5 SEMILLAS GRATIS para los 100 primeros en usar el código 22PED5 al pagar


La inflamación y las enfermedades relacionadas con ella pueden ser profundamente debilitantes e increíblemente dolorosas. Aunque existen medicamentos eficaces, los más potentes tienden a presentar efectos secundarios negativos cuando se utilizan durante periodos prolongados. Por lo tanto, se necesitan tratamientos seguros y eficaces que puedan utilizarse para patologías crónicas, o incluso de por vida.

Aquí investigamos la posible relación entre el cannabis (concretamente el THC y el CBD), el sistema endocannabinoide, la inflamación y los trastornos autoinmunes.

¿Qué es la inflamación?

En pocas palabras, la inflamación es la forma que tiene el sistema inmunitario de protegerse y combatir las infecciones. Cuando te lesionas, la zona se enrojece y se hincha. Esto es el resultado de la sangre que acude a la zona, llevando un ejército de glóbulos blancos. Estas células inmunitarias rodean la lesión y combaten cualquier forma de infección que pueda aparecer.

Internamente, este proceso también puede ocurrir alrededor de los órganos o incluso en los vasos sanguíneos. Básicamente, cualquier lugar que el cuerpo considere que puede estar en riesgo se inflamará.

Debido a la cantidad de medicamentos que se comercializan como antiinflamatorios, y al planteamiento general que rodea a la inflamación, se podría creer que es algo negativo. De hecho, la inflamación en general es algo bueno, ya que nos protege de las enfermedades. Sin embargo, a veces la inflamación puede convertirse en algo patológico.

¿Qué tipos de inflamación existen?

La inflamación se divide en dos grandes categorías: aguda y crónica.

En general, la inflamación aguda se produce como consecuencia de una enfermedad o lesión. Puede ser de leve a grave y durar desde un día hasta unas semanas. Suele remitir una vez que el cuerpo vuelve al estado en el que se encontraba antes de la causa de la inflamación.

A veces, debido a una enfermedad continua o a una disfunción autoinmune, la inflamación puede ser duradera y tener un impacto negativo en el bienestar, e incluso ser mortal. En estos casos, se conoce como inflamación crónica, que viene acompañada de toda una serie de otros efectos negativos para la salud.

  • Enfermedades autoinmunes

Las enfermedades autoinmunes son aquellas en las que el sistema inmunitario del cuerpo ataca por error partes del cuerpo que no están infectadas. Esto puede causar una inflamación crónica, y puede ser increíblemente peligroso y debilitante.

¿Cuáles son los síntomas de la inflamación?

Los síntomas y complicaciones de la inflamación crónica son amplios y complejos. En cuanto a la inflamación aguda, hay algunos síntomas comunes, muchos de los cuales están localizados en una zona determinada.

Los síntomas de la inflamación aguda incluyen:

Hinchazón Aumento de la sensibilidad en una zona
Calor Enrojecimiento
Dolor de cabeza

Los síntomas de la inflamación crónica incluyen

Fatiga Trastornos del estado de ánimo
Trastornos gastrointestinales Dolor corporal
Aumento de peso Infecciones frecuentes

¿Es peligrosa la inflamación?

En la mayoría de situaciones, la inflamación es beneficiosa y no hay que preocuparse por ella. Sin embargo, la inflamación crónica puede llegar a ser peligrosa. En este caso, puede ser necesario tomar una medicación para modular la inflamación y devolver al cuerpo a un estado más equilibrado y saludable.

¿Qué tratamientos existen para la inflamación?

Hay muchos tratamientos para la inflamación. Algunos pueden comprarse sin receta, mientras que otros requieren la prescripción de un médico.

Aceite de CBD 30% (3000mg)
THC: 0,02%
CBD: 30%
CBD por gota: 15 Mg
El portador: MCT Oil

Comprar Aceite de CBD 30% (3000mg)

Medicamentos que tratan la inflamación: AINE y esteroides

Los medicamentos que tratan la inflamación se dividen en dos categorías: los antiinflamatorios no esteroideos (AINE) y los esteroides.

  • Efectos y efectos secundarios de los AINE

Para la inflamación leve y aguda, hay medicamentos eficaces que se pueden conseguir fácilmente. Los medicamentos antiinflamatorios más disponibles pertenecen a la categoría de los AINE, siendo el más famoso de ellos el ibuprofeno. Este fármaco figura en la lista de medicamentos esenciales de la Organización Mundial de la Salud. Utilizado para el tratamiento de una amplia gama de afecciones, el ibuprofeno (y los AINE en general) son algunos de los medicamentos más recetados y utilizados en el mundo.

Aunque se consideran muy seguros, se asocian a algunos efectos secundarios:

Úlceras de estómago y hemorragias gastrointestinales Insuficiencia cardíaca
Insuficiencia renal Insuficiencia hepática
Perjudicial en la última etapa del embarazo

Aunque estos efectos secundarios son graves, no son nada frecuentes cuando se toman de la manera sugerida. En líneas generales, estos fármacos son muy seguros.

  • Efectos y efectos secundarios de los esteroides

Los esteroides, o corticoesteroides, son fármacos potentes que pueden reducir masivamente la inflamación. Imitan a la hormona cortisol, que se produce de forma natural en la glándula suprarrenal. Por lo general, se necesita una receta médica y suelen utilizarse en caso de inflamación grave o crónica.

No te recetarán esteroides para un dolor de cabeza o un corte, pero sí para una inflamación prolongada o para tratar enfermedades autoinmunes. Curiosamente, los esteroides también reducen la función inmunitaria además de combatir la inflamación, lo que los hace doblemente útiles para el tratamiento de las enfermedades autoinmunes y la inflamación.

Al igual que los AINE, los esteroides se consideran generalmente seguros. Sin embargo, su uso debe ser controlado y no debe prolongarse demasiado.

Los efectos secundarios pueden ser:

Insomnio Cambios de humor
Aumento del apetito Acné
Aumento del riesgo de infección

Debido al aumento de los niveles de cortisol introducido artificialmente, a largo plazo el cuerpo puede dejar de producir su propio suministro si se siguen tomando esteroides. Esto puede ser extremadamente perjudicial y conlleva una serie de efectos secundarios variados y graves, entre ellos:

Glaucoma Pérdida de masa muscular
Inmunosupresión Cambios en los huesos
Movimientos de fluidos Cambios de personalidad
Aumento del crecimiento del vello corporal Decoloración y adelgazamiento de la piel

Alimentos naturales que pueden reducir la inflamación

Los alimentos provocan el crecimiento de colonias de diferentes bacterias en el intestino, que pueden afectar a la inflamación en todo el cuerpo. Se cree que algunos, como los carbohidratos, aumentan la inflamación, mientras que otros, como los siguientes, la reducen:

Frutas y verduras Frutos secos y semillas
Café, cacao y té verde

En estos alimentos, se cree que son los polifenoles y los antioxidantes los que causan los efectos antiinflamatorios propuestos. De hecho, llevar una dieta saludable es una de las mejores maneras de mantener una buena salud.

¿Afecta el cannabis a la inflamación?

El cannabis y los cannabinoides que lo componen están siendo investigados por su impacto en la inflamación del cuerpo humano. La investigación está en curso, y todavía no entendemos completamente esta relación. Lo que sí sabemos, sin embargo, es que la inflamación está relacionada con el sistema endocannabinoide (SEC).

¿Qué es el SEC y cómo se relaciona con la inflamación?

El SEC es una red de receptores, moléculas de señalización (endocannabinoides) y enzimas que se encuentran en todo el cuerpo. Los dos tipos principales de receptores, CB1 y CB2, se encuentran principalmente en el sistema nervioso central y en el sistema inmunitario, respectivamente, entre otros lugares.

Estos receptores responden a los endocannabinoides producidos por el cuerpo, concretamente a la anandamida (AEA) y al 2-araquidonilglicerol (2-AG). De hecho, la inflamación es uno de los desencadenantes que causa la liberación de endocannabinoides[1].

Sin embargo, esta relación es más compleja. Los dos principales endocannabinoides mencionados anteriormente no son los únicos compuestos que ejercen algún efecto. La N-aracedoilglicina (NAGly), que deriva de la anandamida, afecta al receptor huérfano acoplado a proteínas G GPR18.

Se ha demostrado que la estimulación del GPR18 con NAGly favorece la citosis de los macrófagos[2], el proceso por el que las células inmunitarias del organismo ingieren y destruyen las células extrañas. También acelera la resolución, por lo que puede reducir la inflamación.

Esta investigación demuestra que hay mucho que no sabemos sobre la inflamación en sí, ya que no está claro si este es el proceso por el que la inflamación natural llega a su fin o no.

¿Qué es el SEC y cómo se relaciona con la inflamación?

El vínculo entre el SEC y las enfermedades inflamatorias

El alcance total del papel del SEC en la inflamación es un área de la biología que se conoce poco, por lo que sería irresponsable hacer afirmaciones rotundas al respecto. Pero podemos hablar de lo que sí sabemos.

Las células inmunitarias, de entre todas las células del cuerpo, tienen la mayor concentración de receptores CB2. Por tanto, se especula que estos receptores desempeñan algún papel en la modulación de la respuesta y el comportamiento de las células inmunitarias. En otras palabras, pueden ser esenciales para controlar la respuesta inmunitaria general del organismo[3], incluida la inflamación.

Las implicaciones exactas de esto son objeto de debate, pero es posible que el aprovechamiento y el control de este proceso abran la puerta a nuevos tratamientos para una amplia gama de inflamaciones crónicas y trastornos autoinmunes.

De hecho, los niveles bajos de endocannabinoides se han relacionado con varias enfermedades vinculadas a la inflamación, como la migraña y el síndrome del intestino irritable[4]. Y estas son solo un par de afecciones que los investigadores están relacionando con esta teoría de la "deficiencia clínica de endocannabinoides".

Para entender lo variadas y amplias que pueden ser las enfermedades relacionadas con la inflamación, aquí tienes una lista:

Artritis reumatoide Cáncer
Hígado (hepatitis crónica) Enfermedades del aparato digestivo; intestino (Crohn, SII, etc.)
Pulmones (inflamación húmeda y seca) Músculos (lesiones)
Piel (eczema, acné) Migrañas; cefaleas en racimo
Corazón (miocarditis)  Dolor menstrual
Endometriosis

A pesar de sus diferencias, en todas estas afecciones, el sistema inmunitario entra en acción y provoca una inflamación en cierta parte del cuerpo, lo que inherentemente implica al SEC en cierto grado. Ahora bien, es necesario reiterar que esto no siempre es algo malo, y no debemos tratar de suprimir el sistema inmunológico hasta el punto de que no funcione, ya que eso sería letal rápidamente. Sin embargo, hay muchos casos en los que haríamos bien en modularlo. 

¿Influyen los cannabinoides del cannabis en la inflamación?

Hasta ahora, la investigación no es lo suficientemente completa como para sacar conclusiones definitivas sobre el impacto de los cannabinoides derivados de la marihuana en la inflamación. Sin embargo, las investigaciones que existen intentan esclarecer una relación multifacética entre la planta de cannabis y el sistema inmunológico en general.

Hay más de 100 cannabinoides que se encuentran en las plantas de cannabis, y sabemos muy poco sobre la mayoría de ellos. Así que hoy hablaremos de los dos más famosos: el THC y el CBD. Sin embargo, es importante que tratemos de comprender mejor los demás compuestos de la planta, ya que podrían abrir nuevas vías de investigación.

  • THC

El THC es el cannabinoide más abundante que se encuentra en la mayoría de las plantas de cannabis (aparte del cáñamo). También es el responsable del subidón. Es un agonista de los receptores CB1, y se cree que funciona imitando a la anandamida, aunque es más potente y menos fácil de descomponer.

El THC ha sido estudiado por su impacto en la apoptosis celular en ratones[5]. La apoptosis es el proceso por el que el organismo indica a las células disfuncionales que se suiciden. Este proceso impide que se reproduzcan. Por ejemplo, el cáncer implica la reproducción de células defectuosas, que en circunstancias sanas serían eliminadas por el proceso de apoptosis.

Tanto el THC como el CBD han sido investigados por su efecto sobre la proliferación de linfocitos[6] y la producción de citoquinas inflamatorias. Ambos procesos tienen un impacto en la inflamación, de ahí la necesidad de métodos viables de modulación. Por ejemplo, las personas que viven con el VIH, incluso cuando se controla con éxito con medicamentos, siguen teniendo que lidiar con los efectos de la inflamación crónica causada por tener una enfermedad autoinmune.

Artículo relacionado
¿Qué es el THC?

  • CBD

En los pacientes con esclerosis múltiple (EM), los niveles de anandamida son especialmente altos. Aunque no se sabe a ciencia cierta, se sospecha que esta podría ser la forma que tiene el cuerpo de intentar reducir la neuroinflamación. También se descubrió que, en estudios con ratones, los que tenían eliminados sus receptores CB1 (a los que se une más fácilmente la anandamida) mostraban una inflamación[7] significativamente mayor que los que tenían receptores CB1 en funcionamiento. Esto indica que la activación de los receptores CB1 desempeña un papel en la modulación de la inflamación.

El CBD interactúa con el cuerpo parcialmente al inhibir la FAAH[8], un ácido graso responsable de la descomposición de la anandamida. Normalmente, la anandamida se descompone rápidamente, limitando su potencia. Al inhibir la FAAH, puede ser posible lograr un mayor efecto con nuestra producción natural de anandamida. Todavía no se sabe exactamente si esto funcionaría y cómo, pero abre la puerta a una investigación específica.

La investigación también ha observado los efectos del CBD y otros cannabinoides no psicotrópicos en la producción de la proteína quimiotáctica de monocitos-2 (MCP-2)[9], una citoquina implicada en la inflamación, a través del receptor CB2.

El CBD tiene cierta ventaja sobre el THC como objetivo de investigación, ya que no es psicotrópico, lo que significa que no provoca colocón. De hecho, la Organización Mundial de la Salud lo identificó como generalmente seguro y con poco riesgo de abuso[10].

Cannabis e inflamación: ¿Cuál es la relación?

Inflamación y dolor

Junto con otros síntomas, uno de los más intrusivos y debilitantes de la inflamación crónica es el dolor. Los eczemas y las afecciones de la piel pueden provocar picores y dolores incesantes; la artritis reumatoide reduce la movilidad y puede ser insoportable; los problemas intestinales, como la enfermedad de Crohn, pueden causar molestias extremas... La lista es larga.

Tanto si la inflamación es consecuencia de otra afección (por ejemplo cáncer), como si es la propia afección (si se tiene un sistema inmunitario disfuncional), controlar la inflamación es clave para reducir el dolor en quienes la padecen.

Las enfermedades crónicas no son el único objetivo que merece la pena. De hecho, aunque la inflamación aguda tiende a ser menos problemática y una respuesta saludable a un problema, no siempre es así. Los calambres menstruales, las migrañas y el dolor muscular después del ejercicio son ejemplos de inflamación aguda que pueden causar un dolor digno de tratamiento.

Estas son solo algunas de las afecciones relacionadas con la inflamación que pueden causar un dolor de moderado a grave en quienes las padecen. Teniendo esto en cuenta, descubrir tratamientos eficaces sin efectos secundarios graves podría mejorar la vida de mucha gente.

Dada la influencia del SEC en muchos de los procesos que causan las patologías mencionadas, los investigadores están deseando comprobar si su modulación podría aliviar el dolor que experimentan los pacientes y de qué manera.

¿Cómo se puede consumir cannabis?

Hay muchas formas de consumir cannabis. Sin embargo, en la mayoría de los casos la FDA de EE.UU. no ha aprobado los productos de cannabis como tratamientos para ciertas dolencias.

A pesar de ello, los métodos más populares para ingerir cannabis son los siguientes: carla

Fumar o vaporizar Oral (comestibles, cápsulas, esprays)
Cremas tópicas Aceites sublinguales (el método de consumo de CBD más extendido)

Cada uno de estos métodos tiene sus pros y sus contras en cuanto a su duración y su disponibilidad biológica. Además, vale la pena investigar la naturaleza única de cada producto que estés valorando. Por ejemplo, si estás comprando un producto de CBD legal, ¿qué más contiene?

Algunos productos están hechos con aislados de CBD, mientras que otros son extractos de espectro amplio o completo, lo que significa que contienen otros cannabinoides y terpenos de la planta de cannabis. Aunque no se entiende del todo, se cree que los productos de espectro completo ofrecen las ventajas del efecto séquito, que es básicamente la interacción holística de todos los diferentes compuestos trabajando en armonía.

La legalidad del cannabis y los cannabinoides

La legalidad del cannabis varía de un país a otro, e incluso de un estado a otro en los Estados Unidos. Antes de seguir adelante e introducir productos a base de marihuana en tu vida, asegúrate de conocer la situación legal del cannabis y de ciertos cannabinoides en tu país.

Aunque la marihuana es ilegal en gran parte del mundo, el CBD suele ser legal. Productos como los aceites de CBD suelen considerarse legales si contienen menos del 0,2% (UE) o del 0,3% (EE.UU.) de THC. Otros cannabinoides no suelen ser sustancias controladas. Es importante tener en cuenta que, aunque la UE ha fijado el límite en el 0,2%, esta cifra puede variar en función del país, por lo que siempre hay que informarse bien antes de llevar un producto a través de una frontera.

Aunque el CBD es ampliamente legal, eso no quiere decir que siempre sea aconsejable. Por ejemplo, la FDA desaconseja a las mujeres embarazadas y en periodo de lactancia el uso del CBD en cualquiera de sus formas, ya que no está claro el efecto que podría tener en el desarrollo del bebé.

Asimismo, el hecho de que un producto sea legal, no significa que sea bueno. Debido a la naturaleza no regulada del sector de los suplementos, muchos productos de CBD no serán lo que afirman, por lo que es importante comprar de una fuente de confianza.

El cannabis, el SEC y la inflamación: Mirando al futuro

Está claro que el SEC desempeña un papel en la inflamación y las enfermedades autoinmunes. Descubrir exactamente cuál es esta interacción y cómo puede ser de utilidad, sigue siendo objeto de debate. No obstante, podemos ser prudentemente optimistas de cara al futuro. En cualquier caso, vale la pena hablar con un profesional de la medicina antes de intentar autoadministrarse cannabis para cualquier dolencia. Además, nunca se debe interrumpir un tratamiento sin consultar antes a un profesional de la salud.

Fuentes Externas
  1. Cannabinoids, inflammation, and fibrosis https://faseb.onlinelibrary.wiley.com
  2. The cannabinoid acids, analogs and endogenous counterparts - PubMed https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov
  3. Cannabinoid CB2 receptors in the gastrointestinal tract: a regulatory system in states of inflammation https://bpspubs.onlinelibrary.wiley.com
  4. Clinical Endocannabinoid Deficiency Reconsidered: Current Research Supports the Theory in Migraine, Fibromyalgia, Irritable Bowel, and Other Treatment-Resistant Syndromes https://www.ncbi.nlm.nih.gov
  5. Delta9-tetrahydrocannabinol induces apoptosis in macrophages and lymphocytes: involvement of Bcl-2 and caspase-1 - PubMed https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov
  6. Cannabinoids and inflammation: implications for people living with HIV - PubMed https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov
  7. The endocannabinoid system is dysregulated in multiple sclerosis and in experimental autoimmune encephalomyelitis — Italian Ministry of Health https://moh-it.pure.elsevier.com
  8. Frontiers | Cannabidiol as a Promising Strategy to Treat and Prevent Movement Disorders? | Pharmacology https://www.frontiersin.org
  9. Anti-inflammatory Properties of Cannabidiol, a Nonpsychotropic Cannabinoid, in Experimental Allergic Contact Dermatitis - PubMed https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov
  10. Cannabidiol (CBD) - Critical Review https://www.who.int
Descargo de responsabilidad:
Este contenido está destinado únicamente a fines educativos. La información ofrecida procede de investigaciones recopiladas por fuentes externas.

¿TIENES MÁS DE 18 AÑOS?

El contenido de RoyalQueenSeeds.com es únicamente apto para adultos y está reservado para personas mayores de edad.

Asegúrate de conocer las leyes de tu país.

Al hacer clic en ENTRAR, confirmas
que tienes
18 años o más.