Aunque cualquier método de cultivo de marihuana tiene sus propios desafíos y obstáculos, se podría decir que plantar marihuana al aire libre, abandonada a los caprichos de la madre naturaleza, supone una dificultad añadida. Entre esas amenazas podemos hablar de multitud de plagas, que se sienten atraídas hacia esas deliciosas plantaciones verdes llenas de nutritiva vegetación.

Quizás menos habitual, pero bajo ningún concepto menos dañino para las plantaciones de un cultivador de exterior, son los caracoles y las babosas. Estas criaturas son muy similares: se mueven lentamente, comen rápido y tienen antenas. El factor visual que los diferencia es la característica concha de los caracoles, su modo de protección portátil.

Los caracoles y las babosas son fáciles de identificar y verlos físicamente en tu plantación es un signo evidente de su presencia. Sin embargo, podrías descubrir los daños en tus plantas antes de percatarte de la existencia de estos pequeños invasores y decidir pasar a la acción contra ellos. Un signo obvio de que un caracol o una babosa ha sucumbido a las delicias de tu cultivo son las huellas en el terreno.

Estos rastros se pueden encontrar recorriendo las hojas, la tierra o la hierba, y dejan un aspecto precisamente como de babas. Relucen bajo el sol y son inconfundibles. Con suerte conseguirás verlos antes de que se produzcan daños importantes.

Slug-eaten leaves
Slug-eaten leaves

Otro síntoma claro de que estos moluscos están intentando comerse tu hierba, son los daños evidentes que dejan a su paso durante sus festines. Los caracoles dejan agujeros irregulares debido a la forma de su boca, con bordes dentados alrededor y filos quizás más suaves a medida que el daño se agrava. Los caracoles y las babosas van a por las hojas más tiernas de tus plantas de marihuana. Aunque en un primer momento el ataque no genere grandes perjuicios, no prestar la atención que este problema requiere podría conllevar la pérdida de las hojas que permiten la fotosíntesis de tus plantas.

Así que definitivamente este problema existe y la amenaza es real, pero ¿qué podemos hacer para proteger nuestros cultivos y obtener las máximas cosechas? Bien, antes de irnos a la caza de la babosa, es importante respirar hondo y analizar bien la situación. Sería imposible eliminar por completo cualquier indicio de babosas o caracoles en tu entorno de cultivo.

Y al fin y al cabo, estas criaturas tienen su función en el ecosistema. Sin embargo, es posible utilizar varias técnicas que reducirán su población y por tanto minimizarán el riesgo de que tus plantas de marihuana sufran ningún tipo de daño que pueda afectar a su desarrollo y a su salud.

Hay varios métodos naturales para combatir los caracoles y las babosas, que podrían ser los preferidos de los cultivadores orgánicos ya que probablemente sean menos agresivos con el entorno y la salud de la plantación. Aquí resumimos algunos de ellos.

SAL DE CAZA

Slug in garden
Slug in garden

Muchas fuentes sugieren que la mejor hora para salir a buscar caracoles y babosas es al atardecer. Sal linterna en mano y explora concienzudamente tu jardín en busca de estos bichos.

Mira debajo de las hojas, macetas, mobiliario de jardín, hierba alta y troncos de árboles. Una vez detectados, cógelos y llévalos lejos de tu valioso cultivo.

Quizás a un bosque cercano o un hábitat natural si tienes tiempo. Además, colocar por el jardín escondites para caracoles y babosas te ayudará a atraerlos a una zona más restringida y serán más fáciles de encontrar y retirar. Puedes probar a usar ladrillos con agujeros, macetas rotas o hasta otras plantas como cebo.

ATRAE DEPREDADORES DE CARACOLES Y BABOSAS

Usar técnicas que atraen depredadores naturales de caracoles y babosas a tu jardín es una forma mucho más sencilla de eliminarlos que salir tú a buscarlos ahí afuera. Estos depredadores quizás tengan razones mucho más urgentes para encontrarlos: necesitan comérselos para poder sobrevivir.

Algunos de los animales que ven en caracoles y babosas un bocado apetecible son tritones, sapos, varias especies de pájaros o erizos, por ejemplo.

Hedgehog
Hedgehog

Además de alimentarse de estas plagas tan peligrosas para tus plantas, también dejarán tu cultivo de marihuana crecer en paz.

Un gran método para asegurarse de que estos animales visiten tu jardín a menudo es dedicar un espacio vacío a un pequeño estanque.

Algunos de estos animales lo usarán como fuente de agua y quizás lleguen a hacerse asiduos o lo vean como un lugar donde descansar.

INCORPORA NEMATODOS

Los nematodos son microorganismos presentes en el suelo de cualquier entorno natural. Actúan como parásitos de las babosas y acaban matando al ejemplar al que han infectado. La presencia de nematodos es muy aconsejable en comparación con el uso de sustancias químicas. Los nematodos son un tipo de gusano redondo que no contiene toxinas y por lo tanto es inocuo para el ser humano y los animales de sangre caliente. ¡Buenas noticias para los cultivadores que tengan mascota!

Al usar nematodos para combatir babosas y caracoles también tendrá efectos secundarios positivos involuntariamente, ya que son tan eficaces como pesticida biológico que también protegerán tus plantas frente a cualquier gusano, mosquitos del hongo, gusanos y gorgojos de las raíces, pulgas, gusanos cortadores, gusanos perforadores del tallo y escarabajos picudos.

Nematodes
Nematodes

Diferentes tipos de nematodos funcionan de diferente manera. Algunas variedades pueden perseguir literalmente a su presa usando un mecanismo de migración basado en los niveles de dióxido de carbono, mientras que otros esperan pacientemente debajo del suelo a que su presa pase por allí. Cuando un nematodo encuentra a su huésped y lo ataca, libera una bacteria tóxica que elimina a la presa en cuestión de días.

Los nematodos se pueden encontrar en formato gel, esponja, arcilla o en gránulos secos. Estos productos se pueden aplicar directamente sobre el terreno, ya que la aplicación localizada es lo más efectivo, especialmente una vez hemos confirmado la presencia del invasor. Los nematodos prosperan en suelos húmedos, porque les proporcionan un margen de movimiento a través del agua que inunda el terreno. Tras haber aplicado los nematodos, termina siempre regando ligeramente la zona.

COLOCA TRAMPAS

Cannabis beer snail eating trap
Cannabis beer snail eating trap

Afortunadamente para los aficionados al cultivo de marihuana, el apetito de los caracoles y las babosas va más allá de la vegetación fresca y verde. Para atraer e incluso aniquilar estos bichos indeseables se pueden diseñar diversas trampas.

Un método comprobado y muy efectivo consiste en enterrar en la tierra una jarra con un poco de cerveza.

No podrán resistirse al olor y la llenarán rápidamente. Por esta razón debería vigilarse y vaciarse a menudo. Lo mismo se podría hacer con mitades de naranja vacías, melón o cortezas de pomelo.

CONSTRUYE BARRERAS

Los minerales que absorben humedad y los geles repelentes son barreras excelentes para rodear a las plantas a modo de defensa.

Además, también se podrían usar aros y cinta de cobre para crear un perímetro de seguridad que daría una descarga eléctrica a cualquier babosa o caracol que entrase en contacto físico con ellos, ya que producen una reacción con su baba.

LISTA DE PLAGAS Y PROBLEMAS COMUNES

Carrito

Artículos GRATUITOS incluidos

Sin producto

Transporte € 0.00
Total € 0.00

Confirmar