Cuando hablamos del valor medicinal del cannabis, solemos pensar en el CBD. Pero hay cientos de cannabinoides que merece la pena investigar - y unos de ellos es el THCA.

La libre circulación de información en sociedades democráticas, nos permite analizar los peligros y beneficios del cannabis bajo una perspectiva adecuada - un paso muy positivo. Aunque aún estamos experimentando las consecuencias de la prohibición y la persecución injustificada de los consumidores de cannabis, algunos investigadores están haciendo todo lo posible para obtener las pruebas científicas que tan desesperadamente necesitamos para entender esta majestuosa planta, lo cual es difícil en muchos países con una legislación restrictiva en materia de investigación.

Los últimos hallazgos indican que, al analizar el valor medicinal del cannabis, muchos de nosotros pasamos por alto un compuesto, concretamente, el THCA o ácido tetrahidrocannabinólico. Es el precursor biosintético del THC, pero tiene propiedades distintas - el THCA no induce ningún efecto psicoactivo, al contrario que el THC, pero desempeña un papel fundamental en el proceso de analizar la potencia del cannabis en laboratorio. ¿Suena un poco complicado? Sólo a simple vista. Para entender un poco mejor el THCA, hace falta ver diversos aspectos - como sus beneficios medicinales y el papel que desempeña a la hora de analizar la potencia del cannabis en un laboratorio.

¿QUÉ ES EL THCA?

¿Alguna vez te has preguntado por qué la marihuana se seca, se cura y se quema para lograr el efecto deseado? Se hace para transformar el ácido tetrahidrocannabinólico (THCA) en el cannabinoide psicoactivo THC por medio de la descarboxilación, es decir, una reacción química que elimina un grupo carboxilo. Esta reacción química tiene lugar cuando los cogollos frescos del cannabis se secan y curan, pero también, y mucho más rápido, cuando se exponen al calor de la combustión, o cuando se prepara cannabutter, por ejemplo. En resumidas cuentas, THCA es THC en su forma ácida y no psicoactiva.

THCA

CÓMO SE MIDE LA POTENCIA DEL CANNABIS EN LABORATORIO

Como ya hemos dicho, el THCA desempeña un papel fundamental en las pruebas de potencia del cannabis llevadas a cabo en laboratorios, un proceso necesario, aunque no estandarizado, en los estados de EE.UU. en los que se ha legalizado el consumo de la marihuana medicinal. Si eres ambicioso y quieres vender tu producto a los dispensarios, tienes que someterlo a esta prueba. Por lo general, hay dos métodos de hacerlo - con cromatografía de gases (GC) y cromatografía líquida de alta resolución (HPLC).

La cromatografía de gases utiliza calor para descarboxilar el THCA en THC, y sólo recoge los valores de THC para reflejar la potencia de una variedad de cannabis. Sin embargo, tenemos que interpretar estos valores de forma crítica, ya que los estudios indican que sólo el 70% del THCA se convierte en THC con métodos GC.

El método de medición más refinado es la cromatografía líquida, que proporciona valores separados para el THCA Y el THC - y no se descarboxila ningún canabinoide. El método HPLC permite a los laboratorios calcular el contenido de THC de forma más precisa mediante una sencilla fórmula que tiene en cuenta la diferencia de masa molecular del THCA y el THC:

THCtotal= (%THCA) x 0.877 + (%THC)

BENEFICIOS MEDICINALES DEL THCA

Las investigaciones en el campo del THCA siguen avanzando, pero aún es demasiado pronto para pronunciarse sobre los efectos terapéuticos de este compuesto - lo que no quiere decir que no tenga ninguno. Según unos estudios preliminares, estos beneficios medicinales incluyen:

• Reducción de náuseas y vómitos y pérdida del apetito (anti-emético)

• Capacidad de protección para el tratamiento de enfermedades neurodegenerativas (p. ej. el Parkinson)

• Efectos antiinflamatorios beneficiosos para el tratamiento de una amplia gama de enfermedades (p. ej. la artritis)

• Inhibición del crecimiento del cáncer de próstata (anti-proliferativo)

Carrito

Artículos GRATUITOS incluidos

Sin producto

Transporte € 0.00
Total € 0.00

Confirmar