En la actualidad, el consumo de cannabis está mucho más aceptado por la sociedad de lo que estuvo durante casi un siglo. Esto significa que cultivar tu propia hierba no es tan arriesgado como antes, pero no quiere decir que estos cultivos no estén amenazados por factores que podrían llevarlos a su desaparición. Lamentablemente, el cogollo bueno es caro, y no todos los aficionados a la ganja tienen la paciencia (o tiempo y conocimientos) necesaria para cultivar. Por eso, tu preciada hierba podría estar en el punto de mira de ladrones y delincuentes.

Hay gente sin escrúpulos a la que le encantaría hacerse con un cogollo de calidad - sobre todo si lo pueden conseguir gratis y sin ningún esfuerzo. Por eso, deberás proteger tus plantas de exterior para evitar malgastar el tiempo, el dinero y la energía que has invertido.

LA REGLA NÚMERO 1 PARA LOS CULTIVADORES DE CANNABIS

El lema "no tell, no smell, no sell" (no lo cuentes, que no huela, no lo vendas) debería ser la primer regla de cualquier cultivador, independientemente del lugar donde viva. No hables de tus plantas, ni siquiera con tus amigos y familiares, y mantén tu cultivo oculto de miradas curiosas. Adopta medidas para controlar el olor, y no vendas ni regales hierba a tus conocidos. Si nadie sabe que tus plantas existen, el riesgo de que alguien te las robe será mucho menor.

PROTEGER TUS PLANTAS DE CANNABIS DE LOS LADRONES

No hablar de tu hierba es una cosa, pero mantenerla escondida e impedir que huela para que no llame la atención de personas indeseables, podría requerir de un poco de trabajo extra. Aquí tienes algunas cosas que puedes hacer para evitar que alguien descubra y robe tus plantas.

ESCONDE TU CANNABIS EN EL JARDÍN

Incluso si cultivas cannabis en tu propio jardín, nunca sabes quién va a venir a cotillear a la próxima barbacoa del barrio. Puede que los vecinos malintencionados no te parezcan una amenaza, pero es algo que ocurre cada vez con más frecuencia. Lo bueno de cultivar marihuana en tu propio jardín es que, supuestamente, es más fácil mantenerla oculta que en otras partes.

Si cultivas cannabis en un rincón, podrás camuflarlo entre tomates, flores y hierbas. Muchos de estos cultivos asociados no son solo ideales para esconder tu marihuana, también proporcionan ventajas adicionales, como ahuyentar a las plagas más habituales del cannabis, hormigas y pulgones, mejorar la composición del suelo, e incluso atraer insectos beneficiosos, como abejas y mariquitas.

Si quieres ocultar tu marihuana de forma más efectiva, puedes camuflar tus cultivos entre plantas con un aspecto muy parecido. De esta manera, sería necesario echar un buen vistazo a tu jardín para encontrar algo sospechoso. Aquí hay algunas plantas interesantes que puedes usar para esconder tu hierba:

• Orgullo de Madeira (Echium fastuosum)

Una planta con un aspecto sorprendentemente parecido a la hierba, con flores grandes y alargadas que recuerdan a cogollos y hojas similares a las del cannabis. El orgullo de Madeira es ideal para ocultar tu cannabis, especialmente durante la fase de floración. Se trata de una planta de aspecto magnífico. Es perfecta para camuflar tus plantas más "medicinales" entre un manto de cogollos y follaje preciosos, ya que ambas combinarán a la perfección.

Orgullo de Madeira (Echium fastuosum)

• Zumaque de Virginia (Rhus typhina)

El zumaque de Virginia es una planta con flores que parece un cruce entre un helecho y el cannabis. Sus flores se parecen mucho a los cogollos de marihuana, y las hojas de dedos finos contribuyen a esa sensación, lo que la hace especialmente adecuada para el cultivo de sativas. Funciona bien para ocultar tanto plantas de cannabis claras como oscuras, ya que la planta comienza con un color verde claro y luego se oscurece con flores rojizas.

Zumaque de Virginia (Rhus typhina)

• Altramuces (Lupino)

Las hojas con dedos de los altramuces se parecen mucho a las del cannabis, excepto por los bordes dentados. Por eso, y gracias a su estatura similar, son plantas excelentes para esconder la hierba. Además, se pueden conseguir en cualquier centro de jardinería, y no requieren muchos cuidados para su cultivo. Funciona bien con sativas e índicas.

Altramuces (Lupino)

• Ortiga (Urtica dioica)

A primera vista, podrías pensar que la ortiga común no comparte mucho con el cannabis, pero es ideal para esconder la hierba. Con sus hojas dentadas, espacios internodales largos y una estructura general similar a la de las plantas de cannabis, en realidad la ortiga es una candidata fantástica para el camuflaje. Además, probablemente nadie diga: "¡Anda, una ortiga!", y quiera echar un vistazo más de cerca. La gente normalmente prefiere mantener las distancias con estas plantas amenazantes. En otras palabras, ¡son perfectas!

Ortiga (Urtica dioica)

OJOS QUE NO VEN, CORAZÓN QUE NO SIENTE: CONSEJOS PARA UN CULTIVO DE HIERBA DISCRETO

Aunque podría sonar obvio, la clave principal para el éxito de un cultivo de hierba (clandestino) es mantener tu plantación alejada de la vista. Aparte de las técnicas de camuflaje mencionadas anteriormente, existen otras tácticas que puedes utilizar para mantener tu hierba oculta.

ELEGIR EL LUGAR CORRECTO

Para empezar, asegúrate de plantar la hierba en una zona que no sea fácilmente visible desde tu casa o desde la finca de tu vecino, incluso desde la posición más alta. Busca un sitio menos obvio en tu jardín que esté fuera del alcance de la vista. Ponte en el lugar de tu vecino para juzgar mejor lo que puede ver. Para tener aún más control, valora la posibilidad de plantar en macetas en lugar de hacerlo directamente en el suelo. De esta manera, puedes alejar tus plantas de hierba de las miradas indiscretas si es necesario.

MANTÉN TUS PLANTAS BAJITAS

Algunas plantas de cannabis pueden convertirse en monstruos, especialmente en exterior. Obviamente no quieres que las plantas de 3m llamen la atención en tu jardín y alerten a todos los que pasen por allí. Por lo tanto, mantén tus plantas bajas, como mínimo por debajo de la valla.

FLORES/FRUTAS FALSAS

¡Disfraza tus plantas de hierba pegando flores o frutas falsas en ellas! Incluso puedes pegar flores reales de tu jardín en tu cannabis. Evidentemente, se marchitarán al cabo de unos días, pero esto no debería ser un problema si tienes un buen suministro creciendo cerca, solo tienes que sustituir los "adornos" cada pocos días. Para crear frutas falsas, simplemente usa un poco de papel rojo, amarillo o naranja y recorta formas de pimientos pequeños y pégaselos a tus plantas. Desde un poco más lejos, nadie se va a oler la estafa.

TEN CUIDADO CON GENTE QUE SE COMPORTA DE MANERA SOSPECHOSA

Si estás cultivando hierba, comprueba si la gente (incluidos tus vecinos) muestra un interés especial por tu jardín. Puede que ni siquiera tengan malas intenciones, pero quién sabe qué pasará si le cuentan a alguien que han descubierto las plantas. Antes de que alguien te robe tu cosecha, sé inteligente y no permitas que la situación llegue tan lejos.

NO OLVIDES EL OLOR

Ten en cuenta que, además de plantar tu marihuana en un sitio discreto y camuflarla con otras plantas, un aspecto muy importante es el olor que desprende. Cuanto más lejos estén tus plantas de olfatos finos, menos probabilidades habrá de que su aroma atraiga a alguien. Algunas de las plantas que hemos mencionado como cultivos asociados tienen aromas fuertes, lo que las hace perfectas para tapar el olor del final del período de floración del cannabis.

CÓMO ESCONDER EL CANNABIS EN TU BALCÓN

Un balcón es genial y muy práctico para cultivar cannabis, pero también tiene algunas desventajas. Una es que tienes menos opciones a la hora de elegir un escondite. Pero en este caso también puedes esconder tus plantas entre especies asociadas para que tu cultivo no sea visible desde el otro lado de la ciudad. ¿Qué te parecen unas plantas de tomate o unas judías para tapar tu cannabis? Con un poco de creatividad, puedes organizar tus plantas de forma que tu hierba sea totalmente invisible para los transeúntes, y para ese mirón de al lado...

CÓMO ESCONDER EL CANNABIS EN TU BALCÓN

Además, puedes intentar bloquear la vista instalando estructuras como una valla de bambú o algo similar. Haz todo lo que esté a tu alcance para que tu planta tenga acceso a la luz del sol mientras la mantienes oculta de la vista.

Si vives en un edificio de muchas viviendas, el olor de tus plantas puede ser un gran problema. Elige el punto más alejado de tu balcón para poder minimizar el olor al menos en cierta medida.

Una mejor solución es instalar un pequeño invernadero en tu terraza. No son caros, ya que se pueden encontrar por menos de 100 euros. Puedes equipar el invernadero con un extractor y un filtro de carbono, y así eliminar el problema de los olores. Además, la mayoría de los invernaderos proporcionan privacidad, ya que son traslúcidos y no se puede ver bien lo que hay dentro.

Si tu balcón es pequeño y no tienes espacio para un invernadero, plantéate aplicar un entrenamiento de bajo estrés (LST). Este es un método de entrenamiento utilizado por los cultivadores de interior en el que atan suavemente las plantas de cannabis para conseguir mejores cosechas. Como el LST también limita el crecimiento vertical del cannabis, es ideal para un cultivo discreto en tu balcón. Además, puedes aplicar una poda apical a las plantas (cortar el brote de crecimiento principal) para aumentar aún más la productividad y maximizar el crecimiento lateral (en lugar de vertical).

ESCONDER TU CULTIVO SECRETO EN UN INVERNADERO

Si cultivas en un invernadero, tendrás la ventaja de poder instalar un sistema de filtración de aire para neutralizar el olor de forma eficaz. También puedes plantearte la posibilidad de proteger el invernadero con un sistema de alarma, cámaras y luces con sensor de movimiento. La mayoría de las veces, la mera presencia de las cámaras y las luces será suficiente para ahuyentar a posibles delincuentes del cannabis. Además, si tu cultivo es legal y te roban la cosecha, podrás entregar la grabación a la policía como prueba.

CULTIVOS DE GUERRILLA

El mayor riesgo de que un cultivo sea descubierto y robado se da cuando se cultiva al aire libre en el campo. Este tipo de cultivos requieren de una planificación y esfuerzo extras para que la operación permanezca oculta y en secreto. Empieza por buscar un lugar adecuado en un sitio apartado. Como regla general, cuanto más difícil te resulte acceder al sitio, menos probabilidades habrá de que alguien lo encuentre. También corres el riesgo de que algún animal se acerque a tus plantas, lo que podría requerir de cierta protección adicional en forma de mallas de alambre, etc. Pero esto podría incrementar las posibilidades de que el cultivo sea descubierto, así que tenlo en cuenta.

Si estás planificando un cultivo de guerrilla, aquí tienes algunos consejos sobre la mejor manera de hacerlo:

BUSCA UN LUGAR REMOTO

La clave del éxito de un cultivo de guerrilla es minimizar la interacción de tus plantas con el exterior. Esto solo puede ocurrir cuando tus plantas están ocultas a la vista de todos, ya que en caso contrario corren un gran riesgo de ser descubiertas, robadas o destrozadas. Cuando busques un sitio donde plantar, asegúrate de que no haya caminos alrededor y que no haya signos obvios de civilización, como parkings o bancos. Por regla general, cuanto más difícil sea para ti llegar y encontrar tu sitio, mejor. Cuando hayas encontrado un posible lugar, compruébalo al menos unas cuantas veces tanto en días de semana como en fines de semana para ver si hay excursionistas o gente que se acerque por la zona.

CAMUFLA TUS PLANTAS

Aunque hayas encontrado el lugar "perfecto", deberías camuflar tus plantas de cannabis. Plántalas entre otras especies, o junto con especies asociadas que encajen en el lugar. Las plantas altas, como los altramuces, son ideales para camuflar tu cannabis en la naturaleza.

Por supuesto, hay otros factores que determinan un buen lugar de cultivo de cannabis al aire libre, como la luz, la calidad del suelo y el acceso al agua. Además, deberías poder llegar a él sin dificultades excesivas.

CAMUFLA TUS PLANTAS

SEGURIDAD AL CULTIVAR EN INTERIOR: CONTROLAR EL OLOR, EL RUIDO... Y TUS COSTES

Incluso si estás cultivando en el interior de tu propia casa, es necesario que mantengas la seguridad y reduzcas el riesgo de que descubran tu cultivo particular. Te sorprendería lo fácil que puede ser cometer errores tontos que podrían levantar la sospecha de alguien. Aquí hay algunos consejos sobre cómo mantener la seguridad al cultivar en interiores:

NO HABLES, NO VENDAS, NO HUELAS

Sabemos lo difícil que puede ser no compartir tu entusiasmo por cultivar una hierba fantástica, de verdad. Sin embargo, mantén la boca cerrada sobre tus plantas. No hables de ello con tus vecinos, ni siquiera con tus amigos, y mucho menos con la fumeta de tu hermana, que es una maruja. Es así de simple: si nadie sabe nada de tu cultivo, el riesgo está muy controlado. No solo no debes presumir de tus habilidades agrícolas con nadie, sino que tampoco debes caer en la tentación de regalar nada de tu hierba, ya que esto también aumentará enormemente tu riesgo.

ELIMINAR LOS OLORES

El cannabis huele. Para los cultivadores y amantes de la hierba, esto no es un problema, pero para los menos entusiastas puede serlo. Además, puede ser una señal reveladora para todos los que pasen por tu casa, incluyendo gente sospechosa que estaría encantada de echarle mano a tu hierba. En otras palabras, es necesario eliminar el exceso de olor cuando se cultiva en interiores.

Un espray o un gel no serán suficientes. Para tu cultivo de interior, por pequeño que sea, tienes que disponer de una entrada y una salida de aire adecuadas, que necesitarías en cualquier caso para que tus plantas crezcan de forma óptima. Estos sistemas también pueden equiparse con un filtro de carbono para minimizar el olor. Aun así, intenta mantener tu plantación lo más lejos posible de cualquier nariz que no sea la tuya. Además, cuando leas las descripciones de las variedades de semillas de cannabis en internet, intenta escoger las de poco olor si tienes miedo de que el pestazo se convierta en un problema.

No olvides que el olor del cannabis se pegará a ti mismo, a tu ropa y a tu pelo. Puede que tú estés acostumbrado al olor, pero otros lo notarán. Así que, después de un día manicurando tus plantas o fumando mucho, date una buena ducha y cepíllate los dientes antes de ver a gente en la que no confías para contarle tus experiencias con el cultivo de hierba.

NO TIRES NADA QUE PUEDA DELATAR TU CULTIVO

Posiblemente hayas considerado todos los temas anteriores relacionados con camuflar tu hierba, y pienses que no hay ninguna posibilidad de que tu cultivo sea descubierto. Antes de creer que tu hierba está 100% oculta, asegúrate de que también te fijas en lo que echas a la basura. Las mejores medidas de seguridad no sirven de nada si estás tirando toneladas de tierra vieja, botes de fertilizante, ventiladores rotos y otras pruebas, como hojas de abanico. Si tienes basura sospechosa relacionada con el cultivo de hierba, puedes recogerla durante la semana y luego deshacerte de ella en un contenedor en otra parte de la ciudad.

INTENTA TENER BUENA RELACIÓN CON LOS VECINOS Y MINIMIZAR EL RUIDO

Tu proyecto puede convertirse en la comidilla de tu barrio si causa molestias a los vecinos, ya sea por el olor o por el ruido. Mantén una buena relación con tus vecinos para evitar problemas. En lo que respecta al ruido, incluso un cultivo pequeño puede generar bastante por los ventiladores, las luces, los extractores, etc. Puedes instalar un silenciador en el conducto para mantener las cosas más tranquilas y, en general, deberías hacer lo posible para asegurarte de que tu equipamiento no comparta una pared con el dormitorio de tu vecino.

CONSEJOS ADICIONALES PARA PROTEGER TUS PLANTAS DE CANNABIS DE LOS LADRONES

Independientemente del lugar donde cultives, si quieres mantener tus plantas lejos de miradas curiosas, la discreción es clave. Hemos hablado de encontrar el lugar ideal para ocultar tu hierba, las ventajas de los cultivos asociados, y cómo mantener el olor bajo control. Pero hay otra cosa que también puedes hacer para minimizar el riesgo de detección: elegir variedades que no puedan ser descubiertas con facilidad.

Está claro que una sativa que alcanza 3 metros de altura no es ideal para mantener una operación de cultivo en secreto. Para minimizar las posibilidades de robo, es buena idea cultivar plantas de cannabis pequeñas. Algunas variedades, como la Royal Dwarf o la Blue Cheese Automatic de RQS, no superan los 60cm de altura, por lo que son más adecuadas para cultivar a escondidas. Además, el ciclo de vida más corto de las autoflorecientes también reduce las posibilidades de que sean descubiertas. Esta misma regla también se puede aplicar a las variedades de cannabis poco aromáticas, que facilitan mucho los cultivos de balcón.

SEGURIDAD: LISTA DE CONTROL PARA TU CULTIVO DE CANNABIS DISCRETO

• No hables, no vendas, no huelas
• Mantén tu cultivo alejado de miradas ajenas
• Esconde tus plantas entre otras de aspecto similar
• Mantén tu cultivo de guerrilla exterior oculto al público
• Ten cuidado con gente que muestra demasiado interés en tu jardín
• Aprende a aplicar el entrenamiento de bajo estrés
• Reduce los olores instalando un filtro de aire
• Cuidado con lo que tiras a la basura
• Mantén una buena relación con tus vecinos

PROTEGER TUS PLANTAS DE CANNABIS DE LOS LADRONES: EN RESUMEN

Si quieres proteger tu cultivo de los ladrones, lo mejor es adoptar un enfoque calmado. Las medidas de protección o retorsión violentas contra quienes roban, rara vez benefician al cultivador. No tiendas trampas ni hagas nada que a la larga te vaya a perjudicar a ti en lugar de al ladrón. Si quieres mantener tu cannabis seguro, el mejor ataque es una buena defensa.

¿TIENES MÁS DE 18 AÑOS?

El contenido de RoyalQueenSeeds.com es únicamente apto para adultos y está reservado para personas mayores de edad.

Asegúrate de conocer las leyes de tu país.

Al hacer clic en ENTRAR, confirmas
que tienes
18 años o más.