RESACA DEL BLACK FRIDAY - HASTA UN 60% DE DESCUENTO EN CEPAS SELECCIONADAS COMPRAR AHORA


Si alguna vez has cultivado marihuana, sabrás un par de cosas sobre cómo afecta el entorno en la expresión genética de una planta. La decisión de cultivar marihuana en interior o exterior tendrá un impacto significativo. Las flores que se desarrollan en un entorno controlado, como un armario de cultivo, muestran diferencias claras en comparación a las que se cultivan en plena naturaleza.

Antes de empezar, hay que tener en cuenta que las diferencias no son tan evidentes como podríamos imaginar. Hay muchas variables diferentes a tener en cuenta. Por ejemplo, si cultivas en interior con luces de 500 W y fertilizantes orgánicos de primera calidad, conseguirás resultados diferentes que si usas una lámpara de escritorio de baja potencia y no fertilizas nunca. Lo mismo pasa en exterior, si cultivas en el sur de España con un sistema de riego automático, probablemente cosecharás flores mucho mejores que si lo haces en el noroeste de Inglaterra con un nivel de humedad mucho más elevado y un cielo siempre nublado.

Aparte de la genética, la experiencia en cultivo y el material, hay algunas señales obvias que nos permiten distinguir una flor de interior de una de exterior. Las características fundamentales de estos dos entornos contrastantes hacen que estas diferencias se manifiesten la mayor parte de las veces.

¿En qué se diferencia la hierba de interior de la de exterior?

¿Qué te viene a la mente al comparar una planta de marihuana de interior con una de exterior? Casi todos pensamos en el tamaño. Al no haber techo, suelo ni paredes, las plantas se hacen grandes, desarrollan la forma de un árbol y pueden crecer en todas las direcciones. Lógicamente, ¡esto significa cogollos más grandes! Pero la diferencia entre ambos entornos no se queda solo en esto. Las diferencias en la exposición a la luz solar, las comunidades microbianas y la temperatura dan como resultado diferentes sabores, colores e incluso efectos.

A continuación, descubrirás las características clave de la marihuana de interior frente a la de exterior. Además, podrás entrar con confianza en un coffeeshop o dispensario y hacer un análisis visual.

¿Cuáles son las diferencias de color?

En general, las flores de marihuana que se han cultivado en exterior muestran tonos de un verde más oscuro en comparación con las de interior. Además de ser más oscuros, los cogollos de marihuana de exterior suelen tener un aspecto deteriorado y tostado por el sol que les hace perder algo de color. Soportar el sol abrasador, los fuertes vientos y las lluvias torrenciales durante la temporada de cultivo les hace tener un aspecto degradado.

¿Cuáles son las diferencias de color?Estos cambios en la estética dependen del entorno y cambian de un lugar a otro. Las flores que crecen bajo el sol intenso del sur de California son más marrones y tostadas que las del norte. Por otro lado, las plantas de interior lo tienen más fácil. Mantienen sus tonos verdes brillantes e intensos en la comodidad de las salas de cultivo, lejos de la exposición excesiva a la luz y condiciones climáticas adversas.
¿Cuáles son las diferencias de color?

Las plantas de marihuana son verdes debido al pigmento fotosintético clorofila. Sin embargo, algunas variedades poseen altos niveles de pigmentos conocidos como antocianinas, que les dan una apariencia púrpura o roja. Aunque la genética es la principal responsable de la expresión de las antocianinas, cuando las temperaturas son más frías durante la noche en el exterior, el color se vuelve más oscuro y llamativo.

¿Cuáles son las diferencias de tamaño?

El tamaño es una de las formas más evidentes de diferenciar los cogollos de interior y los de exterior. Como norma general, las plantas de exterior crecen más que sus equivalentes de interior. Por supuesto, hay excepciones, pero en la mayoría de los casos, las plantas de exterior tienen más espacio para extender sus raíces bajo tierra y expandir sus copas por encima del suelo.

Cuando el sistema de raíces es más extenso, consiguen transportar más nutrientes a las plantas, produciendo más hojas de abanico más grandes, e impulsando la fotosíntesis de forma significativa. Este cocktail perfecto permite que las plantas de exterior aprovechen su situación y produzcan cogollos más grandes y gorditos.

Dependiendo de lo manicurados que estén los cogollos, también puedes buscar respuestas en las ramas. Las plantas de exterior desarrollan tallos y ramas más gruesos y resistentes que sus equivalentes de interior. Por un lado porque crecen en general, y por otro como una adaptación al estrés del viento.

Los cogollos de interior suelen ser más pequeños y densos debido a las limitaciones de las macetas y los armarios de cultivo. Pero el tamaño no siempre es igual a la calidad. En interior se pueden conseguir grandes cosechas de cogollos densos y compactos año tras año, que los posicionan a un nivel equivalente en tamaño y potencia que las flores de exterior.

¿Cuáles son las diferencias de sabor?

La genética, la nutrición y la experiencia de cultivo ejercen una gran influencia sobre el perfil de sabor de una variedad de marihuana. Pero el simple hecho de elegir cultivar una planta de marihuana en interior o exterior puede influir en el sabor de tus cogollos más que cualquier otra cosa. ¿Por qué? Porque la luz solar y los microorganismos juegan un papel muy importante.

  • Luz

Las luces artificiales que se utilizan al cultivar en interior son perfectamente capaces de cultivar fantásticas flores de marihuana. Aunque la mayoría no emite luz ultravioleta (UV), algunos modelos están equipados con bombillas UV que imitan en parte los rayos del sol. Por supuesto, las plantas de exterior están expuestas a este tipo de luz de forma predeterminada. Los rayos UV se dividen en tres categorías según sus longitudes de onda:

UVA

Constituye el 3% de los fotones de la luz solar que penetra en la atmósfera de la Tierra y no es dañino para las plantas

UVB

Constituye alrededor del 0,15% de la luz solar que llega a la Tierra y daña el ADN de la planta

UVC

Altamente destructivo para el ADN, probablemente no logre atravesar la atmósfera

Aunque la radiación ultravioleta es crucial para la vida en la Tierra, causa daños. Una gran variedad de organismos ha desarrollado estrategias para protegerse de estas longitudes de onda de la luz. La piel humana desarrolla una capa protectora de melanina, mientras que las plantas de marihuana se protegen de la radiación ultravioleta con su propia forma de protector solar; resina cargada de metabolitos secundarios como los terpenos aromáticos. Estas moléculas son responsables de la multitud de sabores de la marihuana, incluidos los afrutados y terrosos.

Algunos cultivadores de interior usan luces que emiten radiación UVA. La luz dentro de esta longitud de onda ayuda a estimular la producción de terpenos sin los efectos dañinos de la exposición a los rayos UVB. La radiación UVA aumenta la producción de metabolitos secundarios en algunas especies de plantas, lo que significa que al cultivar en interior se puede imitar el poder del sol, pero solo si se invierte en bombillas que emiten rayos UVA.

¿Cuáles son las diferencias de sabor?

Sin embargo, las flores que se cultivan en exterior suelen tener un sabor más intenso debido a la exposición a los rayos UVB. Aunque esto aumenta la posibilidad de dañar el ADN, este tipo de radiación puede aumentar aún más la producción de metabolitos secundarios y, por lo tanto, dar lugar a cogollos más sabrosos.[2]

¿Cuáles son las diferencias de sabor?
  • Microorganismos

Pero la luz del sol no es el único factor que dota a las flores de exterior de sabores más deliciosos. Una diversidad más rica de vida microbiana en parterres de exterior también ayuda a impulsar los niveles de terpenos por las nubes. Los parterres que reciben mucho abono, mantillo y materia orgánica son refugios perfectos para hongos microbianos y bacterias beneficiosas, y contienen una red trófica del suelo desarrollada en comparación con las macetas de interior llenas de tierra joven para macetas.

Entre estas especies, la micorriza arbuscular forma una relación sinérgica con las raíces de la marihuana. Actúa como una extensión del sistema de raíces y transporta nutrientes a larga distancia, a cambio de los azúcares que han creado las plantas durante la fotosíntesis. Una vez que establecen una relación, impulsan a las plantas a producir mayores concentraciones de terpenos para defenderse de los depredadores[3].

Desde una perspectiva humana, esto significa que las flores de marihuana serán más sabrosas y aromáticas. Al cultivar en interior se pueden introducir hongos beneficiosos en el cultivo, pero se tarda un tiempo en desarrollar la diversidad y riqueza microbiana que hay en los parterres orgánicos de exterior.

El concepto de "terroir" también se aplica a la marihuana de exterior. La frase francesa "goût de terroir", que significa "sabor de la tierra", sugiere que muchas variables del entorno exterior dan lugar a características vegetales únicas según la ubicación. El clima, el suelo, la elevación y la geomorfología de un determinado lugar se quedan en el perfil fitoquímico de una planta, incluido el contenido de terpenos.

¿Cuáles son las diferencias en potencia y efectos?

Cultivar en exterior puede influir en el sabor de las flores de marihuana, pero ¿puede realmente alterar sus efectos? Los efectos de la hierba están sustentados por una gran cantidad de fitoquímicos presentes en la marihuana. Aunque el THC y el CBD reciben la mayor parte de la atención, muchos terpenos de la marihuana también se unen a los receptores cannabinoides y se relacionan de forma sinérgica con los cannabinoides para alterar los efectos de una variedad (a través del efecto séquito).[4]

Sabemos que la luz solar es una bendición para la producción de terpenos y la síntesis de metabolitos secundarios en general. Los cannabinoides también entran en esta categoría química. No contribuyen al crecimiento y reproducción de una planta de marihuana, pero la ayudan a defenderse del estrés ambiental, incluidos los rayos UV. La exposición a los rayos UVB ayuda a aumentar los niveles de THC en la marihuana, lo que significa que si se cultivan genéticas ricas en THC en exterior, se pueden conseguir cosechas increíblemente psicoactivas[5].

¿Cuáles son las diferencias de calidad?

Por último, se puede cultivar marihuana de primera calidad en la mayoría de entornos, siempre y cuando se disponga de una buena genética, un suelo sano y un poco de conocimiento. Mientras que los entornos de exterior ofrecen luz solar natural y una gran cantidad de microorganismos, los cuartos de cultivo de interior permiten un control casi total sobre los factores ambientales. Los cogollos de exterior crecen más, pero algunas de las mejores flores de marihuana del mercado proceden de los cultivos de interior. En lugar de comparar la marihuana de interior con la de exterior, ¡es mucho más importante aprender a diferenciar entre cogollos de buena y mala calidad!

Fuentes Externas
  1. Frontiers | UVA Radiation Is Beneficial for Yield and Quality of Indoor Cultivated Lettuce | Plant Science https://www.frontiersin.org
  2. (PDF) UV-B Radiations and Secondary Metabolites https://www.researchgate.net
  3. Terpenoids in plant and arbuscular mycorrhiza-reinforced defence against herbivorous insects | Annals of Botany | Oxford Academic https://academic.oup.com
  4. Taming THC: potential cannabis synergy and phytocannabinoid-terpenoid entourage effects - PubMed https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov
  5. UV-B radiation effects on photosynthesis, growth and cannabinoid production of two Cannabis sativa chemotypes - PubMed https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov
Descargo de responsabilidad:
Este contenido está destinado únicamente a fines educativos. La información ofrecida procede de investigaciones recopiladas por fuentes externas.

¿TIENES MÁS DE 18 AÑOS?

El contenido de RoyalQueenSeeds.com es únicamente apto para adultos y está reservado para personas mayores de edad.

Asegúrate de conocer las leyes de tu país.

Al hacer clic en ENTRAR, confirmas
que tienes
18 años o más.