La siembra asociada es ideal para potenciar el crecimiento de las plantas de cannabis de forma segura y natural y hacer que prosperen.

Si buscas una manera natural de mejorar las condiciones de tu jardín y ayudar a combatir ciertas plagas, el cultivo asociado es una innovadora forma de hacerlo. Este método consiste en plantar estratégicamente frutas, verduras o hierbas junto a las plantas de marihuana con el fin de mejorar el ecosistema natural en el que crecen - sin necesidad de recurrir a pesticidas ni suplementos adicionales. La siembra asociada es una forma natural y efectiva de controlar las plagas de ácaros y otros insectos, potenciar la absorción de nutrientes, mejorar la calidad del suelo y proporcionar un entorno natural para criaturas beneficiosas.

PERMACULTURA

La siembra asociada pertenece a la rama agrícola de la permacultura. La permacultura es un concepto que busca replicar un entorno natural y distintos ecosistemas para su aplicación en la agricultura moderna. El vocablo se deriva de las palabras permanente y agricultura, aunque a veces también puede referirse a la ingeniería social. Su objetivo es crear sistemas agrícolas permanentes que incorporen recursos naturales renovables en su diseño y desarrollo. En última instancia, la permacultura busca reducir los residuos, gestionar la eficiencia energética, aumentar la integración natural, explorar la diversidad agrícola y, en resumen, hacer que la agricultura sea más sostenible y natural.

la agricultura Permacultura cannabis integración natural siembra asociadaHISTORIA

El cultivo asociado tiene una larga historia que data de unos 10.000 años. Los ejemplos más tempranos de este tipo de cultivo fueron implementados por las tribus nativas americanas, que eran conocidas por combinar cultivos de maíz, fríjoles y calabaza. Algunas tribus creían que estos tres cultivos eran una especie de santísima trinidad del Gran Espíritu y, descubrieron que, cuando se plantaban juntos, se ayudaban mutuamente a prosperar. El maíz da estabilidad a los frijoles, que se enrollan en sus grandes tallos. A cambio, los frijoles refuerzan los niveles de nitrógeno de las raíces, lo que aumenta el crecimiento y los rendimientos. Al cultivarlos junto a la calabaza, la naturaleza espinosa de esta planta ahuyenta a los depredadores, y además regula los niveles de humedad del suelo. La siembra asociada con marihuana funciona de la misma forma. Al tener su propio micro-ecosistema, las plantas crecen más fuertes, producen mayores rendimientos y tienen menos problemas de plagas.

APLICACIONES PRÁCTICAS

Cuando se plantan cultivos asociados se realizan varias funciones a la vez. El control de las plagas, la mejora de los nutrientes y la estabilidad del suelo son algunos beneficios de la siembra asociada. Si vives en un lugar que no es muy tolerante con el cannabis, este método podría ayudarte a camuflar tus plantas. Una de las mayores ventajas de la siembra asociada es la proliferación de microbios beneficiosos. Estos microbios transforman los nutrientes en un estado más biodisponible. Sin embargo, estas bacterias y hongos beneficiosos también se pueden dañar y destruir con nutrientes sintéticos, por lo que la siembra asociada requiere de una fertilización orgánica, para poder sacar el máximo provecho. En su esencia, el cultivo asociado consiste en dejar atrás los productos sintéticos y recuperar una agricultura natural y sostenible. Es más fácil llevarlo a cabo en el exterior, aunque también se puede hacer en el interior si se tiene suficiente espacio y paciencia.

Mediante la siembra asociada del cannabis con otras especies vegetales, podrás mejorar los resultados de tu cosecha. Algunas plantas aportan microbios beneficiosos para el suelo, que potencian una mejor absorción de nutrientes. Otras, sobre todo algunas hierbas como la albahaca, repelen insectos con su olor. Y otras, que contribuyen con elementos específicos, se pueden incorporar para añadir nutrientes adicionales al suelo. Estos, a su vez, serán transformados por los microbios beneficiosos, dando lugar a unas plantas de marihuana más fuertes y sanas. La siembra asociada tiene numerosas aplicaciones prácticas que se pueden adaptar a tus necesidades de cultivo.

CULTIVOS ASOCIADOS PARA EL CANNABIS

Frijoles - Los frijoles son una excelente forma de suministrar nitrógeno a la marihuana. Todos sabemos lo que hace la deficiencia de nitrógeno a una cosecha. Los frijoles absorben nitrógeno del aire y lo convierten en una forma más accesible para el cannabis.

Hierbas - La pamplina es una hierba excelente para añadir nutrientes al suelo. Y también está la albahaca, que es ideal para el control de plagas gracias a su penetrante aroma. El cebollino, el cilantro y la salvia también son unas buenas hierbas asociadas, ya que ahuyentan a los pulgones, los ácaros, los escarabajos y las moscas.

Crisantemo - Esta flor ayuda a proteger contra los nematodos - unos gusanos microscópicos que dañan las raíces. Los crisantemos se utilizan para hacer pesticidas orgánicos debido a su alto contenido de piretrina. La piretrina causa disfunción del sistema nervioso en insectos.

Menta - La menta es otra planta que se suele utilizar como pesticida orgánico. En su forma natural, actúa como repelente de insectos dañinos y tiene el potencial de atraer criaturas beneficiosas.

Ajo - Otro compuesto de los pesticidas orgánicos, el ajo funciona como un fungicida natural. En vez de recurrir a los pesticidas hechos con cualquier planta de esta lista, la siembra asociada ayuda a conseguir los mismos resultados.

Alfalfa - La alfalfa se utiliza como suplemento nutritivo del suelo y como componente base del mismo. Se puede utilizar para crear una capa rica en nitrógeno que potencie la absorción de nutrientes para la planta.

Manzanilla - Uno de los mejores cultivos asociados para la marihuana, la manzanilla es estupenda para algo más que hacer una infusión. Tiene la capacidad de capturar calcio, azufre y potasio acumulados. Cuando la planta se descompone, estos nutrientes se filtran en el suelo y fortalecen la marihuana.

compañero de cannabis cultivo aumentan eficiencia de plantación orgánica

CONCLUSIÓN

Estamos recuperando antiguos métodos de cultivo. Buscamos formas más naturales de cultivar cannabis, y la siembra asociada es un método seguro y eficaz para conseguirlo. Los nutrientes sintéticos pueden acabar con los microbios beneficiosos, por lo que el cultivo asociado está pensado como una actividad orgánica al aire libre. La siembra asociada, al contrario que el uso de nutrientes y pesticidas sintéticos, promueve la creación de un ecosistema que ayuda a la marihuana a lograr una absorción óptima de nutrientes, repeler plagas no deseadas y tener un cultivo más sano.

 

Carrito

Artículos GRATUITOS incluidos

Sin producto

Transporte € 0.00
Total € 0.00

Confirmar