Relación entre el cannabis, el CBD y el metabolismo.

Como te dirá cualquier persona que esté a dieta, adelgazar es difícil. También es una andadura muy personal. Para algunos, equivale a limitar el consumo de alcohol; y para otros, es un síntoma de nerviosismo.

Tanto si trabajas demasiado como si tienes hijos, es posible que el día no tenga suficientes horas. Y a quienes nos gusta relajarnos al final de la jornada con un porro, es inevitable que nos entren las munchies.

Desde hace poco, en internet se habla mucho del aceite de CBD como un suplemento alternativo muy prometedor para perder peso. Pero, ¿qué hay de cierto en esta afirmación? ¿Es el CBD bueno para adelgazar?

En potencia sí, pero no de forma directa.

Permite que te lo expliquemos.

El sistema endocannabinoide y el metabolismo

Según la ciencia, todo depende de nuestro viejo amigo el sistema endocannabinoide. Bautizado en honor a la planta que condujo a su descubrimiento, el SEC es lo que ayuda a los cannabinoides, como el CBD o el THC, a interactuar con nuestro cuerpo.

En lo relativo al SEC y al metabolismo o la pérdida de peso, sabemos que está directamente relacionado con el almacenamiento de energía y el transporte de nutrientes. Como consecuencia, ayuda a regularlo todo, desde el estado de ánimo al sueño, pasando por la temperatura y la inflamación. Un estudio incluso ha descubierto que el sistema endocannabinoide estimula zonas del cuerpo[1] implicadas en el metabolismo, como el aparato gastrointestinal y el páncreas.

En lo concerniente a la ciencia, el sistema endocannabinoide está compuesto por enzimas metabólicas que estimulan varias partes del cuerpo; lo que hacen principalmente a través de dos compuestos endógenos: la anandamida y el 2-AG (2-araquidonoilglicerol)[2], que se unen a los receptores CB1 y CB2 del organismo. Dado que los cannabinoides como el THC y el CBD también interactúan con estos receptores, es lógico pensar que el cannabis podría ayudar en cierto modo al metabolismo y/o a la pérdida de peso.

Aunque la investigación del sistema endocannabinoide y el metabolismo sigue en curso, cada año sabemos más sobre este tema.

Anandamida degradada por enzimas

Marihuana y pérdida de peso: ¿qué relación existe entre ambas?

Aunque todos hemos echado mano del aperitivo más cercano después de un buen subidón, el consumo de marihuana no produce obesidad. De hecho, en un estudio, los científicos han descubierto que los consumidores habituales de cannabis tienen menor propensión a ser obesos. Todo esto puede resumirse en dos factores: la terminología y la individualidad.

En lo que respecta a la hierba, la mayoría de la gente utiliza los términos "cannabis" y "marihuana" indistintamente. Sin embargo, en este contexto no son lo mismo. Cannabis es el nombre de la planta, mientras que marihuana hace referencia a los cogollos psicoactivos que produce dicha planta. Y aunque el cannabis está formado por cientos de compuestos cannabinoides, el principal cannabinoide de la marihuana es el THC.

Pero cuando se trata de adelgazar, todo depende del CBD.

CBD y metabolismo

Todos los cannabinoides tienen efectos distintos, pero suelen producir interacciones similares o complementarias con el SEC. El CBD puede afectar o alterar nuestro metabolismo en cuatro formas principales.

  • Función mitocondrial

Si recuerdas algo de clase de ciencias, esperamos que sea que la mitocondria es el motor de la célula. Incluso podría decirse que es la sal de la vida.

Las mitocondrias convierten los azúcares, las grasas y las proteínas en la energía que sustenta a nuestros cuerpos. Por eso, los desequilibrios mitocondriales pueden afectar a la forma en que quemamos la energía, haciendo que sea más difícil perder peso. Como resultado, al corregir esos desequilibrios se mejora la salud metabólica, y todo se vuelve a poner en marcha.

El CBD parece regular la actividad mitocondrial[3], poniendo a punto nuestro SEC, lo que nos ayuda a alcanzar el equilibrio metabólico u homeostasis. Teniendo esto en cuenta, ¿podríamos aumentar el ritmo al que quemamos la grasa con una combinación de CBD, dieta y ejercicio? Veamos esto en más detalle.

  • Activación de la grasa parda

La grasa es un macronutriente complicado. Automáticamente pensamos en ella como algo malo, pero desde el punto de vista científico, eso no es cierto. En nuestro cuerpo existen dos tipos de grasa: la buena (parda) y la mala (blanca).

La grasa blanca es la más abundante: es la que desarrollamos para evitar morir de hambre cuando vivíamos en cuevas. La grasa blanca almacena y suministra energía a nuestro cuerpo, protegiendo nuestros órganos de circunstancias extremas a las que no nos enfrentaremos en toda nuestra vida. Como resultado, la grasa blanca puede alterar el metabolismo. La grasa parda, por otro lado, genera calor y quema calorías.

En un estudio publicado en la revista Molecular and Cellular Biochemistry, los investigadores descubrieron que el CBD puede convertir la grasa blanca en parda[4]. Aunque se necesitan más estudios con humanos, esto plantea un excelente potencial para consumir aceite de CBD en combinación con un programa de control de peso.

CBD y metabolismo

  • Regulación de la insulina

Para que el cuerpo esté sano, el hígado elimina las toxinas y convierte el exceso de azúcares en insulina. Estos azúcares provienen básicamente de todo lo que le damos a nuestros cuerpos, ya sea fruta o cerveza. Desde ahí, pasan al páncreas, que los envía a las células.

Un nivel anómalo de insulina puede sobrecargar el hígado y el páncreas, provocando un desequilibrio en el cuerpo. Además, si hay demasiada insulina en el torrente sanguíneo, no podremos quemar la grasa y, por lo tanto, será mucho más difícil adelgazar.

El CBD tiene cierto potencial para estabilizar los niveles de insulina, lo que pone en marcha el proceso de frenar el aumento de peso. Esto ha sido demostrado en un estudio preclínico[5] en el que el CBD redujo casos de diabetes en ratones no diabéticos.

  • Supresión del apetito

La marihuana (ayudada por el THC) es un estimulante del apetito. Por eso, algunos médicos recetan cannabis medicinal a enfermos de cáncer cuyo apetito se ha visto afectado por la quimioterapia. Cualquier persona que haya padecido munchies podrá confirmar esto.

Aunque es cierto que el THC causa hambre, no ocurre lo mismo con el CBD. Considerado más bien un supresor del apetito, el CBD aislado no hará que te atiborres a dulces. En cambio, y como demuestra un estudio de 2012 con ratas, es más probable que reduzca el consumo de alimentos[6].

¿Ayuda el CBD a perder peso?

El CBD no es una solución universal para perder peso. De hecho, algunas personas podrían engordar con su consumo. Al ser una investigación tan nueva, pasará bastante tiempo hasta que sepamos más sobre los efectos del CBD sobre nuestro metabolismo.

Por ahora, la mejor forma de averiguar si funciona para cada persona, es prestando atención a cómo (o si) cambia el apetito con el consumo de aceites y variedades ricas en CBD.

¿Fumar hierba adelgaza?

No. No es muy habitual que fumar marihuana ayude a perder peso.

Sin embargo, los expertos creen que podría ayudar con algunos de los factores relacionados con la obesidad, como la promoción de un sueño saludable y la disminución de la tensión.

¿Por qué causa hambre la marihuana?

Ese antojo de comida que sientes cuando estás colocado/a se debe al THC, el mismo compuesto que produce el subidón. Aunque la investigación todavía se encuentra en sus primeras etapas, un estudio publicado en la revista Nature Neuroscience[7] nos acerca un poco más al por qué.

El THC aumenta el placer que nos producen ciertas cosas; por lo tanto, si hay chocolate en el frigo, sabrá incluso mejor de lo habitual cuando estás colocado/a. Una manera de solucionar este "problema" es tener a mano alternativas más sanas para cuando te entren las munchies. Seamos sinceros, los palitos de zanahoria engordan menos que un trozo de tarta.

Polémica por el consumo de CBD y marihuana para adelgazar

Aunque el consumo de CBD para perder peso ofrece unos beneficios potenciales, hay una gran polémica en torno a este hecho.

El principal problema es que no se ha llevado a cabo ninguna investigación sobre el consumo de CBD para perder peso, al menos, no con humanos. Aunque existen estudios con animales, no tendremos una respuesta clara hasta que conozcamos sus efectos sobre nosotros. Por ahora, todo son conjeturas.

En un estudio publicado en el American Journal of Medicine, los investigadores comprobaron que el consumo de marihuana produjo una reducción del 17% en los niveles de insulina en ayunas[8]. Dicho esto, otro estudio publicado en la revista Translational Psychiatry descubrió que el aumento de la actividad del SEC[9] podría conducir a la resistencia a la insulina y a la obesidad.

Asimismo, los autores de un estudio con fumadores de cannabis con tasas bajas de obesidad, afirman que la hierba no es una ayuda dietética fiable[10]. Según este estudio, no existe una relación clara entre la marihuana y la pérdida de peso.

Cannabis, metabolismo y pérdida de peso: conclusión

El balance final es que no existen pruebas que demuestren que fumar hierba ayude a adelgazar. Además, es probable que añadir CBD a un programa de pérdida de peso sin hacer ejercicio ni llevar una dieta sana, tampoco sirva de mucho.

Por otro lado, consumir CBD en combinación con un plan de alimentación saludable y ejercicio podría ser un complemento excelente gracias a su versatilidad y al respaldo global del SEC. Cuando menos, nada indica que tomar CBD engorda. Y, dado que se tolera bien y ofrece muchos otros beneficios, no hay nada que te impida incorporar CBD a tu régimen de adelgazamiento o control de peso.

Fuentes Externas
  1. The endocannabinoid system and energy metabolism - PubMed https://www.ncbi.nlm.nih.gov
  2. An introduction to the endogenous cannabinoid system https://www.ncbi.nlm.nih.gov
  3. Cannabidiol Targets Mitochondria to Regulate Intracellular Ca2+ Levels https://www.ncbi.nlm.nih.gov
  4. Cannabidiol promotes browning in 3T3-L1 adipocytes - PubMed https://www.ncbi.nlm.nih.gov
  5. Cannabidiol lowers incidence of diabetes in non-obese diabetic mice - PubMed https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov
  6. Cannabinol and cannabidiol exert opposing effects on rat feeding patterns - PubMed https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov
  7. The endocannabinoid system controls food intake via olfactory processes | Nature Neuroscience http://dx.doi.org
  8. DEFINE_ME https://www.amjmed.com
  9. Effects of oral, smoked, and vaporized cannabis on endocrine pathways related to appetite and metabolism: a randomized, double-blind, placebo-controlled, human laboratory study | Translational Psychiatry https://rdcu.be
  10. Marijuana users weigh less, defying the munchies | MSUToday | Michigan State University https://msutoday.msu.edu
Descargo de responsabilidad:
este contenido está destinado únicamente a fines educativos. La información ofrecida procede de investigaciones recopiladas por fuentes externas.

¿TIENES MÁS DE 18 AÑOS?

El contenido de RoyalQueenSeeds.com es únicamente apto para adultos y está reservado para personas mayores de edad.

Asegúrate de conocer las leyes de tu país.

Al hacer clic en ENTRAR, confirmas
que tienes
18 años o más.