La anandamida se produce de manera natural en el cuerpo, ya que es uno de sus endocannabinoides. Pero, ¿qué efectos tiene? Múltiples, por lo visto. Parece que esta molécula produce unos efectos incalculables sobre el cuerpo, y si somos capaces de aprovecharla, podríamos desarrollar una gran cantidad de tratamientos nuevos.

Sabemos que ciertos fitocannabinoides de la planta de cannabis estimulan los niveles de anandamida del cuerpo, allanando el camino para una aplicación controlada.

¿Qué son los endocannabinoides?

Antes de profundizar en la anandamida, vamos a ver qué son los endocannabinoides. Son cannabinoides creados de forma natural por el cuerpo humano. "Endo" significa endógeno, es decir, "del cuerpo". Algunas personas podrían sorprenderse al leer que el organismo tiene su propio sistema de creación y utilización de cannabinoides, conocido como sistema endocannabinoide (SEC), pero parece desempeñar un papel fundamental en nuestra salud y bienestar.

El SEC se ha asociado a la memoria y la cognición, al control motor, mantenimiento de la homeostasis, regulación del crecimiento celular, etc. Aunque aún no se entiende del todo, podría ser uno de los sistemas esenciales del cuerpo.

El SEC consta de dos receptores principales: CB1 y CB2. Estos receptores están presentes en casi todas las partes del cuerpo. La anandamida, uno de los endocannabinoides naturales del organismo, tiene una fuerte afinidad por estos receptores.

¿Qué es la anandamida?

La anandamida es un endocannabinoide natural. Su nombre se deriva de una palabra sánscrita que significa "felicidad" o "alegría", por lo que se conoce como "molécula de la felicidad". A pesar de tener un efecto fuerte, solo se produce en pequeñas cantidades, según sea necesario. La investigación indica que algunas personas podrían tener una deficiencia endocannabinoide[1], lo que explicaría la existencia de ciertas enfermedades.

A pesar de su nombre, no debemos asumir que una cantidad alta de anandamida siempre es buena. Como con todos los procesos corporales, el equilibrio es clave. Existen ciertos estudios que indican que demasiada anandamida (que resulta en una sobreestimulación de los receptores CB1) podría trastocar el sistema de recompensa del cerebro, y aumentar las probabilidades de desarrollar enfermedades como la obesidad[2].

La anandamida no es soluble en agua, lo que significa que no se puede descomponer en ella. Para conseguirlo, el cuerpo produce amido hidrolasa de ácidos grasos (FAAH) y lipasa de monoacilglicerol (MAGL). Si no fuera por estas enzimas, la anandamida estaría presente de forma constante en nuestro organismo.

Cabe señalar que, en general, la anandamida que se produce de forma natural no causa un subidón notable, pero podría ser responsable de una sensación de alegría, euforia y exaltación.

Anandamida Y Cannabis

  • Anandamida y homeostasis

Se cree que la anandamida influye en la homeostasis, que es el proceso por el cual el cuerpo mantiene unas funciones estables. La homeostasis es, por ejemplo, lo que refresca el cuerpo cuando hace calor, y lo calienta cuando hace frío. Sin ella, estaríamos perdidos. La anandamida no es el único endocannabinoide que influye en la homeostasis, pero es una parte del SEC, que ayuda a regular todo el organismo.

  • Anandamida y el sistema de recompensa

La investigación de la anandamida y el sistema de recompensa[3] ha descubierto que un aumento de anandamida (que estimula los receptores CB1) altera los hábitos alimenticios y afecta a la libre elección. También se ha observado que al aumentar las concentraciones de anandamida, los participantes del estudio optaron por la opción más fácil y que requería menos esfuerzo.

La consecuencia es que la anandamida influye en el sistema de placer y recompensa del cuerpo, al igual que la dopamina.

Fitocannabinoides: ¿cómo afectan el THC y el CBD a la anandamida?

Pero, ¿dónde encaja la marihuana en todo esto? El cannabis tiene su propio sistema cannabinoide, y los cannabinoides que produce se conocen como fitocannabinoides. Se sabe que hay al menos 113, y posiblemente más. Muchos (si no todos) interactúan con el SEC del cuerpo humano, y cada uno produce un efecto distinto.

Hoy nos vamos a centrar en los dos más famosos: THC y CBD. A pesar de ser los cannabinoides más abundantes de la planta de cannabis, interactúan con el SEC de formas muy diferentes, y como consecuencia, producen unos efectos muy distintos.

  • Anandamida y THC

El delta-9 tetrahidrocannabinol (THC) es probablemente el cannabinoide más famoso de todos. Es el que produce el famoso colocón. El THC interactúa directamente con los receptores CB1 y CB2 del cuerpo. En cierto sentido, imita a la anandamida, por lo que es capaz de unirse a los mismos receptores. Esta es la razón de su fuerte efecto; es como una dosis enorme de anandamida.

Debido a la prominencia del SEC (con receptores que se encuentran por todo el cuerpo), los efectos del THC son muy diversos y versátiles. Además, aunque las enzimas del organismo descomponen fácilmente la anandamida, les resulta mucho más difícil hacer lo mismo con el THC. Esta es la razón por la que los efectos del THC pueden durar horas, mientras que los de la anandamida son relativamente breves.

Anandamida y CBD

  • Anandamida y CBD

El CBD funciona de forma muy distinta al THC. Apenas tiene afinidad por los receptores CB1 y CB2; de hecho, parece bloquearlos, lo que significa que, en todo caso, limita su captación. Este podría ser el motivo por el que el CBD parece "contrarrestar" los efectos psicotrópicos del THC.

El CBD también inhibe la producción de FAAH y MAGL, las enzimas que utiliza el cuerpo para descomponer la anandamida. Al hacerlo, aumenta de forma indirecta la concentración de anandamida disponible para los receptores CB1 y CB2, lo que significa que habrá más. Así es como el CBD produce sensaciones de serenidad, felicidad y bienestar, sin provocar un subidón. Mientras que el THC inunda el cuerpo con una sustancia química parecida a la anandamida, el CBD le da un mayor acceso a la propia anandamida.

Investigación sobre el potencial terapéutico de la anandamida

Debido a los profundos efectos que puede generar la manipulación de la anandamida, la ciencia está estudiando las aplicaciones que podrían tener dichos efectos, especialmente en un contexto clínico.

Aún es pronto, pero los resultados son muy prometedores, y a medida que la legislación del cannabis continúa extendiéndose por todo el mundo, esos resultados se producirán cada vez más rápido. En los últimos años, la atención del THC se ha desviado hacia el CBD, ya que su carácter no psicotrópico lo convierte en una sustancia versátil y segura para su estudio.

A continuación, vamos a analizar algunos estudios interesantes sobre la anandamida, y cómo su manipulación podría beneficiar al ser humano. Debemos señalar que muchos de estos estudios se han realizado sin CBD, pero los mecanismos son similares. Por eso, todavía no se ha confirmado que el CBD pueda usarse como una forma de modular la anandamida.

  • Anandamida y adicción

La investigación preclínica indica que la anandamida podría desempeñar un papel importante a la hora de ayudar a las personas a superar la adicción[4]. En un estudio con ratones, los investigadores les administraron inhibidores de FAAH y MAGL, por lo que la anandamida no se descompuso tan fácilmente, y produjo un aumento de su concentración. Se observó que la abstinencia de opioides era menos grave en los ratones con un nivel más alto de anandamida, lo que indica una posible vía para el tratamiento de la adicción.

  • Anandamida e inflamación

En un estudio con ratas, se les inoculó periodontitis experimental[5] (inflamación de las encías). Tras lo cual se les inyectó anandamida en las patas traseras. En las ratas que recibieron el endocannabinoide, la activación de los receptores CB1 y CB2 redujo los marcadores asociados con la periodontitis, incluso en un entorno estresante.

La relación entre los endocannabinoides y la respuesta inflamatoria ha despertado un gran interés, pero este es solo uno de los numerosos ejemplos que indican que existe una relación positiva.

  • Anandamida y neuroprotección

Parece que la anandamida también influye en la neuroprotección[6], es decir, la protección de las células ante la degradación y la muerte; algo que parece estar relacionado con los receptores CB2. Por lo tanto, se ha especulado que el SEC podría desempeñar un papel fundamental a la hora de combatir los trastornos neurodegenerativos. Todavía no está muy claro cuáles son los mecanismos que permiten que esto ocurra, pero parece que tiene que ver con la apoptosis, que es la muerte celular programada.

  • Anandamida y crecimiento tumoral

Al unirse a los receptores CB1, la anandamida podría inhibir el crecimiento de la proteína K-Ras[7], que está implicada en el desarrollo y proliferación celular. En un estudio con ratas, los investigadores han conseguido ralentizar el crecimiento de ciertos tumores con la aplicación de Met-F-AEA, un análogo estable de la anandamida. Este estudio se realizó in vivo, lo que significa que las células estaban presentes en las ratas, en lugar de aisladas fuera de ellas (ex vivo). Esto ofrece la posibilidad de ampliar este tipo de investigaciones sobre el crecimiento tumoral en humanos, al menos en lo que respecta a las proteínas K-Ras.

Investigación sobre el potencial terapéutico de la anandamida

Cómo aumentar el nivel de anandamida

Hay varias formas muy sencillas de aumentar el nivel de anandamida en el cuerpo, y no todas consisten en fumar marihuana. De hecho, hay alimentos y suplementos que contienen anandamida. Pero tampoco hace falta consumir estos productos, ya que también hay actividades que tienen el mismo efecto.

  • Ejercicio

Todo el mundo sabe que el ejercicio mejora el bienestar. En general, aparte de sentirte bien y estar en forma, este efecto se atribuye a las endorfinas. Sin embargo, se ha descubierto que las concentraciones de anandamida aumentan en torno a la media hora siguiente al ejercicio físico. Por lo tanto, si sales a correr o nadas, no solo te pondrás en forma, sino que también aumentarás tu recuento de endocannabinoides.

  • Chocolate

A todos nos encanta el chocolate, ¿verdad? ¿Quién iba a decir que puede ser bueno? Se cree que el chocolate tiene propiedades que ralentizan la descomposición de la anandamida y hacen que se produzca más. Si esta teoría es cierta, significa que el chocolate potencia doblemente el aumento de anandamida.

Pero, para sacar el máximo partido al chocolate, este debe ser muy puro. Una tableta de chocolate con leche no sirve. Para aumentar realmente los niveles de anandamida, tendrás que comer pepitas de cacao y así conseguirás dar a tu cuerpo lo que pide. De esta forma, también reducirás el consumo de azúcar.

  • Ser de África Occidental

Esto es más fácil decirlo que hacerlo. Según un estudio, las naciones que se consideran a sí mismas más felices comparten la misma mutación genética[8]. Los habitantes de Ghana, Nigeria, Colombia y México han obtenido las calificaciones más altas en este respecto. También presentan la prevalencia más alta de A en sus FAAH, lo que ayuda a impedir la descomposición de la anandamida. Pero si no eres de estos países, es posible que tengas que hacer algunas de las cosas de esta lista.

  • Trufas negras

Esta es la otra única fuente de alimento conocida que potencia la producción de anandamida. Es posible que estas trufas tan exclusivas y caras no sean de las que colocan, pero eso no significa que no te puedan hacer feliz. Recogidas con la ayuda de cerdos bien entrenados, estas exquisiteces gastronómicas podrían ser algo más que un capricho culinario. Quizás sean tan apreciadas por sus propiedades potenciadoras de la anandamida y la consiguiente sensación de bienestar que producen.

  • Kaempferol

Suena como una droga peligrosa llegada de Alemania, ¿verdad? En realidad, el kaempferol es un flavonoide que está presente en ciertas frutas y verduras frescas, como manzanas, tomates, uvas, cebollas, brócoli y patatas. Este compuesto inhibe la FAAH, aumentando el nivel de anandamida disponible.

  • Ponte cariñoso/a

Parece que la producción de oxitocina también estimula la producción de anandamida. De hecho, ambos compuestos podrían trabajar juntos para ayudar a forjar vínculos sociales. Hay varias formas de generar oxitocina, y las más fáciles son físicas. Tener relaciones sexuales, o recibir un masaje, estimula la producción de oxitocina y anandamida. Las interacciones no físicas también pueden conseguirlo hasta cierto punto, pero las táctiles son la forma más eficaz de obtener anandamida a través de la oxitocina.

Fitocannabinoides

  • Fitocannabinoides

También puedes fumar marihuana para aumentar tus niveles de anandamida. Si te apetece disfrutar de una buena fumada, inhala una hierba rica en THC para imitar el efecto de la anandamida y colocarte durante horas.

Si, por el contrario, solo quieres relajarte y buscas algo más suave, consigue una cepa cargada de CBD. Al inhibir la descomposición de la anandamida, la potenciarás de forma natural. Combina esto con un trozo de chocolate negro y un par de trufas, y ¿quién sabe lo que podría pasar?

Anandamida: nos queda mucho por aprender sobre esta molécula

Está claro que la anandamida y el SEC desempeñan un papel fundamental en nuestra salud y bienestar. Desde la salud mental hasta el bienestar físico, la manipulación del SEC podría tener unas implicaciones muy significativas para el ser humano.

Pero, ¿qué papel tiene la marihuana en todo esto? Aunque abundan las especulaciones (no sin ciertas pruebas bastante convincentes), es demasiado pronto para sacar conclusiones definitivas. Lo que sí sabemos es que, al influir en la anandamida y otras partes del SEC, los cannabinoides actúan como manipuladores seguros de este sistema, lo que significa que podrían tener un papel importante en el desarrollo de tratamientos futuros.

Fuentes Externas
  1. Clinical Endocannabinoid Deficiency Reconsidered https://www.ncbi.nlm.nih.gov
  2. The Expanded Endocannabinoid System/Endocannabinoidome as a Potential Target for Treating Diabetes Mellitus https://link.springer.com
  3. Effects of anandamide administration on components of reward processing during free choice https://www.sciencedirect.com
  4. AM404 - an overview https://www.sciencedirect.com
  5. Anti-inflammatory effect of the endocannabinoid anandamide in experimental periodontitis and stress in the rat - PubMed https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov
  6. The endocannabinoid system, anandamide and the regulation of mammalian cell apoptosis https://www.nature.com
  7. Control by the endogenous cannabinoid system of ras oncogene-dependent tumor growth https://faseb.onlinelibrary.wiley.com
  8. Genes may contribute to making some nations happier than others https://www.sciencedaily.com
Descargo de responsabilidad:
Este contenido está destinado únicamente a fines educativos. La información ofrecida procede de investigaciones recopiladas por fuentes externas.

¿TIENES MÁS DE 18 AÑOS?

El contenido de RoyalQueenSeeds.com es únicamente apto para adultos y está reservado para personas mayores de edad.

Asegúrate de conocer las leyes de tu país.

Al hacer clic en ENTRAR, confirmas
que tienes
18 años o más.