A todos nos ha pasado: ir de valientes y dar demasiadas caladas a un bong o infravalorar la potencia de un comestible, experimentando un colocón que sencillamente quieres que termine cuanto antes. Por suerte, no todo está perdido. A diferencia de otras sustancias psicoactivas, nunca se ha registrado una sobredosis letal con THC.

Esto debería darte la tranquilidad de que independientemente de la paranoia que puedas sentir o el malestar que estés sufriendo, un ciego excesivo siempre se disipará sin provocar efectos secundarios a largo plazo. Aunque el tiempo es el único método infalible para hacer desaparecer el THC del cuerpo, hay varias soluciones eficaces para reducir los efectos del consumo de marihuana.

Cómo controlar los efectos de la marihuana: aliviar un exceso de THC

Planificar con antelación: tolerancia y métodos de consumo

La mayoría de consumidores de cannabis "experimentados" consideran que su nivel de tolerancia es máximo, pero casi todos nos hemos mirado fijamente al espejo alguna que otra vez, encontrando un zombie colocado enfrente de nosotros. Esto es especialmente cierto en reuniones sociales o "submarinos" donde se consume gran cantidad de cannabis y podrías tardar un rato en ser consciente de la cantidad de THC que has ingerido.

Algo que pilla por sorpresa tanto a fumadores experimentados como novatos son los nuevos métodos de consumo de THC. Los concentrados tienen un contenido de cannabinoides psicoactivos muy superior al de la flor, así que obviamente producen efectos más potentes. Los comestibles, elaborados a partir de mantequilla o extractos de cannabis, son muy propensos a tirar por la borda los planes de muchos fumadores expertos con colocones excesivos que llegan una hora más tarde.

De forma similar, los concentrados o "dabs" pueden contener porcentajes de THC que alcanzan ¡el 70% o incluso cifras superiores! Como regla general, prueba nuevas variedades y derivados de marihuana con precaución. Aunque sea fascinante probar diferentes métodos de consumo, siempre es mejor dar a tu cuerpo el tiempo que necesita para adaptarse a nuevas sustancias y vías de ingesta.

¿Cuánto dura un subidón de marihuana?

La duración de un subidón de marihuana depende de varios factores, pero posiblemente, el más importante sea el método de consumo.

Los efectos de la marihuana cuando se fuma o vaporiza suelen aparecer al cabo de unos minutos, alcanzan su punto máximo a los 10-30 minutos y duran entre 1 y 3 horas, dependiendo de la potencia.

¿Cuánto dura un subidón de marihuana?

Pero, ¿qué pasa cuando comemos marihuana? Cuando consumimos hierba por vía oral, debe pasar a través del tracto digestivo antes de llegar al hígado. Cuando llega a este órgano tan importante, las enzimas convierten el THC en una molécula más potente conocida como 11-hidroxi-THC. El resultado es que el consumo de marihuana en forma de comestible tarda entre 1 y 2 horas en percibirse, y los efectos duran entre 6 y 8 horas.

¿Cuánto dura un subidón de marihuana?

CBD: control natural del THC

El cannabis va mucho más allá del THC. En las mismas glándulas o tricomas donde se produce el THC se almacenan decenas de otros cannabinoides, terpenos y flavonoides. El CBD (cannabidiol) es el segundo cannabinoide más abundante en las especies de cannabis y es el compuesto al que se le atribuyen las propiedades terapéuticas más importantes. Y cuando se trata de experiencias desagradables con el THC, resulta que el CBD contrarresta sus efectos.

El THC se adhiere a los receptores cannabinoides del sistema endocannabinoide humano, causando efectos psicoactivos. En presencia del CBD, el THC ve limitada su capacidad para interactuar con ellos, moderando así sus consecuencias.

Aunque el CBD no induce efectos psicoactivos, sí ofrece una agradable sensación de relajación que puede disminuir el ritmo cardíaco y aliviar la ansiedad tras un consumo excesivo de THC.

Ejercicio

El ejercicio es una de las mejores formas de reducir los efectos no deseados de consumir demasiada marihuana. Los estudios sugieren que el endocannabinoide anandamida[1] es el responsable de lo que comúnmente se conoce como el "subidón del runner". Aunque este fenómeno se le atribuía antiguamente a las endorfinas, la investigación señala ahora que los endocannabinoides tienen una mayor influencia sobre esa sensación eufórica.

¿Cómo mitiga el "subidón del runner" el efecto del THC? Básicamente, correr o practicar otros tipos de ejercicio pueden aliviar el estrés asociado al consumo excesivo de cannabis en poco tiempo. Es más, hacer deporte puede ser una gran forma de distraerte de los efectos de la marihuana y llenar tus pulmones de aire fresco. Si correr no es lo tuyo, un paseo a ritmo ligero sirve igualmente para activar tu flujo sanguíneo y mantener tu mente alejada del colocón.

Disciplinas como el yoga o el pilates, que se basan en una respiración adecuada, son actividades físicas estupendas para reducir los efectos del cannabis. No sólo te concentras en fortalecer tu respiración, sino que consigues incrementar el flujo de sangre a otras zonas del cuerpo, distrayéndote de los efectos psicoactivos que estás percibiendo a nivel cerebral.

Ejercicio

Comer y beber

Siempre es una buena idea hidratarse tras consumir cannabis, especialmente si se trata de una gran cantidad. Además de aliviar la clásica sequedad de boca, el agua y otros líquidos mantienen las defensas del cuerpo en buen estado y aumentan la sensación de lucidez. Lo mismo ocurre con la comida. Estudios anecdóticos indican que comer alimentos ricos en grasas permite al cuerpo metabolizar el THC más rápido. Todavía está por confirmar que esto sea cierto o no. Pero en caso de duda, probablemente sea mejor probar a comer algo.

Pimienta negra

La sabiduría popular del cannabis siempre ha defendido que oler o masticar pimienta negra produce un efecto calmante casi instantáneo para controlar las consecuencias del THC. Y por lo visto, hay pruebas reales que apoyan la relación entre pimienta y hierba.

El reputado investigador y descubridor del "efecto séquito" Ethan Russo, publicó un informe científico en la Revista Británica de Farmacología[2] en el que mencionaba el "efecto fitocannabinoide-terpenoide[3]" de la pimienta con el THC.

Básicamente, el beta-cariofileno y otros terpenoides contenidos en la pimienta negra se adhieren a los mismos receptores endocannabinoides que el THC. Cuando se combinan, ambos producen una serie de efectos terapéuticos. Se habla de un efecto similar con los limones (que contienen el terpeno limoneno) y los piñones (pineno).

Pimienta negra

Acude al limoneno para controlar el THC

El terpeno limoneno podría proporcionar alivio cuando estamos demasiado colocados. Esta molécula refrescante ayuda a energizar la mente y aliviar los nervios. Los estudios en animales[4] han mostrado que el terpeno ayuda a calmar la tensión y la preocupación, sensaciones asociadas al exceso de marihuana.

Hay muchas cepas de marihuana que contienen limoneno, pero no es necesario consumir más hierba para acceder a estos efectos. También hay muchas frutas diferentes que contienen grandes cantidades de este terpeno, incluidos los limones.

Si no te sientes bien después de haber fumado demasiado, echa un poco de cáscara de limón en agua templada y prepárate un té relajante. Añade un poco de jengibre para darle más sabor y siente cómo comienza a surgir la magia del limoneno.

Mejora tu estado de ánimo con pineno

El pineno es otro terpeno que está presente en muchas cepas de marihuana. Esta molécula también se encuentra por toda la naturaleza y es responsable del agradable aroma de los bosques de pinos. Los investigadores han llegado a referirse al pineno como "un regalo milagroso de la naturaleza"[5] debido a su amplia gama de propiedades beneficiosas.

Entre ellas, el pineno muestra la capacidad de reducir los pensamientos rumiantes. Cuando consumimos demasiado THC, la mente tiende a pensar demasiado y a percibir incluso las cosas mundanas de una manera profunda y filosófica. Esto a veces puede llegar a ser abrumador y enviarnos a una espiral que provoca sensaciones de pánico. El pineno podría ayudar a frenar estos procesos de pensamiento inútiles aliviando la hiperactividad de la mente.

Los inciensos y aceites esenciales de eucalipto contienen altos niveles de pineno. Pon unas gotas en un quemador de aceite esencial y deja que el aroma llene el ambiente. Harás que el pineno llegue al torrente sanguíneo en cada inhalación, respirando de forma lenta y constante.

Mejora tu estado de ánimo con pineno

Distráete

Después de darle unos terpenos a tu cuerpo, intenta distraer tu mente de la sensación que tiene en ese momento. Si tienes dificultades para aceptar cómo te sientes, el siguiente paso es olvidarte de ello temporalmente.

Tu cerebro solo puede procesar cierta cantidad de información a la vez. Si expones tu mente a tareas repetitivas y llenas de información, desviarás tu sensación de estar demasiado colocado. Para ocupar tu mente con otras cosas, juega a la consola o navega un rato por tu cuenta de Instagram hasta que empieces a recuperar la sobriedad.

A medida que vayas profundizando en el videojuego o en las redes sociales, comenzarás a sentir cómo regresas a un estado sobrio. Tu respiración se hará más lenta y la rumia mental desaparecerá.

Como alternativa, puedes probar las siguientes 6 actividades para dejar de pensar demasiado:

  • Sal a caminar: date un paseo por tu barrio para despejar la mente y ayudar al cuerpo a metabolizar todo ese THC más rápidamente.
  • Prueba alguna aplicación para meditar: la meditación tiene el objetivo de desviar el enfoque de nuestros pensamientos y emociones. Prueba una aplicación de meditación guiada, para que te resulte más cómodo.
  • Date una vuelta por tu cuarto de cultivo o jardín: pasar tiempo con las plantas de marihuana podría parecer contraproducente si estás demasiado colocado. Sin embargo, lo único que aportan son vibraciones positivas, y concentrarte en sus cuidados hará que te distraigas de las preocupaciones inútiles.
  • Lee un libro: una buena novela va muy bien para sacar la mente del presente y sumergirla en un mundo alternativo.
  • Cocina algo rico: cocinar lleva la mente a un estado zen. Ponte un buen podcast mientras te concentras en picar verduras, mezclar especias y cocinar algo delicioso para satisfacer tus antojos.
  • Ponte una película épica: al igual que leer un libro, las películas de fantasía te sumergirán en una experiencia increíble y te ayudarán a olvidarte de que estás colocado. Por supuesto, El señor de los anillos sigue siendo el caballo ganador en este género.
Distráete

Ducha fría

Del mismo modo que lavarte la cara por la mañana te despeja nada más levantarte, darse una ducha fría es un método infalible para alejar la atención de tu cuerpo y mente del colocón. Aunque pueda sonar sorprendente en un primer momento, una ducha fría es una forma comprobada de aliviarlo. A pesar de que no reduce el nivel de THC en sangre, el agua fría estimula los sentidos.

Relaja tu sistema nervioso central

El estado de nuestro sistema nervioso dicta en gran medida cómo nos sentimos en cada momento. El sistema nervioso simpático está asociado con la reacción de lucha o huida, mientras que el sistema nervioso parasimpático se encarga del descanso y las funciones digestivas.

Afortunadamente, existen formas de "activar" el sistema nervioso parasimpático para disminuir la sensación de nerviosismo o preocupación. La respiración diafragmática lenta y profunda[6] es suficiente para cambiar el sistema nervioso hacia un estado parasimpático. Así que, ponte música relajante y positiva y respira contando hasta 5, haz retención contando hasta 5 de nuevo y exhala contando otra vez hasta 5 mientras dura la pieza musical.

¡Buenas noches!

Si el tiempo es claramente el único factor que puede hacer desaparecer el THC de tu flujo sanguíneo, no se nos ocurre mejor forma de hacerlo pasar rápidamente que una siesta de toda la vida. Simplemente ten cuidado de despertarte a tiempo, porque esto puede provocar una resaca de cannabis importante, que te deja exhausto y grogui a la vez.

Un buen descanso de 30-45 minutos debería ser suficiente para que cualquiera se sienta más sobrio y fresco. Aunque dependiendo de la variedad consumida, es más fácil decirlo que hacerlo. Si has fumado cepas índica o índica dominantes, quizás dormir sea una alternativa razonable. Las sativa, sin embargo, pueden hacer que simplemente sentarse quieto sea todo un desafío.

Habla con tus amigos cercanos

Un poco de tranquilidad puede ser de gran ayuda. Es difícil expresar tus propias emociones cuando estás colocado. Si estás con amigos cercanos, diles cómo te sientes. Pueden darte una nueva perspectiva, decirte que no vas a morir y probablemente hacer que te rías y te sientas mejor.

Si estás solo, llama a un amigo sobrio. La sinceridad es la mejor alternativa. Diles exactamente cómo te sientes y por qué. El simple hecho de expresarlo con palabras probablemente será suficiente para que te sientas mejor. Escúchales atentamente y permíteles que te saquen de tu bucle mental.

Fuentes Externas
  1. Exploring The Molecular Basis Of “Runner’s High” http://cen.acs.org
  2. Taming THC: potential cannabis synergy and phytocannabinoid-terpenoid entourage effects https://www.ncbi.nlm.nih.gov
  3. The cannabinoid CB2 receptor-selective phytocannabinoid beta-caryophyllene exerts analgesic effects in mouse models of inflammatory and neuropathic pain - ScienceDirect http://www.europeanneuropsychopharmacology.com
  4. Effects of Limonene on Chronic Restraint Stress-Induced Memory Impairment and Anxiety in Male Rats | SpringerLink https://link.springer.com
  5. Biomolecules | Free Full-Text | Therapeutic Potential of α- and β-Pinene: A Miracle Gift of Nature https://www.mdpi.com
  6. The physiological effects of slow breathing in the healthy human https://www.ncbi.nlm.nih.gov
Descargo de responsabilidad:
Este contenido está destinado únicamente a fines educativos. La información ofrecida procede de investigaciones recopiladas por fuentes externas.

¿TIENES MÁS DE 18 AÑOS?

El contenido de RoyalQueenSeeds.com es únicamente apto para adultos y está reservado para personas mayores de edad.

Asegúrate de conocer las leyes de tu país.

Al hacer clic en ENTRAR, confirmas
que tienes
18 años o más.