EL CANNABIS PARA LA INFLAMACIÓN

El cannabis ofrece numerosos beneficios para la salud. Los cannabinoides cuentan con un buen repertorio de efectos beneficiosos para el ser human: son excelentes aplicaciones tópicas, estimulantes psicológicos y medicinas internas para diversos problemas de salud.

El sistema endocannabinoide es un sistema regulador biológico importante en la mayoría de mamíferos, incluyendo los humanos. “El cannabis para la inflamación” es un término amplio que cubre muchos sistemas del cuerpo. En el cuerpo existen numerosos endocannabinoides, y la propia marihuana contiene más de 60 cannabinoides.

Esto resulta en una cantidad muy variada de aplicaciones cannabinoides derivadas del cannabis, y en una cantidad similar de efectos. Las acciones antiinflamatorias de los cannabinoides que previenen el daño cerebral son diferentes a las acciones de otros cannabinoides que reducen la inflamación intestinal.

Se sabe que los receptores CB1 se encuentran principalmente en el cerebro y el sistema nervioso central, sobre todo en nervios presinápticos. En cambio, los receptores CB2 se ubican fundamentalmente en la superficie de las células inmunitarias.

inflamación del cannabis sistema endocannabinoide

LOS CANNABINOIDES PROTEGEN EL CEREBRO

Los cannabinoides tienen propiedades neuroprotectoras e inmunosupresoras.

Ejercen su influencia inmunosupresora sobre los astrocitos. Los astrocitos constituyen el 70-90% de las células cerebrales y son necesarios para el crecimiento neuronal, la señalización y la metabolización de glucosa.

La introducción de cannabinoides en el sistema nervioso central protege a las células no trasformadas de la apoptosis (muerte celular). Se cree que esto puede tener un rol protector contra problemas autoinmunes que afectan al sistema nervioso central, como la esclerosis múltiple. En este caso, los cannabinoides invocan sus características inmunosupresivas.

Pueden darse efectos antiinflamatorios en un sistema nervioso que, desafortunadamente, ya sufra esclerosis múltiple (EM). Los cannabinoides realizan diversas funciones que suavizan considerablemente los efectos de la EM. Inician la apoptosis en células secretoras de la citoquina, que tiene efecto inflamatorio y es responsable de algunos de los síntomas de la EM.

Los cannabinoides también facilitan el sistema celular usado para reabastecer y reconstruir la capa de mielina que protege las células nerviosas. La presencia creciente de quimioquinas y sus receptores mitiga el tráfico de células progenitoras al tejido inflamado.

LOS CANNABINOIDES AYUDAN A CURAR EL INTESTINO

Estudios realizados con ratones muestran las propiedades antiinflamatorias de los cannabinoides cuando se usan para tratar la colitis. Esta es una de las dos enfermedades intestinales ulcerosas, junto con la enfermedad de Crohn. Los resultados mostraban que la activación temprana de los receptores CB1 y el sistema endocannabinoide es un paso inicial importante en la autoprotección de la inflamación del colon.

La inflamación intestinal puede desencadenar estados patológicos severos del tracto intestinal. Se ha mostrado que la estimulación artificial de los receptores cannabinoides inhibe los efectos de la colitis en ratones. Se observaron respuestas positivas para síntomas como el daño inflamatorio y la contracción del colon.

Hay estudios que sugieren que los cannabinoides pueden tener un papel importante al mediar en mecanismos de protección durante la colitis.

Regulación de Cannabinoides Inflamación

UNA RÁPIDA PERSPECTIVA GENERAL DE LOS CANNABINOIDES

Los cannabinoides tienen efectos terapéuticos beneficiosos para el hígado. Actúan protegiendo al hígado de la hepatitis aguda inducida en ratones, que imita la hepatitis viral o autoinmune. Se demostró que una simple dosis de THC, que actuaba en múltiples vías, podía mejorar la hepatitis inducida.

La artritis reumatoide (AR) es una enfermedad inflamatoria crónica que afecta al 1% de la población mundial. Se asocia con una pérdida de la función articular, hinchazón, rigidez, dolor y finalmente, destrucción articular. Se han estudiado los cannabinoides y sus propiedades en células humanas de pacientes con AR. Se ha mostrado que el CBD, el primo no psicoactivo del THC, tiene propiedades antiinflamatorias y anti-artrósicas. Una dosis diaria de 5mg/kg fue suficiente para notar una reducción significativa en el avance de la enfermedad.

La respuesta inflamatoria causada por algunos cánceres es responsable del 15-20% de las muertes por cáncer a nivel mundial. La inflamación por cáncer ya suele estar reconocida, y con frecuencia se usan tratamientos no esteroides para reducir el riesgo. El 25% de los ratones con leucemia de las células T se curó con un tratamiento de THC.

Los estudios científicos concluyentes aún son escasos, pero muchas investigaciones están probando que los cannabinoides son buenos compuestos antiinflamatorios. Muchas personas no necesitan pruebas científicas, ya que ellos son ejemplos vivientes del poder del cannabis como medicina. Quizás debamos dar un pequeño agradecimiento a todos los ratones usados en los experimentos para que podamos obtener estos resultados y conocimientos.

Carrito

Artículos GRATUITOS incluidos

Sin producto

Transporte € 0.00
Total € 0.00

Confirmar