Los comestibles son una forma excelente de disfrutar de la marihuana, pero hay que prepararlos con mucho cuidado. No es tan sencillo como ingerir la misma cantidad que se fuma. Es posible fumar un porro con medio gramo de hierba y encontrarse bien. Pero si tomas cannabutter preparada con la misma cantidad, podrías apalancarte durante mucho tiempo.

Para conocer la potencia de los comestibles con THC hay que seguir unos pasos bastante sencillos. En este artículo te enseñamos a calcular las dosis adecuadas de THC de tus comestibles, para que puedas cocinar con marihuana con confianza. Preparar comestibles es entretenido y gratificante, y con un poco de cuidado, puede ser una manera fantástica de colocarse.


Consejos generales para consumir comestibles con marihuana

Antes de ver cómo se dosifica el THC en los comestibles, debemos repasar algunos consejos generales. Los comestibles con cannabis pueden tener un efecto muy potente y duradero, por lo que deben tomarse con la misma precaución que los psicodélicos. Dada la duración y la potencia del subidón, si algo sale mal, no podrás echar marcha atrás.

¿Te encuentras en un sitio en el que no te importa estar muy colocado/a? ¿Estás con gente con la que no pasa nada si te comportas de forma extraña? También deberás prestar atención a tu mente y estado de ánimo. Si no te apetece o te preocupa algo, déjalo para otro día.

Si se cumplen todos los requisitos y decides tomar comestibles, te lo pasarás en grande. ¡Pero no te confíes demasiado! Empieza con poco y ten paciencia. Cuando se digiere, el THC se convierte en 11-hidroxi-THC, que es mucho más potente.

  • ¿Cuánto tardan los comestibles con marihuana en hacer efecto?

Debido a que tienen que digerirse, el efecto de los comestibles tarda bastante más que cuando se fuma hierba. Dependiendo de cuánto hayas comido (de comida normal) y de tu fisiología, podrías sentir sus efectos entre 20 minutos y un par de horas a partir de la ingesta; aunque la media suele ser de entre media y una hora. Pero, si no sientes nada después de una hora, ¡espera un poco más!

Una vez que comiences a sentir el efecto, podrían pasar dos horas más antes de que el colocón alcance su punto máximo. Por eso es importante no creer que lo que sientes después de 10 minutos es lo que vas a sentir durante el resto de la experiencia. No tomes otra dosis hasta que tengas la seguridad de haber alcanzado el punto máximo.

¿Cuánto tardan los comestibles con marihuana en hacer efecto?

¿Por qué es importante calcular con precisión las dosis de comestibles?

Dado que es posible experimentar unos efectos secundarios desagradables y un tiempo de espera prolongado, es fundamental calcular correctamente las dosis de THC que tienen tus comestibles. O, en su defecto, estimarlas por lo alto.

No asumas que al estar hechos con hierba, tus comestibles no serán muy fuertes. Si tomas demasiados, podrías sentirte bastante mal; y lo único que puedes hacer es esperar.

Cómo calcular la potencia de los comestibles

En la mayoría de productos de cannabis, la concentración se mide en porcentajes. Si te fijas, por ejemplo, en las semillas de la web de RQS, verás cifras como un 20% de THC o un 10% de CBD. Sin embargo, cuando se preparan comestibles con marihuana, la potencia se mide en miligramos de THC. Esta conversión no es demasiado compleja, pero hay que llevar a cabo varios pasos.

  • Conseguir el efecto buscado

Debido a que los comestibles son muy potentes y producen un colocón mucho más físico que cuando se fuma o vapea THC, el efecto buscado suele conseguirse con dosis mucho más bajas. Aunque, en general, muchas personas disfrutan de un buen colocón fumando marihuana, es muy probable que la misma dosis de comestibles les resulte excesiva.

Claro que, la gente que fuma cannabis de forma habitual tendrá una mayor tolerancia a sus efectos y, por eso, es posible que quieran tomar más que quienes nunca han fumado. Pero si acabas de llegar al mundo de los comestibles, lo mejor es que limites tus expectativas.

Cómo calcular las dosis de THC de los comestibles

A la hora de calcular la cantidad de THC que contendrán tus comestibles, hay varios factores que deberás tener en cuenta.

  • Descarboxilación

Aunque la potencia de los cogollos siempre se expresa en términos del THC, lo que en realidad está presente en las flores es un compuesto conocido como THCA. La "A" significa "ácido". Para transformarse en THC, este ácido debe someterse a un proceso conocido como descarboxilación; es decir, hay que aplicarle calor.

Cuando se descarboxila el THCA, parte de él se pierde en el proceso. Dependiendo de la eficacia del mismo, es posible conservar alrededor de un 75-88% de la potencia original. Pero, para no pillarnos los dedos, vamos a suponer que se conserva un 90%.

Para calcular cuánto THC tendremos después de la descarboxilación, hay una fórmula bastante sencilla, Pero, primero, debemos convertir el porcentaje inicial en peso.

Vamos a usar 3 potencias distintas como ejemplos, aunque la fórmula será la misma. 10% (posiblemente el contenido más bajo de THC con el que vas a trabajar), 15% y 20%.

1. Calcula el peso del THCA por gramo de hierba

• 10% de THC = 100mg de THCA por gramo de hierba
• 15% de THC = 150mg de THCA por gramo de hierba
• 20% de THC = 200mg de THCA por gramo de hierba

2. Calcula la cantidad total de THC (supongamos que tenemos 5 gramos de hierba)

• 10% de THCA: 100mg × 5 = 500mg de THCA
• 15% de THCA: 150mg × 5 = 750mg de THCA
• 20% de THCA: 200mg × 5 = 1 gramo de THCA

3. Calcula cuánto THC habrá después de la descarboxilación, para una eficacia del 90%

• 500mg de THCA × 0,9 = 450mg de THC
• 750mg de THCA × 0,9 = 675mg de THC
• 1g de THCA × 0,9 = 900mg de THC

  • Eficacia de la extracción con lípidos

La información anterior no nos dice cuánto THC quedará en nuestra cannabutter o aceite. No se extraerán todos los cannabinoides presentes, ya que no es un proceso 100% efectivo. De hecho, algunas personas creen que la extracción total es solamente de un 30%, mientras que otras opinan que puede llegar hasta un 60%. Para ir sobre seguro, en este ejemplo vamos a trabajar con el 60%.

Esto significa que solo un 60% del peso del THC estará disponible para su consumo.

Nota: no todas las grasas son igual de adecuadas para la extracción. Parece ser que la mantequilla y el aceite de coco son las que retienen la mayor cantidad de cannabinoides. Otros aceites suelen ser menos eficaces.

Utilizando el peso del THC de los ejemplos anteriores, así es como se calcula la cantidad de THC que tendrá tu cannabutter o aceite de marihuana:

450mg (de 5 gramos de hierba con un 10% de THC) × 0,6 (extracción del 60%) = 270mg
• 675mg × 0,6 = 405mg
• 900mg × 0,6 = 540mg

¿Cuánto THC habrá por comestible?

Ahora que ya sabemos la cantidad de THC que hay en nuestra grasa, nos será muy fácil calcular cuánto habrá en el comestible final; suponiendo que el THC se distribuya uniformemente por toda la mantequilla o aceite de cannabis (es probable que no sea así, pero de eso hablaremos más adelante).

Las dosis medias oscilan entre 2,5 y 10 mg, pero, en última instancia, esto dependerá de ti.

Después de asegurarte de que la mantequilla o aceite se extiendan uniformemente por toda la mezcla del comestible, haz los siguientes cálculos para dividirla.

Con los 5 gramos de hierba con un 10% de THC, obtendremos una mantequilla con 270mg de THC. Para saber cómo dividir el comestible, divide 270 por la potencia que buscas (en mg).

• 270/2.5 = 108
• 270/5 = 54
• 270/10 = 27

De esta forma, si quieres dosis de 2,5mg de THC, tendrás 108 porciones; si quieres dosis de 5mg, 54 porciones; y de 10mg, 27 porciones.

Las fórmulas serán las mismas para el resto de los ejemplos. Partiendo del ejemplo del 20% de THC, con el que hemos obtenido 540mg de THC:

• 540/2.5 = 216
• 540/ 5 = 108
• 540/10 = 54

Diferencia entre THC y CBD en comestibles

Otro motivo para tener cuidado con los comestibles con marihuana es que la proporción de THC con respecto al CBD se inclinará bastante del lado del THC una vez que tenga forma comestible.

La biodisponibilidad del CBD es de un 5-10%, mientras que la del THC es de al menos un 96%. Si vas a usar una cepa con un ratio de THC:CBD de 1:1, acabarás consumiendo unas 10 veces menos CBD que THC. De todos modos, la mayoría de las variedades contienen 10 veces menos CBD que THC, lo que significa que probablemente obtendrás 100 veces menos CBD.

Por lo que, aunque muchas personas consumen CBD para contrarrestar los efectos del THC cuando fuman o vapean, no es un método fiable para los comestibles.

Consejos para cocinar comestibles con una dosificación precisa

Aunque a la hora de preparar comestibles en casa es imposible calcular dosis exactas, hay ciertos factores que harán que tus cálculos sean más precisos y, por lo tanto, resultarán en una experiencia más agradable:

Utiliza mantequilla o aceite de coco de calidad

Las impurezas restarán eficacia a la extracción.

Combina bien y de manera uniforme

Si revuelves mucho, conseguirás que el THC se distribuya de manera uniforme por toda la mantequilla y en el producto final.

No los quemes

Si se calientan demasiado, los cannabinoides se descompondrán y tus comestibles serán más débiles (el THC se convertirá en CBNA/CBN, lo que podría producir una mayor somnolencia).

No tomes la mantequilla de la parte superior

A medida que los cannabinoides se vayan asentando, se hundirán y esparcirán de manera desigual por toda la mantequilla, por lo que tendrás que cortar los trozos en vertical, ya que esto garantiza una distribución más uniforme de los cannabinoides.

Utiliza una pipeta o un gotero

Si vas a usar aceite, plantéate la posibilidad de añadir una cantidad exacta de gotas a tu mezcla o comida.

Pesa correctamente

Usa las herramientas apropiadas y fíjate bien, ¡no seas vago/a!

Divide el producto final de forma precisa

Procura cortar tus brownies o tarta en porciones del mismo tamaño.

Pruébalo

Toma una cantidad muy pequeña, ya que hay muchas posibilidades de que cometas un error (podrías sorprenderte).

Ten paciencia

Come un poco y comprueba qué sientes. Espera al menos dos horas antes de tomar más.

Otros factores a tener en cuenta con los comestibles con THC

La potencia de un comestible no es lo único que afecta al subidón que produce. Cuando se calcula una dosis, hay que determinar la relación entre la sustancia y el consumidor. Aquí tienes algunos aspectos que deberás tener en cuenta:

  • Tolerancia al THC: como ya hemos comentado, la tolerancia general a la hierba fumada se traslada a los comestibles, ¡pero no te pases!
  • Peso corporal: en general, las personas voluminosas necesitan mayores cantidades, y las menudas, menos. Por lo tanto, empieza con poco y ve aumentando, especialmente si eres una persona menuda.
  • Estado de ánimo: si estás nervioso/a o no quieres hacerlo, ¡no lo hagas! Espera a otro día.
  • Expectativas: piensa en el tipo de experiencia que realmente buscas con el colocón. Si solo quieres relajarte y echarte unas risas, no tomes mucho al principio aunque te parezca divertido. Dicho esto, si quieres cogerte un buen ciego, dosifica el comestible en consecuencia, pero ten cuidado.
  • Ingesta de alimentos: aunque es necesario tener el estómago lleno, es aconsejable comer bien antes de tomar comestibles, ya que esto reducirá ligeramente la intensidad del efecto.
Otros factores a tener en cuenta con los comestibles con THC

Efectos de los comestibles de marihuana según las dosis

Ya conocemos la forma de calcular la cantidad de THC que contendrá nuestra mantequilla y los comestibles que preparemos con ella, pero ¿cuánto THC quieres tomar realmente? Como hemos dicho, una dosis estándar es de entre 2,5 y 10mg, pero vamos a ver esto con más detalle.

Calcular la potencia que quieres que tenga el subidón, te ayudará a determinar cuánta mezcla debes preparar y cómo dividirla.

  • Dosis de comestibles con marihuana

El contenido de THC de los comestibles puede ser muy suave o muy fuerte, por lo que es importante conocer su potencia exacta. Las siguientes dosis pueden variar bastante, y son solo estimaciones generales. Cada consumidor es distinto, razón por la cual se recomienda comenzar con poco e ir aumentando la cantidad de forma gradual.

▶️ Dosis baja
Una dosis baja para principiantes es de 1-2,5mg de THC. Aunque esta cantidad es capaz de colocar a un novato, el efecto no debería ser abrumador ni demasiado debilitante. Es la dosis perfecta para probar comestibles y divertirse.
▶️▶️ Dosis media
Las dosis medias son de 2,5-15mg. La dosis ideal dependerá en parte de tu tolerancia. Una dosis media para alguien que no consume marihuana con frecuencia, suele rondar los 5mg, mientras que un fumeta profesional tomaría la cifra superior. También influyen factores como el peso corporal.Con esta potencia, lo más probable es que notes cierta alteración y relajación física, pero, sobre todo, una sensación eufórica y divertida, y una percepción sensorial más intensa.Aunque es poco probable, las dosis medias pueden causar efectos desagradables en algunos consumidores, como paranoia, confusión, malestar y aumento de la frecuencia cardíaca. ¡Prepárate también para sentir un mayor cansancio!
▶️▶️▶️ Dosis altas
Las dosis de 15-30mg producen efectos más fuertes. Sentirás un subidón intenso que dominará tu experiencia consciente y que afectará a tu percepción y coordinación, y es posible que tengas problemas para moverte con agilidad. Estas dosis solo se recomiendan para consumidores con experiencia.Con esta potencia, los efectos negativos mencionados antes afectarán a las personas con una tolerancia baja.
▶️▶️▶️▶️ Dosis extremas
Algunas personas querrán ir un paso más allá y tomar dosis superiores a los 30mg. Aunque no es recomendable para la mayoría de la gente, y no resulta agradable salvo que tengas una tolerancia muy alta, puede proporcionar una gran euforia a quienes realmente sepan lo que hacen. ¡Pero prepárate también para apalancarte!Con este nivel, las probabilidades de experimentar efectos negativos son mucho más altas, y cualquiera que sienta incomodidad o nerviosismo ante la idea de tomar comestibles, no debería acercarse a estas dosis.

El arte de dosificar comestibles

Con un poco de atención, podrás hacerte una idea aproximada de la potencia de tus comestibles. Lo cierto es que, si vas a preparar un lote de comestibles en casa, nunca conocerás su potencia exacta. Por eso, en todos nuestros cálculos usamos las cifras más altas; y te recomendamos que hagas lo mismo. Como ves, la diferencia entre una dosis baja, media y alta es mínima a la hora de preparar comestibles, por lo que es muy fácil equivocarse. Así que, no te pases, ten cuidado ¡y diviértete!

¿TIENES MÁS DE 18 AÑOS?

El contenido de RoyalQueenSeeds.com es únicamente apto para adultos y está reservado para personas mayores de edad.

Asegúrate de conocer las leyes de tu país.

Al hacer clic en ENTRAR, confirmas
que tienes
18 años o más.