La mayoría de las veces, fumar cannabis acaba en risas, buenos momentos, hambre y euforia. Piensa en tu fumada de ayer por la noche (o lo que puedas recordar de ella). Lo más probable es que simplemente hayas fumado, picoteado, hablado sobre temas profundos y luego te hayas ido a la cama. ¿Qué hay de malo en ello?

Aunque el cannabis nos catapulte a momentos de alegría y placer la mayor parte de las veces, en ocasiones las cosas salen de forma un poco distinta. En un momento u otro, todos los fumadores experimentarán el lado más oscuro de la hierba.

Por diferentes razones, el cannabis puede provocar que nos sintamos ansiosos, paranoicos e incómodos. Y estas sensaciones pueden llegar a convertirse en pánico total.

Pero, ¿por qué ocurre esto? ¿Y de dónde vienen estas sensaciones? Sigue leyendo para saber cuáles son las causas de un mal viaje de marihuana, cómo detener una experiencia negativa y evitarla en el futuro.

¿Qué es un mal viaje de cannabis?

La marihuana tiene la tendencia de inducir en nosotros pensamientos profundos. Cuando estamos sobrios, solemos pasar de una idea, pensamiento o noción a otra en un instante. Los pensamientos se introducen en la mente y se reemplazan casi inmediatamente cuando nos distraemos o perdemos interés en ellos.

Este modo de funcionamiento habitual cambia cuando estamos colocados. El cannabis nos ayuda a profundizar en todos y cada uno de los pensamientos detenidamente. Aunque esta característica nos ayuda a la hora de escribir un libro, pintar un cuadro o filosofar con nuestros amigos, plantea muchos problemas cuando surgen pensamientos negativos.

Cuando estamos en un mal momento mental, o nos encontramos en una situación de riesgo, el cannabis amplifica nuestros pensamientos y sentimientos, y puede desencadenar una mala reacción a la hierba. Podemos encontrarnos fácilmente atrapados en una espiral de pensamientos negativos hasta que nuestra respiración se acorte, los ojos se abran de par en par y la ansiedad nos oprima.

En realidad, no hay casi nada de qué preocuparse. Al igual que la marihuana hace que una comida simple tenga un sabor orgásmico y que la música suene como si fuese una obra maestra, ejerce los mismos efectos potenciadores sobre nuestros pensamientos, tanto positivos como negativos.

¿Qué es un mal viaje de cannabis?
  • ¿Es psicodélico el cannabis?

Mucha gente da por hecho que el cannabis actúa como una sustancia psicodélica, lo que nos hace preguntarnos, ¿es posible "viajar" con la hierba? Indudablemente las cosas se pueden poner intensas con la hierba a veces, pero actúa de forma diferente a los psicodélicos clásicos como el DMT, el LSD, la psilocibina y la mescalina.

Estas potentes sustancias se definen por su capacidad para inducir visiones intensas y duraderas, cambios emocionales y percepciones distorsionadas. Lo consiguen, en parte, interfiriendo temporalmente en la señalización de la serotonina en el cerebro.

En cambio, la marihuana produce un subidón a través del sistema endocannabinoide. El THC, la molécula activa, se une a los receptores CB1 del cerebro, donde ejerce sus efectos psicoactivos. Muchos terpenos diferentes (las sustancias químicas que hacen que la hierba huela bien) también añaden efectos vigorizantes y relajantes a la mezcla.

Sin embargo, la intensidad y la naturaleza casi psicodélica del cannabis cambia cuando se ingiere. En ese caso, el THC se convierte en una sustancia química más potente y duradera conocida como 11-hidroxi-THC.

Aunque muchos consumidores describen el consumo de cannabis comestible como una experiencia psicodélica, las alucinaciones son poco frecuentes y no actúa de la misma manera que la mayoría de las sustancias psicodélicas "auténticas".

¿Qué puede desencadenar un mal viaje de cannabis?

Hay muchos factores que pueden contribuir a un mal viaje o una mala reacción a la hierba, desde tu estado de ánimo antes de fumar marihuana hasta el hecho de que te pases tres pueblos. Esto le puede ocurrir tanto a principiantes demasiado ansiosos como a consumidores experimentados. A continuación exponemos algunas de las principales razones por las que la gente experimenta un mal viaje.

  • Cepas de gran potencia

Consumir demasiado THC sigue siendo la razón más común por la que la gente experimenta un mal viaje con la hierba. Fumar o comer demasiado de esta sustancia química psicoactiva es cada vez más frecuente, simplemente porque cada año que pasa las variedades de marihuana son más potentes.

En los años 60 y 70, los amantes del cannabis tenían que conformarse con hierba mal cultivada y con bajos niveles de THC. Con suerte, conseguían hacerse con hachís importado de gran calidad. En la actualidad, disfrutamos de dispensarios, clubes de cannabis y coffeeshops que sirven hierba de alta calidad.

Los niveles medios de THC en las cepas de cannabis se han disparado totalmente, y no es raro ver niveles en torno al 30%. Los fumadores principiantes se pueden ver sorprendidos fácilmente por estas potentes variedades, que podrían dar como resultado un mala experiencia.

  • Comestibles

Los comestibles transportan a la mente a una realidad complemente distinta. Incluso si has estado fumando cannabis tranquilamente durante varios años, la experiencia al ingerirlo podría abrumarte con facilidad. La potencia, la duración y el carácter en parte psicodélico del viaje apenas tienen nada que ver con los efectos de fumar cannabis.

Si te adentras en esta experiencia sin tomar precauciones y comes mucho más de lo que puedes tolerar, es probable que experimentes un mal viaje con la marihuana.

¿Qué puede desencadenar un mal viaje de cannabis?
  • Dabbing

El dabbing golpea el cuerpo y la mente con niveles enormes de THC. Los concentrados potentes llevarán tu sistema endocannabinoide a nuevas cotas que quizás no hayas alcanzado con anterioridad. Incluso los fumadores experimentados tendrán dificultades durante su primera sesión de dabbing.

Míralo de esta manera: un dab grande proporcionará la misma cantidad de THC que hay en un canuto grande. La diferencia es que inhalarás todos esos cannabinoides de una sola calada.

  • Estado de ánimo

La forma de consumir cannabis influye en el subidón, pero también lo hace tu estado de ánimo. La marihuana actúa como una lupa con tus problemas. Si tienes una tarea estresante pendiente, se te acumulan las preocupaciones económicas o estás reprimiendo emociones, lo más probable es que la hierba las sitúe en primer plano en tu mente.

El psicólogo estadounidense y defensor de las sustancias psicodélicas Timothy Learny se refirió célebremente a la importancia del "momento y del lugar" para las drogas psicodélicas. El "momento" hace referencia a iniciar la experiencia con la mente clara y despejada, mientras que el "lugar" alude a un entorno externo óptimo y tranquilizador.

La misma lógica se aplica fundamentalmente al cannabis. Antes de fumar, trata de resolver tus problemas, o al menos elabora un plan para hacerlo, y así evitarás esta experiencia desagradable. No obstante, en ocasiones ese golpe de realidad es justo lo que necesitamos para avanzar en la dirección correcta.

Síntomas de un mal viaje de cannabis

Un mal viaje con hierba se puede manifestar de varias maneras, desde visiones no deseadas hasta sensaciones de paranoia que te hacen perder la cabeza. Descubre los síntomas más comunes de un mal viaje con hierba a continuación.

  • Alucinaciones

Las alucinaciones son poco frecuentes al fumar o comer hierba, pero pueden ocurrir. Cualquiera que haya engullido varios space cakes seguidos podrá compartir sus anécdotas sobre extraterrestres y paisajes geométricos.

Siendo realistas, es poco probable que experimentes alucinaciones después de fumar demasiada hierba. Pero los comestibles son otra historia. Incluso una dosis oral de 10mg puede hacer que la mayoría de fumadores experimentados empiecen a sentir ansiedad, y dosis mayores pueden provocar alucinaciones, delirios y que el corazón se acelere.

Todos estos factores se combinan en un mal subidón si el consumidor tiene poca experiencia lidiando con este estado mental.

Síntomas de un mal viaje de cannabis
  • Paranoia intensa/ansiedad

¿Recuerdas esa tendencia de la que hablamos con anterioridad? ¿La de que la hierba te hace pensar demasiado? Pues bien, esa característica puede hacer que los consumidores se sientan extremadamente incómodos al experimentar una mala reacción a la hierba. ¿Me está mirando fijamente ese tipo? ¿Se me acaba de caer la cartera? ¿Quizás debería volver a comprobarlo por si acaso? ¿Sabrá esa persona desconocida que estoy colocado?

Estas son algunas de las preguntas más habituales que la gente se hace cuando está demasiado fumada. La marihuana debería ser una experiencia divertida y agradable, no negativa. Estas sensaciones son una señal de que has superado tu límite personal, y que tal vez deberías tomártelo con más calma la próxima vez.

  • Miedo

Atiborrarte a comestibles o inhalar grandes dabs puede provocar una profunda sensación de miedo entre los desprevenidos. Desde preocuparte por las responsabilidades de la vida hasta el pavor existencial sobre por qué existe algo, estos temores pueden golpear con fuerza y sin avisar.

  • Sensaciones físicas

Un mal viaje también se puede manifestar a través de síntomas físicos. Entre ellos se encuentran:

- Sudoración
- Frecuencia cardíaca elevada
- Malestar estomacal
- Entumecimiento
- Temblores

Cómo evitar que se produzca un mal viaje de cannabis

Un mal viaje con marihuana se debe básicamente a tu estado mental, o a que has consumido demasiada hierba. A continuación descubrirás cómo evitar una mala experiencia con el cannabis para que no llegues a verte en esta situación:

Despeja tu mente
Si algo te molesta, no fumes sin más. Vete a dar un paseo, enfréntate a tus emociones, medita y respira. Fuma solo cuando hayas alcanzado ese estado de paz interior.
Controla tu entorno
Es más probable que tengas un mal viaje de hierba en la ciudad o en cualquier lugar donde se supone que no deberías estar colocado. Fuma en casa, en la comodidad de tu habitación, o fuera en la naturaleza o en la playa para captar ese buen rollo.
Empieza con calma y poco a poco
Ve a tu ritmo. Da unas pocas caladas cada vez, espera a ver cómo reacciona tu cuerpo y luego continúa. Si estás consumiendo dabs o comestibles, no sientas la necesidad de ir al mismo ritmo que el resto. Toma una cantidad pequeña. Después siempre podrás consumir más si lo necesitas.

Cómo acabar con un mal viaje de cannabis

Durante un mal viaje con hierba, puede que te sientas abrumado e indefenso. Pero no te preocupes. Ten en cuenta un hecho fundamental: terminará pronto. Hasta entonces, hay varias cosas que puedes hacer para tranquilizarte y reducir la intensidad de la experiencia:

Respira
Cuando entramos en modo de lucha o huida, nuestras respiración se vuelve superficial. Respira profundamente y desde el estómago para que tu sistema nervioso sepa que estás a salvo y listo para relajarte.
Sal a dar una vuelta
Mueve tu cuerpo y haz que tu sangre bombee. El aire fresco despejará tu mente, y el movimiento acelerará la metabolización del THC por parte de tu cuerpo.
Toma un poco de CBD
Este cannabinoide no psicoactivo te relajará y reducirá la intensidad del subidón.
Bebe una infusión
El romero y la melisa contienen beta-cariofileno, un terpeno relajante y cannabinoide dietético que hará que tu mente se relaje. Guarda estas hierbas en tu armario en caso de que las necesites.
Habla contigo mismo
Recuerda que pronto volverás a estar sobrio. Tómatelo como una lección en la que ciertos aspectos oscuros han salido a la luz. La marihuana te acaba de enseñar lo que tienes que hacer para mejorar tu vida y convertirte en la mejor persona posible.

¿Cuánto dura un mal viaje de cannabis?

Un mal viaje por fumar hierba dura alrededor de 1-2 horas. Sin embargo, la respuesta de tu cuerpo probablemente lo reducirá. Si empiezas a sentirte inquieto y asustado, los altos niveles de adrenalina y otras hormonas harán que te vuelvas sobrio antes.

Un mal viaje por ingerir comestibles dura más, unas 6-8 horas, dependiendo de la dosis.

¿Es posible sufrir una sobredosis de marihuana?

No, al menos no de forma letal. Fumar o comer demasiado cannabis puede provocar efectos adversos, pero no una sobredosis en el sentido clásico de la palabra. Drogas como los opioides suponen un peligro real de padecer una sobredosis, ya que actúan en los receptores de las zonas del cerebro que se encargan de la respiración. Pero en esa zona no hay receptores cannabioides.

¿Cuál es la diferencia entre un mal viaje de cannabis y un blancazo

Un mal viaje con marihuana conlleva efectos secundarios como ansiedad, estrés y pánico. Aunque quienes se vean afectados también podrían sentir algunas molestias físicas, un mal viaje y un blancazo son cosas distintas.

Un blancazo o una pálida consiste en consumir demasiado cannabis y sentir efectos secundarios físicos, como náuseas y una necesidad irresistible de dormir. No obstante, es posible experimentar un blancazo sin tener un mal viaje.

Cuando experimentes cualquiera de estas situaciones, simplemente ten en cuenta que su final está a la vuelta de la esquina. Bebe un poco de agua, tómate un té caliente y sé consciente de que todo irá bien.

Una vez que hayas experimentado un mal viaje de hierba, sabrás lo poco que molan. Si ves a un/a colega en una situación similar, échale una mano. Utiliza los consejos de este artículo para que vuelvan a tierra firme.

¿TIENES MÁS DE 18 AÑOS?

El contenido de RoyalQueenSeeds.com es únicamente apto para adultos y está reservado para personas mayores de edad.

Asegúrate de conocer las leyes de tu país.

Al hacer clic en ENTRAR, confirmas
que tienes
18 años o más.