¿Quieres semillas de Royal Gorilla GRATIS? ¡Entra aquí!

By Luke Sumpter Reviewed by: Mitchell Gorgichuk


El cultivo hidropónico de marihuana ofrece muchas posibles ventajas. Esta técnica proporciona un crecimiento rápido, grandes cosechas, un uso más eficiente del agua y un control absoluto sobre la fertilización de las plantas. Aunque mucha gente opta por cultivar hidropónicamente en interior, no hay por qué limitarse a este entorno. Al igual que las plantas cultivadas en tierra, las plantas hidropónicas también pueden crecer perfectamente en el exterior, bajo la luz del sol.

Sin embargo, hay algunas cosas a tener en cuenta si quieres conseguir los mejores resultados en tu cultivo hidropónico de exterior.

La diferencia entre la marihuana hidropónica y la cultivada en tierra

Antes de profundizar en la cuestión principal de este artículo, recordemos rápidamente en qué se diferencian el cannabis cultivado hidropónicamente y en tierra.

Las plantas cultivadas en tierra dependen del sustrato para poder acceder a los nutrientes, ya sea mediante el uso de fertilizantes ecológicos o sintéticos. En otras palabras, los cultivadores nutren el suelo en lugar de nutrir directamente las plantas.

Pero este no es el caso de un cultivo hidropónico, donde las plantas reciben nutrientes solubles en agua que entran en contacto directamente con las raíces. En lugar de expandir sus raíces en la tierra, las plantas hidropónicas extienden sus raíces hacia abajo, quedando colgadas en agua o en el aire. Las raíces que están permanentemente sumergidas en agua reciben oxígeno mediante un dispositivo llamado piedra difusora, mientras que las raíces que cuelgan en el aire reciben nutrientes de forma intermitente mediante técnicas como el flujo y reflujo.

De entrada, podría parecer que la hidroponía utiliza una cantidad innecesaria de agua. Pero si indagas un poco, descubrirás que los sistemas hidropónicos realmente usan hasta diez veces menos agua[1] que los cultivos en tierra. Los sistemas hidropónicos como el DWC y el Kratky almacenan la mayor parte del agua necesaria para un solo cultivo en un depósito, mientras que las técnicas como el DWC recirculante mantienen la solución nutritiva en constante circulación dentro de un sistema de tubos. En definitiva, el cultivo en tierra utiliza mucha más agua debido a la evaporación y la escorrentía.

La hidroponía tiene una larga historia, con un uso que se remonta a miles de años atrás. Hoy en día, esta técnica no solo se utiliza para cultivar cannabis, sino también para producir cultivos alimentarios como pepinos, verduras de hoja verde, fresas, hierbas y pimientos. El hecho de poder hacer sistemas hidropónicos en vertical, con un cultivo encima de otro, significa que los productores de alimentos pueden producir más en menos espacio, a la vez que ahorran grandes cantidades de agua.

La diferencia entre la marihuana hidropónica y la cultivada en tierra

Sistemas hidropónicos de interior vs. de exterior

Así como existen diferencias entre el cultivo en tierra y el hidropónico, hay varios factores que diferencian el cultivo interior y exterior. Para que te hagas una idea, a continuación compararemos el proceso de cultivo hidropónico en interior y al aire libre.

  • Coste

Cultivar de forma hidropónica en exterior requiere una inversión inicial menor, especialmente si eliges un sistema sencillo. La mayoría de cultivadores hidropónicos de interior tienen que comprar un armario de cultivo, y no tienen más remedio que usar luces de alta calidad, lo que puede encarecer la factura de la luz. Y el resto de aparatos y herramientas adicionales, como los deshumidificadores y ventiladores, no hacen más que aumentar el coste total del cultivo.

En cambio, quienes cultivan hidropónicamente en exterior necesitan pocos materiales, sin necesidad de todos los dispositivos mencionados arriba. Además, las técnicas como el método Kratky no requieren usar bombas eléctricas, por lo que no necesitas electricidad.

  • Espacio

Plantar al aire libre suele ofrecer más espacio (dependiendo de las circunstancias). Ese aumento de espacio no solo te permite cultivar más plantas, si así lo deseas, sino que también hace que el cultivo sea más fácil y agradable, y ayuda a evitar los problemas relacionados con un espacio abarrotado de plantas, como por ejemplo el moho.

Además, un mayor espacio significa que tendrás más opciones a la hora de elegir qué variedades cultivar. Puedes elegir variedades pequeñas y compactas, o unas sativas gigantescas. La mayoría de cultivadores de interior no tienen espacio suficiente para estas últimas, por lo que están limitados en cuanto a qué semillas pueden elegir.

  • Control

Aunque plantar en el exterior reduce los costes y ofrece más espacio, proporciona mucho menos control al cultivador. En interior, los cultivadores tienen un control casi absoluto de las condiciones de cultivo, desde la ventilación y la iluminación hasta la temperatura y la humedad. En cambio, cultivar al aire libre expone a las plantas a los elementos, por lo que hay que estar preparado por si se producen olas de calor, lluvias torrenciales y vientos huracanados.

Ventajas e inconvenientes de la hidroponía en exterior

Ahora ya conoces las principales diferencias entre cultivar marihuana hidropónica en interior y en exterior. A continuación, nos centraremos en el cultivo hidropónico al aire libre. Empezaremos viendo sus ventajas, antes de examinar algunos de sus inconvenientes.

Ventajas del cultivo hidropónico en exterior

Entonces, ¿deberías cultivar marihuana hidropónica al aire libre? Descubre por qué podría funcionar para ti.

Ventajas
Menos caro
Aprovecha el poder del sol
Uso más eficiente del agua
Más espacio de trabajo
Genial para la acuaponía

- Menos caro

Uno de los mayores atractivos de cultivar marihuana hidropónica en exterior es su bajo coste. Si cultivar tu propia hierba te ahorra dinero a largo plazo, hacerlo al aire libre realmente supone un mayor ahorro. Por tanto, si tienes un presupuesto limitado y quieres eliminar los costes del armario de cultivo, las luces, los ventiladores, etc., plantéate la opción de cultivar hidropónicamente en exterior.

- Aprovecha el poder del sol

Cultivar al aire libre significa tener acceso a la mejor luz de cultivo: el sol. Esta inmensa bola de gas proporciona una luz con todas las longitudes de onda necesarias para el buen desarrollo de las plantas, y lo hace totalmente gratis. Además, algunas investigaciones sugieren que la exposición a los rayos UV-B es una fuente de estrés abiótico que aumenta los niveles de monoterpenos[2]; sin embargo, las investigaciones en este ámbito todavía no son concluyentes en lo que respecta al cannabis.

- Uso más eficiente del agua

Los cultivos hidropónicos, de por sí, utilizan menos agua que los cultivos en tierra, y es posible ahorrar aún más agua cultivando en exterior. Si instalas canalones y colectores de agua, podrás recoger el agua de lluvia y añadirla a tu depósito. Si dispones de espacio, también puedes cavar un pequeño estanque con el mismo fin. Obviamente, también puedes usar esta agua en un cultivo interior. Pero cultivar en exterior significa hacerlo cerca de donde hay agua gratis.

- Más espacio de trabajo

Aunque los balcones o terrazas podrían no ofrecer más espacio que un armario de cultivo estándar, la mayoría de jardines deberían ofrecer suficiente espacio. Disponer de más espacio te permitirá hacer un cultivo más grande, y sembrar variedades de cannabis más altas y productivas. También tendrás más espacio para moverte alrededor de las plantas y poder inspeccionarlas bien, lo que facilitará la búsqueda de plagas y síntomas de deficiencias nutricionales.

- Genial para la acuaponía

Los sistemas acuapónicos son un tipo de hidroponía que incluye un depósito externo con peces. Los cultivadores alimentan a los peces, que luego producen unos excrementos ricos en nitrógeno para fertilizar a las plantas de marihuana. Aunque esto puede hacerse en interior, la mayoría de cultivadores no quieren depósitos con peces vivos ni el riesgo de que se produzcan grandes derrames dentro de casa. ¡Así que hazlo al aire libre!

Contras de la hidroponía en exterior

Cultivar marihuana hidropónica en el exterior parece una maravilla, ¿verdad? Sin duda tiene sus ventajas, pero hay que tener en cuenta los siguientes inconvenientes antes de tomar una decisión.

Inconvenientes
Exceso de calor
Mal tiempo
Plagas
Falta de discreción
Limitaciones estacionales

- Exceso de calor

El exceso de calor puede hacer que se calienten los depósitos y la solución nutritiva. Durante las olas de calor más fuertes, la demanda de agua aumentará, y podría reducirse la velocidad y la calidad del crecimiento de las plantas.

- Mal tiempo

Otras inclemencias meteorológicas, como las lluvias torrenciales, las olas de frío y los vientos fuertes, podrían afectar a los cultivos hidropónicos de exterior. El exceso de lluvia podría inundar los depósitos y diluir los nutrientes que contienen, y los vientos fuertes podrían dañar las ramas y los tallos.

- Plagas

Hay una serie de plagas del cannabis que pueden causar desde pequeños daños hasta la destrucción total de las plantas cultivadas en exterior. Tendrás que tomar medidas para proteger tus plantas de las babosas y caracoles, los minadores de hojas, los pulgones y una larga lista de bichos que devorarán felizmente tu marihuana.

- Falta de discreción

Cultivar marihuana hidropónica en el exterior puede atraer una atención no deseada. Aunque tus plantas estén fuera de la vista, empezarán a desprender un olor intenso durante la floración. Esto supone un mayor riesgo en las zonas donde el cultivo sigue siendo ilegal.

- Limitaciones estacionales

A no ser que vivas en el trópico, no es posible cultivar marihuana hidropónica en el exterior durante todo el año. La temporada de cultivo exterior de tu región dictará cuándo puedes empezar a cultivar y cuándo cosechar. Averigua cuándo se produce la última y la primera helada, y las fechas ideales para sembrar.

La diferencia entre la marihuana hidropónica y la cultivada en tierra

Los mejores sistemas para el cultivo hidropónico en exterior

Ya has visto los pros y los contras de montar un sistema hidropónico al aire libre. Si estás deseando probarlo, a continuación podrás familiarizarte con algunos de los sistemas que puedes elegir. Nos centraremos en los sistemas más sencillos, que requieren menos componentes.

  • Sistema DWC (cultivo en aguas profundas)

Este es un método sencillo de cultivo hidropónico, que requiere un único depósito. Las plantas de marihuana crecen dentro de recipientes que quedan suspendidos, mientras sus raíces se extienden hacia la solución nutritiva situada debajo. Necesitarás una bomba de aire eléctrica para hacer funcionar la piedra difusora del depósito, que mantiene las raíces aireadas. Se pueden comprar kits específicos de DWC o simplemente hacerlos con cubos, un taladro, una sierra perforadora y una maceta de malla.

  • Método Kratky

Este método es casi idéntico al DWC, salvo por un pequeño cambio: el método Kratky no utiliza piedra difusora ni bomba, por lo que no necesita electricidad. Esta técnica de bajo mantenimiento abarata aún más el coste de un cultivo hidropónico. A medida que las raíces absorben la solución nutritiva, el nivel desciende, aumentando la cantidad de aire en el depósito. Según el tamaño de tu recipiente, podría ser necesario ir rellenando la solución nutritiva más adelante en el ciclo de cultivo.

  • Acuaponía

Los sistemas acuapónicos varían en cuanto a su complejidad. Antes de intentar este método, conviene tener un poco de experiencia con las técnicas más sencillas. Los sistemas básicos consisten en una bandeja de cultivo que alberga las plantas, un depósito externo que contiene los peces, una bomba y una serie de tuberías para transportar los residuos ricos en amoníaco que producen los peces. En general, la acuaponía es un excelente sistema de ciclo cerrado. Incluso se pueden criar peces comestibles, obteniendo una fuente local de proteínas.

  • Flujo y reflujo

Como su nombre sugiere, estos sistemas sumergen intermitentemente las raíces del cannabis en una solución nutritiva. Una bandeja de cultivo que contiene las plantas de cannabis se coloca sobre el depósito, con las raíces colgando dentro de un recipiente vacío, lleno de aire. Entonces, se usa un temporizador y una bomba eléctrica para inundar periódicamente la bandeja de cultivo, antes de que el agua vuelva al depósito.

Consejos para crear un buen sistema hidropónico de exterior

Teniendo en cuenta las ventajas, los inconvenientes y los diferentes sistemas mencionados arriba, aquí tienes algunos consejos para que comiences tu cultivo hidropónico de la mejor manera posible.

  • Elige bien la ubicación

Escoge un sitio que reciba al menos ocho horas de luz solar directa cada día. Debe tener una buena ventilación, sin exponer las plantas a demasiado viento durante las tormentas. Y, obviamente, también hay que tener en cuenta la privacidad. Lo ideal es una zona del jardín que quede fuera de la vista de los vecinos fisgones.

  • Piensa en el material necesario

¿Qué método hidropónico te gusta más? Si optas por el DWC o el Kratky, solo necesitarás materiales sencillos (bastará con una sola visita a la tienda). Pero si vas a usar bombas de aire, necesitarás electricidad cerca de la zona de cultivo. Si quieres afrontar el reto de la acuaponía o el flujo y reflujo, tendrás que comprar productos específicos, como las bandejas de cultivo, en una tienda hidropónica local o en internet. Ah, ¡y tendrás que conseguir algunos peces!

Consejos para crear un buen sistema hidropónico de exterior
  • Protege las plantas de las inclemencias del tiempo

Dejar las plantas a pleno sol ciertamente ayuda a acelerar su crecimiento en la época adecuada del año. Sin embargo, los vientos fuertes y el calor abrasador podrían afectar a tu cultivo. Si vives en una zona calurosa, puedes actuar de forma previsora comprando mallas de sombreo y estacas de madera para proteger las plantas del calor intenso. Si vives en una región con mucho viento, compra paravientos o coloca tu cultivo en un lugar protegido por varios lados.

  • Mantén el agua fresca

Si el agua del depósito se calienta, puede interrumpir el crecimiento y estresar a las plantas. Toma medidas para mantener el agua fresca, evitando que reciba luz solar directa (si utilizas un depósito externo). Si utilizas una instalación independiente, considera la opción de enterrar parcialmente los recipientes/cubos para aislarlos.

  • Asegura una buena ventilación

Un lugar con brisa ayudará a fortalecer tus plantas durante el comienzo de la fase vegetativa, y también ayudará a evitar el moho a finales de la floración. Aunque demasiado viento podría romper las ramas y "quemar" tus plantas, puedes usar las medidas mencionadas anteriormente para reducir los daños causados por el viento; pero siempre será más difícil reproducir una brisa constante cuando la necesitas.

  • Controla las plagas

Las plagas son una de las mayores amenazas para las plantas de marihuana en exterior. Pero no hace falta bombardear tu cultivo con pesticidas sintéticos. Hay muchas opciones de gestión integrada de plagas que puedes elegir. Por ejemplo, puedes recurrir a métodos de control biológico, como los insectos depredadores; introduce mariquitas si tienes un problema de pulgones, o nematodos si las moscas del mantillo se convierten en un problema. Los cultivos asociados también son una gran forma de atraer insectos beneficiosos, a la vez que embellecen el jardín y benefician al suelo cercano.

Cultiva marihuana hidropónica en exterior

Ahora ya estás listo/a para tomar una decisión. Si crees que cultivar marihuana hidropónica en exterior puede funcionar para ti, ¿por qué no lo intentas? Desde luego, hay que tener en cuenta las desventajas; sin embargo, las ventajas las superan con creces si vives en un lugar con una temporada de cultivo relativamente larga, un clima apropiado y una legislación más permisiva con el cultivo. No solo conoces algunas técnicas que puedes probar, sino que estás preparado/a para ayudar a tus plantas a desarrollarse usando la naturaleza como aliada. Prepárate para disfrutar de la marihuana más potente, sabrosa y sostenible que jamás hayas fumado.

¡Feliz cultivo!

Fuentes Externas
  1. Hydroponics: A Better Way to Grow Food https://www.nps.gov
  2. Cannabinoids and Terpenes: How Production of Photo-Protectants Can Be Manipulated to Enhance Cannabis sativa L. Phytochemistry https://www.frontiersin.org
Descargo de responsabilidad:
Este contenido está destinado únicamente a fines educativos. La información ofrecida procede de investigaciones recopiladas por fuentes externas.

¿TIENES MÁS DE 18 AÑOS?

El contenido de RoyalQueenSeeds.com es únicamente apto para adultos y está reservado para personas mayores de edad.

Asegúrate de conocer las leyes de tu país.

Al hacer clic en ENTRAR, confirmas
que tienes
18 años o más.