Sin duda, las opiniones respecto al cannabis están cambiando. Ya sea con fines medicinales o recreativos, el consumo de marihuana está mucho más aceptado en gran cantidad de regiones del mundo. Sin embargo, todavía desconocemos muchos aspectos del cannabis, incluyendo como de seguro es realmente, especialmente si se consume a largo plazo.

¿EXISTE ALGÚN RIESGO POR CONSUMIR CANNABIS A CORTO PLAZO?

En RQS, nos encanta el cannabis y creemos que poder debatir sus efectos, de forma abierta y honesta, es fundamental para desmontar el estigma creado en torno a esta planta durante años. Así que empecemos examinando los efectos del cannabis a corto plazo en el cuerpo:

Los receptores cannabinoides[1] están presentes en todo nuestro cuerpo. Los receptores CB1 se encuentran en concentraciones extremadamente elevadas en muchas regiones del cerebro (incluyendo, entre otras, el cerebelo, hipocampo, corteza cerebral, ganglios basales, hipotálamo y amígdala). Por otro lado, los receptores CB2 se encuentran en células inmunológicas y algunas neuronas.

Al dirigirse a estos receptores, el cannabis puede provocar cambios en el estado de ánimo, la memoria, el apetito, la coordinación, la sensación de dolor y la percepción, entre otros. Piensa en las características de un colocón de marihuana: euforia, relajación, aumento de apetito, alteración de la percepción temporal y formas distintas de pensar. El cannabis también puede aumentar temporalmente el placer que sentimos al comer, tener relaciones sexuales, escuchar música, contemplar arte, etc.

La marihuana no provoca sobredosis letales y no hay ningún caso documentado de muerte como resultado directo de un consumo excesivo de cannabis. Pero algunos cannabinoides (especialmente el THC) pueden causar efectos desagradables cuando se consumen en altas cantidades. Estos incluyen:

• Dificultad para pensar con claridad o resolver problemas
• Pérdida de memoria a corto plazo
• Pensamientos acelerados
• Ansiedad
• Sudoración
• Náuseas y vómitos

Fumar cannabis, así como fumar tabaco o cualquier otra materia vegetal seca, puede causar irritación grave en el tracto respiratorio.

PSICOSIS INDUCIDA POR EL CANNABIS: ¿ES REAL LA “LOCURA DE LA MARIHUANA”?

Si buscas en Google “riesgos del consumo de cannabis” encontrarás referencias a la psicosis inducida por el cannabis (CIP, por sus siglas en inglés). Como su nombre sugiere, la CIP es un episodio psicótico pasajero, caracterizado por síntomas como paranoia, delirio, depresión, cavilaciones, ansiedad, etc. En 2018, un abogado canadiense culpó a la CIP de haberle hecho acusar a un desconocido de ser un terrorista y romperle las costillas con un bate de béisbol.

¿Cómo de real es la psicosis inducida por el cannabis? Hay cierto debate sobre si el cannabis puede inducir un episodio psicótico agudo. De hecho, existe un gran debate[2] sobre la relación entre el cannabis y los trastornos mentales en general.

PSICOSIS INDUCIDA POR EL CANNABIS: ¿ES REAL LA “LOCURA DE LA MARIHUANA”?

RIESGOS A LARGO PLAZO DEL CONSUMO DE CANNABIS

A corto plazo, los efectos del consumo de cannabis son bastante leves. Pero el consumo a largo plazo presenta riesgos considerables.

EL CANNABIS PUEDE CAUSAR RIESGOS PARA LA SALUD ASOCIADOS A FUMAR

Aunque a los consumidores de marihuana les encanta pensar que fumar cannabis es más sano que fumar tabaco, la realidad es distinta. Algunos estudios[3] muestran que el humo del cannabis contiene muchas de las sustancias dañinas presentes en el humo de los cigarrillos.

Los riesgos para la salud derivados de fumar marihuana proceden de la combustión. El humo generado al combustionar prácticamente cualquier sustancia contiene un sinfín de carcinógenos, toxinas e irritantes. Al inhalar el humo del cannabis, estás introduciendo estos químicos directamente en tu cuerpo.

EL CANNABIS PUEDE PROVOCAR CAMBIOS EN LA ESTRUCTURA CEREBRAL

Algunas investigaciones muestran que el cannabis puede afectar la estructura del cerebro. Un estudio de 2014[4], publicado en la revista “Neuropsychopharmacology”, analizó cómo el cannabis afectaba la estructura cerebral en un grupo de consumidores habituales de cannabis versus un grupo de consumidores ocasionales. El estudio encontró que consumo elevado de cannabis se correlacionaba con una reducción de la materia gris (que contiene la mayoría de neuronas del cerebro) en zonas del cerebro, incluyendo la corteza temporal medial, el polo temporal, el giro parahipocampal, la ínsula y la corteza orbitofrontal. Estas zonas contienen muchos receptores CB1 y juegan un papel importante en el “procesamiento motivacional, emocional y afectivo”.

Los resultados de este estudio concuerdan con los resultados de otros estudios basados en animales.

EL CANNABIS AFECTA AL APRENDIZAJE, LA MEMORIA Y LA ATENCIÓN

Las investigaciones también muestran que la marihuana puede afectar nuestra capacidad de aprendizaje y memoria. Pero aún no se comprende del todo cómo produce esto.

Un estudio de 2016[5] publicado en la revista "JAMA Internal Medicine” encontró una fuerte asociación entre la exposición a largo plazo al cannabis y el empeoramiento de la memoria verbal en personas de mediana edad (con edades entre 18 y 30 años).

El estudio incluía una muestra de 5.000 participantes a quienes se les pidió que informaran sobre su consumo de marihuana y participaran en tests de memoria verbal, velocidad de procesamiento y función ejecutiva.

El estudio concluyó que, en promedio, por cada 5 años de consumo habitual de cannabis, los participantes olvidaron 1 palabra de una lista de 15 palabras que se les había mostrado previamente.

Sin embargo, otros estudios también sugieren que el cannabis podría ayudar a reducir el deterioro cognitivo asociado a la vejez. En 2017, un estudio[6] publicado en “Nature Medicine” mostró que, mientras el THC afectaba negativamente los resultados de los tests cognitivos en ratones jóvenes, producía el efecto contrario en ratones adultos.

EL CANNABIS AFECTA AL APRENDIZAJE, LA MEMORIA Y LA ATENCIÓN

EL CANNABIS PUEDE CAUSAR DEPENDENCIA Y ADICCIÓN

Por más que te guste la marihuana, es importante ser consciente de que puede causar adicción. Cuando el THC se une a los receptores CB1, el sistema endocannabinoide se subrregula de forma natural. Cuando esto sucede, produce menos endocannabinoides y menos receptores. Con el consumo habitual, esto significa que desarrollarás naturalmente una tolerancia al THC y necesitarás dosis más altas para obtener los mismos resultados.

Con el tiempo, los consumidores habituales de cannabis también pueden desarrollar dependencia a esta sustancia. El sistema endocannabinoide es un sistema muy inteligente por naturaleza. Por ejemplo, en situaciones estresantes, el sistema endocannabinoide aumenta los niveles de endocannabinoides en respuesta a un aumento del cortisol. Cuando la gente consume marihuana para afrontar el estrés, el THC ocupa el lugar de los endocannabinoides como la anandamida y el 2-AG, afectando la capacidad natural del sistema endocannabinoide para lidiar con el estrés en el futuro. Como resultado, la gente puede volverse dependiente del cannabis en situaciones de estrés.

Básicamente, la adición al cannabis se produce cuando una persona consume cannabis, siente que impacta negativamente en su vida y quiere dejar de consumirlo pero no puede.

EL CANNABIS SE HA RELACIONADO CON ENFERMEDADES DE SALUD MENTAL

Sí, hay estudios que muestran que la marihuana puede afectar la salud mental. Pero la relación entre el cannabis y los trastornos mentales aún no se comprende del todo. Anteriormente se creía que el cannabis podía causar psicosis y esquizofrenia, pero parece que este no es el caso. En cambio, algunos investigadores han argumentado que el cannabis podría provocar la aparición de trastornos mentales en personas con predisposición a estas enfermedades. Sin embargo, todavía no entendemos realmente cómo el cannabis afecta a nuestra salud mental.

UN APUNTE PARA LOS CONSUMIDORES JÓVENES DE CANNABIS

Ahora ya conoces los efectos a corto y largo plazo del cannabis. No obstante, con un consumo responsable deberías poder disfrutar la marihuana sin tener que preocuparte por exponerte a riesgos severos.

Pero es importante señalar que las personas jóvenes deberían evitar la marihuana. El sistema endocannabinoide juega un papel esencial en el desarrollo del cerebro, desde el inicio de la vida en el útero, hasta la pubertad y la edad adulta. Por tanto, es estrictamente recomendable que los jóvenes, cuyo cerebro aún se esté desarrollando, NO consuman cannabis.

Fuentes Externas
  1. Cannabinoid receptors: where they are and what they do. - PubMed - NCBI https://www.ncbi.nlm.nih.gov
  2. Here's the truth about whether cannabis causes psychosis – and what you can do to minimise your risk of harm | The Independent https://www.independent.co.uk
  3. Marijuana and Lung Health | American Lung Association https://www.lung.org
  4. Long-Term Effects of Cannabis on Brain Structure https://www.ncbi.nlm.nih.gov
  5. Long-Term Marijuana Use Associated with Worse Verbal Memory in Middle Age - For The Media - JAMA Network https://media.jamanetwork.com
  6. https://www.researchgate.net/publication/316842775_A_chronic_low_dose_of_D9-tetrahydrocannabinol_THC_restores_cognitive_function_in_old_mice
Descargo de responsabilidad:
este contenido está destinado únicamente a fines educativos. La información ofrecida procede de investigaciones recopiladas por fuentes externas.

¿TIENES MÁS DE 18 AÑOS?

El contenido de RoyalQueenSeeds.com es únicamente apto para adultos y está reservado para personas mayores de edad.

Asegúrate de conocer las leyes de tu país.

Al hacer clic en ENTRAR, confirmas
que tienes
18 años o más.