El THCV es otra molécula perteneciente a la familia de los cannabinoides que ahora se ha descubierto entre sus más de 100 miembros. Aunque menos conocida que sus hermanos THC y CBD, al menos en la actualidad, está ahora en el punto de mira como cannabinoide con sus efectos psicoactivos específicos y mostrando una amplitud de aplicaciones médicas impresionante. La concentración de THCV se convertirá, sin duda alguna, en otra cualidad deseada que cultivadores y fumadores buscarán cuando escojan una variedad con la que relajarse. Similar en denominación al cannabinoide más conocido, THC o tetrahidrocannabinol, la tetrahidrocannabivarina o THCV también es parecida en estructura molecular. Por esta razón, el THCV actúa sobre los receptores del sistema endocannabinoide y produce resultados interesantes, cuyo potencial real seguramente todavía no se haya descubierto.

EL EFECTO DEL THCV

Antes de nada, queremos aclarar un aspecto que probablemente ronde la mente de muchos fumadores de cannabis cuando escuchan hablar de este cannabinoide relativamente nuevo en el panorama: ¿Cómo afectará a mi colocón? Bien, se considera que el THCV tiene aproximadamente el 25% de la psicoactividad del THC, aunque en realidad ofrece un tipo de efecto diferente en comparación con el que se experimenta habitualmente tras el consumo de THC. Los fumadores pueden esperar una sensación lúcida, despierta y estimulante tras consumir variedades ricas en THCV.

Efectos del cannabis de los consumidores de THCV cbd euphoria

Las cepas ricas en THCV también son una gran elección para aquellos fumadores que valoran los beneficios del consumo de cannabis, pero también sufren ciertos efectos secundarios no deseados, como paranoia y ciertos tipos de ansiedad. Un artículo publicado en la revista de Psicofarmacología documentaba la influencia del THCV sobre los efectos del THC. Los descubrimientos sugieren que el THCV podría tener consecuencias positivas sobre los efectos negativos potenciales de la ingesta de THC, como los episodios de paranoia y la pérdida de memoria a corto plazo. Los resultados no terminan ahí, ya que el THCV también podría limitar o anular el aumento del ritmo cardíaco que puede provocar el THC. Los autores del estudio también declaran que el THCV, al administrarse por separado, mostraba síntomas de mejoría en los individuos que se sometían a una prueba de memoria. Aunque en este caso también se informaba de un ligero incremento en los casos de ansiedad.

Estos hallazgos sugieren que el THCV puede amortiguar el THC, probablemente aliviando los efectos negativos que el individuo podría experimentar al consumir más de lo que puede asumir a nivel psicológico.

Otra diferencia que se observa en los efectos del THCV es la duración. Por este motivo se le ha comparado con un "coche de carreras". Lo cierto es que los efectos son apreciables mucho antes que con variedades ricas en THC, pero también desaparecen mucho más rápido. Los efectos de una variedad THCV podrían verse como un sprint, rápido e intenso, pero muy breve. Mientras el THC es una carrera de resistencia: los efectos tardan algo más en apreciarse, pero la duración es mayor. También se supone que el THCV potencia el efecto eufórico del THC.

Otra diferencia respecto al colocón podría ser la sensación de hambre que podrías sentir. Muchos fumadores han experimentado esto cuando consumen una variedad rica en THC mediante un bong, una pipa o un porro. Es un apetito tan voraz que es prácticamente imposible combatirlo. Incluso si no tienes nada que comer a mano, en esos momentos, una rebanada de pan de molde te parece tan satisfactoria como un trozo de tarta. Esta sensación se suele conocer como "munchies" o antojos. Sin embargo, el THCV es conocido por su efecto inhibidor del apetito, convirtiéndolo en un cannabinoide ideal para quienes quieren perder peso o simplemente no quieren excederse con la comida durante sus sesiones de fumada. Una vez dicho esto, los efectos de apetito insaciable que el THC provoca pueden tener aplicaciones útiles en situaciones de pérdida de apetito y anorexia. Por tanto, ambos cannabinoides tienen sus respectivas aplicaciones prácticas en lo que respecta al control del apetito.

THCV contra la anorexia PTSD parkinson's cbd endocannabinoid system

EL THCV EN EL ÁMBITO TERAPÉUTICO

Es de todos sabido que el cannabis es una planta con gran potencial medicinal, llena de cannabinoides que parecen capaces de aliviar y tratar una gran variedad de trastornos mediante la activación del sistema endocannabinoide del cuerpo humano. El THC y el CBD son los focos de atención en este terreno, básicamente porque han sido el objetivo principal de los esfuerzos de investigación científica. El THC es un calmante de renombre, mientras el CBD está de actualidad gracias a sus propiedades antiinflamatorias y su capacidad para frenar ataques epilépticos. Además, la investigación está en sus fases iniciales, y quizás el THCV se una algún día a estos cannabinoides como tratamiento terapéutico reconocido.

Un informe publicado en la revista británica de farmacología indica que el cannabinoide THCV tiene propiedades antioxidantes y la capacidad para activar el receptor CB2 del sistema endocannabinoide, mientras bloquea el receptor CB1. Los autores explican que cannabinoides como el THCV podrían ser una terapia eficaz para aliviar los síntomas y retrasar la neurodegeneración del Parkinson: "El THCV aporta esperanzas al retrasar la progresión de la enfermedad de Parkinson y mejorar los síntomas asociadas a ella".

El THCV también podría tener aplicaciones en el tratamiento del Alzheimer. Aunque la investigación es muy limitada, el THCV podría mejorar los temblores, el control motriz y las lesiones cerebrales asociadas a esta dolencia.

Los cannabinoides también pueden afectar a la salud ósea, ya que en el interior de los huesos se encuentran receptores cannabinoides. Los científicos sugieren que, "el sistema endocannabinoide afecta a la regulación de la actividad celular ósea y la regeneración de tejidos. Estos estudios muestran que los ligandos cannabinoides endógenos, receptores cannabinoides y enzimas responsables de la síntesis y descomposición, juegan un papel importante en la masa ósea y la regulación de las enfermedades de los huesos".

El THCV fomenta el crecimiento de nuevas células óseas y por lo tanto está siendo investigado con el objetivo de utilizarlo en el tratamiento de este tipo de enfermedades.

El THCV también podría desempeñar un papel importante en la diabetes, ya que presenta la capacidad de regular los niveles de azúcar en sangre y mejora la resistencia a la insulina.

Este nuevo cannabinoide también podría tener aplicaciones para el tratamiento de trastornos por estrés postraumático, aliviando la ansiedad y los ataques de pánico.

 

Carrito

Artículos GRATUITOS incluidos

Sin producto

Transporte € 0.00
Total € 0.00

Confirmar