El cannabis sirve como medicina para aliviar, tratar y posiblemente curar una gran cantidad de enfermedades y afecciones. Esta hierba calmante puede ayudar en casos de anemia de células falciformes, una patología caracterizada por la malformación de glóbulos rojos, lo cual produce dolor y complicaciones serias, como inflamación y apoplejías. Las propiedades analgésicas del cannabis pueden ofrecer alivio a algunos de los síntomas de esta afección que afectan negativamente la calidad de vida de los pacientes.

RESUMEN GENERAL SOBRE LA ANEMIA DE CÉLULAS FALCIFORMES

Como seguramente ya recordarás de tus clases de biología, los glóbulos rojos suelen ser redondos y en forma de donut, con hendiduras en ambos lados de la célula con forma de disco. Esta forma permite que los glóbulos rojos se muevan fácil y rápidamente a través de los vasos sanguíneos y cumplan con sus funciones biológicas, como el transporte del oxígeno.

No obstante, en pacientes que sufren de anemia de células falciformes, los glóbulos rojos presentan forma de hoz. Esta forma es problemática y puede hacer que los glóbulos rojos queden atrapados en vasos sanguíneos pequeños. Este fenómeno puede causar una especie de tapón y hacer que la sangre circule lentamente o incluso deje de circular en algunas partes del cuerpo.

Anémia De Células Falciformes

La anemia de células falciformes es una afección hereditaria que se transmite mediante lo que se conoce como herencia autosómica recesiva. Esto quiere decir que tanto la madre como el padre deben portar el gen defectuoso.

Esta afección es causada por una mutación del gen que instruye al cuerpo la formación de hemoglobina. La hemoglobina es una proteína que se encuentra en los glóbulos rojos, que se une al oxígeno y permite transportarlo por el cuerpo hacia todas las células. La proteína también transporta el dióxido de carbono hacia los pulmones, donde se elimina del cuerpo.

En los casos de anemia de células falciformes, la hemoglobina es anormal, por lo que los glóbulos rojos se vuelven rígidos y presentan una forma problemática.

SÍNTOMAS

La anemia de células falciformes puede causar diversos síntomas, uno de los cuales es el dolor. El dolor es causado por la forma de las células y por los bloqueos que pueden causar dentro de los vasos sanguíneos en el pecho, el abdomen y las articulaciones.

El dolor de los pacientes con anemia de células falciformes varía. Algunos experimentan cuadros de dolor que solo duran algunas horas, mientras que otros pacientes pueden experimentar episodios que duran semanas. La afección también puede producir dolor crónico como resultado del daño en articulaciones y huesos a lo largo del tiempo.

Otro síntoma de esta afección es la anemia. Las células falciformes son frágiles y se pueden romper fácilmente, por lo que el paciente presenta bajos niveles de glóbulos rojos. Esto quiere decir que no hay suficientes glóbulos rojos para transportar niveles adecuados de nutrientes y oxígeno a todo el cuerpo y, por lo tanto, los niveles de energía bajan.

Otros síntomas de la afección pueden incluir problemas de visión, retrasos del crecimiento, hinchazón de las manos y los pies e infecciones frecuentes.

La anemia de células falciformes también puede producir complicaciones mucho más serias con el tiempo, entre otras, apoplejía, síndrome torácico agudo, hipertensión pulmonar, daño orgánico, ceguera, úlceras en las piernas, cálculos biliares y priapismo.

Anémia De Células Falciformes Y Glóbulos Rojos Sanos

TRATAMIENTO CONVENCIONAL

Los tratamientos actuales contra la anemia de células falciformes incluyen el trasplante de médula ósea. La médula ósea produce glóbulos rojos, y, en el caso de una persona con anemia de células falciformes, su médula ósea produce glóbulos rojos amorfos y potencialmente peligrosos. Si un paciente recibe un trasplante de médula ósea, la médula ósea sana puede ayudarle a producir glóbulos rojos normales y funcionales.

Otro tratamiento convencional es la hidroxicarbamida. Este medicamento puede ayudar a prevenir la formación de células falciformes y producir un efecto positivo sobre el dolor. Sin embargo, se asocia a una variedad de efectos secundarios como náuseas, vómitos, disminución del apetito, mareos, diarrea, pérdida del cabello y convulsiones.

También se pueden administrar analgésicos y antibióticos para combatir infecciones.

CANNABIS COMO POSIBLE TRATAMIENTO DE LOS SÍNTOMAS

Debido a que uno de los síntomas principales asociados a esta afección es el dolor prolongado, la calidad de vida de los pacientes se puede ver muy afectada por los síntomas. Aunque se pueden administrar fármacos analgésicos, presentan el riesgo de causar adicción o sobredosis. El cannabis puede ser una gran ayuda en este aspecto, y es reconocido por sus propiedades analgésicas y antiinflamatorias. Además, la hierba es extremadamente segura.

Tratar el dolor asociado a la enfermedad de células falciformes también es más complejo que el mero control del dolor. El dolor causado por esta afección comienza por la inflamación, la necrosis de tejidos y la oclusión vascular. Esto quiere decir que tratar el dolor con cannabis puede ser beneficioso para reducir el daño tisular. Además, cannabinoides como el CBD ejercen mecanismos antiinflamatorios que pueden ser particularmente útiles. Debido a que el CBD no es psicoactivo, constituye una opción para los pacientes que no desean o no pueden tolerar los efectos del THC.

No existe mucha investigación sobre este tema. No obstante, en un estudio publicado en la revista Blood, se analizaron los efectos de cannabinoides en ratones que expresaban hemoglobina falciforme humana. En este ensayo se demostró que los cannabinoides atenuaban el dolor en los ratones.

Carrito

Artículos GRATUITOS incluidos

Sin producto

Transporte € 0.00
Total € 0.00

Confirmar