El cannabis se ha utilizado como hierba medicinal durante miles de años a lo largo de la humanidad. Su situación ilegal es un fenómeno extremadamente reciente, pero por suerte para los miles de consumidores con fines medicinales y recreativos, parece estar tocando a su fin. Los estudios científicos están demostrando que algunos de los compuestos de la planta, como cannabinoides y terpenos, tienen potentes efectos paliativos frente a una gran cantidad de enfermedades y dolencias médicas. Aunque resulte difícil de creer, también existen pruebas de que el cannabis tiene un efecto positivo frente a numerosos tipos de cáncer, incluida la leucemia.

ESTADÍSTICAS DEL CÁNCER

El cáncer es una enfermedad devastadora que ha afectado, de una u otra manera, a prácticamente cualquier persona con la que hables. Se estima que en 2016, solo en los Estados Unidos, se han diagnosticado 1.685.210 nuevos casos de cáncer, y 595.690 personas han muerto a causa de la enfermedad. Estas cifras son impactantes, y los casos más comunes de cáncer ese mismo año fueron de pecho, pulmón, vejiga y leucemia. Los tratamientos convencionales que se suelen ofrecer a los pacientes incluyen quimioterapia, cirugía y radiación. Estos métodos producen a menudo efectos secundarios altamente perjudiciales, y si consultamos las estadísticas está claro que tienen sus limitaciones.

Los enfoques y terapias alternativas emergentes están creciendo, y el cannabis está ganando terreno en este campo. La página web del gobierno estadounidense "cancer.gov" afirma incluso que los cannabinoides han mostrado efectos antitumorales al inducir la muerte celular y la inhibición del crecimiento celular.

LEUCEMIA

La leucemia, también denomidada en ocasiones como cáncer de la sangre, es un tipo de cáncer que afecta a las células sanguíneas. Hasta el momento se desconoce la causa exacta de esta enfermedad. No obstante, algunos de los factores de riesgo potenciales son la exposición a la radiación, algunos tipos de quimioterapia, fumar, los productos químicos y los antecedentes familiares. Se estima que en 2017 se diagnosticarán la friolera de 62.130 casos nuevos de leucemia, y 24.500 de ellos morirán durante el mismo año.

Leucemia Cannabis

La leucemia consiste en la existencia de células sanguíneas malignas, y generalmente supone la producción de glóbulos blancos anormales. Los glóbulos blancos, también conocidos como leucocitos, constituyen alrededor del 1% del total de la sangre, pero desempeñan un papel vital en el mantenimiento de la salud y en la defensa frente a dolencias, enfermedades e infecciones. Los glóbulos blancos fluyen por todo el torrente sanguíneo y actúan contra intrusos no deseados como virus, bacterias y otros tipos de invasores malévolos. Los glóbulos blancos se forman en la médula ósea y se almacenan tanto en la sangre como en forma de tejido linfático. El cáncer de la sangre, como la leucemia, puede desencadenar un crecimiento descontrolado de leucocitos, lo que puede producir una infección y sangrados peligrosos.

Los síntomas comunes de la enfermedad incluyen dolor en los huesos o las articulaciones, nódulos linfáticos hinchados, fiebre, cansancio, sangrados, infecciones habituales y pérdida de peso. No existe forma de prevenir la enfermedad, y para tratarla se emplean métodos como la quimioterapia, la radiación o trasplantes de médula ósea. Desafortunadamente, los efectos secundarios de la quimioterapia, por ejemplo, pueden ser devastadores, como la fatiga, la pérdida del cabello, infecciones, náuseas y anemia.

EL CANNABIS Y LA LEUCEMIA

La literatura científica cuenta con investigaciones sobre los efectos anticancerígenos de los cannabinoides, y señala su potencial para su aplicación en casos de leucemia. Un artículo publicado en el International Journal of Oncology ("Diario internacional de oncología") explora los efectos anticancerígenos de ciertos cannabinoides al administrarlos en conjunción con la quimioterapia.

Los autores de este artículo afirman que los cannabinoides han demostrado poseer actividad anticancerígena al usarlos aisladamente, aunque algunos de ellos muestran efectos más potentes contra las células de la leucemia si se combinan. Por ejemplo, los investigadores mencionan que el THC y el CBD han mostrado efectos más positivos al emparejarlos, en vez de usarlos por separado. Además, las parejas de cannabinoides son más efectivas al usarlas junto a los agentes de la quimioterapia. Señalan que emplear los cannabinoides después de la quimioterapia provocaba una mayor mortalidad en las células cancerígenas.

Los autores del texto afirman que "nuestros resultados sugieren que cuando se emparejan ciertos cannabinoides, el producto resultante puede combinar sus sinergias con medicamentos comunes contra la leucemia, permitiendo que la dosis de agentes citotóxicos se reduzca drásticamente, pero siga siendo eficaz".

Thc y Cbd Vs Leucemia

Un estudio publicado por la revista BioMed Central Cancer sostiene que el THC puede poseer actividad antitumoral. Los investigadores añaden que disponen de pruebas anecdóticas de que el THC podría haber contribuido al control de la enfermedad en un paciente con leucemia. El estudio se llevó a cabo para poner a prueba esta hipótesis. Los investigadores evaluaron los efectos del Dronabinol (una versión sintética del THC) frente a las líneas celulares de la leucemia. Se produjo entonces un efecto antiproliferativo, ya que descubrieron que los receptores CB1 y CB2 del sistema endocannabinoide interceden en la muerte celular. Los autores del artículo llegaron a la conclusión de que "nuestro estudio proporciona información rigurosa que respalda la evaluación clínica del THC como una opción terapéutica de baja toxicidad, en un subconjunto de pacientes de leucemia aguda bien definido".

EL THC Y LA APOPTOSIS

El mecanismo por el cual los cannabinoides podrían matar células cancerígenas es un proceso que se conoce como apoptosis. La apoptosis es una función natural del cuerpo humano que conlleva la muerte controlada de células como parte del crecimiento y desarrollo correcto del organismo.

Un artículo publicado en la revista Molecular Cancer Research ("Investigación del cáncer molecular") muestra que el THC induce la apoptosis en la leucemia de células T.

UN CASO DE ESTUDIO IMPORTANTE

Los estudios que hemos visto con anterioridad muestran los potentes efectos de los cannabinoides frente a las líneas celulares en un entorno de laboratorio. El siguiente estudio expone un caso práctico, con un tamaño de muestra de una persona, que enseña el potencial de los cannabinoides contra la leucemia en un ser humano. Un artículo publicado en la revista Case Reports in Oncology ("Informes de casos en oncología") documenta el caso práctico de un paciente de 14 años diagnosticado con un tipo agresivo de leucemia. El paciente se sometió a quimioterapia, radiación y a un transplante de médula ósea. Sin embargo, todos estos métodos fracasaron tras un periodo de 34 meses. Como no quedaban opciones convencionales que probar, la familia del paciente comenzó a administrarle extractos de cannabis por vía oral. Entonces se observó una rápida correlación vinculada a la dosis.

Los autores afirman que "por lo general, los cannabinoides se toleran bien y no producen los efectos tóxicos generalizados de la quimioterapia convencional. La familia encontró esperanza en una organización conocida como Phoenix Tears, dirigida por Rick Simpson, que ha tratado distintos tipos de cáncer con aceite de cáñamo, un extracto de la planta del cannabis. Rick trabajó con la familia para ayudarles a preparar el extracto".

Hay que señalar que, durante el tratamiento, la cantidad de células cancerígenas comenzó a disminuir en un determinado momento. Los investigadores informan de que los cannabinoides del extracto tenían propiedades antiproliferativas y proapostósicas. Por desgracia el paciente falleció, pero sin embargo los investigadores afirman que "debemos tener en cuenta que, mientras nuestros agentes quimioterapéuticos más avanzados habían fallado para controlar el avance de la enfermedad y provocado además efectos secundarios devastadores que resultaron en la muerte del paciente, la terapia cannabinoide no conllevó efectos secundarios, tan solo propiedades psicosomáticas, con un aumento en la vitalidad del paciente".

EL FUTURO DEL CANNABIS COMO TRATAMIENTO

Parece alentador que los compuestos activos de la planta del cannabis vayan a jugar un papel importante en el futuro del tratamiento del cáncer, tanto si se usan como terapias primarias o junto a las terapias convencionales actuales, para mejorar sus resultados y reducir los efectos secundarios adversos.

Carrito

Artículos GRATUITOS incluidos

Sin producto

Transporte € 0.00
Total € 0.00

Confirmar