LA DEFINICIÓN DE UN CULTIVO ECOLÓGICO

El mejor punto de partida para nuestra exploración sobre si un cultivo hidropónico puede llegar a considerarse ecológico es definiendo un cultivo ecológico. Según el Departamento de Agricultura de los EE.UU. (USDA), “la normativa ecológica requiere que tu plan de rotación de cultivos mantenga o mejore la materia orgánica del suelo”. La palabra clave aquí es, obviamente, “suelo”. En la hidroponía, todos los medios de cultivo utilizados se consideran inertes. Por lo tanto, los nutrientes se suministran directamente a las raíces mediante una solución rica en oxígeno, que rodea el sistema radicular.

¿Seguramente esto facilite la respuesta a la pregunta? La ausencia de tierra en los sistemas hidropónicos significa que no se adhieren al estricto marco del cultivo ecológico. El debate sobre la hidroponía ha surgido a partir del nivel al que podemos cultivar ecológicamente. Sin embargo, el cultivo ecológico no se limita únicamente al medio de cultivo utilizado.

La idea de cultivar ecológicamente implica considerar el impacto en el medio ambiente, trabajar de forma sostenible y fomentar los procesos naturales. La cadena alimentaria en los medios basados en tierra puede sostener un ecosistema natural, pero aun así es posible usar luz artificial para suplementar la falta de luz natural. Si consideras el cultivo ecológico como un conjunto de requisitos, en lugar de una normativa precisa, de repente la hidroponía se convierte en una posible candidata.

En Europa, la legislación comunitaria sobre la producción ecológica tiene un enfoque más amplio. Sus requisitos incluyen “sistemas de cultivo sostenibles”, “más atención a la biodiversidad” y “un mayor énfasis en la protección ambiental”. En todos estos escenarios, es posible modificar los sistemas hidropónicos para que sean más “ecológicos”. Este enfoque no deja de tener sus retos, pero en principio es totalmente posible.

Sistema de Cannabis Hidropónico

¿CÓMO PUEDE LA HIDROPONÍA INCLUIRSE BAJO EL MARCO “ECOLÓGICO”?

Si nos basamos en las definiciones establecidas por la UE, la hidroponía se ajusta a los requisitos del cultivo ecológico de varias maneras.

  • Sistemas de cultivo sostenibles

Los sistemas hidropónicos usan aproximadamente el 10% del agua utilizada en la agricultura con tierra. El agua es un recurso valioso y limitado, que no es infinito. No obstante, con la hidroponía puede aprovecharse al máximo, beneficiando enormemente el entorno local.

La iluminación es un aspecto ligeramente más complicado para convertir en ecológico. Pero no es imposible. En un clima que permita el uso de paneles solares, puede aprovecharse la luz del sol para suplementar los elevados costes de energía y las necesidades de electricidad.

  • Mayor énfasis en la protección ambiental

La forma en que los sistemas hidropónicos aprovechan el espacio es otra ventaja importante para el medio ambiente. El cultivo ecológico en tierra requiere hectáreas y hectáreas de terreno para producir una cosecha considerable. La misma superficie destinada a un sistema hidropónico podría aumentar hasta 10 veces la cosecha. Los hábitats naturales se conservan, dado que puede cultivarse una mayor cantidad de marihuana en una superficie más pequeña. Los sistemas hidropónicos también pueden montarse en zonas urbanas sin utilizar, reduciendo aún más el impacto ambiental.

Sistema Hidropónico

  • Más atención a la biodiversidad

La acuaponía, que explicaremos en detalle más adelante, es una variante de la hidroponía que utiliza peces para proporcionar los nutrientes necesarios para el crecimiento de las plantas. De este modo, los peces tienen un hábitat que aprovecha los microbios beneficiosos, y pueden usarse como fuente de alimento una vez finalizado el cultivo.

¿CUÁLES SON TUS OPCIONES PARA CULTIVAR ECOLÓGICAMENTE?

La hidroponía ecológica requiere varias modificaciones para ajustarse a las pautas sostenibles. La acuaponía y la bioponía son dos de las opciones más viables. Al no poder usar soluciones sintéticas de fertilización, ya que no son ecológicas, debemos ser creativos en nuestros métodos.

  • Acuaponía

Como hemos mencionado, la acuaponía aprovecha la riqueza nutritiva natural de los excrementos de peces para alimentar a las plantas. Se usan varios depósitos, y uno de ellos contiene los peces junto con un biofiltro. El biofiltro descompone las partículas de nutrientes más grandes en trozos más manejables, usando oxígeno y catalizadores biológicos. Sin uno de estos filtros, los nutrientes se acumularían en tu mezcla líquida y correrías el riesgo de que apareciesen algas, microbios patógenos, y todo tipo de cosas desagradables que no deseas.

La acuaponía puede funcionar sin biofiltro, pero entonces es necesario tener otro depósito con un sustrato capaz de criar la población de microbios necesaria. La responsabilidad de descomponer las moléculas de nutrientes más grandes recaería sobre estos microbios, de modo similar a los cultivos en tierra.

A las plantas solo se les aporta la mezcla filtrada, antes de recircular el agua de nuevo. Es totalmente posible cultivar plantas de marihuana sanas con este método. Sin embargo, tendrías que dejar pasar un tiempo para que se establezcan las poblaciones de peces y bacterias.

Acuaponía

  • Bioponía

Desarrollada por William Texier, la bioponía funciona con un concepto similar a la acuaponía. La diferencia está en que, en este caso, no necesitamos peces para suministrar nutrientes. En su lugar, se utilizan fertilizantes totalmente solubles. Obviamente, el cannabis sería incapaz de absorber estos fertilizantes en su forma completa, por lo que necesitaremos un biofiltro. El biofiltro alberga vida microbiana que desempeña esta función perfectamente.

Los nutrientes procesados, que se mantienen en un tanque separado y rico en oxígeno, pueden bombearse rápidamente a las plantas de marihuana. La bioponía ofrece la ventaja de no requerir tanto tiempo para poder suministrar grandes volúmenes de solución rica en nutrientes.

Cultivo de cannabis biopónico

¿QUÉ PROBLEMAS AFRONTARÁS?

La hidroponía ecológica suena genial, pero si fuera tan fácil todos los sistemas hidropónicos funcionarían de esta manera. A la hora de hacer el cambio, hay varios factores a tener en cuenta. El primero es el mantenimiento extra requerido.

¿Recuerdas esos nutrientes ecológicos que hemos mencionado? ¿Los que son difíciles de absorber en su forma compleja, por parte del cannabis? Pues bien, tienen la fama de causar acumulaciones y obturaciones en los complejos sistemas de tuberías de los cultivos hidropónicos. Además de los microbios necesarios para descomponer los nutrientes, existe un riesgo elevado de que los sedimentos o sustancias pegajosas taponen la bomba o las tuberías.

Otra desventaja es que la población de microbios necesaria para descomponer los nutrientes requiere cierto tiempo para establecerse. Sin un suministro preparado de nutrientes en forma disponible, se anula la rapidez y la eficacia de un cultivo hidropónico. El lado malo es que, una vez se empiecen a acumular las bacterias y los nutrientes, pueden convertirse rápidamente en un problema, en lugar de una solución. Intentar equilibrar el oxígeno necesario entre todas las partes implicadas en la hidroponía ecológica puede resultar en la aparición de microbios patógenos.

El obstáculo final es, obviamente, tener la pericia para montar un sistema hidropónico ecológico eficiente. Con opiniones divididas respecto a qué se considera ecológico, el desarrollo de dichos sistemas no siempre recibe la cobertura que necesita. Como cultivador casero, a medida que aprendes a equilibrar las necesidades de tus plantas de marihuana, es de esperar una cantidad considerable de ensayo y error. Las complicaciones añadidas de la acuaponía y la bioponía representan un reto técnico importante para quienes no tengan experiencia.

Cannabis Hidropónico Raíces

EL DEBATE CONTINÚA

Ahora que conocemos la logística del cultivo hidropónico ecológico, volvemos al punto de partida de la pregunta inicial. Con la información ofrecida, podemos decir que es posible cultivar marihuana de forma sostenible usando un sistema hidropónico. ¿Es la forma más pura del cultivo ecológico? Desde el punto de vista de los cultivadores tradicionales, muchos argumentarían que no.

Independientemente de tu propia definición de un cultivo ecológico, la hidroponía representa otro ámbito del cultivo de cannabis que puede usarse para impactar positivamente en el medio ambiente. Teniendo varias opciones disponibles, el desarrollo de este enfoque especializado debería fomentarse plenamente, sea cual sea tu opinión sobre el tema.

¿TIENES MÁS DE 18 AÑOS?

El contenido de RoyalQueenSeeds.com es únicamente apto para adultos y está reservado para personas mayores de edad.

Asegúrate de conocer las leyes de tu país.

Al hacer clic en ENTRAR, confirmas
que tienes
18 años o más.