Preguntas y Respuestas

🚀 ¿Qué hacen los subidones marihuana?
Cuando el cannabis entra en el cuerpo, provoca un aumento de dopamina en el cerebro. La dopamina es la hormona que nos permite sentir placer a los terrícolas.
🔋 ¿Cuánto tiempo tarda en hacer efecto?
Si fumas marihuana, lo más probable es que empieces a sentir algo durante los primeros diez minutos. Pero si la ingieres, tendrás que esperar al menos 30 minutos (dos horas como máximo) para sentir su efecto.
⏱️ ¿Cuánto dura un subidón de cannabis?
El subidón de fumar hierba dura unas tres horas, pero el efecto alcanza su punto máximo en los primeros 10-15 minutos.
🧬 ¿Cuánto tiempo permanece en el cuerpo?
Según las investigaciones, los metabolitos del THC abandonan tu organismo en unos 4,9 días, dependiendo de varios factores.

Resulta que has decidido embarcarte en tu primera experiencia fumando hierba. Has investigado y has visto unas cuantas películas de Cheech y Chong como para preguntarte “¿y por qué no?”.

Supongamos que lo quieres llevar a cabo con fines recreativos más que nada. Antes de entrar en ese estado alterado por primera vez, deberás tener en cuenta algunas cosas.

Consejos para una primera experiencia segura con la marihuana

Tanto si estás aprendiendo a montar en bicicleta como a hacer una llave de judo o fumar hierba por primera vez, siempre hay una serie de medidas de seguridad y buenas prácticas que deberás tener en cuenta. En última instancia, se trata de preparar la mente y el cuerpo para una experiencia totalmente nueva pero muy reveladora. Aquí tienes nuestros principales consejos para un agradable subidón inaugural a base de cannabis.

  • Elige el mejor momento del día

Como principiante que se inicia en una actividad, deberás elegir el mejor momento del día. Está claro que vas a experimentar cierta alteración, así que querrás fumar por la noche después de haber completado tu lista de tareas. Nuestro consejo es que no programes ningún tipo de actividad para después de haber fumado. Porque lo más seguro es que no hagas nada, sobre todo si te ha afectado mucho.

En vez de eso, dedica ese tiempo a familiarizarte con la sensación y al efecto que tiene sobre tu disposición en general. Puede que al principio sea como entrar en un territorio desconocido, pero la experiencia se suavizará a medida que pase el tiempo.

  • Elige el mejor entorno

Cuando eliges un sitio para una cita, no dejas nada al azar. Esto incluye escoger la música adecuada y preparar el ambiente y las exquisiteces de las que vais a disfrutar.

Adopta un enfoque parecido la primera vez que fumes hierba. Elige un lugar cómodo y seguro en el que te sientas a gusto. El entorno desempeña un papel fundamental en esta primera experiencia ante lo desconocido.

  • Cuida la hidratación

Uno de los primeros síntomas físicos del subidón de cannabis es la sequedad bucal. Sentirás el interior de tu boca acartonado y reseco, como si tuvieras dentro un trozo de algodón. Para algunas personas es una sensación muy incómoda y angustiosa.

Lo mejor que puedes hacer es mantenerte hidratado/a. Ten una jarra de agua a mano. Las bebidas azucaradas como zumos o refrescos también sirven.

Cuida la hidratación

  • Prepárate para los munchies de antemano

Sabrás que la hierba te ha hecho efecto cuando de repente te entren ganas de comerte todo lo que hay en la despensa. Eso, amigos míos, es un caso grave de munchies. En pocas palabras, el THC psicotrópico de la marihuana engaña a tu cerebro para que crea que necesitas más comida, provocando un aumento del apetito en apariencia interminable (al menos durante la siguiente hora o así).

Prepárate para cuando te ataquen los munchies con una bolsa de tus patatas fritas favoritas u otro aperitivo de fácil obtención. Comer ayuda a mitigar algunos de los efectos secundarios más incómodos del subidón. Pero como con todo lo bueno de la vida, deberás hacerlo con moderación.

  • Come algo antes de empezar

Beber alcohol con el estómago vacío hace que te emborraches mucho más rápido. Esto se debe a que los alimentos reducen la absorción del alcohol cuando pasa a través del intestino delgado.

Aplica la misma teoría cuando fumes hierba. Toma un par de galletas antes de colocarte para frenar un poco el efecto. En última instancia, esto te permitirá sacar el máximo partido a la experiencia.

  • Empieza con un porro

Todos tenemos nuestro método preferido para fumar marihuana. Pero, si eres novato, dale un par de caladas a un porro o blunt en tu primera experiencia.

El uso de un bong o una pipa implica cierta habilidad que probablemente no tengas, al contrario que fumar un canuto, que es muy parecido a absorber a través de una pajita. También proporciona un flujo de cannabis más constante, a menudo en dosis individuales más bajas que cuando se fuma en pipa cada pocos minutos.

  • Elige una variedad con una proporción de CBD:THC de 1:1

Fumar una cepa rica en THC te proporcionará el subidón que buscas. Pero, si no quieres colocarte demasiado, es posible que quieras añadir un poco de cannabidiol (CBD), para equilibrar las cosas.

Por lo que si estás buscando ese punto perfecto para tu primera vez, tendrás que elegir una variedad con una proporción de CBD:THC de 1:1. Con este equilibrio perfecto, el subidón será más suave y mucho más fácil de "controlar". Sentirás esa agradable sensación de euforia, pero no te enviará a otra dimensión.

  • Elige la mejor compañía

Aparte del entorno, la gente de alrededor también influye en la calidad de la experiencia. Si estás con una persona negativa, no esperes pasarlo bien. Pero si fumas con alguien que esté animado, tú también sentirás esa energía.

La moraleja de esta historia: elige la compañía ideal para fumar. Como alguien en quien confías y de cuya compañía disfrutas.

  • No fumes solo/a

Este consejo se basa en el anterior; aunque no hay nada malo en fumar a solas, merece mucho más la pena hacerlo con gente en la que confías. Gente con la que te lo pasarás de maravilla pero que también te devolverá la cordura si fuese necesario.

Al igual que cuando aprendes a conducir, necesitas a alguien con experiencia para aprender. Se trata de una vivencia totalmente distinta, así que reserva la fumada individual para la quinta o sexta vez que fumes.

No fumes solo/a

  • No mezcles la marihuana con otras sustancias

Puesto que vas a fumar por primera vez, querrás tener una experiencia pura y sin adulterar. Así que si estás pensando en prepararte con unos cuantos cócteles, ni se te ocurra.

Añadir alcohol a la mezcla empeorará la situación. Podría hacer que te dé vueltas la cabeza, lo que conducirá a episodios de náuseas y vómitos. ¿Y a quién le gusta eso? No querrás que el alcohol sea la razón por la que rechaces la marihuana.

  • No fumes demasiado

Todos hemos escuchado historias sobre gente que intenta lucirse fumando cantidades enormes por primera vez. Como es lógico, no acaban muy bien en cuanto a disfrutar la experiencia.

No seas esa persona. Tómate las cosas con calma, saborea el momento y fuma con moderación. Es un maratón, no un sprint.

  • No te levantes demasiado rápido

Supongamos que estás en un sitio cómodo mientras fumas. Podrías estar despatarrado/a en la alfombra de tu sala de estar o tirado/a en un sillón reclinable, y de repente te entran unas ganas terribles de ir al baño.

Un consejo: no te levantes demasiado rápido; ya que todo podría descontrolarse y causarte una preocupación innecesaria. Ahórrate ese problema en tu primera vez...

  • Ten paciencia

Todos los fumadores veteranos conocen una persona que lo cuestiona todo después de la primera calada. Un incrédulo, por así decirlo. Escucharás infinitas lamentaciones como “Oye, tío, no siento nada. ¿Estás seguro de que la hierba es buena?”.

Una vez más, no sea esa persona. Ten paciencia y espera un poco. El subidón que buscas te golpeará de lleno cuando menos lo esperes. Y cuando lo haga, te aconsejamos que te abroches el cinturón.

  • Aprende de la experiencia

Dependiendo de la potencia de la cepa, del ambiente y de tu estado de ánimo antes de fumar, la experiencia podría variar entre agradable y muy incómoda. Independientemente de cómo vaya, lo mejor es ser lo más neutral posible e intentar aprender de la experiencia.

¿Te acuerdas de cuando empezaste a beber alcohol? Probablemente necesitaste un tiempo para conocer tus límites. Haz lo mismo con la marihuana. Podrías tardar un poco (o no), pero lo conseguirás.

  • Ni se te ocurra conducir

Ni siquiera después de una hora o dos después de fumar. Es muy probable que tu cerebro siga estando frito y todavía tenga que bajar de las nubes.

Si tienes que ir a algún sitio sin falta, que te lleve alguien. No hagas nada estúpido que ponga en peligro tu vida y la de otras personas. Mejor aún, quédate dónde estás. Más tarde agradecerás haber tomado esa decisión.

Ni se te ocurra conducir

  • Tomar comestibles es una experiencia completamente distinta

No hace falta decir que fumar e ingerir marihuana son dos cosas completamente distintas. La hierba entra en el cuerpo de forma diferente, lo que en última instancia conduce a experiencias en cierto modo dispares.

Los comestibles son unas cuatro veces más psicotrópicos que el cannabis fumado, porque el THC se convierte en un potentísimo 11-hidroxi-THC al ser digerido. Así que, si decides tomar comestibles, o es la única opción, hazlo muy despacio y consume dosis pequeñas. Te golpearán fuerte mucho antes de que te des cuenta.

  • Podrías sentirte colocado/a al día siguiente

Una pequeña advertencia: es muy probable que aún te sientas un poco colocado/a el día después de tu primera fumada. Esto podría deberse a varias cosas. Por ejemplo, si tomas comestibles, la experiencia puede durar unas ocho horas o más, dependiendo de cuánto consumas.

Pero, ¿qué haces si todavía te sientes colocado/a al día siguiente? Aunque depende de ti, ten en cuenta que esa sensación no va a durar mucho. Volverás a la normalidad en cuestión de horas, así que no te preocupes.

  • No te preocupes demasiado por las resacas de marihuana

Las "resacas" de marihuana pueden hacer que te sientas letárgico/a y un poco frito/a, pero son con diferencia mucho más soportables que las del alcohol.

Con esto en mente, una resaca de hierba se puede combatir manteniéndote hidratado/a, descansando y tal vez tomando un poco de CBD para sentirte mejor y más "normal". Gracias a nuestro sistema endocannabinoide y a la seguridad relativa[1] del cannabis en general, la hierba se procesa de una forma que no afecta demasiado al cuerpo.

¿Qué puede pasarte cuando fumas hierba?

La marihuana afecta a cada persona de una forma distinta. Dicho esto, hay ciertas sensaciones que son experimentadas por un alto porcentaje de consumidores, tanto en sentido positivo como negativo. En primer lugar, centrémonos en los aspectos positivos. Estas son algunas de las razones por las que a mucha gente le gusta la hierba:

  • Efecto eufórico y edificante
  • Risas: todo resulta el triple de gracioso
  • Sentirás una sensación de unidad con tus colegas fumetas
  • Te concentrarás más en un solo tema o actividad
  • La música y las películas (sonidos e imágenes) serán mejores
  • La comida sabe mucho mejor (si te rindes ante los munchies engordarás un par de kilos)
  • Prepárate para tener pensamientos profundos o complejos
  • Fuerte efecto relajante: despídete de la tensión, al menos durante un rato
  • El paso del tiempo se ralentizará

Pero ¿qué ocurre si te encuentras en el otro lado de la balanza y tu corazón se acelera, tienes sensación de incomodidad y te abruman los pensamientos negativos?

Haz lo siguiente:

  • Respira hondo
  • Relájate: recuerda que solo estás colocado/a y que se te pasará pronto
  • Toma el aire o abre una ventana
  • Túmbate de lado en el sofá (en vez de boca arriba)
  • Haz que tu entorno sea más cómodo: pon música relajante, etc.
  • Intenta dormir
  • Hidrátate y come algo
  • Distráete con una conversación o algún tipo de medio relajante (no cojas el teléfono)
  • No estés sobre la misma superficie durante mucho tiempo: estírate

Por qué es posible que no sientas un colocón después de fumar hierba por primera vez

Mientras que algunos fumadores novatos se colocan demasiado la primera vez, otros no sienten nada. En lugar de sentirse abrumados y fuera de su zona de confort, experimentan una decepción tremenda.

Después de preparar la situación y el entorno para ese momento tan especial, no sentir nada es desmoralizador. Si tu primera vez fue así, o quieres evitar que ocurra esto, echa un vistazo a los motivos por los que sucede a continuación.

  • Hierba de mala calidad

No todo el mundo tiene el privilegio de vivir en un país donde la marihuana es legal. Mientras que estas personas afortunadas pueden visitar un dispensario o coffeeshop y comprar cogollos cultivados de forma experta, quienes residen en zonas en las que el cannabis está prohibido se enfrentan a unas circunstancias muy distintas.

La mayoría de los fumadores novatos pertenecen al segundo grupo. Sienten curiosidad por la hierba, un amigo les presenta al distribuidor local, y terminan con una bolsa de marihuana mal cultivada y llena de semillas, tallos y, a veces, incluso moho.

Este tipo de cogollo contiene un nivel de cannabinoides insuficiente, tiene mal sabor, y proporciona una primera experiencia generalmente pobre. A veces, estos cogollos ni siquiera producen un efecto psicotrópico.

  • Mala técnica de inhalación

Aprender a inhalar el humo de la marihuana de forma adecuada puede llevar tiempo. Algunos principiantes lo clavan a la primera calada, pero otros tardan días o semanas en dominar la técnica.

A muchos novatos les resulta extraña, e incluso molesta, la sensación del humo entrando en sus pulmones. A menudo, mantienen el humo en la boca y exhalan sin haber dejado que llegue a los pulmones. Aunque este método funciona muy bien con los puros, no coloca.

La primera vez que fumes hierba toserás, y la centésima también. Cualquier tipo de humo irrita los pulmones. Para minimizar esta tos, inhala y exhala suavemente. Ten un poco de agua a mano por si te entra un ataque de tos.

  • Has comprado una cepa de CBD por error

No todos los cannabinoides colocan. Mientras que el THC activa los receptores CB1 del sistema endocannabinoide e inunda al cerebro de dopamina, el CBD no tiene esta capacidad. En su lugar, este cannabinoide no psicotrópico produce un efecto lúcido y relajante carente de subidón.

Algunos consumidores de marihuana prefieren los efectos del CBD. Sin embargo, si quieres colocarte por primera vez, necesitas una variedad con un poco de THC. Si no has sentido nada durante tu primera experiencia, es posible que hayas elegido por error una cepa rica en CBD.

Algunas variedades contienen el mismo nivel de THC que de CBD. Recomendamos estas variedades equilibradas a los principiantes. Estos cogollos producen un subidón evidente, pero el CBD ayuda a mitigarlo y reduce las probabilidades de sentirse asustado o abrumado.

Has comprado una cepa de CBD por error

  • No fumar lo suficiente

Los fumadores novatos deben tomarse las cosas con calma. Da una calada por vez, y espera un par de minutos para comprobar cómo te sienta. Con esto evitarás excederte demasiado. Sin embargo, algunos principiantes son demasiado cautelosos.

La marihuana afecta a cada persona de forma distinta. Algunas pueden acabar ciegas tras una o dos caladas, mientras que otras necesitan el doble para sentir el mismo efecto. Dado que los efectos del cannabis fumado se producen en cuestión de minutos, si no sientes nada, prueba a dar otra calada con cuidado cada pocos minutos. Sigue inhalando hasta que llegues al punto ideal.

Pero recuerda: es mejor tener una primera experiencia decepcionante que abrumadora, por lo que te aconsejamos que actúes con precaución.

  • Tu cuerpo no te lo permite

Es posible que tu sistema endocannabinoide sea en parte responsable de tu incapacidad para colocarte por primera vez. Algunas personas creen que se debe a la falta de expresión de los receptores CB1 del cerebro de los fumadores novatos.

Una vez que tu cerebro se acostumbra a la presencia del THC, el sistema nervioso comienza a desinhibir los receptores CB1 (hasta cierto grado), lo que te permitirá sentir todo el potencial del subidón.

Esto significa que podrías no sentir mucho la primera vez que fumas, pero tu sistema nervioso se adaptará rápidamente y te permitirá cocerte del todo.

  • No estás de humor para ello

Sentir nerviosismo o demasiada emoción podría afectar al efecto de las primeras veces que fumas. Un cóctel de adrenalina y cortisol es capaz de amortiguar los efectos del THC. Cuando aprendas a desconectar y relajarte, comprobarás que los efectos del THC se vuelven más intensos.

Por suerte, los fumadores novatos no necesitan muchas fumadas para empezar a disfrutar de una experiencia completa con THC, sin que nada se interponga en su camino.

Esperamos haberte informado de las medidas de seguridad más importantes y las buenas prácticas que hay que tener en cuenta las primeras veces que fumes hierba. Incluso los fumadores con experiencia deberían seguir estos consejos, ya que cualquiera puede tener una mala experiencia con la marihuana de vez en cuando. Ve despacio, consume con moderación y disfruta de las buenas vibraciones.

Fuentes Externas
  1. Marijuana Is Much Safer Than Alcohol And Tobacco, New Study Finds https://www.sciencealert.com
Descargo de responsabilidad:
Este contenido está destinado únicamente a fines educativos. La información ofrecida procede de investigaciones recopiladas por fuentes externas.

¿TIENES MÁS DE 18 AÑOS?

El contenido de RoyalQueenSeeds.com es únicamente apto para adultos y está reservado para personas mayores de edad.

Asegúrate de conocer las leyes de tu país.

Al hacer clic en ENTRAR, confirmas
que tienes
18 años o más.