El cultivo de cannabis es todo un mundo. Existen incontables cepas para cultivar y muchas maneras diferentes de hacerlo. A medida que los cultivadores se adentran en este mundo fascinante, comienzan a descubrir métodos poco convencionales pero eficaces para cultivar la hierba. Muchos cultivadores deciden no utilizar plaguicidas químicos ni fertilizantes sintéticos, y buscan medios más naturales para su plantación.

Mantener la salud del suelo y construir comunidades microbianas nos pone en ventaja en el ámbito del cultivo, y nos ayudará a obtener flores potentes, naturales y orgánicas. Los microbios del suelo son esenciales para la salud de la planta; estos organismos microscópicos utilizan enzimas para aumentar la disponibilidad de nutrientes para las plantas. Estas enzimas descomponen la materia orgánica y la convierten en moléculas más pequeñas, capaces de atravesar las paredes de las células vegetales. Las plantas obtienen la gran mayoría de sus nutrientes esenciales del suelo, y no podrían alimentarse si no fuese por los microbios y sus excreciones enzimáticas.

¿QUÉ SON LAS ENZIMAS?

Las enzimas son proteínas que se encuentran en la naturaleza, creadas por organismos vivos con el fin de catalizar reacciones bioquímicas que convierten moléculas grandes en moléculas más pequeñas. De este modo, las moléculas se descomponen de manera más rápida.

Estas proteínas tienen formas 3D complejas e incluyen áreas llamadas “sitios activos”. El sustrato son las moléculas que las enzimas descomponen para que se unan al sitio activo, donde se produce la reacción química. Solamente algunas enzimas específicas pueden descomponer sustratos específicos, ya que el sustrato se une al sitio activo de una manera similar a la de una llave y una cerradura. Los factores como la temperatura y el pH pueden afectar la acción enzimática.

Las enzimas que se encuentran en el cuerpo humano incluyen aquellas presentes en la saliva, que ayudan a convertir carbohidratos complejos en azúcares simples como la glucosa, que luego el cuerpo puede utilizar más eficientemente. Las enzimas funcionan de manera similar en el suelo, donde convierten la materia orgánica en moléculas más pequeñas, que tienen una mayor biodisponibilidad para las plantas.

Los microorganismos del suelo secretan enzimas para ayudar a descomponer las moléculas de forma rápida y eficiente. La presencia de estos organismos en tu plantación es muy importante.

Enzima Y Nutrientes De Cannabis

UN TRUCO NATURAL DE CULTIVO

Las enzimas se pueden utilizar en diferentes métodos de cultivo, desde el cultivo en tierra hasta el hidropónico o el aeropónico. La presencia de enzimas en el suelo es esencial para procesar nutrientes como el nitrógeno, el azufre y el carbono, y convertirlos en sustancias que puedan ser utilizadas por las plantas de marihuana. Cuanto mayor sea la cantidad de materia orgánica en el suelo, mayor será la cantidad de microorganismos. Y que haya más microorganismos significa que habrá más enzimas.

Cuando se cultiva en exterior, en suelo que haya recibido buena cantidad de compost, es probable que el medio esté repleto de microorganismos y la actividad enzimática sea abundante. No obstante, cuando se cultiva en interior, en tierra o con otros sistemas, puede ser que los números sean inferiores. Pero no te preocupes; puedes beneficiarte igualmente del poder de las enzimas. Algunos cultivadores deciden añadir estas proteínas directamente en el medio de cultivo, mientras otros prefieren estimular el crecimiento de microorganismos que secreten enzimas.

Introducir microorganismos como micorrizas, que se pueden encontrar en suplementos para plantas, en el suelo, hará que los nutrientes sean más accesibles para tus plantas, lo cual producirá un crecimiento más rápido y cosechas más abundantes.

Carrito

Artículos GRATUITOS incluidos

Sin producto

Transporte € 0.00
Total € 0.00

Confirmar