/hongos perjudiciales.

¿Qué es el acolchado y cómo beneficia a tu plantación de marihuana?

¿Qué clase de acolchado es mejor para la marihuana?

Hay varios tipos y texturas de acolchado, como por ejemplo:

  • Corteza de árbol desmenuzada
  • Astillas de madera
  • Hojas y restos de poda troceados
  • Recortes de hierba
  • Paja
  • Periódicos
  • Hojas secas y desmenuzadas

El tipo de acolchado que uses dependerá de ti y de las condiciones de tu jardín.

Corteza y astillas de madera

Los acolchados secos y leñosos (como las astillas y la corteza de árbol) tardan mucho tiempo en descomponerse y proporcionan menos nutrientes a la tierra. Pero también hay que reemplazarlos con menos frecuencia y mejoran la estructura y aireación del sustrato.

Recortes de hierba y restos de poda

Por otro lado, los recortes de hierba y otros restos frescos de la poda se descomponen muy rápido, y a medida que lo hacen, liberan nitrógeno en el suelo, lo que atrae a insectos, hongos, bacterias y otros microbios. Ten en cuenta que los recortes frescos producen un fuerte olor al descomponerse, lo que puede resultar un poco desagradable.

Paja

El mantillo de paja es muy eficaz a la hora de aislar el sustrato, especialmente durante el invierno. También ayuda a proteger las plantas de plagas y patógenos transmitidos por la tierra, y crea un entorno atractivo para las arañas y otros insectos beneficiosos que protegerán aún más tus plantas de hormigas, ácaros, etc.

Periódicos

Los periódicos son otro material estupendo para el mantillo, y además son fáciles de usar y de conseguir. Al igual que el acolchado seco y leñoso, los periódicos se descomponen lentamente y proporcionan menos nutrientes a la tierra, pero retienen mucha humedad, impiden el crecimiento de maleza y regulan la temperatura del sustrato.

Hojas secas

Las hojas secas son posiblemente uno de nuestros mantillos favoritos, especialmente para cultivar marihuana. Son excelentes para aislar y mejorar la estructura y aireación del suelo, y hacen un gran trabajo de prevención de la evaporación del agua. Y lo mejor de todo es que son gratis. Solo tienes que salir a la calle en otoño y encontrarás más acolchado del que necesitas para empezar.

¿Qué clase de acolchado es mejor para la marihuana?

Cómo y cuándo aplicar el acolchado a tus plantas de marihuana exterior

La aplicación del acolchado es muy sencilla, y aunque pueda ser una tarea aburrida, es decisiva para la cosecha. A continuación te mostramos algunos ejemplos en los que el mantillo puede llevar tu cultivo de cannabis exterior al siguiente nivel.

Empieza a preparar tu cultivo al aire libre en primavera

Eres un/a cultivador/a ecológico/a de cannabis sin labranza y con experiencia. Ya has creado una biosfera sana en tu sustrato y estás listo/a para recolectar tu cosecha invernal de cobertura de guisantes o tréboles. Cuando el tiempo empiece a mejorar un poco, tendrás que cubrir la tierra con 10cm de acolchado grueso y plantar tus plántulas de marihuana bajo el sol. ¨

Para ello, retira el mantillo y colócalas en un orificio del tamaño adecuado. Riégalas bien y cubre sus bases con el acolchado. Asegúrate de dispersarlo bien alrededor de los tallos de tus plantas, evitando que entren en contacto directo, ya que esto podría causar pudrición. Para conseguir los mejores resultados, añade 4cm de canaletas o fragmentos de botellas de plástico como protectores de los tallos, y apila el mantillo hasta el borde.

Más adelante, especialmente si cultivas en una zona de primaveras templadas y veranos calurosos, el acolchado favorecerá la retención de humedad del sustrato, lo que a su vez reducirá la cantidad de agua que necesitas para regar tus plantas.

Cómo mejorar la calidad del suelo en tu plantación al aire libre

Tu jardín sufrió un poco el año pasado, y te ha quedado una tierra de mala calidad que necesita un impulso. Cubre toda la plantación con 25mm de humus de lombriz o un abono de olor agradable. Si lo prefieres, empapa el jardín entero con un té de compost aireado. Por último, aplica una capa de 100mm de acolchado grueso (como astillas de madera o corteza de árbol), y espera una semana para empezar a plantar. Repite este proceso en otoño y en primavera, y pronto tendrás un jardín ecológico sano y sin labranza.

Cómo construir parterres nuevos de cero

No dispones de un jardín exterior propiamente dicho, pero quieres disfrutar de un cultivo de marihuana ecológico y sin labranza. Hay numerosas formas de crear parterres saludables a tiempo para la siguiente temporada de cultivo. Algunas de nuestras favoritas son la jardinería lasaña, los parterres hundidos (ideales para climas cálidos) y el hügelkultur[1]. De forma alternativa, el cultivo en macetas con un súper sustrato ecológico para cannabis también produce unas cosechas espectaculares. Elijas el método que elijas, acuérdate de aplicar una buena capa de acolchado antes.

Cómo y cuándo aplicar el mantillo a tus plantas de marihuana en interior

Si cultivas en interior con un presupuesto bajo y no tienes la posibilidad de manipular la temperatura de tu cuarto de cultivo, te recomendamos usar el acolchado para aislar las raíces de tus plantas con el fin de mantenerlas calientes durante el invierno y frescas en el verano. En interior, el acolchado también ofrece una forma rentable de prevenir plagas como la mosca del mantillo, que se desarrolla en la capa superior de un sustrato húmedo.

Al igual que en exterior, podrás aplicar el mantillo tan temprano como durante la fase de plántula, siempre que te asegures de que los tallos no estén en contacto con el acolchado de tu elección.

Cómo y cuándo aplicar el mantillo a tus plantas de marihuana en interior

Cómo revitalizar tu plantación interior

Dado que la higiene es la clave de un jardín interior sano, siempre recomendamos hacer una "limpieza general" de todo después de la cosecha. Los patógenos y las plagas pueden aparecer de forma discreta; solo se necesita una única espora o huevo atrapados en algún lugar del espacio de cultivo para poner en peligro toda la plantación.

Aclara los tubos, limpia las macetas y desmonta las bombas y los depósitos de agua. Separa, limpia y vuelve a montar con cuidado todos los aparatos de tu cuarto de cultivo. Lava las paredes del cuarto o armario de cultivo, sustituye las boquillas de los aerosoles, y aspira los balastros. Si crees que exageramos, habla con cualquier cultivador de interior que haya tenido que enfrentarse a una infestación de algas o pulgones de la raíz.

Aplica el acolchado con ganas

Tanto si eres un novato como un veterano del cultivo, puedes sacar partido al acolchado en tu plantación de marihuana. Es relativamente fácil y barato de preparar, y un pequeño esfuerzo que te reportará beneficios en el futuro. ¡Asegúrate de probarlo y ver los resultados por ti mismo/a!

Fuentes Externas
  1. The Many Benefits of Hugelkultur | Permaculture magazine https://www.permaculture.co.uk
Descargo de responsabilidad:
este contenido está destinado únicamente a fines educativos. La información ofrecida procede de investigaciones recopiladas por fuentes externas.

¿TIENES MÁS DE 18 AÑOS?

El contenido de RoyalQueenSeeds.com es únicamente apto para adultos y está reservado para personas mayores de edad.

Asegúrate de conocer las leyes de tu país.

Al hacer clic en ENTRAR, confirmas
que tienes
18 años o más.