Hay muchas formas de consumir marihuana, desde fumar porros o bongs, hasta comer pasteles de cannabis. Y cada método ofrece ventajas y efectos únicos.

Tanto el consumo oral como el sublingual administran el cannabis a través de la boca. Pero, aunque su vía de acceso sea similar, producen resultados muy diferentes en cuanto al tiempo que tardan en aparecer los efectos, y la duración e intensidad de los mismos.

A continuación, descubre las principales diferencias entre el cannabis oral y el sublingual, y cómo aprovechar estos métodos de consumo para tu propio beneficio.

¿Cuáles son las alternativas a fumar cannabis?

A muchos consumidores de marihuana les encanta fumar porros. La intensa sensación del humo en los pulmones contribuye a disfrutar de la experiencia. Además, moler la hierba y liar un porro son un auténtico ritual social, que tiene algo de meditativo y familiar.

Pero algunos consumidores de cannabis son reacios a fumar. Por suerte para ellos, pueden elegir entre un montón de formas de consumir hierba. Las mejores alternativas a fumar incluyen:

  • Vapear: vaporizar utiliza temperaturas más bajas que fumar. La falta de combustión hace que haya menos sustancias cancerígenas y más sabor a hierba.
  • Comestibles (vía oral): hay montones de comestibles para elegir, como pasteles, gominolas, cápsulas, pastillas y mucho más. Este método de consumo tarda un rato en hacer efecto, pero la experiencia dura más tiempo.
  • Sublingual: el consumo sublingual consiste en aplicar tinturas, aceites, extractos o tiras debajo de la lengua, desde donde pasan directamente al torrente sanguíneo.

¿Qué es la ingestión oral de cannabis?

¿Nunca has oído hablar de la ingestión oral? Piensa en los comestibles. Este método simplemente consiste en comer, beber o ingerir cannabinoides. Hay quienes prefieren preparar unos brownies de marihuana, mientras que otros valoran la sencillez de tomar unas cápsulas.

Sea cual sea la opción elegida, todos los cannabinoides consumidos por vía oral acaban en el mismo lugar: el estómago. Esta ruta de administración es más larga, lo que diferencia a los comestibles del resto de formas de consumir cannabis. En lugar de entrar directamente en el torrente sanguíneo, los cannabinoides orales se someten al "metabolismo de primer paso". Esta vía implica el procesamiento de los cannabinoides en el hígado, donde nuestro órgano desintoxicante convierte el THC en el potente 11-hidroxi-THC, junto con otros metabolitos inactivos.

El "metabolismo de primer paso" crea una situación algo paradójica. El consumo por vía oral solo permite absorber hasta un 20% del THC ingerido[1], pero aun así los comestibles producen un efecto muy potente. ¿Por qué? Porque el 11-hidroxi-THC tiene un potencial psicotrópico mucho mayor; no solo compensa el THC que se pierde en el intestino y el hígado, sino que supera el efecto mental que se produce al fumar marihuana.

Oral vs Sublingual Cannabis: Which Intake Method Is Better?

Ventajas de la ingestión oral

¿Por qué algunos consumidores de cannabis optan por comerse un brownie en lugar de fumarse un bong? Las principales ventajas de consumir marihuana por vía oral son:

  • Mayor potencia: la gente se siente atraída por los comestibles debido a sus efectos potentes. Quienes consumen con fines recreativos disfrutan de las propiedades psicodélicas del 11-hidroxi-THC y descubren que este metabolito los lleva a lugares donde no puede llegar el THC normal. Los comestibles también juegan un papel importante para quienes consumen con fines medicinales, proporcionando más alivio a algunos consumidores en comparación a fumar cannabis.
  • Tarda más en hacer efecto: los comestibles tardan un rato en hacer efecto. Al fin y al cabo, los cannabinoides tienen que pasar por el intestino y el hígado. Y aunque algunas personas evitan los comestibles por este motivo, otras valoran esta característica. Puedes tomar una cápsula o una gominola en el tren de camino a casa, y empezar a sentir el colocón en cuanto llegues. La escalada de los efectos puede añadir suspense a la experiencia, pero no supondrá ningún gran problema para quienes tengan la agenda libre.
  • Mayor duración de los efectos: aunque los comestibles tardan más en hacer efecto, proporcionan una experiencia psicotrópica más duradera. En general, el colocón suele durar entre 6-8 horas. Cuando han pasado unas 3 horas es cuando se producen las mayores concentraciones de 11-hidroxi-THC en la sangre, tras lo cual el consumidor experimenta una sensación placentera.

¿Qué es el consumo sublingual de cannabis?

¿Has visto alguna vez a alguien tomar aceite de CBD aplicándolo debajo de la lengua? Este método de consumo también sirve para el aceite y las tinturas de THC; pero, a diferencia del CBD, estos productos te provocarán un buen colocón.

El consumo sublingual simplemente consiste en poner una sustancia debajo de la lengua. Pero esto podría sonar extraño: ¿por qué no tragarla? Porque el tejido que hay bajo la lengua actúa como una barrera semipermeable; por tanto, las moléculas lipofílicas (como el THC) atraviesan fácilmente esta capa de células epiteliales y tejido conectivo hacia los capilares que hay debajo.

Esta vía de consumo permite que los cannabinoides accedan inmediatamente al torrente sanguíneo, ya que los capilares de la boca forman parte del sistema venoso del cuerpo. Esto implica que las moléculas consumidas por vía sublingual evitan el "metabolismo de primer paso". El THC atraviesa la barrera sangre-cerebro sin toparse con las enzimas del hígado que, de lo contrario, lo transformarían en 11-hidroxi-THC. Además, llega mucho más THC a la circulación sistémica. Consumir marihuana por vía sublingual aumenta enormemente la biodisponibilidad[2] de los cannabinoides.

Oral vs Sublingual Cannabis: Which Intake Method Is Better?

Ventajas del consumo sublingual de cannabis

El consumo sublingual ha adquirido gran popularidad en el mundo del cannabis. Las principales ventajas de este método incluyen:

  • Hace efecto rápidamente: el THC sublingual hace efecto en cuestión de minutos. El inicio de los efectos es similar al de fumar y vapear, pero sin necesidad de inhalar.
  • Es fácil estimar los efectos: cuando el cannabis se consume por vía oral, su biodisponibilidad es imprevisible ya que puede verse afectada por diversos factores. En cambio, los productos sublinguales ofrecen más precisión y menos fluctuaciones. Si tomas una tira sublingual de 10mg de THC, podrás hacerte una buena idea de cuánto llegará a tu torrente sanguíneo.
  • Recibes lo que consumes: si has tomado THC, el método sublingual respeta esa elección. En lugar de hacer intervenir al hígado y proporcionarte una sustancia mucho más potente, el consumo sublingual de marihuana mantiene el THC intacto.
  • Efectos de duración rápida: a veces, simplemente quieres colocarte sin tener que sacrificar el resto del día. El cannabis sublingual ofrece una experiencia psicotrópica rápida. Puedes relajarte y disfrutar del colocón durante 1-2 horas, tras lo cual podrás seguir con los planes que tengas para el resto del día.

Diferencias principales entre el cannabis oral y el cannabis sublingual

El consumo oral y sublingual ofrecen dos formas completamente diferentes de experimentar el cannabis. Obviamente, ambos métodos implican introducir productos de marihuana en la boca, pero las similitudes acaban ahí. Echa un vistazo a las principales diferencias entre ambos métodos, para ver un breve resumen de sus efectos.

Inicio de los efectos

¿Cuánto tarda en hacer efecto el aceite de THC consumido por vía oral? ¿Y los brownies o cápsulas? Al ingerir oralmente productos de marihuana, hay que esperar 30-60 minutos, como mínimo. En cambio, si tomas cannabis por vía sublingual, sentirás los efectos prácticamente de inmediato (al cabo de pocos minutos).

Biodisponibilidad

La biodisponibilidad hace referencia a la cantidad de una sustancia que llega a la sangre. El consumo oral de cannabis ofrece poca biodisponibilidad: solamente alrededor del 20% de los cannabinoides llegan al torrente sanguíneo. En cambio, el consumo sublingual ofrece una tasa de absorción al menos **tres veces superior[3].

Duración de los efectos

Esto se refiere al tiempo que dura el colocón. Al ingerir cannabis por vía oral, el colocón puede durar hasta 8 horas; así que, tras comer un comestible, será mejor que te abroches el cinturón y te prepares para disfrutar del viaje. Por el contrario, la experiencia de la marihuana sublingual es mucho más breve; disfrutarás de un colocón que puede durar alrededor de 1 hora, antes de volver a aterrizar en la tierra.

Efectos

El consumo oral de cannabis ofrece una experiencia única e intensa. No esperes un viaje similar al de fumar un porro; es una experiencia introspectiva y potente, que no siempre es adecuada para fiestas o encuentros sociales. En cambio, los productos sublinguales ofrecen un efecto diferente, comparable al de fumar o vapear marihuana.

Consumo sublingual vs. oral: ¿qué método es mejor para tomar THC y CBD?

La próxima vez que tengas que decidir entre un comestible o una tintura sublingual, piensa en el tipo de experiencia que quieres tener. Al fin y al cabo, ninguno de estos métodos es mejor o peor que el otro; simplemente depende de tus preferencias. Si buscas un colocón ligero, rápido y eficaz, pon un poco de aceite de THC debajo de la lengua. Si quieres sumergirte en lo más profundo y pasar las próximas horas mirando al techo, prepara unos brownies y espera a que te hagan efecto.

Fuentes Externas
  1. Human Cannabinoid Pharmacokinetics https://www.ncbi.nlm.nih.gov
  2. Sublingual mucosa as a route for systemic drug delivery https://innovareacademics.in
  3. Sublingual mucosa as a route for systemic drug delivery https://innovareacademics.in
Descargo de responsabilidad:
Este contenido está destinado únicamente a fines educativos. La información ofrecida procede de investigaciones recopiladas por fuentes externas.

¿TIENES MÁS DE 18 AÑOS?

El contenido de RoyalQueenSeeds.com es únicamente apto para adultos y está reservado para personas mayores de edad.

Asegúrate de conocer las leyes de tu país.

Al hacer clic en ENTRAR, confirmas
que tienes
18 años o más.